Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Día largo [Privado]
Sáb 14 Oct - 22:28 por Caius Haiiki

» LAS ARAÑAS SE ESCONDEN MENOS QUE TU ¬¬ [Off Topic]
Sáb 14 Oct - 13:37 por Frank Da Silva

» Volviendo a viejos tiempos [Privado]
Sáb 14 Oct - 13:30 por Ishbahn

» Un encuentro ocasional [Privado]
Vie 6 Oct - 21:29 por Eberhard Baumeister

» Mother Knows best [Privado]
Jue 5 Oct - 20:36 por Lily Flowerfield

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Jue 5 Oct - 18:53 por Ishbahn

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Jue 5 Oct - 18:49 por Ishbahn

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Jue 5 Oct - 18:41 por Ishbahn

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Jue 5 Oct - 2:11 por Clauster Disouls

» Registro de canto
Miér 4 Oct - 23:51 por Frank Da Silva

» Registro de voces
Miér 4 Oct - 23:46 por Frank Da Silva

» Tomemos un respiro [Libre]
Miér 4 Oct - 23:42 por Frank Da Silva

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

Octubre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Septimenbre
¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Miér 5 Oct - 1:10

Spoiler:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

Definitivamente no era el lugar más lindo estéticamente, pero a diferencia de mis clínicas donde me esforzaba porque las decoraciones fueran agradables estéticamente, aquí lo que más me importaba era la funcionalidad de las cosas y a veces ni eso, ya que era el lugar donde guardaba a los especímenes que nunca me habían interesado demasiado o que ya me comenzaban a aburrir, para mí no ocurrían demasiadas cosas interesantes en ese lugar, pero a la vez era el sitio más “estereotípico” con respecto a  lo que sería el laboratorio de un científico loco. Sin dudas lo que más me gustaba, eran las variadas enredaderas que serpenteaban por las paredes internas, podía parecer que debilitaban los cimientos, pero de hecho, probablemente el lugar se caería a pedazos si no fuera por ellas y no era como si hubieran terminado ahí al azar, después de todo, mi lindo país no era precisamente el lugar más amable con las plantas… y la vida en general

-Es peligroso ir solo-
sin prisa, me escabullí a su lado, poniéndome de pie a su espalda,  no todos los días me encontraba con alguien cuya estatura me permitiera hacer algo así con facilidad -toma esto- dije tranquilamente mientras que le ponía un cintillo blanco decorado con una cinta justo en el medio, haciendo que pareciera que tuviera un par de orejas de conejo -te viene a la perfección Bonnie- sosteniendo sus hombros lo di vuelta para poder verlo de frente y volví a sonreír  al ver lo bien que le quedaba el adorno -ahora combinas aún mejor con tu amiga- había guardado ese cintillo en una caja donde supuestamente debería haber un extintor, pero tenía tan en claro las rutas de escape del lugar que tal cosa era innecesaria para mí, sin contar que la humedad que aportaban las plantas disminuía considerablemente el riesgo de incendio, además la “emergencia” de utilizar el accesorio había llegado antes que la de apagar un fuego, cosa que demostraba que había tomado la decisión correcta.

-Este solía ser un hospital psiquiátrico- comencé a dar una pequeña lección de historia -hasta que un brujo loco lo hechizo haciendo que el lugar quedara bajo tierra- abrí unas deterioradas cortinas, dejando ver que fuera  de la ventana solo se podía ver un lindo cumulo de tierra, con unas cuantas raíces que evitaban que esta comenzara a filtrarse sin control al interior del edificio, enterrándonos aún más –cuando llegue estaba lleno de esqueletos y momias, de hecho aún tengo algunas guardadas en una habitación, por si quieres ver… también son interesantes- abrí la puerta de una habitación cualquiera y señale la parte de esta que daba a la habitación –los rasguños en las puertas que habían quedado cerradas, a veces, aunque no tenga a nadie consiente se puede escuchar cómo se hacen nuevos, quizás encuentres algún amigo fantasma por aquí- tras volver a cerrar la puerta se escucharon un par de chirridos parecido, pero mucho menos molesto al sonido de cuando se pasan las uñas por un pizarrón, demostrando mi punto -¡AH!- exclame mientras que juntaba mis manos dirigiéndome hasta otra ventana, en una pared distinta, abriendo las persianas mostrando algo de paisaje, aunque no era muy interesante, solo cenizas, tierra y naturaleza muerta -hay una parte del hospital que da al exterior porque estamos al borde de un barranco, el personal fue muy poco profesional y escapo por las ventanas dejando a los pacientes a que murieran de hambre-

-Pero, en fin- volví más mi atención a mi invitado antes de ladear levemente la cabeza preparándome para hacerle una pregunta -¿quieres que te enseñe a torturar a alguien sin ejercerle heridas mortales?- sonreí de buen humor, si de verdad no le interesaba el sufrimiento ajeno era una buena forma de partir, con algo que no fuera teoría, de por sí, podía decirse que usaba este laboratorio poco lugar para entrenar a los asistentes que tomaba de vez en cuando -deberías poder sacarle terror a eso-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Lun 31 Oct - 4:22

Por algún motivo comencé a tener una desagradable sensación de deja vu en cuanto Lily estrujó mis mejillas como si fuese tan solo un bebé. Seguro alguien en el pasado me habrá hecho el mismo gesto hasta dejar mi rostro rojo e hinchado, ya que por algún motivo podía recordarlo mediante reacciones fisiológicas poco comunes en mí e instintivamente me llevé las manos a la cara comenzando a frotar mis pobres mofletes con descontento mientras regresaba una mirada de reproche en consecuencia del atrevimiento por parte del elfo, quién parecía haber cogido más confianzas de las que se le habían otorgado – Tsk, puedo entender que pienses que soy un simple crío, pero la realidad es que he visto un montón de cosas luego de tomar esta forma ¿sabes?- aun así no terminaba de estar totalmente seguro si mi propia edad resultaba mayor a la de él debido a su especie, por lo que en cierto modo ¿tendría sentido que me tratase de esa forma? ¡No! definitivamente no se justificaba y solo estaba buscando provocarme –De todos modos, ¿no habías dicho ya hace un rato atrás que era como un ser invisible con poca importancia?- expresé con un dejo de resentimiento al recordar aquello –Ahora de pronto ¿piensas que soltando un par de palabras condescendientes  voy a creer que tienes otras ideas sobre mí? pff, no tengas cuidado, estoy consciente de la realidad. Ya de por si es como si me hubiese esfumado, y francamente prefiero estar solo que mal acompañado, por eso tengo a Mask conmigo- le regresé un guiño de complicidad a mi compañera - Ahora la pregunta es… ¿hay alguna diferencia si tomas cartas en el asunto?- menee la cabeza en signo de negación mientras sonreía suave y sarcásticamente para restarle importancia al asunto y a su vez darle a entender que podía proseguir adelante, que era lo que yo también deseaba.

-Por cierto…- froté mi cabeza un tanto confuso –Quizás no estamos hablando dentro de la misma jerga pero… ¿a qué te refieres con harem?- me parecía que él se divertía guiando la conversación en direcciones que solo propiamente comprendía, así que de alguna manera intuía que se trataba de connotaciones lugareñas para algunas palabras o referentes talvez a su raza, simplemente no tenía idea –¿Como un juguete puede volverse exigente? No es más que eso, ¡un juguete!, si te aburres lo despachas y ya ¿no es así?- en cierto punto decidí parar, ya que a medida que intentaba justificarme más y más de alguna forma parecía que la liaba más a fondo y comenzaba a incomodarme. Cada vez estaba más convencido de cómo solo deseaban tomarme el pelo, así que lo mejor sería fijar mi atención hacia otras cosas como el sitio en donde ahora nos encontrábamos.

Me resultaba fascinante la manera en que la atmosfera del lugar se veía inundada por esos aires que algunos llamarían como “algo creepy”, no pude evitar sentirme como en casa, pero mil veces mejor. No podía evitarlo, supongo que en cierto modo, aunque me avergüence admitirlo, sigo teniendo los instintos de un chico de doce años, siento mucha curiosidad por las cosas que me rodean y sobre todo si me interesan lo más mínimo, como era el caso de este este lugar tan poco usual.

La verdad hubiese continuado explorando por mi cuenta en medio de tal fascinación, de no ser porque de pronto Lily me detuvo en seco para colocar sobre mi cabeza un extraño accesorio un tanto ridículo
-¿Y esto?- pregunté desconfiado colocando una expresión de incredulidad curvando mi boca en forma de “s”, pensando ingenuamente que se trataba de algún tipo de medida de seguridad o implemento de laboratorio, pero a los pocos segundos pude confirmar que no era más que un estúpido moño con orejas en forma de conejo – Muy gracioso, ¿te divertiste ya? estrujaste mi cara, me acariciaste y pusiste accesorios ridículos. Luego de esos insultos agradece que aún no he dejado caer mi maldición sobre tí- susurre entre gruñidos mientras me quitaba esa cosa horrenda y la ponía en mi boca para masticarla con ira – Aunque si sigues por ese camino no puedo asegurarte que las cosas terminen bien.  Vuelve a tocarme y probablemente pierdas la mano.- hinché las mejillas molesto y le di la espalda para continuar observando mi entorno, pero de todas maneras seguí escuchando la historia sobre aquel lugar tan interesante y conocer todo el lore detrás de ello -Mm… con que aquí también habitan otras criaturas. Pues no creo que acabáramos llevándonos del todo bien, soy algo territorial ¿sabes?- era eso en primer lugar y en segundo es que no soy precisamente lo que se llama alguien “sociable”, disfruto bastante de mi espacio y ya es más que suficiente el tener que soportar los eternos reproches sobre que no escucho la necesidades de cierta compañía casi obligada como lo era Maskeréin, no creo poder soportar además otros fantasmas, esqueletos, momias y brujos. Ya de por sí apenas estaba aprendiendo a lidiar recientemente con una bruja la cual por cierto me ponía de los nervios ya que me hacía actuar de maneras que hasta a mí mismo me extrañaban y resultaban un tanto incomodas –No, definitivamente no saldría bien. Tendré que deshacerme de ellos si llego a planear consultarte por la renta de este lugar supongo, ni modo.- levante y volví a bajar rápidamente los hombros haciendo un gesto de resignación.

Luego de aquella conversación tan absurda y un despropósito total como era el significado de la amistad ¿creo?, pasamos a lo verdaderamente interesante
– Pues veamos, suena muy intrigante todo eso de la tortura física, emm…- dije en un tono sarcástico, ya que él parecía muy fan de esas cosas y llevaba un rato mencionándolas – Pero sucede que esas cosas son de humanos y vivos ¿no? a mí no me van ni me vienen, es que si al menos fuera en parte humano y pudiera experimentarlas... sabría en qué medida debo aplicarlas para que sean eficaces ¿no crees que el daño psicológico y emocional es un poco más chocante y perduraderos a largo plazo?- medité un momento al percatarme de que talvez estaba siendo un poco reacio a expandirme a las posibilidades y que lo que había estado probando por tanto tiempo ya no resultaba tan eficiente como en un principio –Bueno, supongo que al menos podría ver cómo funciona, pero entonces tengo una petición que hacerte- contuve el aliento y luego inspiré profundo mientras empuñaba mis manos –Tu eres un científico ¿no es así? seguro debes tener algo que me permita experimentar “en parte” lo que es ser humano. Sé que alguna vez seguramente lo fui, pero eso ya de un tiempo que bueno… ya sabes- volví a quedar en silencio por un instante nuevamente y luego me decidí a continuar – No es que quiera un cuerpo precisamente, eso me resultaría tan ajeno actualmente, pero es solo que me gustaría saber más sobre todo eso que me estoy perdiendo. ¡Creo que es simple curiosidad!- sonreí un tanto nostálgico mientras observaba las palmas de mis manos, intentando convencerme en de lo que estaba diciendo, no era precisamente una mentira, pero sabía que me estaba perdiendo de algo que alguna vez había tenido y de sobremanera anhelaba recuperar, volver a “sentir”, a “experimentar cosas”, me intrigaba y tenía a alguien potencialmente capaz de regresármelo.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Jue 3 Nov - 2:55

-Oh, por supuesto que no- evidentemente no tenía intenciones de ser la persona que lo “rescatara de su soledad” ni nada por el estilo, obviamente no era el tipo de persona apropiada para ese tipo de rol y ya tenía más que suficiente con Joshua dependiendo de mi para compañía y apoyo emocional, necesidades que definitivamente eran difíciles de satisfacer, tanto por su personalidad como por la mía -yo simplemente digo que eres interesante para mí, para el resto del mundo eres bastante irrelevante- explique sin intenciones de ofenderlo, aunque podia parecer que simplemente lo estaba molestando -excepto con unas cuantas excepciones para las que quizás seas una de las criaturas más importantes del universo- el mundo estaba lleno de paradojas y relativismo, definitivamente era algo interesante, quizás parecía que pasaba de “insultarlo” a “consolarlo” pero simplemente quería exponer a aquel hecho.

-Oh~- una sonrisa maliciosa se formó en mis labios al escuchar su pequeña pregunta, en ese mismo momento, la oportunidad para molestarlo era demasiado grande como para dejarla pasar, era prácticamente como si lo estuviera pidiendo a gritos -¿no habías visto tantas cosas del mundo?- cubriéndome la boca con una de mis manos deje salir una pequeña riza burlona antes de proceder a explicar el termino, con una definición prácticamente sacada de un diccionario -un “harén” o “Harem” es un grupo de hembras que rodean a un único macho en épocas de apareamiento y/o viven bajo el techo provisto por un único hombre como sus esposas o simplemente esclavas sexuales, también se refiere a un género de anime donde múltiples personajes se encuentran atraídos al protagonista- le dirigí una sonrisa un tanto más “amable” antes de concluir -básicamente es un grupo de amantes, personalmente no creo que el género de estos sea importante- pasando a responder su otra pregunta, elegí usar una pequeña y evidente metáfora -si simplemente dejas tus juguetes tirados por ahí, puedes tropezarte con ellos y terminar teniendo una estruendosa caída-

Aparentemente mi pequeña tendencia a hacerle “bullying” había comenzado a ponerlo de mal humor, lo suficiente como para hacer que se pusiera algo “agresivo”, aunque de alguna forma simplemente parecía un animal erizando su pelaje para parecer más intimidante -si fueras a hacer eso agradecería que fuera con un corte limpio sin dañar el hueso, una vez un tipo que no sabía nada de biología uso un hacha y creo un verdadero desastre, el hueso se astillo y repararlo fue horrible, además de que suturar fue una pesadilla con esos cortes horribles- suspire suavemente al recordarlo, al final del día todo ese proceso había sido una gran pérdida del tiempo ya que no había aprendido nada exactamente nuevo, a excepción de un par de puntos para mi lista de “cosas que hacen que la gente se enoje lo suficiente como para querer matarte” -de todas formas, supongo que debería disculparme por tu actitud- volví a sonreír despreocupadamente antes de recorrerlo con la mirada y encoger un poco mis hombros -es simplemente que algo en tu aura parece estar suplicando por ser molestado- lo deje alejarse antes de comentar en voz baja  -quizás eres algo masoquista y aun no te das cuenta-

De la forma en que se explicaba, hacia parecer que quería aprender a romper completamente la psique de alguien sin infringirle daños físicos -creí que querías comer algo de terror, no causarle cicatrices emocionales a la gente- me quede en silencio durante unos instantes, si se las ingeniaba a causarle traumas fuertes asociados con su figura, voz o algún otro estimulo controlable, aunque quizás tardaría más tiempo en infligir un fuerte “miedo” después su simple presencia podría ser suficiente para causar ataques de pánico al afectado -aunque supongo que podría ser práctico para ti, tener a un grupo de personas “entrenadas” para temerte- al final del día, parecía un poco más interesado en ser más “humano”, que en aprender nuevos métodos para alimentarse con eficiencia y de todas formas se notaba que era bastante mañoso, así que forzarle un tipo de lección no tendría sentido ya que solo terminaría ignorándola.

-Puedo guiarte para que crees tus propio sistema nervioso, si puedes cambiar de forma, quizás sea posible para ti crear réplicas de un par de órganos- encogí un poco mis hombros antes de agregar -es algo complicado forzar estímulos si literalmente no tienes cerebro- la carencia de aquel órgano en su cuerpo, significaba que no podia tomar el camino fácil para algo así y simplemente estimular ciertas partes con electricidad o presión para forzarlo a sentir ciertos estímulos físicos y psicológicos, aunque no tuviera conexiones en su sistema nervioso para el resto de su cuerpo, pero analizándolo un poco mejor, eso probablemente no lo ayudaría mucho a sentirse “humano”  -pero me las puedo ingeniar, en lo que se refiere a hacerte sentir algo físico, en los juegos los no-muertos suelen ser débiles a cosas que curan a los personajes regulares, quizás un poco de magia curativa te deje experimentar parte de lo que es ser torturado "físicamente", hay quienes dicen que sentir dolor es la prueba de estar vivo-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Sáb 5 Nov - 1:57

Le regresé una mirada un tanto contrariada-“No eres relevante para nadie”- ¿Se supone que debía tomármelo como una ofensa?, Maskeréin me interrumpió en mitad de mis pensamientos “Eso no fue exactamente lo que dijo, estas tergiversando un poco las cosas ¿no crees?”- Shh!! ¡Calla Mask!, en primer lugar ¿porque él piensa que tengo interés en esas cosas tan burdas? ¡Dime! ¿Porque querría que otros se interesaran por mí en primer lugar? Eso sería comparable a pretender que la comida se interese por ti. ¡Que absurdo! Tsk…- muy seguramente era la reacción que esperaba por mi parte, pero lo cierto es que en la actualidad me resultaría mil veces más sorprendente si hubiese alguien preocupado por mí en primer lugar. Tantos años siendo forzadamente “independiente” han causado que poco a nada me importen esos temas, después de todo el depender de otros me resulta bastante patético, similar a actuar como una especie de “parásito”. Nuevamente ella volvió a interrumpir en la quietud de mis pensamientos “Ah ya veo… ¿entonces soy un parásito para ti? mm…”, parecía algo molesta al respecto –Ja! Creí que ya lo tenías más que asimilado. Es una lástima traerte de vuelta a la cruda realidad- contesté de manera sarcástica.

Supongo que algunos tendrán un tipo de “dependencia” hacia otros tal como Maskeréin o talvez como parecía aparentar ahora la situación de Lily, pero eso era algo que no me incumbía en absoluto, solo pretendía que no se me metiese en el mismo saco que él. Prefiero pensar que soy yo quien cuenta con poco interés hacia otros, ¿Por qué debería ser a la inversa?...

Incliné mi cabeza levemente hacía un costado mostrando un tanto de confusión
–Q-QU-QUEEE?! E-es- esposo… E-es-esclava s-sexu…- mientras meditaba sobre el tema anterior, lo que siguió me tomó bastante desprevenido, ya que pensaba que mis preguntas inconvenientes pasarían como inadvertidas, pero definitivamente él no dejaría pasar tal pregunta y al abrir mi bocaza más de la cuenta pagaría las consecuencia. –¡¿Porque yo iba a querer algo así para empezar?!- mi tono se volvía progresivamente más nervioso a medida de que caía poco a poco en cuenta sobre lo que quería decirme, también era capaz de sentir que mi cabeza probablemente explotaría como una olla a presión debido a la vergüenza que sentía en ese incomodo momento ¡T-ti-tienes una idea completamente errada sobre a lo que me refería! No se trata de nada de eso ¡¿me oyes!? No tengo idea de qué clase de “juguetes” frecuentes tu- sacudía mis brazos con desesperación intentando rectificar sus pensamientos y percepciones equivocadas sobre mí, lo que muy probablemente, seguro se le haría bastante divertido al muy maldito.

Era evidente aunque intentara ocultarlo con todas mis fuerzas, que esos temas me descolocaban bastante, no solo por el hecho de que ese tipo de cosas me resultaban desagradables, sino también por el hecho de que era incapaz de imaginarme besando a alguien, mucho menos me imaginaría en… “¡ESO!”. A menos de que solo se tratase de una especie de broma con el propósito de desquiciar a alguien, no lo se…

Tan oportuna como siempre Maskeréin se dispuso a interrogarme justo en ese momento con esa mirada de chismosa acusatoria; “¿Si tan desagradable te parece la idea, porque sujetas tus labios de esa manera?”. Creo que había acabo haciéndolo inconscientemente, lo cual me hizo ruborizar de vuelta
–¡¿Demonios tú también Mask?! ¿De pronto quieren acorralarme entre ambos? eso es bajo, muy bajo hasta para ustedes dos ¡que lo sepan!- contesté aún exaltado intentando excusarme por haber caído tan solo un momento en su juego imaginando el que se sentiría algo así… de hecho, pude recordar como recientemente había dado una lamida en la cara a cierta bruja, casi tan cerca de su boca que potencialmente... intentaba no meditar mucho al respecto o seguro me daría algo, pero ahora tenía más sentido por qué Mask me había regañado por entonces.

Decidí que si quería salir con mi dignidad intacta lo mejor sería distraer la atención y cambiar de tema abruptamente cuanto antes mejor y… ¿acaso acababa de llamarme masoquista? ¿Cómo podía tener cara alguna para llamarme de ese modo contando con esas cicatrices?
–Eh, ¿no crees que estas siendo un poco autoreferente?- pregunté arqueando levemente una ceja mostrando incredulidad ante la situación. Vaya experiencias más raras había afrontado, no soy un especialista en el tema definitivamente, pero no creo que un hacha sea la indumentaria más adecuada para ese tipo de procesos… creo.

-Por cierto, sobre lo que acabas de mencionar…- en ese momento, apenas había caído en cuenta sobre que talvez había acertado con su última apreciación –¡Pues si! me resulta bastante divertido ver las caras que ponen cuando les invade más y más el pánico, hasta que luego se vuelven locos y empiezan a implorar que les deje en paz. Podría decirse que ese es uno de mis juegos favoritos ¿acaso está mal?- pregunté con una amplia y sombría sonrisa en medio de mi rostro –De hecho sería perfecto tenerlos entrenados tal como dices. Exactamente a eso me refiero con “juguetes”, no son más que eso y solo para eso sirven. Es precisamente por lo que estoy aquí ¿sabes?- menee la cabeza y di un pequeño suspiro, se supone que era algo que ya debería saber, además odiaba reiterar explicaciones.

De pronto me sentí un tanto amenazado y me alejé rápidamente flotando a una distancia prudente de él
-¡No! no quiero… Mmm, ¿realmente piensas que es la única forma?- ¿porque de pronto sentía como si lo mejor fuera escapar cuanto antes?, por su parte también parecía como si a Mask le inquietasen sus ahora demostradas intenciones, ¿estaría siendo demasiado confiado con Lily? pero solo existían dos posibilidades de las cuales ambas me entregarían lo que estaba buscando, aunque siempre con el riego de conseguir el mencionado “final malo” del que se me había dicho antes, aunque muy en el fondo si eso llegase a ocurrir encontraría la manera de regresar y maldecir su existencia como venganza, lo cual era una posibilidad bastante probable, que esperaba él hubiese tomado en cuenta. Aun así no me gustaba el camino por el que estaban yendo las cosas, en donde yo no tenía el control total de la situación.

-¿Sabes qué? Ya no me gusta este juego…- contesté sonriendo con una expresión un tanto nerviosa, me había dado cuenta de que me estaba metiendo en líos más enrevesados de los que podía llegar a solucionar –Eh… seguro estas un poco falto de inspiración. Yo regresaré más tarde cuando se te ocurra otra cosa ¿de acuerdo?- me di la media vuelta y trague un poco de saliva para soltar el nudo en mi garganta. Algo me hacía intuir que ya era un poco tarde para retractarse, sobre todo luego de haberle asegurado que no me importaba nada de lo que hiciera, pero me era totalmente inesperado el hecho de que Lily manejara magia blanca ¿Cómo podía llegar a saberlo?, Mask volvió a irrumpir en medio de mi reflexión “!Oye no lo sé! Es un elfo. Nunca me hubiese imaginado que pudiese manejar magia blanca, ¡ni que fuese peligroso! Para nada. Ni si quiera el hecho de que cuando le vimos por primera vez asesinando a un sujeto me hizo sospecharlo.”, podía notar cierto dejo de sarcasmo en sus manera, -¡Jo! ¡Podría habérmelo dicho antes! ya sabes que soy un desastre notando esa clase de cosas- le gruñi de regreso.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Sáb 5 Nov - 22:51

Sus reacciones eran sumamente entretenidas, pero lamentablemente ya estábamos alcanzando ese punto donde su incomodidad se volvía el detalle más evidente en sus conductas y sin dudas, a este punto, esas eran las acciones que me aburrían con más facilidad, de verdad esperaba que me siguiera entreteniendo con un comportamiento un poco más “atípico”, pero al final, quizás era un poco más humano de lo que el mismo imaginaba.

Situaciones de alta tensión,  momentos de vida o muerte, donde la desesperación por salvar a un ser querido o la vida propia hacían posible el enfoque en un objetivo único, la mayor parte de mis interacciones sociales venían de escenarios parecidos, la oportunidad de molestar a alguien nuevo y ver sus pequeñas reacciones de enojo controlado eran escasas ya que normalmente el estrés afectaba sus reacciones naturales, hasta el momento había sido entretenido, de cierta forma continuaba siendo un tanto interesante, pero si proseguía su intento de fuga, de seguro mi interés en él como “persona” no tardaría demasiado en comenzar a esfumarse.

-¿No habías dicho que te daba lo mismo lo que hiciera contigo?- pregunte calmadamente mientras que lo veía darme la espalda -si no te gusta la idea, niégate con claridad- aproximándome a una de las paredes retire uno de los deteriorados ladrillos y limpie un tanto mis manos antes de comenzar a jugar con los pétalos de la pequeña flor que se ubicaba tras de este -aunque no es como que importe ahora- saque una pequeña esfera de mi bolsillo, parecida a una canica de vidrio, aunque la verdad era más bien una versión menos ovaladas de las pastilla blandas que se usan en algunos suplementos alimenticios -ya despertaste mi curiosidad- dejando el pequeño objeto entre los pétalos de la flor, estos no tardaron en rodearlo, como si estuviera floreciendo a la inversa, la planta volvió a ser un capullo -como un sujeto de experimentos- aclare sin preocuparme de alzar demasiado la voz mientras que la enredadera que se paseaba por todas las paredes del edificio comenzaba a emitir un tenue brillo que indicaba que la barrera del lugar se había fortalecido, impidiendo que mi compañero hiciera algo llamativo como ignorar las puertas al pasearse entre los cuartos o intentar forzar su paso a lugares a los que no estaba invitado -y ya me diste tu aprobación- me encogí de hombros con una pequeña sonrisa en mi rostro, el conejito no podia decir que no le había dado oportunidad para retractarse -es un lastima, te di muchas oportunidades para arrepentirte- concluí con un pequeño suspiro antes de dar unos cuantos pasos en su dirección, adelantándolo y luego viéndolo hacia atrás para que nuestros ojos se volvieran a encontrar.

-Dime, para empezar ¿no crees que es algo ególatra de tu parte?- ladee mi cabeza en gesto interrogante, sin poder entender que lo hacia pensar que podia retirarse así como así ni que lo hacía siquiera llegar a sugerir que otro día llegaría a tener tiempo o disposición para atenderlo -ya de por si estas en deuda conmigo por tener la oportunidad de ver este lugar, esa llave era bastante costosa y ya no puede usarcé- baje la mirada lamentando falsamente la perdida, antes de alejarme un par de pasos, siendo yo quien le daba la espalda en esta ocasión -tus pedidos fueron que te enseñara sobre el miedo y que te hiciera sentir más humano, esperé que fueras más específico,  pero no tomaste la oportunidad, así que no tengo la obligación de considerar tus gustos- me explique, regañándolo hasta cierto punto, si quería que le enseñara algo en específico o que hiciera algo en concreto debía ser extremadamente claro, técnicamente le hacía un favor al escuchar su petición –das una idea vaga de lo quieres y solo especificas lo que no te gusta ¿crees que tengo todo el tiempo del mundo para interpretar tu pedido al pie de tus pensamientos, sin que te expreses adecuadamente? si vas a un restaurante y tu único pedido es que te traigan un alimento que no sea dulce ¿crees que tienes derecho a quejarte si no te gusta el platillo?- reí burlonamente haciendo evidente la ridiculez del escenario que yo mismo había planteado, era como un personaje “importante” esperando que el chef de algún local sepa mágicamente sus gustos.

-Sabes, técnicamente… ya cumplí mi parte- volviendo a verlo a los ojos, pude notar las típicas señales que daba el cuerpo de un ente asustado, la dilatación de las pupilas, el movimiento de los ojos, la tensión en sus… “musculos”, era increíble que una “proyección” fuera tan expresiva y sus expresiones estuvieran tan ligadas a lo regular entre las especies humanoides  -¿puedes sentir tu propio terror?- guarde silencio durante unos instantes golpeando suavemente mi labio inferior con el dedo índice, mientras que apoyaba el resto de estos en el mentón -me pregunto casi puedes alimentarte de eso…- saque mi teléfono y tras un par de comandos lo conecte al sistema de altavoces de mi establecimiento, a un volumen moderado, produciendo un efecto de eco en mis siguientes palabras -la respuesta de huir y pelear ante el peligro, aquella emoción llamada miedo ¿hay algo más típico de un ser vivo que eso? emoción, vergüenza, enojo ¿no te parecen sentimientos bastante humanos?- hable sin preocuparme a este punto de que intentara huir, pues aunque corriera, aun podría escuchar mis palabras y técnicamente no quedaría “hablando solo” -una lección sobre miedo, un bocado de humanidad, ahora que te entregue eso, eres mío para experimentar ¿verdad?- comencé a caminar en dirección contraria a mi invitado -Clauster- al pronunciar su nombre un circulo se formó bajo sus pies “programado” para seguirlo donde quiera que fuese dentro de mi humilde establecimiento.

-Hey, Bonnie, dime ¿Cómo planeas escapar? ¿Sabes dónde está la salida? ¿Sabes cómo funcionan mis sistemas de seguridad? ¿Puedes sentir la barrera que tengo instalada en este lugar? ¿Conoces Ragnar lo suficiente como para saber cómo llegar a la civilización y conseguir algo de alimento? en esta zona en particular, fuera de estas instalaciones, podrás considerarte afortunado si encuentras un insecto cada unos cuantos kilómetros- apoyando mi espalda contra la pared, utilice mi mano libre para hacer unos cuantos dibujitos en el aire, que se vieron reflejados al interior del circulo bajo mi invitado, formando un símbolo mágico de a poco.

Continúe con mi camino, ya perdiéndolo de vista, entre los pasillos que recordaban más a un laberinto que a los corredores de un hospital -ah por cierto, el cintillo, de hecho tenía un hechizo para que mi sistema de seguridad no te marcara como un intruso si lo tenías puesto- hice mi comentario conocido por los altavoces mientras que terminaba mi recorrido hacia la sala de control, aplicando un par de códigos en el panel -es una verdadera lástima que terminara rompiéndose, ahora es solo basura- me estire un poco antes de ver en dirección al cuarto del personal, ya sabían que no me gustaba tratar con ellos cuando venía de visita, a no ser que les diera aviso previo de que tenía algo que comentarles, así que de seguro habían terminado escondiéndose  -bueno, en fin, nos vemos- corte la "llamada", disponiéndome a  ir a hacerle una vista sorpresa a mis empleados para preguntar porque no había nadie haciendo su trabajo y no me refería a ahora específicamente, por el estado de mis ratas de laboratorio podia decir que más de uno no estaba cumpliendo con los procedimientos, pero antes de eso, me asegure de que el pequeño círculo mágico bajo los pies de Bonnie se activara para transportarlo automáticamente a una linda habitación sellada, blanca y de paredes acolchadas.

Deje salir un largo suspiro, mientras que recorría los corredores, ¿Por qué era tan difícil seguir órdenes simples? “oh no, es que es tan inmoral hacer esas cosas, es que yo tenía una vida normal hasta ayer” puras excusas -oh, ¿tu amigo te dejo atrás?- pregunte a cierta mascara mientras que la recorría del suelo, mi “sistema de seguridad” nunca había sido muy bueno transportando objetos, Bonnie de seguro había sido afortunado de ser trasladado con su ropa -que desconsiderado de su parte- limpie un par de motas de polvo y me asegure de que estuviera en buen estado tras  la caída que debía haber sufrido -vamos a hacerle una visita- le sugerí a la máscara, aunque a mis ojos fuera simplemente un objeto inanimado.

Otra sala dedicada a la seguridad, aunque esta se encontraba hecha para observar lo que ocurría en lo que ahora era, la habitación del conejo -¿No crees que fue un tanto cruel dejar a tu amiga atrás- comente, poniendo su amiga ante la cámara que permitía que la imagen de la habitación en la que me encontraba se proyectara en una de las paredes de su habitación, como si simplemente un vidrio nos estuviera separando -me pregunto si quiere salvarte… o quizás preferiría decirte “te lo dije”- “la” mire a los ojos durante unos instantes, como intentando descifrar los sentimientos de la máscara -hm… supongo que sería cruel de mi parte involucrarla demasiado- traje una silla extra y la deje apoyada en esta, mirando en dirección a la imágenes que daban mis “cámaras de seguridad” de la habitación de Clausty -oh, quizás no quieras ver esto- voltee la silla para que mirara a la pared y no tuviera que ver a su “amigo” sufrir -así está mejor- tome asiento y aproxime un poco el micrófono que permitía que mi voz se escuchara en la habitación blanca, antes de cortar la imagen dejándole acceso solo al audio.

-Normalmente no veo la necesidad de hacerlo, pero te explicare el procedimiento, estas dentro del prototipo de un mecanismo desarrollado para contener energía, específicamente mana, pero parece que tu cuerpo etéreo se lleva bastante bien con el mecanismo, así que, como ya te habas percatado, te será un tanto difícil salir de esa habitación- apreté un par de botones, ingresando unos cuantos comandos antes de proseguir -a continuación, usare la energía de tu cuerpo para activar un hechizo de curación simple que irá aumentando su potencia de a poco, si sientes dolor y llegas al punto de no poder aguantarlo, dime…- mientras que un modelo de sello se formaba en el techo de su habitación, uno diferente  aparecía en el suelo -para apagar el audio, los gritos son un tanto molestos- conforme los símbolos comenzaban a brillar, el procedimiento comenzaba, aunque probablemente no sentiría nada los primeros minutos.

Me aleje del panel de control por unos instantes, tomando un libro de la estantería  antes de volver -por el momento, te daré una pequeña lectura, sobre la tortura psicológica, espero que aprendas un par de cosas- limpie el polvo del libro antes de abrirlo, buscando la página donde recordaba que había información “interesante” respecto al tema -aunque a este punto no sé si puedas aplicarlas- comente en un tono un tanto burlón antes de comenzar a leer en voz alta;

-La expresión “tortura psicológica” puede referirse a dos aspectos diferentes del mismo fenómeno. Por un lado, aquí pueden designarse los métodos no físicos de tortura- me estire un poco alcanzando la puerta de un pequeño frigorífico, para sacar una botella de agua, por si mi garganta llegaba a secarse en algún momento.

-Mientras  que  los  “métodos  físicos”  de  tortura  pueden  ser  más  o  menos  evidentes  (como  el  uso  de  esposas,  la  flagelación,  la  aplicación  de  descargas  eléctricas sobre  el  cuerpo  y  otras  técnicas  similares),  los  métodos  “no  físicos”  no  hieren, no mutilan y hasta pueden no tocar el cuerpo, sino que afectan la mente. Entre los  métodos  no  físicos  que  pueden  asimilarse  de  manera  manifiesta  a  actos  de tortura figuran la privación prolongada del sueño, una privación sensorial total u obligar  a  una  persona  a  presenciar  la  tortura  de  miembros  de  la  familia,  para mencionar  sólo  tres  ejemplos- deje salir una pequeña carcajada, volviendo a activar el canal de video para que Clau pudiera vernos y con cuidado volví a voltear la silla de su amiga, mirándola mientras que fingía hablarle -oh, linda, aparentemente es un tanto peligroso que te quedes conmigo, considerando la naturaleza de esta lección- esta vez dejando el video activado para él, retome la lectura.

-Por  otro  lado,  la  expresión  “tortura  psicológica” también  puede  servir  para  designar  los efectos  psicológicos  (en  oposición  a  los efectos  físicos)  de  la  tortura  en  general  (por  tortura  “en  general”  entendemos la  práctica  del  método  físico  o  psicológico,  o  de  ambos).  A  veces,  se  tiende  a fusionar estos dos conceptos, lo que lleva a confundir los métodos y los efectos. Debido a esa confusión, algunas autoridades han negado la existencia misma de la tortura psicológica como realidad concreta, mientras que otras han optado por definirla como; “Aquellos  ‘dolores  o  sufrimientos  mentales  graves’  causados  por  la  amenaza  o por la aplicación efectiva de ‘métodos destinados a alterar profundamente las facultades o la personalidad’”- deje una pequeña pausa en cuanto se acabó la información en la página, aprovechando de aplicar un pequeño hechizo de purificación a la botella de agua.

-A continuación el documento pasa a referirse a una serie de requisitos que deben ser alcanzados por el “sufrimiento psicológico” resultante de cierta actividad para que esta sea clasificable como una tortura desde el punto de vista legal y que la víctima o familia se sienta en derecho de pedir una indemnización, pero creo que es más interesante pasar a leer unos cuantos ejemplos de técnicas de tortura psicología utilizados en interrogatorios;  privación del sueño, aislamiento celular, miedo y humillación, humillaciones sexuales y culturales graves, recurso a amenazas y fobias para inducir el miedo a morir o a recibir heridas,  recurso a “técnicas” como la desnudez forzada, la exposición a temperaturas glaciales, la privación de la luz, etc.- tras una rápida revisión a los datos que aparecían en un par de las pantallas, volví a dirigir la mirada a la máscara, fingiendo que le aclaraba algunos conceptos, aunque era evidente que la explicación estaba dirigida a otro ser -es algo interesante, recuerdo haber leído con anterioridad, que es más fácil llevar a alguien a la locura manteniéndolo en un espacio blanco que teniéndolo en un lugar obscuro, pero eso escapa del punto- vi en dirección a las imagines en las “cámaras de seguridad”, lo que para él debía verse como que le estaba dirigiendo la mirada -Bonnie, ¿te gustaría que fuera más específico con respecto a uno de estos puntos, estoy seguro de que un par de mis contactos estarían más que dispuesto en ayudarte a comprender en carne propia el cuarto metodo- pregunte mientras que tapaba las orejas de la máscara por las implicaciones que tenían mis palabras -lo menciono solo porque veo complicado enseñarte algo así por mi cuenta, considerando que tengo pareja-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Mar 8 Nov - 13:34

Bueno, era evidente que me lo había buscado de algún modo, pero estaba convencido de que últimamente estaba pasando por una racha horrible de mala suerte o que comenzaba a desarrollar un arte para atraer problemas en sí mismos –¡Oye! Un momento, nadie dijo nada sobre tortura. ¡Eres un tramposo!- al menos en principio no era así, o solo había querido entenderlo como experimentación sencillamente. Lo peor de todo era que quería hacer ver toda la situación como si le debiera algo por todo aquello, cuando era evidente la manera que se leía en su rostro como lo estaba disfrutando totalmente –¡No recuerdo haber dado ninguna idea vaga! ¡¿Que más específico se debe ser contigo?! Está claro que no te gusta jugar de manera justa- realmente no me gustaban los juegos en donde no estaba seguro de que al final conseguiría ganar, aunque de algún modo la adrenalina del desafío que suponía me motivaba a querer seguir adelante, solo para probarle que no debía subestimarme tan a la ligera.

Si es cierto, me había intimidado un poco aunque me disgustase admitirlo, pero aunque él quisiese creer que estaba completamente paralizado por el miedo, en realidad sabía que en el pasado había salido de situaciones similares o quizás peores, solo me agobiaba el hecho de haber dejado caer sin querer a la pobre de Mask debido a su inesperada forma de retenerme
–¡Déjala en paz! ella no tiene nada que ver con lo que te he pedido. ¡Mask huye! No te preocupes por mí, yo te alcanzaré después- gritaba golpeando desesperadamente las paredes de la cámara en la que me contenía mientras escuchaba por los altavoces la voz de Lily que me hacía enfurecer aún más, siempre dando sus explicaciones pretenciosas, supongo que quería engañarse a sí mismo pretendiendo que alguien le importasen lo más mínimo ese tipo de cosas al encontrarse en tal situación, pero no debía caer en su juego, él quería y efectivamente estoy seguro de que buscaba comenzar a desquiciarme para nublar mi juicio y de ese modo lograr escapar, conozco muy bien cómo funciona todo aquello, es una técnica que he llegado a usar más de una vez en el pasado.

De pronto reaccioné y se me ocurrió una idea para salir de allí
–¡Oh ya lo tengo!- comencé a concentrarme durante un momento, debía reunir mucha energía si planeaba hacer lo que tenía en mente. Si me transformaba en una bestia descolosal podría escapar con facilidad, aunque estaba el hecho de que ya no contaba con ese transistor tan raro, lo que causaría que el recinto me identificara como una potencial amenaza y eso sería un problema grave si deseaba salir ileso –¡¿Que rayos me has hecho?! No puedo transformarme…- sentí un escalofrío al verme carente de mis habilidades, tan indefenso como cualquier mortal. Lo más probable es que el aura de magia estuviese neutralizando mi energía de alguna forma, podía sentir como lentamente el aire se volvía denso en aquel lugar y como esa misma energía comenzaba a carcomerme con un ardor que se volvía cada vez más intenso.

Comencé a toser como si hubiese inhalado alguna clase de gas pimienta o algo por el estilo. Poco a poco empezaba a entender que esta era una batalla de resistencia en donde al final resultaría victorioso el que fuese capaz de adaptarse mejor a la situación, aunque era evidente que Lily corría una gran ventaja por haber tomado la delantera y por el sencillo hecho de encontrarse en territorio conocido para sí mismo
–¡¡Eres un enfermo cof cof…!! si logro salir de aquí la vas a pagar caro, Y YA TE ASEGURO QUE SERÁ ASÍ COFF COFF…!!- seguro debía lucir de una manera un tanto lamentable, explotando en ira al verme sin poder hacer nada y lo peor de todo es que no quería que Mask me viese de esa forma.

Por fortuna y para mi sorpresa un tanto inesperada, justo cuando creía estar perdido, mi “cuerpo” se estaba adaptando un poco a esos estímulos. Había perdido el conocimiento durante un instante debido al primer shock, pero cuando desperté ya no sentía el ardor a mí alrededor
–¿Qué ocurre? Aún sigo aquí…- por un momento creí  ingenuamente que se trataba de mi fuerte instinto de supervivencia que me impulsaba a seguir luchando y no resignarme a desaparecer, lo cual en parte era muy probable, pero también fui consciente de que ese maldito le había bajado al voltaje que se me aplicaba, con el único fin imagino, de verme sufrir más lentamente, pero al parecer no se trataba solo de eso sino que ahora quería mezcla tanto tortura psicológica como física.

Al menos en alguno de estos aspectos me encontraba mejor preparado según qué clase de trucos usara, o eso pensaba
–¿Crees que me voy a dejar intimidar solo porque estés en una situación favorable? en algún momento las cosas van a tener que dejar de jugar a tu favor y entonces voy a estar allí para verte caer y restregar tu cara contra el suelo- nuevamente sentí como otra descarga más intensa me era aplicada con la intención de doblegarme, pero no tenía intención de hacerlo –¿Piensas que solo con eso acabarás conmigo? seguro esperas que llore y pida piedad, pero eso no va a suceder. ¡¡NO VA A SUCEDER!! Más vale que esperes sentado tan cobardemente observando donde quiera que estés.- era tan intenso que podía sentir como las lágrimas de dolor afloraban por mis ojos, pero aun así soltaba carcajadas desafiantes intentando opacar los gritos que realmente quería soltar, como diciendo “no me importa en absoluto, haz lo que quieras pero no lo vas a conseguir”.

Supongo que en parte frustrado por mis actitudes, Lily decidió cambiar de táctica. Nuevamente comencé a escucharle a través de los altavoces, casi a la distancia debido al cansancio
–¿Que sucede? ¡¿Ya te has aburrido de todo esto?! Que patéticos métodos, es obvio que no pueden conmigo- respondí  jadeando un poco exhausto mientras me tambaleaba al levantarme lentamente del suelo con una sonrisa siniestra dibujada en todo mi rostro ya que el dolor que no recordaba haber experimentado antes comenzaba a apoderarse de la poca cordura que me quedaba. Entonces cuando creía que la peor parte ya había pasado, mi sonrisa desafiante solo desapareció abruptamente y mis pupilas se contrajeron a tal punto que dejaban ver claramente como lo que seguía se volvería una pesadilla, ya que podía entender a qué se refería con “el siguiente punto” –¡¡No!! ¡Te lo advierto! Si me tocas te mataré. ¡Si envías a alguien aquí lo mataré! ¡¡NO SOY UN ASESINO PERO NO DUDARÉ EN DEFENDERME CON LO QUE TENGO!!- ¿porque de pronto había comenzado a temblar? no tengo miedo, pero ya no quiero sentir más dolor. ¿Se supone que esto es el sentirse humano? debe de ser una broma…

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Lun 14 Nov - 22:21

En cuanto lo escuche decirle a su compañera que huyera pensé seriamente en lanzarla como un ‘frisbee’ en dirección a la pared mientras que “la” incitaba a apurase para luego dejarla destrozarse al chocar con el muro dejando salir un comentario como “Ohh, debiste usar la puerta” pero eso implicaba tener que limpiar el piso después y si no se destruía de todas formas después tendría que ir a recogerla, esta habitación en específico era de acceso restringido así que tampoco podría encargarle a nadie que limpiara por mí, en resumen, me dio flojera, así que decidí dejarlo pasar.

Su disposición a “llevarme la contraria” aparentando su sufrimiento era sumamente adorable, pero lamentablemente para él, su mera existencia era suficiente para tenerme satisfecho un rato, no necesitaba que gritara, suplicara ni llorara como parecía creer, aunque no me quejaba por sus reacciones emocionales, ya que me dejaban sacar un par de datos extras del constante escaneo en que se encontraba aquella habitación, una vez completara un registró de como reaccionaba su “cuerpo” e identificara lo que este clasificaba como daño y de paso probablemente podría averiguar qué tipo de sistema utiliza para la percepción de sus alrededores.

A pesar de lo tiernas que resultaban sus quejas, opte por bajar el volumen durante unos instantes mientras hacia su justificado berrinche, continuando con la lectura aunque él no pareciera demasiado interesado en aprender en esos momentos.

Aparentemente su “calma y felicidad” no duraron mucho en cuanto escucho mi última pregunta, dándome una negativa bastante emocional -oh, ya veo-  comprobando con un vistazo rápido a distintos monitores que ya poseía el rango de información necesario, envié parte de los datos a uno de mis otros laboratorios, para analizarlos con mayor detenimiento más tarde, aunque ya a simple vista podia suponer que podría usar ese tipo de planta para aquello y tal tipo de magia para eso otro. Continúe especulando un par de cosas más mientras que marcaba cierto número en mi teléfono y lo aproximaba a mi oído para comenzar una conversación con la persona al otro lado -hey Bob, tengo una criatura adorable aquí y me preguntaba casi te gustaría venir para ayudar en su sufrimiento y soledad- deje una pequeña pausa para dejarlo expresarse, volviendo a bajar el volumen del altavoz por donde se trasmitía la voz de Clauster, para que no interrumpiera con sus berrinches, pero que si pudiera seguir escuchando lo que pasaba  -¿hm? es un ‘Shota’ sé que te gustan, reviso el historial de los ordenadores, te recomendaría traer tu propio computador la próxima vez que tengas turno de noche- recordar cosas como esa me hacía apreciar a mi equipo de limpieza, en general hacían un buen trabajo… en gran parte porque si encontraba algo fuera de lugar terminaban desapareciendo misteriosamente lo que inicio ciertos rumores, pero bueno  -en fin, te mandare una lista con algunas cosas que deberías llevar para hacer tu visita más productiva- y con aquello concluyó la llamada-estúpido Bob, por gente como él es que hay que usar la luz negra para desinfectarlo todo- me di espacio para quejarme un poco mientras que le redactaba un mensaje con las cosas que necesitaba, donde las necesitaba y a qué hora las necesitaba, entre algunos otros detalles para que no cometiera algún error estúpido.

-Bueno Bonnie, ya que parece que no tienes interés en escuchar mi lección, supongo que aprovecharé este  momento para encargarme de otros asuntos- me levante de mi asiento con un pequeño salto, ingresando un par de nuevos comandos para que terminara momentáneamente su dolor por el pequeño hechizo de magia blanca, después de todo, no tenía intenciones de exorcizarlo ni nada por el estilo, solo quería algunos datos y ya me los había entregado -supongo que te dejare una película para que te entretengas mientras no estoy- a pesar de que ya había logrado satisfacer parte de mi curiosidad, eso no significaba que lo dejaría libre, si lo soltaba solo así, obviamente intentaría evitar volver a encontrarse conmigo, así que se quedaría viviendo ahí por toda la eternidad, a no ser que llegáramos a un acuerdo más tarde -supongo que esta cosa sobre una biblia, se supone que es un clásico así que podría estar bien… pero el diseño de personajes…  hm… mejor te dejo esta cosa con un monstruo de tentáculos y chicas mágicas- comente aquello mientras que revisaba el contenido de un par de discos que había confiscado de un empleado que ya no existe hace tiempo, recordando la época en que pensaba que nunca aplicaría en la práctica mis conocimientos sobre sexualidad… pero bueno, con la llegada de Joshua esos días estaban tan muertos como el pobre y joven Vladimiro.

-Oh si Clauster, puede que después…- me interrumpí a mis mismo mientras que terminaba de programar la sala donde estaba Clau para que su “Película” se proyectara simultáneamente en todas las paredes y que se repitiera automática e infinitamente -mejor dejemos que sea sorpresa- comente con una sonrisa antes de cortar la trasmisión con su celda, dejándolo comenzar a ver lo que probablemente sería su primer Hentai, quizás el ultimo si quedaba demasiado traumado como para querer acercarse a esas cosas otra vez, aunque siempre había la posibilidad de que le quedara gustando, después de verlo unas cuantas veces porque estaría ocupado un par de horas visitando otros laboratorios junto a su amiga.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Jue 24 Nov - 7:50

La situación comenzaba a tornarse bastante fea a medida que dejaba pasar el tiempo y si no reaccionaba pronto muy probablemente mi existencia pasaría a ser más que una mera historia de terror que acabaría siendo exorcizada del recuerdo colectivo, sin dejar rastro, pero… ¿qué se supone que podría hacer? no parecía haber nada a primera vista que estuviese al alcance de mis manos como para contrarrestar aquella situación, además la habitación que me contenía resultaba más firma y resistente de lo que en primera instancia pudiese parecer y sin mis poderes la cosa se tornaba aún más complicada. Mis posibilidades de sobrevivir comenzaban a agotarse si es que Lily había conseguido ya toda la información que deseaba, solo podía apaciguarme con el consuelo de que aún no hubiese perdido todo el interés para así ganar algo de tiempo en lo que pensaba un modo de escapar.

-…¡Ja! Esto no es nada…- susurré para mí mismo en un tono débil con la mirada perdida en el vacío de aquella habitación blanca. Me sentía agotado por las violentas descargas que parecían haberse hecho eternas mientras me eran aplicadas infringiendo ese dolor tan intenso como agujas punzantes, pero que por fortuna habían cesado un momento dándome un respiro para continuar resistiendo. Mi voz también se hallaba exhausta debido a los continuos gritos que seguramente habrían acabado desgarrándola gradualmente.

Tumbado contra la pared, alce mi mirada perdida y vacía, buscando con dificultad los altavoces de los cuales emergía nuevamente la voz de Lily quien intercambiaba una conversación bastante mal intencionada con un sujeto que parecía contar con antecedentes nefastos y cuestionables por decirlo de una manera suave. Era más que evidente que la intención del elfo era que escuchase en mayor detalle a ser posible, de que iba todo aquello, aunque ya no comprendía del todo si se veía movido por el afán de obtener más información a modo experimental comprobando mis reacciones o simplemente le movía el morbo por contemplarme en mis últimos momentos de agonía
–¿Que debería hacer…?- me cuestionaba a mí mismo ya casi en un trance de shock donde solo intentaba mantenerme hablando para no perder la conciencia nuevamente -…ese sujeto… el tal Bob, vendrá aquí…- continué susurrando con las pocas energías que me quedaban -…seguramente intentará violarme ¿verdad?- pregunté retóricamente mientras dejaba salir una sutil risa de auto compadecimiento mientras me tumbaba a un costado, esta vez en forma de ovillo sujetando mis piernas y ocultando mi rostro al hacerlo.

En ese instante comenzó de pronto a proyectarse una especie de película en medio de las cuatro paredes que me mantenían cautivo. Para mayor énfasis de la situación, ese bastardo me había dejado con una desagradable ambientación de fondo que terminaría de desquiciarme.

Me llevé las manos a la cabeza, intentando cubrir mis oídos en un intento vano por dejar de escuchar aquellos gemidos tan vergonzosos que emitía la proyección, mientras me ruborizaba levemente por sentirme “sucio” de algún modo al presenciar semejante cinta
–¡¿Porque haces esto?! ¡¿Era necesario?! ¡Yo no soy ningún pervertido!- en sobremanera, aunque sonara un poco absurdo o masoquista, prefería mil veces continuar con la fase de descargas antes que seguir escuchando lo que él definía como “entretención”. En realidad no sabía que estaba ocurriendo pues cerré mis ojos con fuerza para evitar enterarme de las imágenes proyectadas de tan mal gusto, si acaso deseaba obligarme a ver ese tipo de cosas, tendría que haberse asegurado de parcharme los ojos con cinta adhesiva, amarrarme o algo, en caso contrario no debía esperar que accediera a ver “eso” por mi propia voluntad, concluí. De cualquier modo, el hecho de que se le escapase ese detalle tan clave había sido una fortuna para mí.

Luego de un rato pude sentir como unos pasos se aproximaban lentamente, volviéndose más y más fuertes conforme se acercaban, estaba claro de quién se trataba
-… Parece ser que Bob tenía prisas por llegar. Vaya sujeto más triste y desesperado, aun no le conozco y ya siento verdadero asco hacia él…- volví a recoger mis piernas ocultando mi rostro sin levantarme del suelo pensando en que seguramente sería el fin de todo, pero de algún modo mi voluntad insistía en oponerse a la situación aunque las cosas pintaran extremadamente mal.

-¡No quiero desaparecer! aún no puedo desaparecer...- ¿cómo había sido tan irresponsable? Dejarme caer en esta trampa, no escuchar las advertencias de Mask en su momento, solo había subestimado a Lily porque en un principio no me pareció una amenaza al menos para mí, ya que ninguna criatura viva me había puesto en apuros antes, pero era muy claro que había sido un error que terminaría costándome muy caro, solo por mi ambición y curiosidad, tentado por alguien que podía ofrecerme conseguir algo que había perdido y anhelaba recuperar pero que en realidad está lejos de convertirme en algo que realmente no soy. -¡Soy un monstruo! ¿Porque no me resigno a asimilar mi condición?-

Una voz siniestra resonó en mi cabeza, “…entonces si eres un monstruo deja de lloriquear y actúa como tal… enseña lo repulsivo que puedes llegar a ser ¡hehe!” –Espera un momento ¡¿Quién eres?! …- su voz me resultaba extremadamente familiar –¡¿…Mask?!- le desconocí completamente, quedándome absolutamente extrañado. No solo era el hecho de que ahora se encontraba cautiva junto a Lily lo cual le impediría comunicarse conmigo de alguna forma ya que nos encontrábamos bastante lejos el uno del otro, sino que ahora parecía alguien completamente diferente, pero ese tono era inconfundible.

Sujeté mi cabeza con fuerza mientras temblaba y me recorría un escalofrío a lo largo de mi espalda
–¡Vamos, deja de jugar conmigo! ¡¿quién rayos eres?! ¡responde!- le grité, pero no conseguí respuesta alguna por su parte, solo una risa burlona que me provocaba a sacar lo peor de mí. “Parece ser que ese hombre repugnante no tardará en estar aquí con nosotros… Talvez deberías darle lo que viene a buscar ¿no crees?. Puede que quiera probar cosas nuevas, ¿no sería divertido desmembrar sus partes más íntimas en miles de pedacitos? Eso sí sería una experiencia intensa e inolvidable para él seguro, si es que sobrevive. Después de todo eres tú o él. ¡Hehe!”.

Aquellas palabras tan frías me estremecían por dentro, realmente nunca he querido hacer daño a nadie y si había llegado a hacerlo en el pasado solo había sido por causa de un simple accidente o meras amenazas
–¡¿D-de que hablas?!… yo no soy un asesino… yo…- su voz volvió a resonar en mí, “Pobrecillo… no lo veas de ese modo. Necesitas alimentarte como es debido en cualquier caso ¿y que mejor modo que aprovechando de alguna forma a ese desperdicio de humano?” –P-pero yo no soy quién para juzgar eso, yo…- sentí como la manecilla de la puerta comenzaba a abrirse y me volví presa del pánico que tanto deleite me hacía sentir al presenciarlo en otros.

En ese instante mi “cuerpo” se movió por sí mismo, como si hubiese cobrado voluntad propia y por motivos que desconozco de pronto había conseguido de regreso mis poderes. Por un momento me sentí en medio de un trance y ya no me importaba nada realmente, solo pude sentir un par de gritos de agonía antes de volver levemente en mí mismo y contemplar mí alrededor.

La habitación se hallaba completamente bañada en sangre que se escurría por las paredes mientras en medio del lugar se hallaba el cuerpo de ese sujeto completamente desmembrado luego de haber explotado como un desafortunado globo de agua, o más bien en este caso o globo de sangre
–Tch… debiste pensarlo dos veces antes de venir aquí- dibujé una sonrisa de regocijo en mi rostro a medida que relamía mis labios por la saciedad del festín que había conseguido de ese hombre quién en sus últimos segundos de vida había sido inundado por el pánico más puro y delicioso que había probado nunca –Espero haber podido saciado esos asquerosos deseos carnales en tus últimos momentos de agonía, criatura miserable y patética- le dije sarcásticamente al cadáver mientras pisoteaba con desprecio lo que quedaba de su entrepierna desmembrada, contemplándolo con una mirada vacía.

Al hacer esto algo calló de su bolsillo
–¿Mm… una tarjeta de acceso?- seguramente la traería para asegurar la puerta una vez nos encontrásemos solos para sus despreciables propósitos, pero parece ser que no le había dado tiempo de cumplir su cometido, era una lástima para él supongo.

Me incliné a recogerla y la guardé cuidadosamente en mi bolsillo
–Creo que podrá serme útil para salir de aquí- menee la cabeza mostrando un poco de lastima compadeciente mientras pensaba –Ay Lily, es una lástima que confiaras el acceso a criaturas tan incompetentes…- dicho aquello me aproximé hacia la puerta y la atravesé sin prisas mientras retornaba a mi forma original, morfeando mis extremidades que antes se habían vuelto tentáculos gigantes para acabar con la existencia del pobre y despreciable de Bob.

Regresé la mirada hacia una de las ventanillas de aquel recinto, explorando a mi alrededor con el propósito de encontrar la salida, entonces pude notar como ahora, ambos de mis ojos se había vuelto completamente rojos y brillantes, dejando atrás el azul de mi ojo izquierdo. Era algo que había ocurrido antes y que no acababa de gustarme, me hacía lucir aún más como un monstruo, pero no di más vueltas al asunto ya que sabía que era una condición temporal que se presentaba cuando dejo aflorar mis instintos más bajos
–Tch, maldito Lily… espero no corras con el mismo destino que Bob. Me la vas a pagar tarde o temprano- exclamé dando un puñetazo a la pared.

Lo importante ahora realmente era encontrar a Maskeréin y salir de allí cuanto antes, lo demás era algo secundario así que me adentré en esos pasillos sin analizar nada más, ni el hecho de que ahora me desconocía a mí mismo y lo que era capaz de hacer. Ni siquiera estaba asimilando todo lo que había ocurrido.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Mar 27 Dic - 15:24

No tarde en enterarme de la muerte de Bob y aunque las cosas habían salido de acuerdo al plan, no podia evitar decepcionarme un poco de la predictibilidad de la situación, él no tenía por qué haber entrado para completar mi verdadero encargo, pero bueno, de seguro quería saludar al pequeño pulpo disfrazado de conejo, una parte de mi tenía la esperanza de que lo estrangulara o algo así, pero no, lo hizo explotar manchando todas las paredes blancas, pero bueno, de seguro las manchas serian útiles para algo de “tortura psicológica” en los intrusos del futuro.

A pesar de que moría de ganas por reencontrarme con Bonnie y entregarle de vuelta a su amiga, por el momento era más interesante revisar los datos que había recolectado en su estadía en el pequeño cuarto de castigo, además tenía diversión para rato en el calabozo ya que aunque tuviera la tarjeta que le había mandado le sería algo difícil escapar si no conocía la contraseña, era una desgracia que el pobre Bob no tuviera tiempo para entregarle aquel código, ahora, al no poder romper el sello de los muros exteriores, el suelo y el techo, le sería imposible salir, vagando en los corredores para siempre, a no ser que encontrara la nota explicativa que le había preparado.

Nota:
Felicidades, lograste salir de la habitación.

Supondré que has obtenido tu propia tarjeta de acceso para invitados, lamentablemente aún no se encuentra activa, para poder utilizarla y recibir tu contraseña simplemente firma abajo, declarando que;

Acepto los términos y condiciones que ‘Bob’ debía informarme

--------
Firma

En un pequeño canasto, acomode unos cuantos regalos para Clauster, aunque probablemente a este punto ya no querría nada conmigo, pero sabía que al menos había un elemento que no rechazaría, tras completar un par de tramites calcule que ya era una hora decente para que volviéramos a encontrarnos, de seguro hacerlo esperar mucho pasaría de darle tiempo para calmarse a simplemente ponerlo más ansioso, después de todo, de haber logrado utilizar la tarjeta de acceso de seguro el haber podido entrar al elevador para solo terminar en otro cuarto sellado de seguro no lo habría hecho muy feliz.
-¿Me ayudaras a que no intente atacarme?- le pregunte aquello con una sonrisa a la inanimada mascara, había pensado en pasársela a Bob para que se la entregara a su legítimo dueño, pero hubiera sido algo desconsiderado de mi parte devolvérsela por medio de otra persona -¿Qué dices? ¿Está ahí?- sosteniendo aquella mascara la aproximé a la puerta como si fuera a servir como un radar para detectar la presencia de Clauster –bueno, debes estar ansiosa por rescatarlo, entremos- tras un nuevo comentario al objeto inanimado, abrí la puerta para quizás encontrarme con mi ‘invitado’.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 25 Ene - 18:46

En algún punto perdí la noción de mí mismo al continuar en medio de aquel trance. Ya no estaba tan seguro de lo que estaba haciendo y mucho menos había logrado asimilar mis acciones tomadas en medio de una situación que potencialmente podría haberse vuelto un tanto oscura. Simplemente no estaba pensando, solo dejé que las cosas tomasen su curso mientras me tambaleaba perdidamente en medio de los pasillos inhóspitos de  tan extraño lugar que me había entregado un par de experiencias que difícilmente olvidaría con el tiempo.

Bueno, en realidad lo de inhóspito no llegaba a ser del todo cierto, si bien se tomaba en consideración a unas cuantas criaturas desafortunadas, otros sujetos de prueba para ser más específico, que se encontraban próximos a convertirse a algo similar a lo que me había transformado actualmente, solo en caso de correr la mejor de las suertes por así decirlo, donde su sufrimiento acabaría encontrando algo de paz.

Me  acerque a uno de los cristales para poder contemplar el interior de la habitación. Si quería finalmente lograr salir de aquí tendría que encontrarlo a él…
-Tsk, ¿¡donde diablos estas maldito hijo de…!?- nuevamente esa voz conocida resonó en mi cabeza frenando en seco mis palabras a modo de reproche -“¡Oye! ¡oye! Cuida esa boca. Un pequeño tan mono no debería tener esos modales ¿o sí?”- seguido de un par de risitas burlonas.

Me voltee rápidamente como intentando encontrarle tras de mí, con la esperanza de que se tratase tan solo de un juego o broma pesada, pero mi instinto me decía que ese no era el caso en absoluto, o al menos no de la forma en que me lo hubiese esperado
–Oh… eres tú de nuevo.- le respondí secamente –Tú definitivamente no eres Mask…- al decir aquello terminé espabilando finalmente de mi trance como si me hubiese encontrado adormilado.

Sacudí mi cabeza un momento y refregué mis ojos con mis puños envueltos por mis largas mangas. Lentamente comencé a abrirlos, y progresivamente acabaron volviéndose grandes como plato, pero igualmente carentes de brillo denotando una especie de shock al encontrarme con mi actual y desagradable imagen en el reflejo de los ventanales.

Pude vislumbrar mi propio reflejo en el cristal, un reflejo de ojos rojos que persistían, con el  rostro cubierto por unas cuantas manchas de sangre. Es cierto, casi me había olvidado del desmembramiento brutal que había hecho al tal Bob.

Me limité a contemplar un momento aquella imagen y luego de un instante solté una risa nerviosa
–… Desconozco… en que momento acabé volviéndome tan sádico.- me estremecí dándome cuenta que aquella experiencia había sacado un parte de mí que con empeño renegaba por lo angustioso que resultaba, además… ¡¿había disfrutado de tales actos?!

-Bueno, de cualquier modo, hace mucho tiempo que ya dejé de ser un humano, esto iba a ocurrir tarde o temprano…- sacudí mi cabeza intentando no darle más vueltas al asunto. No era el momento oportuno para analizar lo que había sucedido, había recordado que mi prioridad era encontrar a Mask y largarnos de una vez.

Ahora encontrándome consiente de la presencia de aquella entidad enigmática, la cual parecía hospedarse en mi ser de alguna manera, acabé dirigiéndole nuevamente la palabra
-Entonces… en vista de que no vas a decirme quién eres y solo vas a estar diciéndome lo que debo o no debo hacer con mi boca, ¿pretendes ser de utilidad en lo más mínimo?- pregunté.

Ella, o al menos asimilé que se trataba de una “ella” por su tonalidad de voz, comenzó a reír suavemente por segunda vez y a continuación me dijo
–“Pero bueno, que mal agradecido eres, luego de que te he ayudado a recordar que debes ir por tu amiga. De todos modos si he tenido que recordártelo debe de ser un poco desafortunada de tener ese tipo de vínculo contigo.”- podía darme cuenta de que solo intentaba provocarme así que ignoré sus comentarios, e igualmente no había pedido la opinión de una suerte de parásito que habitaba ahora en el retumbar del eco en medio de mi cabeza.

El no prestarle atención a sus palabras causo que inmediatamente empleara otras tácticas para lograr el captar mi atención
–“Muy bien, ignórame cuanto quieras, pero… ¿y que pasaría si te dijera que se exactamente en qué lugar se encuentra lo que buscas?”- me paré en seco al enterarme de sus palabras, ¿acaso lo había sabido todo este tiempo? –¡Pues entonces dímelo! ¿Qué pretendes callándote algo tan importante? ¡¿Eres alguna clase de cómplice de ese mal nacido?!- inmediatamente respondió regocijándose de mi reacción que dejaba en claro mi evidente molestia –“No realmente y tampoco pretendía callarme, es solo que no podía decir nada hasta estar en el sitio. Está allí justo en frente tuyo y parece esperarte.”- una puerta considerablemente grande y aparentemente reforzada con bastante seguridad se presentó ante mí con una nota pegada en frente escrita por el que parecía ser Lily.

-Luego de tenerme dando vueltas por tanto tiempo enserio ¡¿vas a comenzar con sus formalidades ahora?!- arranque la nota con rabia ya bastante cabreado y la usé para limpiar los restos de sangre de mi rostro. Nuevamente esa voz resonó otra vez, en esta ocasión con la intención de querer advertirme algo –“¡Uy! Igual y esa no ha sido tu mejor idea ¿no lo crees? ¿Qué pasa si decide tomar esas huellas de sangre a modo de firma?”- dijo ella de manera condescendiente luego de dejar escapar un suspiro.

Pude sentir como mi estómago se contraía al ser consciente de esta posibilidad, si algo ya sabía es que aquel elfo era un tramposo en todo sentido y lo mejor habría sido abstenerme de tocar cualquier cosa que pudiera usar a su favor pero… ¿de qué se trataba realmente ese documento?

Lo leí con detenimiento un momento y me quedé pasmado. No pude más que preguntarme si era alguna especie de chiste, es decir, ¿era posible que se le diese la custodia de “algo” o “alguien” a un ser como él? esto no podía ser legal de ningún modo, pero no sé de qué me sorprendía, si resultaba evidente que toda su naturaleza de trabajo parecía completamente clandestina y un acuerdo hecho con él no tenía por qué poseer una naturaleza distinta.

Mientras estas interrogantes me daban vueltas, pude sentir como la mirada de Lily se alzaba sobre mí, finalmente dejándose vislumbrar
– ¿Así que al fin decides salir de tu escondiste miserable cobarde? ¿Acaso te asusta tanto correr con la misma suerte que ese asqueroso que ahora sirve de papel tapiz?- le solté sin más con una entonación distorsionada que simulaba la de alguna clase de bestia  -Solo lo digo porque te dejas ver hasta ahora. Estoy comenzando a enfadarme bastante Lily… y tú no quieres verme enfadado ¿no es así? o supongo que prefieres que te llame ¿mamá? o ¿papá? ¿talvez ambos? pero supongo que esos son detalles- dije de manera sarcástica ya que la sola idea me parecía ridícula – Ese papel es una broma ¿no? para empezar, ¿porque quieres hacer algo como esto? ¿Qué ganancia tienes? mejor simplemente regrésame a Mask, olvidémonos de todo y cada quién siga su camino, en cualquier caso ya te divertiste bastante supongo- fruncí el ceño clavandole una mirada de odio, realmente no lo entendía, su forma de pensar me resulta tan desconcertante como interesante al mismo tiempo ¿por qué iba a querer ese tipo de vínculo con alguien como yo? además estaba decidiendo repentinamente todo por su cuenta ¡sin consultarme nada! pero entonces ¿esa era la única razón por la que no había terminado con mi existencia? Igual y solo le gustaba ir adoptando gente por ahí como quién recoge una caja de cachorros abandonados por la calle. Si, algo me decía que lo último se acercaba más a la realidad.

Inhalé profundo y dejé escapar un gran suspiro, ¿que conseguiría de todos modos si me negaba? es evidente que acabará haciendo lo que se le dé la gana a pesar de lo que pudiera decir, justo igual a alguien que conocí muy bien. Además, supongo que no tendría por qué temer el llegar a encariñarme con una suerte de secuestrador con claros trastornos psicopáticos, a menos de que desarrollase en el camino una suerte de síndrome de estocolmo y eso no sucederá ¿verdad? … a este punto ya no estoy siquiera seguro de mis propias acciones.

Con ambas manos sujeté la zona de la cien de mi cabeza y comencé a frotar despeinándome un poco mientras rezongaba, toda la situación me estaba dando algo de jaqueca, así que ya un poco harto le dije
–¿Sabes qué? ¡no me interesa lo que hagas! es problema tuyo, solo no esperes nada de mí, ni tampoco muestras de afecto fraternal, eso simplemente se me da muy mal… lo demás sencillamente me da bastante igual- hinché las mejillas y dejé escapar un bufido de resignación mientras que rápidamente le arrebataba a Mask de las manos de forma arisca.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Miér 25 Ene - 22:50

-Oh, perdón Bonnie, tuve que salir a hacer unos trámites, no quise hacerte sentir solo y desprotegido- respondí ante sus quejas respecto a mi “cobardía”, aunque la verdad simplemente  consideraba mis acciones como el resultado de la conveniencia, de todas formas, se veía bastante adorable con su pequeño berrinche -me alegro de que no estés lo suficientemente enojado como para intentar eliminarme- comenté felizmente, de seguro reventar el cadáver de Bob lo había ayudado a liberar un poco de estrés.

-Ah… el problema de adoptar es que las criaturas vienen con malas costumbres incrustadas- desvíe la mirada apoyando la mano en mi mejilla, mientras que lo escuchaba continuar con sus alegaciones, de seguro no sabía que había culturas donde secuestrar a los futuros miembros de la familia era práctica común, quizás no era la mía, ni era bien visto por el resto del mundo, pero existía -pero bueno, es parte de tu encanto- agregue antes de permitirme liberar una pequeña risa -a tu futura otra madre le costara acostumbrarse, pero seguramente terminara encariñándose- así Joshua eventualmente podrá socializar con otro ser vivo y dejarme algo de tiempo para estar solo.

-Oh- exclame con fingida lastima mientras que lo veía a los ojos, seguramente él no lo veía de esa forma, pero su costumbre de degradarse a si mismo era algo “triste” sus exclamaciones de ser un monstruo no venían acompañadas con un aura de orgullo y ese tipo de comentarios demostraban que se fijaba mucho en sus propias carencias, de seguro el pobre tenía problemas de auto estima bastante fáciles de aprovechar en cuanto llegara la hora -no digas eso Clausty, espero mucho de tí- comente porque era verdad y porque quería llevarle la contraria, -a demás si puedo hacer lo que quiera, eso implica que puedo creer en ti si quiero ¿verdad?- me encogí de hombros antes de ladear la cabeza en gesto interrogante como para hacerle ver lo obvio que era mi punto y como hasta cierto punto se había llevado la contraria a si mismo con su declaración.

-En fin, no quiero acabar con tu paciencia- dije después de verlo rescatar a su compañera con cierta agresividad -nos volveremos una familia de a poco- primero tenía que darle un tiempo de acostumbrarse a la idea y tengo que pensar en cómo presentárselo a Joshua, sin que mi lindo reptil se sienta celoso y termine atacándolo, como cuando lo lleve a la clínica y se puso a matar a los pacientes, no pude evitar suspirar al recordar aquel evento, pero no era el tiempo de mirar al pasado, acababa de obtener un “hijo” así que debía mirar hacia el futuro -ten- le entregue la canasta que había ignorado, después podia hacer lo que quisiera con ella, pero al menos cumpliría con entregársela, aunque fuera por capricho, tenía que preocuparme un poco por su seguridad y esas cosas -con la información que recolecte te hice unas cuantas pastillas para que puedas saborear mejor la comida, unas para que tu “cuerpo” simule mejor el sentido del tacto, un mapa del reino, instrucciones de cómo llegar a los otros reinos, boletos para que puedas viajar cómodo,  algo de dinero en efectivo por si necesitas comprar algo y un celular para que me llames si te pierdes o algo- de seguro ya quería retirarse, después de todo no le había dado exactamente recuerdos felices en el laboratorio -y hablando de eso te guiare a la salida- señale una puerta antes de comenzar a caminar, eventualmente guiándolo a la puerta que guiaba al exterior -ten cuidado con las personas sospechosas- no pude evitar reír tras decir eso, su encuentro conmigo demostraba que realmente debía tener más cuidado con esas cosas -ah sí, también abrí una cuenta bancaria para ti, no tiene fondos ilimitados, pero te ayudara a no ser un completo vagabundo, por cierto también te deje la dirección de uno de mis escondites y la llave, por si no se te da la gana viajar hoy y no quieres dormir en la calle- tras dictar estas últimas indicaciones, abrí la puerta dejándolo ir a donde su pequeño corazón de conejo lo guiara, total, no importaba que tan lejos se fuera, eventualmente nos encontraríamos porque le había puesto un hechizo que servía a modo de rastreador.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: In the hall of the Laboratory Queen [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Jue 26 Ene - 15:49

Si ya de por sí me resultaba desquiciante tener que lidiar con la idea de una sola madre, dos de ellas seguro sería peor que cruzar el infierno a pie. Mi realidad actual de todos modos estaba lejos de diferenciarse de algo como esto y probablemente empeoraría si me mantenía muy cerca de Lily, pero sabiendo que  no me libraría así por las buenas de él, solo podía limitarme a evadirlo cuanto me fuese posible, no merecía la pena lo más mínimo discutirle sobre lo poco que me interesaba socializar con su misteriosa parejita, que muy probablemente también debía tener una suerte de trastorno sociópata para estar con un sujeto como él, o puede que sea otra víctima de las circunstancias la cual acabó desarrollando tan curioso síndrome que me viene a la mente. Si esto último fuese el caso, espero desde el fondo de mí ser no acabar con un destino similar –Pues como sea… pero sería bueno que sepas que a los chicos de “mi edad” no nos gusta precisamente pasar demasiado tiempo con los padres, así que no te hagas muchas ilusiones. Si es por mí, seguramente intente pasar el menor tiempo de calidad posible contigo.- contesté de manera tosca cruzándome de brazos, estrujando un poco a Mask,  volviendo a hinchar las mejillas y esquivándole la mirada con una expresión similar a un puchero.

Continué escuchando su catedra
-¿Que si te dejo creer, puedes creer aunque te diga que no creas que?...- fruncí la boca y achiné los ojos denotado incredulidad. De nuevo estaba torciendo las cosas para confundirme, ¡malditos juegos mentales!

Dejé escapar un suspiro y pensé, ¡enserio! tuve que haber sido alguna clase de mal nacido muy miserable en otra vida para merecer lo que me está pasando ahora y estoy pagando por cada uno de mis pecados evidentemente, debía ser eso o tengo muy mala suerte porque si no, ¡no me lo explico!
-"Oh puede que seas tan tonto como para arriesgarte a relacionar con gente sospechosa. La suerte no tiene nada que ver aquí.-” interrumpió la voz femenina en un tono patético. En un principio creí que se trataba de los comentarios sarcásticos de Mask, pero enseguida me di cuenta que la pobre seguía en shock luego de la experiencia fuerte que acabábamos de vivir y era fácil darse cuenta de ello ya que permanecía más silenciosa de lo que realmente acostumbraba.

De cualquier manera los comentarios de aquella voz comenzaban a volverse cada vez más pesados, no parecía ser suficiente que ya la estuviese pasándolo realmente mal con todo como que para colmo me restriegue un “pequeño” error que pudo pasarle a cualquiera, otra cosa es que ese “pequeño”  error casi me costara la existencia pero…
-¡Aah!- volví a sujetar las cien de mi cabeza con ambas manos mientras escuchaba de fondo el parloteo que soltaba Lily y la voz femenina a la vez, era como escuchar el bullicio de una multitud en plena calle que comenzaba a incrementar mi jaqueca.

En medio de todo eso sentí que de pronto arrojó algo en frente mío, lo analicé con desconfianza, agarré un palito que encontré por ahí y le di un par de golpecitos con el mismo, a ver si saltaba alguna cosa que no fuese a gustarme.

Si, se trataba solo de una cesta común y corriente, con unas cuentas cosas que acabó explicándome en detalle.  A pesar de que mis instintos me decían por todos los medios que debía desconfiar de aquel presente tan particular, no pude evitar preguntar
–E-es… ¿para mí?- en un tono que demostraba ilusión pero de un modo tanto apenado con leves sonrojos en el rostro, al mismo tiempo sin perder esa expresión arisca en toda la cara.

Cogí lo que llamó más mi atención y naturalmente comencé a olfatearlo un poco, aquellas pastillas, ¡al final sí que había cumplido su promesa! supongo que no es tan tramposo como creí en un inicio y en realidad si lo pensaba bien, no tendría que haberme dado nada más aparte de eso, pero por alguna razón que no entendía se tomaba molestias extra solo ¿para mí?

Tomé la cesta en mis brazos decidiendo quedármela de mala gana
–Que sepas que me la quedo solo porque quise, no porque me lo digas tú, ¡principalmente para que no la tengas! No porque te aprecie ni nada parecido, es más, pienso que ¡eres detestable! ¡Nunca llegaré a quererte ni aceptarte como mi familia!, ¡Nunca!- le expliqué en un tono sollozante e intenté disimular como mis ojos se humedecían un poco. Era la primera vez que alguien me daba “algo” ¿y esas eran mis maneras de agradecer?, incluso aunque las circunstancias fuesen las que eran me sentaba muy mal, pero no tenía por qué saberlo y estaba tan molesto con él que igualmente me hacía sentir que era lo menos que podía hacer por mí.

En cuanto abrió la puerta y me dejó ir no pude más que echar a correr con todas las prisas que pude, como si fuese alguna clase de animal cautivo al cual por primera vez le permiten ver la luz del exterior, mientras gritaba fuertemente
–TE MALDIGOOO!! ¡¡No pienso volver por voluntad propia para hacerlo personalmente, pero que sepas que te maldigooo!!- ese seguro sería el principio de “algo”… algo que no me gustaba en absoluto.

[ CERRADO ]

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.