Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Día largo [Privado]
Jue 2 Nov - 3:16 por Caius Haiiki

» LAS ARAÑAS SE ESCONDEN MENOS QUE TU ¬¬ [Off Topic]
Sáb 14 Oct - 13:37 por Frank Da Silva

» Volviendo a viejos tiempos [Privado]
Sáb 14 Oct - 13:30 por Ishbahn

» Un encuentro ocasional [Privado]
Vie 6 Oct - 21:29 por Eberhard Baumeister

» Mother Knows best [Privado]
Jue 5 Oct - 20:36 por Lily Flowerfield

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Jue 5 Oct - 18:53 por Ishbahn

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Jue 5 Oct - 18:49 por Ishbahn

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Jue 5 Oct - 18:41 por Ishbahn

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Jue 5 Oct - 2:11 por Clauster Disouls

» Registro de canto
Miér 4 Oct - 23:51 por Frank Da Silva

» Registro de voces
Miér 4 Oct - 23:46 por Frank Da Silva

» Tomemos un respiro [Libre]
Miér 4 Oct - 23:42 por Frank Da Silva

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Septimenbre
Los posteadores más activos del mes
Caius Haiiki
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

En busca de la tranquilidad [Privado]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Lun 4 Jul - 20:40

Entré a la “Casa.” Por dentro me pareció mas pequeña que por fuera, me ponía bastante nervioso el estar dentro de un espacio tan reducido pero preferí no decir nada, me aparte para dejar que el mago se acercara a la estantería donde se supone que se encontraba el libro del cual me había hablado. Un fuerte sonido hizo que me sobresaltara y chocara contra el borde de la cama, la puerta se había caído y al parecer no era la primera vez . La reacción del mago me hizo bastante gracia pero preferí no comentar nada, cogió la puerta y la volvió a colocar en su sitio acto seguido coloco unos tablones para fijarla, se giró y se quitó la chaqueta, vi como las gotas de agua caían al suelo mojandolo aún más. Miré la cama con la cual me había chocado hace un rato, algunas gotas de agua habían caído algunas gotas de agua de mí cabello  , miré al magoOye. Susurre quizás demasiado bajo y al parecer no me oyó, se encontraba quieto pasando sus ojos de la cama al suelo una y otra vez sin siquiera parpadear, me pareció bastante raro pero preferí no decir nada ya que no estaba muy seguro de si me iba a contestar o no, preferí quedarme callado esperando que reaccionara pronto. Aproximadamente un minuto después opto por volver a ponerse su chaqueta. "¿Era eso?." Me devolvió la mirada y no pude evitar sentirme algo incomodo. Si Volvió hacia la estantería y esta vez si llego a coger un libro, se que quedo de pie y empezó a pasar las paginas una por una, desde aquí no llegaba a ver el libro "Será igual que el otro." Recordé las extrañar letras que tenía el otro libro. Ante el ofrecimiento yo solo asentí y dudándolo un poco me senté en la cama. era la primera vez que me sentaba en una ya que las otras no se pueden considerar una cama"¿o quizás si?." Me quité el gorro y por primera vez en mucho tiempo me solté el cabello, me resulta muy extraño tenerlo así,lo sentía bastante suave entre mis dedos pero eso hacia que se notasen mis orejas lo cual me incomodaba. el comentario del mago me pilló desprevenido mmh ... si.  No pude evitar sonrojarme, pensé que el mago no me prestaría atención. Cerró el libro y prosiguió con otro. Cruce los brazos ¿qué gracia tenía romper el silencio si no pretendía prestarme atención?, no entendía al mago. El libro se resbaló de se mano y callo al suelo, me levante para intentar cogerlo cosa que el también pensó, nuestras manos se rozaron por unos breves segundos, me disculpé y me enderece de golpe, volví a sentarme en la cama y observé con mas detenimiento mi alrededor, apoyé mi mano sobre la cama y pude notar algo húmedo, bajé la mirada y vi que la cama estaba completamente empapada ¿como no lo había pensado antes? Salté de golpe de la cama Lo siento mucho  le dije haciendo una pequeña inclinación hacia delante .

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Kilfer Celit el Miér 6 Jul - 20:32

Acabé el libro, nada, alcé la mirada hacia la estantería, buscando otro libro. Pero el chaval llamó mi atención. ¿qué?, ¿qué ocurre? miré hacia la cama y la vi con la mancha del agua. ¡Ah! Eso, no te preocupes, pero si duermes aquí  vas a estar incómodo por la humedad. Si lo prefieres, puedes sentarte en el suelo mientras te secas. Siento no poder ofrecerte una silla Acto seguido, me levanté para poner el libro en su sitio y localizar el siguiente en el que iba a buscar. Tras unos segundos mirando libros localicé uno que podría ser el que buscaba, “Criatura presas de marginación” Era el título que, en letras arcanas, decoraban la portada del susodicho libro. Volví a sentarme en el suelo, con las piernas cruzadas y pasando lentamente las páginas del libro, pero de manera continua, casi mecánica. Con más páginas que pasaban, el tamaño tanto del conjunto de las sobrantes, como el de mis recuerdos de que estuviera ahí la resolución a la pregunta que andaba buscando, decrecía de manera exponencial. Finalmente acabé de leer y ningún dato referente a homúnculos parecía existir en él. Cosa que confirmé con una segunda lectura del libro. Otro libro, ni me molesté en leer el título, solo lo tomé de manera aleatoria, me senté y comencé a leer. Resultó que hablaba de… vinos. Aun así continué leyendo, era interesante. De repente sentí como ese chico se ponía a mi lado. ¿quieres buscar algo de información tú también, chico? Dije de manera sarcástica, pues era consciente de su incapacidad de descifrar letras arcanas, a la vez que giraba ligeramente el libro hacia él. Dejé escapar una pequeña risa. Perdona, ¿Quieres saber lo que dice aquí, pequeñín? El asintió. El libro es sobre vinos, es más interesante de lo que aparenta, te lo aseguro. Comencé a leerle una explicación sobre los efectos que podían tener ciertos vinos en magias elementales de agua. Como no sabía bien, siquiera si le estaba interesando, decidí tomar otro. En esta ocasión sobre magias asociadas al cristal y las gemas luz. Me sentía un profesor con su pupilo, explicándole el funcionamiento de estas magias, ojala algún día encontrara a un joven e inexperto mago, dispuesto a aprender, puede que algún día. Comencé a fantasear mientras seguía hablando, a fantasear con un joven intentando con todas sus ganas mejorar aquellos hechizos que le había podido enseñar, verlo crecer y hacerse más sabio y poderoso. Cuando volví a la realidad, me di cuenta que había estado durante unos segundos, o esperaba que fueran segundos, mirando al infinito en silencio. Perdona chico, estaba soñando despierto, ¿te resulta interesante la explicación? Dije mirándole a los ojos con una media sonrisa un tanto forzada. Entonces me fijé en sus orejas Tus orejas… parecen de… En ese momento no conseguía recordar a que ser me recordaban esas orejas, pero desde luego tenía que tener algún tipo de correlación con los homúnculos. Sin casi darme cuenta dirigí mi mano hacia ellas, tocándolas suavemente. Tras darme cuento, aparté rápidamente la mano. Perdona chico, fue un impulso Dije sin dejar de mirar sus orejas. Acto seguido desvié mi mirada hacia un libro, era viejo, pero recordaba que algo había relacionado con esas orejas. Ni siquiera guardé el otro libro, solo tomé este viejo libro sin nada en su portada, y comencé a buscar información. Finalmente, algo. Esas orejas, son orejas de elfo miré al chico ¿Eras un homúnculo cierto? Alguna conexión debe haber Desvié nuevamente mi mirada hacia el libro, ¿Qué tipo de relación existiría entre los elfos y los homúnculos? Tenía que encontrar la respuesta, ¿qué era un homúnculo? Nuevamente, y esperaba que por última vez, comencé a buscar en las estantería. Otro posible libro “Seres de la creación errónea”, pasaba velozmente las página intentando discernir algún dato sobre este enigmática ser. Tras una segunda pasada más calmado, lo conseguí, encontré una vaga descripción de lo que era un homúnculo. Por fin lo encontré chico, aquí tengo la respuesta Miré extrañado esta descripción Si lo entendí bien, eres una especie de experimento, alguien creado a partir de otro ser, por tus orejas, ¿podrías ser un elfo?, la descripción es vaga, pero ya tenemos algo

Volver arriba Ir abajo

Re; En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Miér 13 Jul - 19:57

“mmm... vale” . miré el suelo, no quería ensuciarme pero tampoco quería quedarme de píe. Miré al mago para ver como se levantaba para cambiar el libro que tenía por otro, al parecer ese tampoco era, con cada segundo que pasaba mas aumentaban mis dudas de si quería saberlo o no. El mago parecía dudar de que libro coger , cogió uno y se volvió a sentar con las piernas cruzadas, me quedé ahí parado mirándole sin saber que decir o hacer , el mago volvió a leer el mismo libro. No sabía cuanto tiempo había pasado desde que habíamos entrado pero empezaba a ponerme un poco nervioso, cogió otro libro, decidí acercarme lentamente hacia el mago, quería preguntarle que tal iba la búsqueda pero preferí  quedarme callado para no molestar. "eh". Sentí como si el mago se estuviera riendo de mí ya que no sabía leer las letras al contrario de el, hice un pequeño puchero y desvié la  mirada hacia la puerta la cual parecía resistir bastante bien por ahora, la pregunta del mago me pilló desprevenido, asentí y mire el libro. Me explico algo relacionado con el vino, el agua y la magia , no lo entendí todo pero me gustó aprender algo nuevo, se levantó y fue a por otro libro, este era sobre gemas las cuales siempre me habían llamado la atención, sentía una gran atracción por las cosas brillantes, de un momento a otro el mago dejó de hablar y se quedó mirando al infinito. Lo miré  sin saber que hacer, miré en la misma dirección en la que estaba mirando pero solo me encontré con la pared. "oye".  Al no recibir respuesta decidí inspeccionar la casa con mayor detenimiento, no era nada del otro mundo pero tenia un olor muy peculiar de sabor bastante terroso y a la vez seco, casi tanto como la voz del mago. Volvió a hablar pero esta vez no me pillo de improviso, lo vi diferente pero preferí solo asentir. "¿mis orejas?". Sentí un tacto suave que me hizo estremecer y alejarme de el colocando mis manos sobre ellas. Sentí como no apartaba su vista de ellas, se levantó y fue a tomar otro libro sin siquiera dejar el que tenia. ¿Elfo?... ¿Qué es eso?. Miré al mago para ver si proseguía con su explicación. Una conexión entre los elfos y los homúnculos. Volvió a por otro libro y en el instante en el que lo abrió  ya se me habían quitado por completo las ganas de saber nada de los homúncols, los elfos y la relación que pueden llegar a tener. "Oye...". No acabé la frase ya que el mago se me adelantó con la explicación. Me quedé completamente inmóvil, no sabía que pensar. Miré la cama, aun estaba demasiado mojado para sentarme por lo que decidí irme a un rincón y sentarme ahí. "Vale... gracias". Dije sin mirar al mago  fuera la lluvia parecía haber desaparecido pero aun así no me apetecía salir, apoyé mi cabeza sobre mis brazos los cuales estaba sobre mis rodillas y cerré los ojos. "¿Y ahora?".

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Kilfer Celit el Lun 18 Jul - 20:24

Volví a dejar cada libro en su lugar, satisfecho por haber encontrado esos datos. Miré al chico, parecía no estar demasiado feliz, pensamiento que acentué al escuchar lo que dijo. Mientras yo estaba genuinamente contento, el parecía casi triste, sentado en esa esquina. Fui hacia él, preocupado, me agaché y puse mi mano sobre su hombro Hey, chaval, ¿estás bien?, ¿No estás contento de saber finalmente lo que eres? dije con una ligera sonrisa, intentando animarle. En ese momento, recordé algo sobre los elfos, pero algo muy vago, fui rápidamente a uno de mis libros. Mientras pasaba las páginas, pensaba en la felicidad que me invadiría si mis sospechas eran correctas. Finalmente encontré los datos, mis sospechas eran correctas. Me acerqué rápidamente al  chico, bastante emocionado Hey, chaval, ¿Te gustaría aprender algo de magia?, si realmente eres un elfo puedo enseñarte Me encontraba muy sobresaltado por la emoción, hasta el punto de sentirme ridículo por mi reacción. Le cogí sus suaves y delicadas manos, y se lo pregunté mirándole, muy emocionado, a los ojos ¿Me dejarías ser tu maestro en las artes arcanas? Por favor Parecía dudoso, su respuesta me dejó algo desconcertado, Magia, ¿Recuerdas lo que hice con los dedos cuando nos conocimos?, Los rayitos y el fuego Parecía obnubilado, mirando al vacío, hasta que por fin pareció recordarlo ¿Lo recuerdas entonces?, Existen muchos más tipos de magias, también están las curativas, las oscuras, más elementales… Me sentía algo avergonzado por cómo estaba reaccionando a todo esto, pero la emoción de pensar que podría cumplir uno de mis sueños, convertirme en un maestro de magia, hacía que no lo pensase apenas. En el momento en el que aceptó casi me caigo al suelo de la emoción, fantaseaba a la vez que mis manos tapaban la enorme sonrisa que decoraba mi cara, estaba a punto de llorar incluso. En ese momento un estruendo se escuchó, no era nada de mi chocita, era del exterior, se oía algo muy fuerte, que aumentaba, miré por una grieta en una de las paredes, una casa bastante ruinosa había caído , el viento aumentaba a un ritmo alarmante, el ruido que provocaba lo delataba de manera extremadamente exponencial. Cogí algunos tablones de madera que había y con ayuda de un martillo y clavos algo viejos, los fijé a las paredes, asegurándome que el agua no entrara, y la chocita no se viniera abajo, no quería que acabara como una copia de su vecina. Chico, parece que vamos a tener una noche ruidosa, mejor será que descansemos, ¿Qué opinas?, Si te sientes más seguro, podemos dormir los dos juntos Dije mientras le miraba sonriente.

Volver arriba Ir abajo

Re; En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Miér 20 Jul - 19:33

Dejó todos los libros en su lugar, parecía bastante contento por haber encontrado lo que quería, suspiré y miré al mago el cual también me estaba mirando. Al ver que se me acercaba solo pude bajar mi mirada, clavándola en el suelo sin decir una sola palabra, me miró y su pregunta me hizo sentir mal. No lo sé, esperaba algo mas … quizás no estaba listo para saberlo aun. Al parecer esas frases solo sonaron en mi cabeza ya la expresión del mago no cambio en lo absoluto, estaba apunto de dejarlas salir cuando el mago sin previo aviso se levantó y se acercó rápidamente a la estantería a por un libro, estaba apunto de preguntarle que estaba buscando cuando se me volvió a acercar extrañamente emocionado. Sentí un extraño escalofrío al sentir las manos del mago sujetando las mías, se le veía muy contento y eso me desconcertó demasiado. ¿Maestro?.  Lo miré a los ojos, no sabía que decir. "¿Magia?" La pregunta me salio sin darme cuenta. ¿Podré lanzar rallos y fuego?. Volví a mirar el suelo antes de encarar al mago, estaba tan emocionado que me hacia casi imposible negarme y lo de la magia quizás podría ser divertido . Vale. Su reacción me hizo sentir algo cálido en el pecho y no pude evitar mostrar una pequeña sonrisa. ¿Tanta ilusión le hace?. Estaba a punto de preguntarle acerca de lo de ser mi maestro cuando un gran estruendo resonó desde el exterior, me tape los oídos y miré al mago algo asustado, por un momento pensé que se estaba produciendo un terremoto. El mago se levantó para mirara por una grieta de la pared, no me dijo lo que estaba ocurriendo pero al no verlo alterado me relaje un poco, cogió tablones y empezó a tapar mas agujeros, el echo de que no tuviera ventanas me ponía nerviosos y me hacia sentir atrapado pero por alguna razón que desconocía el mago me hacía sentir seguro. Volvió a acercarse y la pregunta que me realizo hizo que me sonrojara. ¿Vamos a dormir juntos?.Otra vez no sabía que responder. "Uhmm... Bueno". Está bien. Fue su respuesta, se levantó y se quitó la chaqueta, intentó ponerla en alguna parte de la pared y se estiró. Apoyé mi mano en la pared para levantarme, sentí un hormigueo en las pernas por haber estado tanto tiempo en la misma posición. ¿Puedo dormir en el lado de la pared?. Ante su afirmación solo me quite los zapatos y me subí a la cama y acto seguido el mago hizo lo mismo. El mago se extendió en la cama con los bazos detrás de la espalda, en la  pequeña choza reinaba un silencio absoluto sin contar el estruendoso viento del exterior que amenazaba con tirar abajo la choza en cualquier momento, me quedé completamente inmóvil. Sentí que el mago se removió en la cama y  cuando quise darme cuenta me estaba abrazando, mi cuerpo se tensó por completo, mi interior gritaba presa del pánico mientras que en el exterior no podía articular palabra alguna , respiré hondo y me quede inmóvil sintiendo la respiración del mago y sus constantes latidos, empecé a relajarme poco a poco, el día había sido algo extraño y lo suficientemente agotador como para sentir mis parpados cada vez mas pesados.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Kilfer Celit el Dom 31 Jul - 18:36

El cansancio del día parecía hacerse pesado en mis hombros, pese a que no había hecho demasiado, creo que casi todo lo cansado que hice fue realmente mover y clavar tablones de madera. No estaba tampoco muy acostumbrado a hace ejercicio, pero no era precisamente un árbol. El viento sonaba fuerte y parecía susurrarme cosas, ¿Me estaré volviendo loco?, puede ser. Tras conseguir que la chaqueta quedara en un trozo de madera, me dirigí hacia la cama, el chico me había pedido dormir en el lado de la pared, como iba a negarle eso a mí nuevo alumno, era tan emocionante tener alguien con quien compartir mis conocimientos. Me dirigí hacia la cama y me tumbé, crucé mis brazos en mi espalda mientras miraba el techo, pensando en el día, al menos fue productivo. Casi sin darme cuenta me había girado, y estaba abrazando al chico, parecía tenso Eh, chico, ¿estás bien? Casi como un acto reflejo, apreté un poco más al abrazo, como un instinto paternal que este chico, me despertaba. Con un sonido del chico que interpreté como un sí. El peso de la noche hacía caer un poco mis parpados, a pesar de que no estaba realmente cansado, puede que fuera más por la comodidad de la situación, me acerqué un poco al chico y besé suavemente su mejilla, de nuevo casi sin darme cuenta. El sueño empezaba a hacerse presente en mí, poco a poco el sueño iba haciéndose más  importante, tras unos segundos todo el espacio se hacía menos visible, y unas cadenas se arrastraban hacia mis pies, los ojos del cielo mi miraban con desdén y se acercaban al corazón del cadáver que yacía sobre las ruinas. Caminé hacia las puertas de la pequeña sala oscura en la que me encontraba, al abrirlas el acantilado cayó, y yo con él, hacia los mismos ojos que el cielo me miraban. Mi corazón se aceleraba mientras la vista de aquellos temidos seres eclosionaban en la realidad del tiempo. No podía verlo, aún era oscuro, solo caminé en la caída, mientras lo que temía llegaba. Choqué. Pero puede sonreír, el suelo era un cálida y rojiza agua, mucha, muchísima agua rojiza. Abrí mis ojos al gran espejo frente a mí, ni era agua ni yo estaba entero, mi cuerpo se deslizaba en la luz estaba apagada, pero podía verla, era oscura, pero brillaba, me acerqué de lejos, volvía a caer, esta vez sabiendo lo que me esperaba. Al caer abrí mis ojos, gritando, estaba despierto y gritando. No sabía cómo, pero había tirado el chico, al suelo, me apresuré a levantarle Perdona chiquitín, ¿estás bien?, no sé qué ha pasado, tuve una pesadilla abracé de nuevo al chico, pero él me estaba dando manotazos, le intenté calmar, al final lo conseguí,  pero en uno de esos manotazos, me arañó y me hizo sangrar un poco.  El chico entonces, aun medio dormido, me preguntó sobre la pesadilla. Pues no se ni describirlo muchachito, fue muy extraña, había ojos, cadenas, manos… Estaba bastante alterado, y me estaba costando respirar, pero traté de que no se notara, me fui relajando, volví a abrazar al chico, cuando se sentó en la cama; me ayudó mucho a relajarme Perdona chico, esta vez prometo dejarte dormir Dije con una medio sonrisa.

Volver arriba Ir abajo

Re; En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Dom 11 Dic - 20:41

Era la primera vez que dormía en una cama real, era muy cómoda o al menos más cómoda que las camillas del laboratorio, todo era mucho más cómodo que las camillas del laboratorio al menos ahora me podía mover con libertad, decidir cuándo acostarme en ella y cuando levantarme y dormirme cuando a mí me diera la gana. Era extraño lo libre que me hacía sentir el mero hecho de acostarme en una cama normal y corriente, las costumbres de algunos eran los lujos de otros pocos, me deprimía el solo pensar en aquello. No podía mirar al mago pero lo podía sentir con mucha claridad, su respiración, sus latidos, el calor que emanaba su cuerpo, yo nunca he necesitado ningún abrigo para protegerme del frío, en ocasiones me costaba hasta notarlo pero aun así me agradaba sentir calidez en día fríos, aún recuerdo cuando lo podía sentir, como erizaba mi piel y me hacía temblar, era como tener miedo solo que más agradable, dudaba que eso tuviera sentido pero daba igual. El cuerpo del mago se sentía bastante grande y fuerte a comparación del mío y por alguna razón me hacía sentir protegido ¿Quién me iba a decir que haría un amigo al venir a este horrible lugar? Ahora me alegraba de haber venido, me acerqué más a su cuerpo, no me sentía yo mismo, nunca me agradó las personas ¿Por qué con él era diferente? A lo mejor si dejaba que las personas se acercaran a mí también me acabaría agradando, pero eso sería arriesgarme mucho, demasiado, cuando sus labios se posaron sobre mi mejilla no pude evitar sonrojarme pero esperaba que por la posición no se hubiera dado cuenta. Sentí su cuerpo más relajado lo que me dio a entender que ya se había dormí, me giré lentamente intentando no despertarle y me acerqué a él apoyando mi frente sobre su pecho podría acostumbrarme a esto y eso era malo, no sabía cuánto tiempo iba a permanecer a mi lado y no quería que me hiciera falta ni él ni nadie pero por una vez tampoco importaría o eso esperaba. Cerré los ojos dejando que su aroma me embriagara mientras lentamente me iba quedando dormido entre los brazos del mago. Normalmente mis sueños era tormentosos haciéndome despertar de golpe en mitad de la noche sin siquiera recordar que había soñado y sin poder volver a reconciliar el sueño pero esta vez fue diferente, fue muy relajante, normalmente no podía dormir durante más de dos horas seguidas sin llegar a despertarme, sería en sentirme acompañado y seguro. Sentía el cuerpo del mago más tenso e incluso se removía un poco sobre la cama pero antes de poder llegar a pensar en que estaba pasando sentí que mi cuerpo se alejaba del colchón y caía al suelo. Mi menté entró en pánico, no sabía lo que estaba ocurriendo pero tampoco podía llegar a pensar con claridad, lo único en lo que podía pensar era que tenía que huir pero unas manos me rodearon, casi grito ante el contacto repentino, intenté alejar el cuerpo de mí de manera torpe, manoteando sin siquiera estar seguro de donde ponía las manos, escuché un grito, no sabía de dónde provenía pero mizo querer gritar también pero solo tapé mis oídos y me quedé inmóvil. Escuché la suave voz del mago lo que me hizo relajar un poco, quité las manos de mis oídos y abrí los ojos para poder ver al mago. ¿Qué ha pasado? Pregunté con una suave voz aún algo asustado por lo que acababa de pasar, la respuesta del mago me hizo relajar un poco y comprender la situación. ¿Y qué pasaba? Pregunté refiriéndome a la pesadilla, aun me encontraba algo dormido por lo que me costaba incluso mantener los ojos abiertos, su respuesta no me aclaró mucho las cosas pero en parte podía entenderlo, mis sueños también eran raros, muy raros para ser sincero y yo tampoco sabría explicarlos. Sentía sus brazos alrededor de mi cuerpo, se le notaba bastante nervios y me molestaba no saber qué hacer al respecto, quería intentar que se sintiera mejor pero no sabía que hacer o decir, nos volvimos a sentar en la cama se le veía algo más relajado pero no del todo, me acerqué más a él y lo abracé. Da igual, no te preocupes. Besé suavemente su mejilla igual que él hizo antes, me sentí algo avergonzado al hacerlo pero tampoco sabía cómo actuar. Si quieres podemos hacer otra cosa, yo cuando tengo pesadilla no puedo volver a dormirme. Apoyé mi cabeza sobre su pecho. También podríamos empezar con las clases, algo sencillo, aún estoy algo adormilado, o podías leerme algún libro.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Kilfer Celit el Lun 2 Ene - 22:17

Me fui calmando lentamente hasta que pude notarme en templanza nuevamente. Escuché lo que el chico me dijo -No sé si empezar las clases ahora sería buena idea- pero al escuchar su segunda propuesta, realmente pensé que sería buena idea. Me incorporé y fijé mi vista en la estantería, miré hacia la línea de abajo - ¿te gustan las historias de terror chaval? - antes de siquiera recibir una respuesta, ya estaba cogiendo uno de los libros. Apenas tenía libros que contaran una historia, pero los que tenía, eran todos de terror; siempre había sentido una gran seducción por lo macabro, y ahora trabajo con cadáveres, pesé. El chico me dio una respuesta negativa, pero estaba seguro que después de oír la historia de: Algerzit, las almas de la soledad; cambiaría de idea. -Estoy seguro, cambiarás de idea al escuchar esta historia, pequeñín- Comencé a pasar las páginas para lograr obtener algo de la reminiscencia de aquella sensación que me embelesó la primera vez que tuve la dicha de leerlo. Era una sensación casi nostálgica, ¿Cuánto tiempo había pasado desde aquella vez?, ¿días?, ¿meses?, ¿años tal vez?, no me acuerdo. -Este relato narra algunas viejas leyendas relacionadas con Algerzit, una especie de pastor de almas solitarias que buscaban desesperadamente un acompañante al precio que fuera. Y digamos que él las complacía, relativamente. Seguro que con solo esto ya tienes ganas de escuchar relatos sobre él, ¿verdad chaval? - El respondió afirmativamente. Comencé a leer en voz alta la historia mientras en mi cara se dibujaba una leve sonrisa. -Aquel pobre hombre aceptó el trato de aquel sujeto alto que le prometía que encontraría lo que ansiaba. El ingenuo hombre se alejó, completamente despreocupado, se alejó feliz. A los pocos días, el hombre tuvo un infarto, este no murió, pero quedó ingresado durante seis días. En el momento en el cual él tenía que salir, una horrorosa noticia llegó a sus oídos, su hija, Vitaena, había fallecido. Las lágrimas caían por su anciano rostro. Los días que pasaban, como las arenas del desierto, arrastraban todo rastro a su camino, el rastro de la vida de aquellos que alguna vez el viejo hombre conoció. Que en algún punto también pareció haberse llevado al deseo de aquel hombre, el cual decidió suicidarse al no aguantar la situación. ¿Su deseo? Conocer a dos damas que jamás le dejaran. - Esta fue solo una de las historias, Las dos damas de Amartolós, No era la más terrorífica precisamente, pero era de mis favoritas. Un estruendo sonó de repente parece que otra casa colindante había caído, la mayaría estaba en un estado tan ruinoso que casi no parecían que en antaño hubieran tenido un aspecto decente. - ¿qué te ha parecido chico?, ¿entendiste la historia? – Mas golpes se oyeron en el exterior. Notaba al chico alterado – Tranquilo pequeñín, no pasará nada- Yo mismo había reforzado el lugar hace poco. Segundos después, la puerta volvió a caer - ¡Me cago en…! - Me contuve, no podía creer que la puerta se hubiera caído nuevamente, ¿qué había pasado con los tablones? Volví a empotrar la puerta en el marco, usando esta vez todos los tablones y clavos que pude encontrar. El estruendoso sonido de casas cayendo alrededor de nosotros ahogaba completamente el sonido del martilleo que estaba generando. Ya no estaba seguro de que fuera una buena idea quedarme dormido, podría pasar algo mientras, tal vez lo mejor sería enviar a dormir al chico, y quedarme yo de vigía. Respiré profundamente para calmarme, y me acerqué al chico; le abracé para evitar que se alterara más -Tranquilo pequeñín, tú vete a dormir – Cuando el chico se tumbó, lo hice o también a su lado, acariciando suavemente s cabeza, con la esperanza de que así se durmiera antes.

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Sáb 25 Feb - 20:01

Parecía que poco a poco empezaba a calmarse, no estaba muy seguro de lo que estaba pasando. Hace unos pocos minutos estaba a punto de quedarme dormido entre sus brazos, eso habría sido algo bastante agradable ya que ni siquiera recordaba la última vez que pude dormir en unas buenas condiciones  mucho menos en una cama de verdad, tan suave y tibia. Lo más extraño era lo cómodo que me sentía entre los brazos de ese hombre ¿sería por su magia? Bueno, eso en el momento no era algo de importancia, en lo que debía centrarme en el momento era en el mago, el cual aún se veía bastante alterado por la pesadilla, temía que pudiera llegar a costar bastante trabajo el volver a componerse pero por suerte  en poco tiempo ya parecía haber vuelto a la normalidad. –No tenemos que hacerlo si no quieres.- En realidad esa había sido una muy estúpida pregunta, en un principio pensé que eso le ayudaría a distraerse pero en ningún momento caí en lo complicado que debía ser dar una clase sobre magia y mucho menos cuando tenías que dárselas a alguien como yo.

Antes de cerrar los ojos lo noté algo cansado y por el poco tiempo en el cual permaneció dormido me hacía pensar que lo más seguro era que aún seguía con algo de sueño. La pregunta que vino después me tomo bastante desprevenido ¿Qué quería decir con eso?  No era alguien que solía leer historias pero aun si fuera un fanático de las historias, de seguro las de terror sería claramente un excepción. Lo miré con los ojos levemente cerrados  ya que sentía mis parpados algo pesador.
–En realidad no.- Respondí sinceramente, lo último que quería era poder llegar a tener alguna pesadilla por una mísera historia. Aun con mi respuesta negativa él intento convencerme, me parecía algo feo negarme a algo así cuando él me había abierto las puertas de su casa sin replanteárselo. –Bueno, vale.- Respiré hondo y me preparé para lo que pudiera venir. Con un poco de suerte no terminaba entendiendo la mayoría y así podría volver a la cama en poco tiempo, yo no sentía frió como los demás pero era agradable la sensación cálida de las sabanas y las del cuerpo del mago.

Al verle sonreír no pude evitar pensar que había sido una buena idea el dejar que me leyera la historia, ya que no tenía muchas maneras de  agradecerle su hospitalidad, mínimo podía permitir esto. La historia en si no parecía realmente terrorífica, aunque también podría ser por el hecho de que no entendía muchas de las cosas que me estaba relatando, pero el mago parecía feliz y yo no me encontraba  asustado por lo que todo había terminado bastante bien. Un estruendoso sonido procedente del exterior me hizo sobresaltar y llevar mis manos hasta mis orejas, el tener tan buen oído era algo muy molesto en ciertas ocasiones, y esta era una de ellas. El mago al contrario que yo no pareció siquiera inmutarse. No sabía muy bien cómo responder a su pregunta, podría mentirle y decir que la había entendido pero en ese caso le estaría mintiendo descaradamente y eso no era algo que quería hacer con él.
–Pues…- Dudé unos segundo antes de responder. –No del todo.- Otro estruendo se oyó del exterior, instintivamente me acerqué más al mago, esto en realidad no me agradaba ¿Y si se caía la casa? El mago intentó tranquilizarme, cosa que agradecía bastante pero no me ayudaba demasiado. Pero al ver al mago tan confiado la tranquilidad fue llegado a mí poco a poco, hasta que la puerta se volvió a caer.

El mago fue hasta ella para volver a colocarla en su sitio mientras en el exterior las casas seguían cayendo. Abrace mis piernas mientras las llevaba hasta mi pecho, esto me daba miedo. Cerré los ojos para intentar calmarme un poco pero rápidamente los volví a abrir cuando sentí la calidez del cuerpo del mago, normalmente me habría alejado rápidamente pero en esta ocasión fue todo lo contrario. Me apoyé sobre su pecho volviendo a cerrar los ojos. No le respondí ante lo que dijo, solo me acosté sobre un rincón de la cama, dejando espacio para que el mago también se acostara, sus caricias se sentían extrañamente agradables.
–¿Tú no duermes? Si quieres podemos hacer turnos.-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Kilfer Celit el Mar 28 Feb - 19:18

Mientras acariciaba suavemente la cabeza del niño, reflexionaba acerca de su pregunta -No, mejor duerme tú, si pasa algo tendré que solucionarlo yo. A demás, no tengo sueño- Comencé a oír pisadas que se acercaban a la puerta, giré la cabeza hacia ella. -Chico quédate aquí y no hagas ruido- imperé mientras me levantaba de la cama y me dirigía lentamente hacia la puerta - ¿Hay alguien ahí? – Me mantuve unos segundos en silencio, esperando una respuesta. Tal vez podría haber alguien peligroso tras la puerta, y tenía que mantener a salvo al chico, quien esperaba no estuviera asustado por esto. Por fortunio nada ocurrió, lo cual me tranquilizó. Pese a que evitaba distraer mis oídos del sonido que se mantenía en mi memoria -Bueno chico, parece que solo fue cosa mía. Aunque es posible que sea buena idea el quedarme fuera de la cama por el resto de la noche. A no ser que prefieras no dormir solo ¿Qué me dices? - El chico me respondió afirmativamente; así que volví a la cama con él. Tras unos segundos relativamente alejado de su compañía, volví a abrazarle. Mis parpados, entonces, se empezaron a sentir algo pesados. Pero no podía permitirme el lujo de dormirme, debía estar alerta todo el tiempo. Decidí al reato, dejar de abrazar al chico para coger y estudiar algún libro. Me levanté por enésima vez de la cama aquella noche y caminé pesambrosamente hasta la estantería. Aun no podía sacarme el extraño suceso del sonido tras la puerta; resultaba muy extraño; continué prestando cierta atención a cualquier variación del sonido de tormenta. Comencé a mirar por encima, algunos de los libros en busca de alguno que pudiera ser interesante de seguir siendo estudiado. Finalmente terminé por escoger uno al azar, el cual resultó ser sobre criaturas mágicas decepcionantemente genéricas; únicamente lo común. Lo observé durante escasos segundos mientras volvía a la cama. Al tumbarme en la cama comencé a revisar los escritos contenidos en el roñoso manuscrito. Desafortunadamente el mentado manuscrito estaba bastante más desgastado de lo que lograba recordar, y algunas de las palabras se discernían torpemente. De hecho, había párrafos que victimas del terrible desgaste fruto del tiempo, eran ilegibles. Suspiré. Volví a levantarme de la cama para dirigirme nuevamente a la estantería. Al llegar al frente de ella, sin dejar el otra vez mentado manuscrito, removí de ella otro libro aleatorio para volver a la cama rápido. Con paso molesto y pesambroso llegué a la cama con ambos libros. Al abrir el recién cogido libro me fijé en su temática, la cual ni me molesté en percatar en la estantería, el tema del susodicho libro era una extraña mezcla entre historia acerca de ciertos curiosos demonios y algunos absurdos ritos - ¿por qué tengo esta cosa entre mis libros serios?, es algo que solo usaría para reírme un rato – Murmuré. Nuevamente, y con una notable creciente mala leche volví a posicionarme con ambos libros, los cuales coloqué en sendos huecos, en las manos. Pensé que sería mejor directamente quedarme en la cama, no iba a dejar dormir a gusto a Caius si seguía moviéndome tanto; pero mis ojos se posaron de nuevo en el libro de cuantos de terror que anteriormente leía al chico. Volví a acostarme en la cama con el mentado libro y comencé a leerlo con presto paso sin dejar de saborear las páginas que, probablemente, eran las mejor mantenidas de todos los tomos de historias que poseía. Miré nuevamente a la puerta. El sonido no se había repetido hasta ahora, pero me seguía extrañando; decidí pues, tras la tormenta, examinar el exterior cercano a la choza, en busca de indicios de lo que pudo haber provocado los extraños ruidos. -Hey, chico- Dije con voz suave -Tras la tormenta aremos algo de trabajo de investigación, ¿te parece bien? – Pronuncié en voz baja con una leve sonrisa.

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Mar 28 Feb - 19:42

Me quedé inmóvil, centrándome al cien por ciento en su gran mano, la cual acariciaba suavemente mi cabeza,  no quería admitir que era agradable, pero en verdad lo era. -No creo poder dormir.- Me extrañó mi tono tan aniñado, solo esperaba que el mago no lo hubiera notad por su cansancio. -Podemos vigilar juntos.- Se notaba que me estaba mintiendo y por alguna razón eso me molestaba ¿por qué insistía tanto en que durmiera? Él era el que tenía sueño, yo ni siquiera creía necesitar dormir, todo lo contrario, incluso se me había quitado la pesadez de mis parpado y ahora sentía que era muy poco probable que me durmiera. Iba a echarle en cara su mentira cuando un ruido me hizo paralizar, no fue como ninguno de los anteriores, este fue mucho más suave y solo logró un leve espasmo en mis orejas, miré al mago, esperando algo de su parte, a lo mejor solo me lo había imaginado, o eso esperaba. Su respuesta me hizo ver que no, no me lo había imaginado, de verdad alguien había tocado la puerta y lo pero de todo es que el mago parecía estar dispuesto a ir y abrirla. No lo hagas. No estaba seguro de siquiera haber podido decirlo, mis labios se movieron pero ni yo mismo oí las palabras, pero también podrían haber sido opacadas por la fuerza con la que me latía el corazón. Su idea me pareció algo estúpida ¿de verdad creía que iba a poder dormir después de lo que había pasado?Aún así le respondí, intentando dejarle claro que no quería dormir solo. Volvió a la cama para abrazarme, yo solo suspiré ante so mientras cerraba los ojos pero sin ninguna intención de dormirme, solo quería disfrutar de la calidez de sus brazos. El momento no duró mucho para mi mala suerte ya que el mago se separó de mí para ir a la estantería. Parecía indeciso, no sabía que hacer para mantenerse ocupado pero eso solo lograba ponerme nervioso, demasiado movimiento de un lado para otro. Incluso parecía hablar solo, me tapé con las mantas y emití un leve gruñido de desaprobación. Pensaba mantenerme así el resto de la noche,sin siquiera llegar a moverme pero el mago dijo algo que llamó mi atención por completo. Salí de debajo de las sabanas rápidamente y me quedé de rodillas sobre la cama. Una involuntaria sonrisa apareció en mis labios, correspondiendo sin quererlo a la suya. -¡Me encantaría! ¿Y ahí me enseñaras algo de magia?-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Kilfer Celit el Miér 22 Mar - 20:13

El chico parecía contento por la idea -Seguro que te puedo enseñar algo interesante, aunque tendrás que ser paciente con la magia, por ahora vamos a dormir pequeñín- Me senté en la cama mientras abría el libro. Al pasar el rato acabé acostándome en ella. Mientras pasaba las páginas del libro, podía sentir cómo mis ojos se volvían más pesados. Mi conciencia empezaba a ceder pese a que no me encontraba realmente cansado, tal vez solo necesitaba dormir un poco. Cerré el libro y lo dejé en el suelo con delicadeza; no sabía si el chico se había dormido, así que preferí no hacer más ruido. Conforme pasaron los segundos empecé a concebir el sueño; pero me despejé nuevamente. No sabía que había pasado, pero estaba seguro de que algo había pasado. Comencé pues a mirar a mi alrededor mientras continuaba tumbado; todo en orden, ¿Qué había ocurrido?, no estuve dormido más de unos breves segundos. Comencé a respirar profundamente para tranquilizarme. No ha pasado nada pedazo de paranoico, me reproché mentalmente. Cerré los ojos, me tranquilicé y nuevamente sentí la pesadez en mis parpados, el sueño se fue apoderando de mi hasta poseerme completamente. Pasaron horas hasta que me desperté; el sol se encontraba en los cielos y la tormenta se había disipado. Notaba mis ojos llorosos; dormir siempre me sentaba fatal a la vista, tuve que cerrarlos mientras me incorporaba. Notaba en ellos un intenso escozor podía sentir algunas lágrimas recorriendo mi cara. Me esforcé en abrirlos para poder buscar algo con lo que secármelos, pese a que no recordaba que tuviera algo en la choza que me sirviera, la molestia era mayor a la razón en el momento. Terminé por usar mi manga para ello. Poco a poco el escozor fue desapareciendo, pero algunas lágrimas aun brotaban de mis enrojecidos ojos. -maldita sea- murmuré mientras me sentaba en la cama. Por suerte, en esta ocasión el escozor estaba desapareciendo rápidamente; en la anterior ocasión tardó casi una hora. A los pocos minutos mis lágrimas se secaron y el escozor se desvaneció. El chico ya parecía estar despierto -Buenos días chico, es hora de marchar – Dije sonriente


Tema cerrado

Volver arriba Ir abajo

Re: En busca de la tranquilidad [Privado]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.