Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Ayer a las 4:05 por Meri Kytte

» Mother Knows best [Privado]
Vie 15 Sep - 17:19 por Clauster Disouls

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Lun 21 Ago - 9:13 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Un encuentro ocasional [Privado]
Sáb 29 Jul - 19:35 por Honlon Takanashi

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Dom 23 Jul - 21:23 por Lily Flowerfield

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

» Semana festiva. [Libre]
Jue 20 Jul - 2:10 por Clauster Disouls

» Primera noche [Cerrado]
Lun 17 Jul - 20:38 por Blak Lowell

» Profundidades del Agua.[Semi-Privado]
Dom 16 Jul - 19:22 por Kai Nagisawa

» Pesar [Privado]
Dom 16 Jul - 19:13 por Blak Lowell

» Un afortunado reencuentro [Privado]
Dom 16 Jul - 18:04 por Kotoha Crosszeria

» Pocas Palabras. [Privado]
Dom 16 Jul - 8:08 por Etsu Horie

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Vie 14 Jul - 19:48 por Blak Lowell

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Septimenbre
Los posteadores más activos del mes
Clauster Disouls
 
Meri Kytte
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

En espera de soluciones [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Vie 12 Ago - 21:45

Sin duda alguna, era una tarde tranquila, el pasar de los transeúntes por lo general a dichas horas era escasa, pero eso no libraba a la activa estación del tren aquel día; un par de familias, escolares, parejas y aquellos que volvían temprano de su trabajo con el gozo reflejado en sus rostros. ¿Quién podría culparlos? Brote mi cuello suavemente mientras giraba este en un acto por relajar los músculos adoloridos, quien lo diría… Ciertamente el trabajo en la agencia de modelaje era agotador, aun que debía aceptar con sumo agrado que quienes me acompañaban aquellas largas horas de trabajo eran por demás educadas, hasta diría que de mejor trato que en lugares como oficinas y similares; posiblemente se debía a que aquellas jóvenes mujeres solían verse obligadas a actuar amablemente frente al público, con una sonrisa perfecta y un habla por demás atrayente pero dulce, cada una tenía su estilo propio, y como era de suponer, yo me había ganado hasta mi propio lugar.

Mire la hora en el reloj de muñeca que llevaba y acomode aquel blaser informal pitando de negro con delicadeza, poco a poco me iba adaptando a las costumbres de ciudad central, el movimiento, las luces, los grandes anuncios y las comidas de trabajo, el pensar en aquella antigua vida clandestina de hace meses atrás se me era ahora una idea más que lejana, y por supuesto que aquello era de mi agrado. Si bien, aun no era alguien reconocida, me conformaba con ser parte de pequeños anuncios en revistas y una que otra línea de ropa. – El tren está tardando. – comente al aire mientras cruzaba mis brazos con cuidado y avanzaba un poco más al borde de la línea limite, por lo general optaba por tomar taxis o similares debido a su rapidez y eficacia, pero el cobro de estos me parecía cada día más un mal chiste. Di una rápida miraba a mi alrededor, por lo visto ningún tipo de guardia o similar se encontraba disponible a responder a las dudas con respecto a la llegada del transporte en rieles, por lo que resignada solo cruce mis brazos con cuidado y espere de pie.

Una voz se anunció por el altoparlante anunciando un retraso de diez minutos cuanto mucho de los trenes por una falla en las estaciones anteriores, se oyeron quejas y uno que otro improperio por parte de los clientes de la línea del tren, por mi parte solo suspire con cansancio y aguarde con calma a la solución que nos presentaba la femenina voz a través de las bocinas.  Aproveche la instancia y avance hasta casi la salida de la estación, en ella habían pequeños locales donde los trabajadores del día a día compraban sus almuerzos o cigarrillos para pasar el rato. No era mucho de darme el lujo de comer comidas comunes, pues como era obvio, mi paladar no recibía adecuadamente estas. Más bien, estaba allí para curiosear; pequeñas medallas, camisetas, baratijas y un sin fin de objetos sin mucho valor eran exhibidos tras los cristales de algunos locales, nada muy llamativo, pero me causaba gracia el llanto de los más jóvenes al ser denegadas sus peticiones de un juguete nuevo a sus madres, y fue entonces eso lo que me recordó mis responsabilidades personales, no solo la pequeña bruja, no, sin duda también debía considerar una larga lista de personajes torpes que se cruzaban por mi vida y que yo, por elección propia, decidía entrometerme para ayudarles. – Quizás debería comprarle algo…  –  mencione vagamente para luego adentrarme en las pequeñas tiendas locales, animales de felpa, accesorios y pequeñas cosas que puede que quizás fueran del gusto de Meri en cuestión.

Tope entonces con una pequeña y abultada oveja de felpa, me quede en silencio observándola hasta que caí en cuenta que probablemente seria del gusto de la joven, quizás incluso le avergonzaría un poco, pero me sentía con la confianza de entregarle a este por la paciencia que me tenía respecto a las restricciones que le daba.  – Es perfecto. – alce la voz con serenidad mientras tomaba dicho animal entre mis manos, por lo visto era el último, y no podía dejar pasar tal oportunidad como si nada.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Fausto Revasi el Sáb 13 Ago - 14:04

Que pérdida de tiempo, de por si había llegado temprano a la estación, para asegúrame de estar en el lugar a tiempo, pero los trenes se habían detenido por algún motivo, si estuviera ahí para abordar un tren seria simple cambiar de planes y elegir otro transporte o irme a pie al lugar deseado, pero no, era un punto de encuentro, la persona que esperaba supuestamente llegaría en aquel vehículo por lo que solo quedaba esperar… quizás el vagón en que venía había explotado y había muerto, por eso se había detenido el servicio y por tanto no tenía sentido seguir esperado, pero era poco probable, seguramente esa posibilidad ni hubiera pasado por mi mente si no fuera por tener que escuchar las inseguridades paranoides de cierta bruja.

Estaba acostumbrado a esperar pero simplemente quedarse viendo el horizonte en que desaparecían los rieles no tenía sentido, especialmente porque anunciarían en los altavoces cuando fuera que se solucionara el problema. Con un rápido vistazo a los alrededores pude darme cuenta de que no tenía demasiadas opciones, podía sentarme en uno de los bancos, pero eso sería solo un cambio de posición para continuar haciendo lo mismo, no planeaba ponerme a hablar con un desconocido a no ser que hubiera una buena razón, los empleados ya estaban lo suficientemente estresados respondiendo preguntas de otras personas, no tenía hambre así que sería un desperdicio de dinero comprar comida, básicamente solo quedaba ver qué clase de inutilidades estaban vendiendo en las tiendas como recuerdo, no tenía intención de llevarme nada, pero mirar cachivaches al menos sería más interesante que ver hacia la nada.

Una vez en el sector de las tiendas suspire con pesadez arrepintiéndome de mi decisión casi de inmediato, niños malcriados desagradecidos, deberían estar felices de no estar muriendo de hambre en la calle, pero tenían que ponerse a hacer sus berrinches por inutilidades, definitivamente me alegraba de no tener ningún hijo que criar, claro a veces ella parecía algo por el estilo pero no podía considerarla de todo una niña porque ya trabajaba para ganarse el pan, pero a la vez su apariencia y personalidad me impedían verla como una adulta, así que para su descontento estaba atrapada en una especie de limbo entre ambas cosas, más como una niña responsable que como una adulta infantil, si es que eso tenía sentido, en fin, tratando de ignorar los lloriqueos esporádicos de alguna criatura, me puse a ver las cosas que tenían en exhibición, lamentándome por las pobres personas que compraban productos con tan obvio sobre precio, que de seguro costaban la mitad en alguna feria artesanal y aún menos si se contactaban con el distribuidor, pero eran negocios, oferta y demanda, tener más oportunidades de vender les daba la oportunidad de inflar los precios sin perder ventas.

Prácticamente no había llamado mi atención hasta que vi que alguien lo tomaba, pero había un solitario peluche de oveja a la venta y a decir verdad la posible compradora llamo más mi atención que el objeto en sí, alta aunque no exageradamente, pelo rojo carmesí, un ojo tapado con cabello, el visible celeste, obviamente existían otras mujeres con esas características, pero el hecho de que estuviera sosteniendo aquel peluche lo hacía aún más sospechoso -perdón si me equivocó pero, de casualidad no será usted Blak, la "Onee-sama"- estaba casi seguro de que era ella, probablemente porque después de escuchar a cierta persona hablando horas y horas de lo mucho que la admiraba no podía evitar sentir que ya la conocía, aunque fuera superficialmente.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Fausto Revasi
Licántropo
Licántropo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Sáb 13 Ago - 20:41

Entre la corta caminata hasta la caja registradora para así pagar el dichoso peluche que yacía entre mis brazos, fui detenida por una voz masculina con un acento más que peculiar; voltee poco a poco para así buscar con la mirada el dueño de dicha voz, pero para mi sorpresa no se trataba de nadie que haya visto antes. Se trataba de un hombre rubio, no muy alto pues casi éramos de la misma estatura, que, sin duda si llevara mis tacones de diario, sobrepasaría sin esfuerzo. Su expresión facial solo demostraba una apacible serenidad, pase mi mano por debajo de mis ojos, tratando de disimular mis ojeras inútilmente mientras meditaba con respecto a sus palabras. – ¿Onee-sama? – mencione con un acento un tanto erróneo para dicho conjunto de palabras, ciertamente, el japonés y por demás idiomas similares se me daba fatal, mucho más considerando mi origen e idioma base.

Entonces, entonces trate de hacer memoria. ¿Quién de todas las personas en el mundo me llamaría así? Definitivamente Sora y Rin estaban descartados, por lo general eran muy formales, y digamos que Shiro e Eiji no parecen realmente orientales. Entonces ¿Quién? Parpadee un par de veces y entonces caí en cuenta de quién podría tratarse al mirar a la pequeña oveja que reposaba en mis brazos. – Sí, soy yo, pero… ¿Y usted es? – respondí rápidamente para luego darle una nueva mirada a aquel hombre. ¿De dónde conocería a la pequeña Meri? – Dame un momento por favor. - Mientras le miraba, para así no detener la corta charla entre nosotros entregue dicho animal de felpa a la cajera, la cual paso rápidamente este por la registradora haciendo sonar un pitido al detectar el precio en la etiqueta, abrí mi bolso y en ella encontré prontamente mi billetera para extraer de esta una tarjeta. Pedí la maquina POS y deslicé sin más la tarjeta por la ranura, ingresando un código en esta con discreción y confirmando el pago. Tras la espera de unos segundos el peluche se me fue entregado en una bolsa decorada y agradecí a la joven tras la caja. – Entonces, ¿Conoce a Meri? – fui directa al grano mientras balanceaba la bolsa indicando que dicho regalo era para ella, era un tanto sorprendente el que el mundo fuera tan pequeño, no era la primera vez que topaba con alguien que tuviera mis mismos conocidos, pero aun así se me era un tanto sospechoso. – ¿Hay algo que necesites de mí? – susurre hacia el suavemente y con formalidad acomodando el contenido de mi bolso y cerrando este para colgarlo adecuadamente en mi brazo, desde que adopte aquella vida más tranquila fui acostumbrándome a ir con más calma, y despreocupándome sobre si debía llevar o no cosas en el camino, una prueba de esto es que aquel revolver que traía siempre conmigo, ahora estaba guardado al fondo de los gabinetes de la sala de estar de mi humilde hogar.

La voz de aquella mujer tras las bocinas se presentó una vez más, entrego las disculpas necesarias y tras eso dio ciertas informaciones de rutas alternas a tomar pues aquel tren tan esperado tardaría más debido a un fallo meramente técnico, suspire un tanto cansada, pero en mis planes seguía el esperar dicho transporte, si no, no tendría caso el haber esperado este en primer lugar. Miré unas bancas un poco más allá del camino entre las tiendas, y con mi diestra señalé este cuidadosamente. – ¿Te parece si tomamos asiento? – sonreí lentamente, mientras me esforzaba por adoptar un aire más amable hacia el hombre en cuestión, después de todo, si se trataba de un conocido de Meri, no podía ser del todo malo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Fausto Revasi el Sáb 13 Ago - 22:32

Aparentemente la había tomado por sorpresa, algo comprensible, si un extraño se me acercara preguntándome casi soy el dueño de cierto apodo que alguien cercano usa conmigo, me resultaría bastante extraño y sospechoso, quizás había sido un tanto torpe de mi parte acercarme de forma tan directa, pero ya era demasiado tarde como para arrepentirse -mi nombre es Fausto- respondí rápidamente en cuanto ella pareció caer en cuenta de por quien la ubicaba, aunque no hubo exactamente un extenso espacio para la conversación ya que ella se excusó para terminar los tramites remitentes a la compra de aquel peluche, así que si planeaba regalarle una oveja a una oveja, viéndola en persona y recordando las conversaciones de aquella chica se hizo aún más claro que aquella mujer la veía como una hija o algo por el estilo.

En cuanto me pregunto casi conocía a la pequeña bruja, me quede pensativo unos instantes, no era porque pretendiera negar que lo hacía, de seguro ya era claro para ella después de que había mencionado aquel apodo, lo que me preguntaba era como definir mi relación con ella sin que sonara sospechoso, después de todo, no había muchas formas de hacer ver “normal” una situación en que un hombre y una mujer sin parentesco alguno viven bajo el mismo techo, además de que, con lo que sabía de ella me costaba que era bastante protectora -podría decirse que es mi arrendataria- no me pagaba ni nada por vivir en mi casa, pero era la forma menos comprometedora de dar a entender un aproximado de porque nos conocíamos, si seguíamos hablando y el tema salía a la conversación me preocuparía de explicarle las cosas con calma, adecuadamente para no generar malentendidos, pero por el momento bastaba con eso.

-Oh, no realmente- fuera de confirmar su identidad -simplemente sospeche que podría  haberse tratado de usted y me pareció una coincidencia demasiado grande para dejarla pasar- comente tranquilamente, con toda sinceridad antes de quitarme las gafas limpiándolas con un pañuelo que guardaba en mi bolsillo antes de volverlos a su lugar, acomodándolos un poco, de seguro para otros no tenía mucho sentido que los usara dentro de la tienda por no decir que él sol no estaba precisamente fuerte, pero eran ópticos y sin ellos con suerte veía mis propias manos.

El anuncio de que el tren seguiría tardando era decepcionante, pero al menos después de aquel encuentro ya sentía que la salida había valido la pena, aunque fuera un poco, por lo menos tendría una anécdota que contar -por mí no hay problema, pero no tiene porqué forzarse a socializar conmigo- comente esto en vista de que se veía algo incomoda con mi presencia, simplemente conocíamos a la misma persona, no había necesidad que nos hiciéramos amigos ni nada por el estilo, no me quejaría de tener la oportunidad de hablar con alguien que parecía una persona razonable, pero tampoco era el tipo de persona que ansiaba conocer gente nueva por el mundo, después de escuchar hablar tanto de ella era como una leyenda que había confirmado, era cierta y con solo eso quedaba satisfecho.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Fausto Revasi
Licántropo
Licántropo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Dom 14 Ago - 15:08

Tras oír la respuesta de mi contrario, Fausto, solo asentí un par de veces y caminamos hacia aquella banca anteriormente señalada, deje reposando la bolsa que traía en esos momentos por sobre mi regazo y aguardé en silencio hasta terminar de oír a mi ahora, nuevo acompañante. – Oh, no, tranquilo, es grato tener compañía de vez en cuando. – Aclare rápidamente mientras movía mi mano de lado a lado tratando metafóricamente de alejar aquella idea de su cabeza. Ciertamente Fausto no lucia mayormente intimidante, es más, casi podría afirmar que se trataba de una presencia tan tranquila e imperturbable como Sora. Mas algunas de sus palabras me causaron confusión. ¿Meri era su arrendataria? No recordaba en verdad si ella me había comentado dicho detalle, pero tampoco pondría en duda cada palabra del joven por dicho detalle. – Entonces… ¿Meri te ha contado de mí? – ladee la ligeramente la cabeza con delicadeza para luego dejar escapar una suave risa de mis labios, me costaba imaginar a la pequeña oveja explicando o más bien, relatando nuestro encuentro, y como termino en un hotel conmigo tras todos los rápidos sucesos de aquella noche.

Si me ponía a meditarlo, mis encuentros con la pequeña bruja no eran menores, lo sucedido en el área 208, su llamado de ayuda en el mercado negro y la recuperación de Rin, sin duda alguna aquella jovencita sabia meterse en problemas, y aun que, yo no era precisamente una persona conflictiva, terminaba ayudándola por voluntad propia. ¿Quizá era demasiado entrometida? Puede ser, pero me sentía a gusto con mi posición de protectora, especialmente si se trataba de Meri.

Aparte mi cabello cuidadosamente hacia un lado y miré a mi contrario, sinceramente no se me ocurría ningún tema de conversación muy lúdico o interesante, pero me sentí con la obligación de llevar el hilo de la conversación. – Fausto. – llame su atención llamándole sin prisas, aunque recordando las costumbres de algunos isleños de por aquí quizás estaba siendo algo aprovechada en llamarle tal cual por su primer nombre. – ¿Cómo fue que conociste a Meri? – no pretendía interrogarlo así como así, pero era algo que me causaba más que una simple curiosidad.

Las personas a nuestro alrededor parecían un tanto agotadas, y quien los culparía, después de todo, ya llevaba más de veinte minutos de retraso el dichoso tren, y ya los menores de cada familia comenzaba a llorar por que estaban aburridos. Sin duda, todo era un severo dolor de cabeza tanto para mí, como para quienes debían soportarlos. Mas para suerte nuestra, el sonido de las alarmas en cada borde de la estación indicaron sin más que nuestro transporte venia en camino. Me levante sacudiendo mis ropas discretamente y girando mi cuerpo hacia a Fausto. – Estas esperando el tren también ¿No? – Aunque la respuesta era un tanto obvia, no iba a decirle como si nada que me seguirá, solo lo sugerí en aquellas palabras como cualquier adulto respetuoso lo haría, además, yo no tenía tantas prisas, seguro que aquel trio que vivía conmigo podía esperar un poco más.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Fausto Revasi el Lun 15 Ago - 22:37

Considerando su respuesta no vi ningún motivo para no acompañarla mientras esperábamos el tren,  de hecho le estaba agradecido de darme algo que hacer, aunque era algo complicado pensar en un tema de conversación, probablemente lo más simple seria hablar de la pequeña bruja, en vista de era lo que teníamos en común y aparentemente ella pensaba lo mismo porque no paso mucho tiempo antes de que hiciera una pregunta relacionada -oh, con el número de veces que me ha contado las historias, creo que podría escribir un libro de sus encuentros sin problemas- de verdad, sentía que no era una exageración, ahora, que fuera a tomarme el tiempo de sentarme a escribir sobre aquello era un asunto completamente diferente. Recién en ese momento  decidí tomar asiento, mientras que veía como otra de esas criaturas hacia un berrinche, revolcándose en el piso, quejándose de la situación con sus padres, como si ellos fueran capaces de hacer algo al respecto, si me quedaba de pie probablemente sería más difícil contener el impulso de patearlo a las líneas del tren para al menos tuviera motivos válidos para llorar -si fuera cualquier niñita solo fingiría ponerle atención, asintiendo de vez en cuando- reí, distrayéndome por unos instantes al recordar a la oveja moviendo sus brazos  y corriendo en círculos intentando explicarse mejor -pero habla de usted tan entusiasmada que me habría sentido culpable de ignorarla-

Tras aquella anécdota hubo un pequeño espacio de silencio entre nosotros, que fue cortado por ella en cuanto menciono mi nombre, dirigí la mirada a ella viéndola a los ojos... o al ojo quizás, en un gesto para dejarle en claro que le estaba poniendo atención -bueno…- apoyé mi espalda en el respaldo del asiento cruzando mis brazos y cerrando mis ojos pensando en cómo resumir nuestro encuentro -es una historia algo complicada, no sé si habrá tiempo para contarla completa- opte por aclarar aquel punto antes de proseguir con la explicación -me metí en un problema debido a su madre y ella me ayudo a salir de él- no vi la necesidad de explicarme en detalle, para empezar el servicio podía reanudarse en cualquier momento dejando la historia a medias, pero más importante que eso, era algo humillante para mi explicar que me había atrapado en un reloj después de tirármelo en la cabeza, mientras que yo estaba en mi forma de lobo… como si fuera una entrenadora en esa antigua marca de videojuegos y cosas varias que parecía no morir nunca -supongo que hasta cierto punto cumplió con su trabajo al salvarme de una especie de maldición- sí, probablemente podía considerar como que Meri me había salvado de objeto maldito… al romperlo por accidente, aunque sinceramente, considerando mi expediente criminal me merecía estar encerrado, pero bueno, apreciaba la libertad -así que como agradecimiento la dejo usar lo que antes era mi casa como se le dé la gana y me encargo de ciertas cosas- suspire levemente recordando a lo que venía, técnicamente no había necesidad de hacerlo, pero ya que eran conocidas y probablemente la oveja no le hablaría de esas cosas, considera conveniente explicarle un tanto el asunto para que estuviera al tanto -bueno, usted ya la conoce y asumo que sabe en lo que trabaja- volví a suspirar de mal humor bajando la mirada, apretando mis manos entre sí con los dedos entrelazados, como una forma de calmarme a mí mismo -así que probablemente ya debe suponer, que es fácil para sus clientes aprovecharse de ella e irse sin pagar- volví a cerrar los ojos y tome algo de aire, tratando de pensar en otros asuntos para no arruinar demasiado mi humor, de verdad me molestaba aquel tema.

-No, de hecho espero a alguien que debería venir ahí- comente señalando a aquel vehículo mientras se aproximaba a su parada, aunque no estaba seguro de si había logrado escucharme debido al ruido que se había formado a nuestro alrededor -es con respecto a lo que le contaba- las alarmas, las ruidosas conversaciones de las otras personas, el tumulto de personas que llegaban y las que iban a tomar el transporte que habían esperado por horas, entre todo eso, fui capaz de encontrarlo, con ropa semi-formal, se veía como un cualquiera que la tendría pasando desapercibido entre la multitud, pero no para mí, lo tenía identificado y no dejaría que se escapara ahora que lo tenía a mi alcance -un sucio deudor- mordí mi labio inferior haciendo que uno de mis colmillos quedara a la vista, pero cubrí mi boca rápidamente tratando de esconder esas pequeñas costumbres de animal a la caza que de vez en cuando salían por instinto.

-No quiero hacerla perder el tren- comente mientras me levantaba de aquel asciento, manteniendo la vista fija en mi objetivo, no quería hacer que la pelirroja se sintiera dejada a llevar, aunque debía ser evidente que mis prioridades habían cambiado -así que supongo que es nuestra despedida… a no ser que quiera conocerlo- señale  al susodicho antes de comenzar a caminar con un paso  considerablemente acelerado, todo para atraparlo antes de que tuviera oportunidad de salir de la estación.  Alcanzarlo no fue demasiado complicado, aunque un par de personas debieron ser empujadas para ser apartadas del camino, tanta muchedumbre de verdad era una molestia, especialmente porque significaría un gran número de testigos si las negociaciones salían horriblemente mal, poniéndome de pie frente a él, bloquee su paso, yo no era exactamente la persona más alta del mundo, pero aun así era más alto que ese tipo, dándome la oportunidad de verlo desde arriba.

Abrazando el maletín que traía consigo, con la espalda curvada y la mirada baja, no noto mi presencia hasta el momento en que termino por chocar conmigo -¿qué rayos?- su voz se notaba algo rota, con su lenguaje corporal y este detalle resultaba obvio que se encontraba nervioso, aunque no necesariamente por mi presencia, ya que sus ojos al levantar la mirada para ver que lo había detenido, mostraban más enojo y molestia que cualquier otra cosa –sal del camino, no tengo tiempo para esto- sostuve su hombro para evitar que escapara, su actitud su aura, su todo, era simplemente molesto, estaba ahí, viéndose patético y aun así tenía la osadía de darme ordenes ¿Qué se creía? pero no tenía que dejarme llevar, solo debía presentarme, comenzar una conversación como una persona civilizada y llegar orgánicamente a la parte del cobro, recibir el dinero e irme sin golpear ni matar a nadie, él podría irse tranquilo, yo también y todo seria perfecto.

-Pay or die motherfucker-fuck, ese no era el plan  sorry, man- limpie mi garganta, recordando que no debía cambiar de idioma, con suerte él seria lo suficientemente ignorante para no darse cuenta de que lo había insultado -digo, perdón- sintiendo la necesidad de romper algo, rebusque un poco en los bolsillos de mi chaqueta, encontrando un pequeño lápiz ¿Qué rayos hacia ahí? no era el de mi libreta, pero bueno, era algo rompible que definitivamente no extrañaría, así que lo partí por la mitad mientras que aún estaba escondido entre la tela, para que ese sujeto no huyera pensando que planeaba golpearlo, aunque si planeaba golpearlo si se ponía molesto, pero aún tenía la posibilidad de salir ileso -ya que estas tan ocupado seré rápido; te llame, dijiste que tendrías el dinero hoy, así que págame y terminemos con esto- tomando su brazo lo arrastre a una zona con menos tránsito de personas, nuestra pequeña discusión no tenía por qué molestar a los demás… más de lo necesario.

Era evidente que había terminado asustado y de por si se notaba que estaba estresado, no era exactamente la situación ideal, por experiencia podía decir que terminaría haciendo algo estúpido, pero aun así esperaba que reaccionara a sacar su billetera y pagar su deuda… cosa que no paso, probablemente el maldito era tan estúpido que ya había olvidado que tenía pagar, del bolsillo contrario de donde había terminado el cadáver del lápiz, saque un papel, la copia de una boleta, su cuenta y se la entregue tranquilamente conteniendo el impulso de restregársela en la cara -¿esto refresca tu memoria?- solo... paga, antes de que termine golpeándote

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Fausto Revasi
Licántropo
Licántropo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Lun 12 Sep - 0:30

Mientras mi contrario se tomaba la molestia de responder dirigí mis manos hacia la bolsa que traía en el momento, por razones más que obvias debía llevar esta con más cuidado, ya que independiente de la época, la delincuencia nunca acabaría. Ciertamente lograba crear la imagen mental de la pequeña Meri explicando cada situación más y más emocionada, pero por supuesto, echándose para atrás al notar que elevaba la voz, pero dejando dicho detalle de lado me preguntaba interiormente el cómo me describiría ella; en lo personal, no me consideraba alguien merecedora de su admiración ni mucho menos, pero por lo menos creía contar con parte del cariño de la pequeña, después de todo, si no fuera el caso esta no me permitiría ayudarla sin más. Mucho menos tener contacto físico, obviando por supuesto que esto solo ocurría cuando debía cargarla.

Fausto no pareció querer hablar mucho del tema, no podía culparlo, él estaba en todo su derecho de reservar los detalles de dicho encuentro para él, por lo que sencillamente asentí un par de veces en silencio imaginado lo mejor posible lo descrito. – Supongo que es como si fueran familiares. – sin mucho me atreví a agregar para luego dar una corta sonrisa amablemente, aunque lo que continuaba de dicha charla no fue del todo de mi agrado. Por supuesto, Meri era un ser demasiado amable como ir a dar caza a sus deudores, y eso fue lo que me hizo darle un par de puntos de confianza a aquel rubio, se le agradecía gratamente el que se hiciera cargo de dichas basuras que rondaban por ahí. – Me parece que no todos comprenden aun el que no se debe abusar de la buena voluntad de otros. – Un largo suspiro broto de mi boca mientras dejaba reposar mi espalda unos cuantos segundos sobre el respaldo de la banca, seguramente si se me presentaba la oportunidad de cobrar a uno de ellos, dejaría mis hábitos actuales para volver a los conflictos callejeros sin más. Nadie podía culparme por darle su lección a quien lo merecía. ¿No?

Me levante rápidamente sin dar una respuesta clara, clave la mirada en la figura que seguía tan arduamente Fausto tratando de recordar de mejor forma así su persona, pretendía ayudarle, pero quizás desde lejos para no estorbarle ni nada parecido, pues después de todo, era su trabajo, y tomar posesión de él sería de pésima educación. Camine rápidamente hacia aquel hombre, observando de lejos como Fausto interactuaba con él. ¿Una sucia rata deudora? Cuando ya estaba lo suficientemente cerca de ellos como para escucharlos (Teniendo en cuenta mi condición de vampiro), fue poco lo que pude entender, el rubio con un acento claramente extranjero fue empujado bruscamente por aquel hombre para que luego éste se diera a la fuga; no muy exitosamente en todo caso.

¿Qué fue lo que dijo antes de huir? ¿Qué no iba a pagarle nada a nadie? Formule una sonrisa irónica mientras me cruzaba en la trayectoria de aquel hombre; seguramente pensó que como me trataba de una mujer aparentemente común seria fácilmente hacerme de lado, aunque esto no fue necesario, me hice a un lado por mi propia cuenta, pero no sin antes dejar uno de mis pies en el camino para provocar que el pobre cayera inevitablemente de punta al suelo. Comenzó a soltar una cantidad absurda de sandeces, mientras gemía de dolor cuan perro de la calle al romperse la nariz. – Buen hombre… – Exclame con un tono que rozaba entre la ira y lo amable graciosamente, acercándome a él lentamente con una sonrisa pintada en el rostro. – ¿No le parece de mal gusto no pagar a tan dulce niña, como lo es Meri? – En cuanto alzo la vista la planta de mi pie de clavo en su rostro. ¿Testigos? No le estaba haciendo ningún daño mayor, además, estaba lejos de controlarme mucho más de lo que ya lo hacía. – ¿Verdad que usted cometió un error? Seguro que quiso decir que pagará toda la deuda y con intereses. ¿Cierto? – La planta de mi pie se restregó contra el rostro del mencionado una y otra vez. ¿Quién se creía que era? El simple hecho de no pagar a Meri, de menospreciarla, de tratar de huir entre muchas otras razones que podría enumerar a su condena bastaban para torturarlo por lo menos un mes y medio. Pero… Había que tomar las cosas con calma. ¿No?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Fausto Revasi el Vie 23 Sep - 2:06

Suspire con pesadez ante los vanos intentos de escapar por parte de aquel sujeto, atraparlo no habría sido un problema, pero no fue necesario –oh- exclame con algo de sorpresa al ver como la dama de cabellos rojos se encargaba a su manera de detenerlo, continuando a su forma con el ‘interrogatorio’ de hace unos instantes, definitivamente era una mujer de cuidado, del tipo que es mejor nunca hacer enojar, su personalidad definitivamente contrastaba bastante con la de aquella brujita, de seguro por eso le agradaba tanto. Preferí no acercarme durante unos instantes, para darle un espacio para desquitarse, solo verla pisotear a ese… sujeto, ayudaba a que me relajara un poco, quizás, para otra persona presenciar una escena así habría manchado la imagen de la dama, pero en mi caso, simplemente hacia que me callera mejor

-N-no tengo el dinero, no podría pagar aunque quisiera-

Viendo que la conversación no avanzaba del todo, con aquel tipo simplemente poniéndose en posición fetal en el piso, intentando evitar más daño, abrazando su maletín y en general mostrándose como el patético ser que era, dando un par de pasos, por una completa casualidad, termine pisando la parte descubierta de la pierna del deudor -perdón, no te vi ahí abajo- comente en un tono sarcástico tras escuchar el sonido de algo agrietándose, aunque probablemente él no lo escucho, estaba algo ocupado gritando en ese momento, cosa que atrajo algo de atención extra, cosa que probablemente terminaría provocando que llegaran las autoridades, lo que no sería del todo conveniente, así que debía callarlo… podía dispararle con la pistola que tenía guardada en el bolsillo interno de chaqueta… pero eso solo llamaría más la atención, era más conveniente cortarle la garganta –hm..- refunfuñe durante un rato, recordando que había prometido esforzarme por evitar matar al realizar este tipo de ‘trabajo’.

Optando por una opción más ‘pacifica’, me puse a su nivel y le di un golpe conciso en la nuca para noquearlo, aprovechando que tenía sus brazos ocupados en abrazar aquella maleta -pero pobre hombre, desmallándose en medio de la estación- acomodándolo un poco, lo sujete por el estómago, poniéndolo bajo mi brazo derecho antes de levantarme, cargándolo como un saco de papas o algo por el estilo, el hecho de que el mango de aquella maleta se hubiera ‘enredado’ en la muñeca del tipo provocó que esta también terminara siendo levantada, aunque no me gustaba la idea de cargar con peso extra, por el momento prefería prestarle atención a algo más.

-Ma’am- Dije refiriéndome a la pelirroja mientras que le dirigía la mirada para dejarle en claro que le hablaba a ella, pero antes de que pudiera proseguir con la conversación, se escuchó como el tren partía en rumbo a la siguiente estación, sin querer le había quitado demasiado de su tiempo –perdón por eso- comente por el hecho de haberla dejado sola hace unos instantes, que la había hecho perder el tren y de que ahora me había ‘distraído’ prestándole más atención al deudor que a ella, aunque desde mi punto de vista no debía haber mayores problemas con aquello, ya que, a final de cuentas, seguirme había sido su decisión -si no está demasiado ocupada ¿me ayudaría a llevarlo al hospital?- Aparentemente los testigos anteriores no habían buscado ayuda con los guardias y quien fuera que estuviera encargado de las cámaras de vigilancia decidió ignorar el incidente… o quizás habíamos tenido suerte, terminando en un punto ciego del sistema, en fin, la dama me había agradado y no me quejaría por tener algo de ayuda al lidiar con un ser tan molesto como el que ahora se encontraba bajo mi brazo.

Antes de emprender el camino, patee aquella molesta maleta, haciendo que saliera volando, un nuevo crujido indico que quizás le había roto la mano al tipo con mi acción, pero más importante que eso, era el hecho de que al chocar contra el piso, el maletín se había golpeado en el ángulo preciso, abriéndose y dejando ver su contenido -claro, sin dinero- comente de malas al ver que en el contenido de la maleta, joyas y dinero, en lugar de cuestionarme que rayos planeaba hacer con esas cosas o de donde las había sacado, me pregunte porque demonios no se compraba una mejor maleta si evidentemente tenía dinero disponible… dando por hecho de que no pagaba su deuda simplemente; because he was a fucking little shit.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Fausto Revasi
Licántropo
Licántropo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Vie 28 Oct - 22:30

Cayendo en cuenta que mis acciones no eran las más adecuadas, y que, posiblemente atraería la atención de más personas si seguía maltratando al pobre hombre retire cuidadosamente mi pie de él, no generaba precisamente en mi pena, pero era inevitable el verlo y no pesar en una sucia lombriz retorciéndose. Fausto no tardó en llegar, y en vista de sus acciones únicamente pude recordar a Lily y sus actuaciones glamurosas; rápidamente llevé una de mis manos a mi boca, soltando una pequeña risa antes de darme el lujo de imitar al pequeño elfo. – Oh, esto es terrible. – alce la voz cuan obra teatral y tome el maletín con cerrándolas para evitar que se volviera a ver su contenido. – Debemos cuidar de este pobre emprendedor del día a día, sería nefasto que tuviera algún otro accidente. – sonreí para mis adentro y desvié la mirada hacia los presentes, aunque algo incomodos, rápidamente se esparcieron por el lugar ignorando completamente lo ocurrido anteriormente, para suerte nuestra por supuesto. Ciertamente, sentía que me comportaba más abierta de lo común, y aun cuando esto fuera divertido, limpie mi garganta para retomar mi compostura al colocarme de pie un poco más recta.

La voz de Fausto me llamo, la verdad, perder el tren actualmente era lo que menos importaba ahora, el poder cuidar de Meri y quitarle un problema de encima aun a distancia lograba llenarme de gozo, eso me recordaba. ¿El animal de felpa no habría recibido ningún daño no? Revise rápidamente una de mis bolsas para verificar que todo estuviera en orden, la cabecilla de la pequeña oveja estaba con u poco de polvo, pero tras unas suaves palmadas esta quedo como si nada hubiera ocurrido. – No te preocupes por ello. – Mencione para luego acomodar mis cosas y mirarle, la verdad, su compañía me era grata por ahora, aun que estaba aún lejos de considerarle una amistad por supuesto. – Además… - Dedique una mirada un poco más fría y despectiva al ya inconsciente deudor. – Sería una pena dejarlo ir sin una última advertencia.

Comenzamos nuestra caminata hasta afuera de la estación, dentro de ciudad central habían alrededor de veintinueve hospitales, pero era preferible el ir a uno publico he ingresarlo en el sector de emergencias aludiendo a un accidente. – Me parece que podríamos ir al Hospital General, no está demasiado lejos. – Deslice uno de mis dedos por la pantalla de mi móvil para luego apartar este de mi cuerpo y que este proyectara un holograma desde la misma con un mapa del lugar. – Supongo que si vamos por este camino evitaremos malas miradas. – susurre con un poco más de calma, para volverá casa podría tomar un taxi, o sencillamente pasar por el centro de la ciudad. – Oh, pero… - voltee para mirar nuevamente a mi acompañante. - ¿Le molestaría mucho que lo acompañara a su casa? Deseo entregarle esto a Meri personalmente. – levante mi brazo en un intento por señalar la bolsa con el presente para la joven bruja, pero esta era en parte cubierta por el maletín lleno de joyas.

La verdad, además de ello extrañaba a la pequeña, el tocar su abultado, blanco y esponjado cabello era sumamente divertido, además de claro, hablar de temas varios, siempre terminaba enredándose y actuando tímidamente al no poder explicar bien las cosas. Aunque. ¿No sería adecuado llevar para la próxima vez a Fausto algún presente? Nunca lo había visto antes en el hogar de Meri, pero aun cuando fuera así por educación no estaría mal llevarle algo en un segundo encuentro. Parpadee un par de veces, poco a poco comenzaba a hacer más frio, la noche no tardaría en llegar, a pesar de por supuesto, estar en verano aún. Acomode mi cuello para dejar este hacia arriba y evitar que brisas heladas se colaron por lugares indeseados, no quería otro regaño por parte de Charlotte o Matt. – Se está haciendo tarde… ¿Te molesta si apresuramos el paso? – Aun que era común el no llegar a dormir a casa todos los días, por razones un tanto obvias era mejor no preocupar a con quienes vivía actualmente. Quizá era hora de decirles que estaba ya en busca de un nuevo departamento, y quizás, me llevaría a Marie conmigo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Fausto Revasi el Dom 15 Ene - 17:28

Me preocupaba un poco, de seguro mis planes terminarían siendo alterados si accedía a su petición, pero su ayuda y preocupación por la criatura ovejuna me dieron excusa suficiente para demostrarle mi aprobación con un simple movimiento de cabeza, era su vida, así que era libre de hacer lo que quisiera, siempre que no interfiriera demasiado y según como lo veía su presencia solo alteraría los tiempos pero el fin de mi pequeña misión auto-impuesta no se vería comprometido.

Tras una pequeña caminata las calles comenzaron a vaciarse, por la ubicación y la hora, aparentemente ninguno de los dos estaba exactamente bendecido con el don de la conversación, ya que fue un viaje relativamente silencioso, hasta el momento en que ella volvió a dirigirme la palabra, la observé durante unos instantes, era verdad, se estaba haciendo tarde y eso podia ser un inconveniente para una dama, aunque era más que evidente que la mujer a mi lado era perfectamente capaz de defenderse a sí misma, incluso mejor que el promedio de los hombres -no me molestaría- respondí calmadamente a pesar de que aquello alteraba un tanto mis planes -aunque a decir verdad planeaba volver en un par de días, suelo organizar mi horario para no estresarla con mi presencia – comente en referencia a la bruja, siempre que se embarcaba en alguna actividad que implicara interactuar con algo que no fuese un fantasma, parecía como si fuese a darle un ataque cardiaco por el estrés de la situación, por lo que era conveniente darle su tiempo a solas -ya sabe que se pone nerviosa con facilidad-

Aún quedaba un buen trecho para llegar el hospital, podíamos correr o tomar un trasporte, pero considerando que “llevarlo al hospital” había sido una simple excusa de mi parte para poder sacar el cadáver de la escena del crimen para deshacerme de él… aunque este no era un cadáver, aun -ya que esta apurada- tras llegar a una zona sin cámaras de seguridad lance el cuerpo inconsciente de aquel sujeto a un callejón donde chocó con la pared antes de caer al piso en una pose completamente carente de gracia -le bastará con una nota- saque una libreta del bolsillo superior de mi chaqueta y la pegue a su frente utilizando una de esas calcomanías que entregan tras recibir una donación en algunas causas benéficas, la cual por suerte aún tenía algo de pegamento –bueno- limpie mis manos antes de entrar a un negocio cercano -perdón por molestar, pero no pude evitar notar que hay un sujeto inconsciente botado por ahí- comente mientras que señalaba en la dirección general del callejón -no traigo un teléfono conmigo y pensé que les haría mala publicidad así que consideré que era mejor avisar ¿podría llamar a una ambulancia?- en un principio no se vieron muy felices con mi explicación pero tras salir a revisar uno de los vendedores corrió a hacer una llamada un tanto a escondidas, probablemente contactándose tanto con la ambulancia como con la policía.

-Creo que sea conveniente que nos vallamos antes de terminar atrapados en un interrogatorio- cosa que probablemente habría pasado de todas formas si lo llevábamos directamente al hospital –según las historias de Meri, diría que es bastante rápida, pero puedo cargarla si no tiene ánimos de correr ni le resulta incómodo- tras decir esto volví a señalar al callejón donde se encontraba el sujeto -obviamente seré más delicado que con ese si toma esa opción-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Fausto Revasi
Licántropo
Licántropo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Miér 8 Mar - 22:43

En cuestión de segundos nos habíamos desecho de un problema medianamente grande, aquel deudor fue arrojado al oscuro callejón del que salió cuan rata para ser atendido finalmente por los dueños de una pequeña tienda de la ciudad. Por lo general, permanecí en silencio haciendo únicamente señas o gestos en respuesta de mi acompañante, o bien, de otras personas, ya sea bajando la cabeza, gesticular una sonrisa para generar más confianza y similares. Una vez fuera de aquel enrollo avanzamos un par de calles, lo necesario para no entrar en más problemas de los debidos, gire mi cuerpo hacia Fausto, acomodando mi bolso junto a aquel presente mientras le miraba. ¿Meri pensaba eso de mí? A veces consideraba que ella me idealizaba demasiado, me entregaba demasiados méritos que estaban lejos de ser verdad, aunque en este último algo se razón tendría. – Oh, bueno pues, supongo que todos tenemos alguna virtud para compensar nuestras carencias. – Entre cortas risas comente llevando una mano a mi mejilla con elegancia, la verdad, esa era mi única ventaja, pues en cuanto resistencia, si bien no era precisamente débil, era más de atacar repetidas veces y esquivar. ¿Eso me clasificaría entonces como en la clase de “asesinos” en los videojuegos? Probablemente. Aunque no podía decir que supiera mucho más del tema, pero pensar en aquellas cosas me hacía cuestionarme en que clasificación entrarían mis aliados.  

Parpadee rápidamente tras la propuesta de Fausto mientras reconsideraba sus labras. ¿Era correcto dejar que un caballero que recién conocía me cargara por la ciudad? Bueno, no era que desconfiara de él ni mucho menos, solo era que era un tanto recatada para mis cosas. Guarde silencio por unos segundos, tratando de considerar el tiempo de llegada, como el recorrido. ¿Sabía siquiera yo cómo llegar? No, por lo que debería de seguirle desde atrás atenta para evitar perderme. – Por esta vez… - Dije en voz alta tosiendo un poco para así aclarar mi voz y darle un tono más recatado. – Aceptaré la oferta, ya que no conozco bien el camino, y sería un problema el perderme en el trayecto. – Expliqué rascando con uno de mis dedos una mejilla para evitar malos entendidos, la verdad, no tenía idea del cómo proceder, pero si con ello llegábamos pronto con Meri, no tenía problema alguno.

Acomode mi bolso firmemente en mi brazo y ate parte de los tirantes de la bolsa de regalo para que este no se soltará en el trayecto, pues, suponiendo que si Fausto se ofrecía llevarme, el era por lo menos rápido. Y aunque así no fuera, no me molestaría en lo absoluto, solo estaba siendo un caballero. Tome aire por unos segundos e hice un sutil gesto a su persona para indicarle que estaba lista para partir, aunque no fuese un viaje muy largo, no quería que se fueran volando mis cosas o similares. Mire en varias direcciones con discreción tratando de evitar que muchas miradas se posaran en nosotros. ¿Era esta la sensación que tenían los otros al ser cargados por mí? Era un tanto… Incomodo, pero no desagradable. Por  primera vez dentro de lo que podía recordar seria cargada, dejando el papel del príncipe como solía mencionar Meri o Rin; incluso Sora tenia aquella visión de mi por lo que tenia entendido.


Última edición por Blak Lowell el Mar 11 Jul - 21:19, editado 1 vez

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Fausto Revasi el Lun 8 Mayo - 3:25

-Oh…- fue bastante sorprende verla responder positivamente a mi propuesta, en verdad esperaba que la rechazara, pero ya que me había ofrecido ahora no podia arrepentirme -es una sorpresa- quizás me había basado demasiado en la imagen mental que Meri tenía de ella, que era algo difícil verla aceptar la ayuda de otros… aunque probablemente esa parte de sus anécdotas venia más al hecho de que bueno… era ella, la oveja parecía del tipo que necesitaba ayuda en lugar de entregarla, aunque en bastantes sentidos ya era una mujer independiente, no negaría que su aura la hacía ver como una criatura indefensa.

Una vez la vi preparada me acerque un poco más a ella y la sostuve utilizando un brazo para sujetar su cintura y otro para sostener sus piernas, por tras sus rodillas -vamos- tras evaluar cuanta fuerza sería necesaria, la levante con cuidado del piso, dándole tiempo para que se acomodara mejor antes de partir aumentando de a poco la velocidad hasta alcanzar una que consideré apropiada tomando el camino más corto posible a las afueras de la ciudad -espere un momento- comente mientras que reducía el ritmo de mis pasos para que el detenerme no fuera demasiado brusco y me agache levemente para dejarla apoyar los pies en el suelo con facilidad para posteriormente levantarse, ayudándola levemente a aderezarse tomando una de sus manos y sosteniendo su espalda deje escapar un pequeño suspiro, no era como si la situación me resultara una molestia, no podia quéjame de la compañía de “la onee-sama”, pero aun así no podia negar que cargarla a casa entre mis brazos sería algo inconveniente, de seguro amanecería con un dolor de espalda horrible si continuábamos con ese método, pero ya que yo me había ofrecido no planeaba retractarme.

Sosteniendo uno de mis hombros con un par de movimientos de cabeza me asegure de re-encajar mi cuello antes de rebuscar en mis bolsillos buscando un collar… anmuleto, cosa… que la ovejuna bruja que nos conectaba me había regalado hace un tiempo –si funciona, creo que será más práctico de esta manera- comente mientras que veía la piedra que supuestamente contenía los poderes de la luna o algo por el estilo y que simplemente esperaba que no saliera con el mágico efecto secundario de transformarme en una rubia con coletas en minifalda que lucha contra alienígenas místicos con una tiara-bumerang, podia llegar a imaginármela creando un artefacto así considerando su amor por ese tipo de series animadas, pero en fin, si no era directamente la luz de la Luna llena no debía dar problemas y realistamente lo peor que podría pasar era que no hiciera nada, así que con eso en consideración decidí atarlo a mi muñeca.

Algo más rápido de lo que había calculado mi cuerpo se había transformado y aunque sin mis gafas apenas podia ver, igualmente se hacía evidente para mí que ahora, en mi forma de lobo, sería bastante simple llevarla en mi espalda, pensé en tomarla por el cuello de la ropa y subirla de esa manera, pero podia resultarle incomodo además de que sería un problema si terminaba mordiéndole la cabeza por accidente, así que simplemente me eche en suelo y dirigí la mirada en su dirección esperando que se acomodara para que siguiéramos con la particular travesía, esperaba que entendiera el mensaje porque no era como si pudiera hablar en esos momentos y estaba atrapado en esa forma hasta que se pasara el efecto del amuleto o que la oveja usara un contra-hechizo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Fausto Revasi
Licántropo
Licántropo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En espera de soluciones [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Mar 11 Jul - 22:16

Fui alejada del suelo por una cantidad indeterminada de segundos, aun así, dicha altura no fue demasiada ya que ciertamente Fausto no era el hombre más alto del mundo. Gesticulé una mueca un tanto insegura mientras sujetaba mi bolso y el regalo para mi querida Meri, era extraño el ser cargada, más aún si era llevada de salto en salto por toda la ciudad, por lo que solo cerré los ojos un momento y aguardé en silencio. ¿Así era ser una dama en apuros? Una corta risa oculta en un suspiro se escapó de mi boca mientras consideraba las ventajas y desventajas de la situación, muy a mi opinión personal, me parecía más agradable el ser yo quien cargara a otros. El viento logro despeinar mi rojizo cabello, obligándome a dejar fijo con una de mis manos mi flequillo para evitar que este fuese descubierto, mi idea de un momento ameno estaba muy lejos de ser mostrar mi rostro completo a quien apenas conocía.

Entonces el rubio se detuvo, lo miré extrañada y una vez en el suelo acomodé mi ropa para dejar todo en orden, ahora que lo meditaba con más detención, era normal que otros seres se agotaran con facilidad al cargar un peso como el mío, que, bueno, no era menor. Con una de mis manos cubrí mi boca ligeramente avergonzada, pero ningún color cálido subió a mi rostro, era más que nada la sensación de culpa que sonada muy vagamente en mi oreja por hacerlo cargarme. Asentí un par de veces mientras le miraba utilizar una pequeña piedra. ¿Eso sería…? Algo curiosa incline hacia un lado mi cabeza y acto seguido mire el anillo en mi dedo. ¿Sería lo mismo? Lo vampiros utilizábamos piedras lunares para poder transitar bajo el sol sin temor a morir, pero con respecto a la situación no dije nada y solo volví mis ojos hacia su persona. Vaya sorpresa, su cuerpo comenzó poco a poco a transformarse, y su naturaleza salió a la luz. Un brillo de emoción se reflejó en mis ojos al ver aquel mullido pelaje dorado y su esponjosa figura; como pude reprimí un chillido en mi pecho y le miré con toda la naturalidad del mundo. ¿Un licántropo? Bueno, por lo general no le daba mucha importancia a la raza de otras personas, pero si me tomo desprevenida. Me incline un segundo mientras lo miraba, sabía que debía subirme a su lomo, pero me quede allí mirándolo unos segundos. – ¿Puedo? – Estaba demás preguntar, pero aun así aquello se escapó de mis labios, sonreí para mis adentro y con lentitud busqué la mejor forma de subirme a su espalda. – No sabía que los lobos podían ser tan suaves. – Musite muy por bajo, aunque intuía que él había sido capaz de oírme, una risilla divertida brotó y solo me sujete a su cuerpo sin lastimarlo o jalar de su esponjoso pelaje. – Si no hay problema, puedo ayudarte en el trayecto. – Y pues sí, aun cuando no fuera mi especialidad, tenía la habilidad de entregar por unos cuantos minutos, mi energía. Tomé aire y a través de la palma de mi mano transmití gran parte de mi estamina, al fin y al cabo, no la necesitaría.

Nuestro viaje comenzó, apreté mis piernas tratando de no desprenderme de su persona, incliné hacia delante mi cuerpo, para así disminuir la resistencia aerodinámica y dejarle avanzar con más rapidez, quizás, y solo quizás yo podría cargarlo en otra ocasión. El no lucia muy pesado, y tampoco demasiado complicado de llevar, una sonrisa figuro en mis labios ante la idea, no, Fausto parecía ser de esas personas que no se dejarían cargar por otros tan fácilmente. – Gracias. – Mencioné en medio del viaje, pues no pretendía ser una princesa caprichosa que no agradeciera la buena voluntad de otros, entrecerré mis ojos y vi como en cosa de minutos le paisaje a nuestro alrededor había cambiado, ya no estábamos en ciudad central, es más, afirmaría que estábamos en uno de los tantos bosques de la isla. ¿Pero qué tan lejos estaría el hogar de Meri? Cerré mis manos sobre su pelaje sin jalarlo algo distraída. ¿Habría sido buena idea el querer acompañarlo? El tomar un taxi tampoco era tan descabellado, por lo que quizás debí haberle dicho más opciones al rubio. – Si te sientes cansado de nuevo podemos descansar un momento. – Explique para luego volver mi vista a los obstáculos en el camino, una que otra rama estorbaba, pero nada que no se pudiera arreglar con un poco de magia.  A veces tendía a pensar que abusaba del fuego alma, pero teniendo en cuenta el control que tenia del mismo no le veía el problema. – ¿Ha pasado algo en esta zona últimamente? – Pregunté aun que desconocía si mi contrario supiera el porqué, o si siquiera podía hablar en su forma animal, pero… Gran parte de la zona boscosa que transitábamos presentaba una baja de mana. ¿Se estaría acumulando en algún otro lugar? A veces ocurría que los espíritus que mantenían vivo el ecosistema de ciertas zonas desaparecían, y eso resultaba en la muerte de mucha vegetación y emigración de los animales. – Pareciera todo estar un poco… Muerto. – Y no era yo la mejor para decir aquello, pero eso era otra historia. Otro pensamiento que paso por mi cabeza fue el si mi especie seria desagradable para Fausto, es decir, era muy común que entre licántropos y vampiros se odiaran, pero no diría que fuera mi caso. ¿El olor de mi raza le molestaría aun así? Discretamente, traté de disminuir aún más la esencia de mi persona, quería evitar molestias.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.