Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mother Knows best [Privado]
Vie 15 Sep - 17:19 por Clauster Disouls

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:22 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Lun 21 Ago - 9:13 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Un encuentro ocasional [Privado]
Sáb 29 Jul - 19:35 por Honlon Takanashi

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Dom 23 Jul - 21:23 por Lily Flowerfield

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

» Semana festiva. [Libre]
Jue 20 Jul - 2:10 por Clauster Disouls

» Primera noche [Cerrado]
Lun 17 Jul - 20:38 por Blak Lowell

» Profundidades del Agua.[Semi-Privado]
Dom 16 Jul - 19:22 por Kai Nagisawa

» Pesar [Privado]
Dom 16 Jul - 19:13 por Blak Lowell

» Un afortunado reencuentro [Privado]
Dom 16 Jul - 18:04 por Kotoha Crosszeria

» Pocas Palabras. [Privado]
Dom 16 Jul - 8:08 por Etsu Horie

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Vie 14 Jul - 19:48 por Blak Lowell

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Julio
Los posteadores más activos del mes
Clauster Disouls
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

(╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

(╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 8 Mar - 21:20

Resultaba irónico que el día que se supone había tomado como una suerte de “descanso” para mi habitual turno de ayudantía en la biblioteca, me hubiese hecho acabar madrugando más temprano de lo usual, creo que prácticamente no había podido pegar un ojo en toda la noche y aunque suene extraño, dormir es algo que me gusta, no que necesite realmente pero es agradable y apacigua un poco mis niveles de energía cuando estoy algo falto de alimento, sobre todo ahora que he llegado a circunstancias criticas de verme obligado a comer la basura que sirven en este lugar como excusa de almuerzo, al igual que cualquier otra criatura, así que mis ánimos no se habían vuelto de los mejores. Arrastré mi cuerpo tambaleante en dirección a mi destino, era evidente que no podría relajarme mucho hoy, tenía asuntos pendientes que atender, asuntos que me agobiaba atender y que en principio no lo hubieran hecho pero…

En ese momento Cluster recordó su último encuentro con Meri y como habían terminado todo con un inesperado beso en la frente, haciéndole dudar si continuar en dirección al encuentro acordado, dando levemente la vuelta retirándose lentamente de espaldas mientras le dominaba un tic nervioso en el ojo derecho y el constante pensamiento de "los occidentales son muy raros".

-Quizás solo debería irme y ya, ¿no es como que me vaya a extrañar especialmente cierto? Lo más probable es que me hubiera dejado plantado de todos modos… hehe…- intenté reír en un patético intento de auto justificación, pero  ni siquiera yo me creía en absoluto lo que estaba diciendo, de lo que había llegado a conocerla sabía que Meri era bastante sensible respecto a… bueno… ¡TODO! y que yo acabaría quedando como un completo mal educado, ¿pero eso debería importarme? ¡¿desde cuando me importa ser cortés o tener empatía por alguien?! Esas cosas nunca me importaron ¿acaso ella tiene derecho a una clase de trato especial solo porque me sacó del bosque y más aún luego de haberme atacado ayer de esa manera tan rara?

Me llevé las manos a la cabeza y revolví mi cabello con desesperación
-¡Ah! Mask di algo, yo no entiendo a estas criaturas y de hecho ni siquiera me entiendo a mí mismo en este momento. ¿Estoy enfermo? eso sería más raro aún, yo jamás me enfermo, seguro me echó algún tipo de maldición ¿¡que sucede conmigo!?- pero luego de dejar salir mis preocupaciones extrañamente no recibí respuesta, solo un silencio desolador que me acompañó durante un instante –Ya veo, sigues molesta. ¿Me estás haciendo la ley del hielo solo porque te dije que la idea del picnic era algo extremadamente cursi?- le enseñe la canasta que finalmente había traído conmigo tal como me había dicho –¿Ves? A veces yo también puedo tomar en cuenta unas cuantas sugerencias, después de todo tu eres la experta en el tema. Lo que respecta a habilidades sociales ya sabes… yo definitivamente “reprobaré la asignatura un par de veces”- arrugué la nariz y fruncí un poco la boca en una expresión que dejaba claramente ver que no me sentía del todo cómodo con lo cursi de la idea, pero en cualquier caso no podía tomar una actitud demasiado quisquillosa considerando que aquella cesta ni siquiera había sido preparada por mí, sino tomada como un pequeño préstamo, cortesía del club de gastronomía ya que parecía tener buena pinta, o eso supongo en base a los gustos aberrantes sobre los dulces que sabía sobre Meri.

-¿Entonces ya estas feliz Mask? … ¿Mask?- fue cuando me percaté de la ausencia de mi compañera, seguramente la muy maldita se había deleitado con el hecho de dejarme a mi suerte en esta situación –¡¡Traidora!!- seguramente lo mejor sería regresar cuanto antes o simplemente todo se volvería muy raro y tenso. Una cosa era que estuviéramos los tres a solas, pero otra cosa es estar ¡LOS DOS ABSOLUTAMENTE A SOLAS!  eso no sería muy diferente de una cita, ¿esto no es una cita cierto? ¿o al menos no parece una verdad? en realidad no pretendía crear ideas equivocadas sobre un contexto aún más raro –¡¡Ahh!! No puedo hacer esto solo, debería volver por ella- me dispuse a retirarme con prisas, casi corriendo literalmente, pero para entonces ya era algo tarde, ya que cierta personita con quién había quedado me detenía el paso, justo en frente –¡Demonios! Demasiado cerca…- escapó de mis labios a modo de susurro por efecto de la impresión de verla repentinamente antes de lo esperado –Digo, hola…- contesté de manera un poco seca mientras temblaba y retrocedía para crear un poco de distancia entre nosotros, sin saber qué hacer, reaccionando únicamente a agachar la cabeza y esquivar sutilmente la mirada mientras acomodaba mis gafas pretendiendo que no era la gran sorpresa volver a encontrarla, pero en el fondo creo que no lucía muy diferente a un gato acorralado –Y… ¿vienes seguido por aquí?- pregunté por inercia sin saber que más decir, dándome cuanta al segundo lo estúpido de mi pregunta ¡que quería decir con eso, se supone que yo la había citado para empezar! no habían pasado ni dos segundo y ya lo arruiné. ¿No puedo morir cierto? si… eso definitivamente iba a ser algo complicado… ¿Mask porque no estás aquí? solo pude sollozar internamente mientras esperaba mi fin.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Jue 9 Mar - 4:07

No podía decir que me sorprendiera verlo, ya podía escucharlo hablar mientras que subía las escaleras, de hecho bueno… había decidido darle un tiempo para que se expresara, parecía algo agobiado e interrumpir su monologo parecía algo de mala educación, así que espere a un momento de silencio antes de entrar… o salir a la azotea… -em…- desvié la mirada pensando un poco como responderle y es que se veía avergonzado de su propia pregunta, probablemente lo mejor era no hacer comentarios extras y simplemente responder con naturalidad -a decir verdad es la primera vez que vengo aquí- como decirlo, ¿como decirlo? Era algo emocionante, bastante emocionante y era que empezaba a sentir que podía interactuar con él con naturalidad, sin pensar la cantidad suficiente de palabras para escribir una novela antes de optar por cualquier acción, aun me preocupaba y de seguro seguía pensándolo demasiado, pero era mucho, mucho menos terrible que antes, tenia que ser… tenia que ser eso, el poder de la amistad, y la magia de tener una princesa a quien cuidar.

Mi elemento natural era la obscuridad pero podía sentir como si un aura brillante me rodeara, era felicidad, felicidad, tanta felicidad, estar con mi onee-sama era tranquilizador, me sentía cómoda y segura, era agradable, pero esto era completamente distinto, la compañía de Clauster me llenaba de energía, a veces me hacia enojar, pero… pero poder enojarse con alguien y aun así tener la esperanza de que te volviera a hablar en el futuro era genial -¿te hice esperar mucho?- pregunte tanto emocionada como preocupada -la clase se expandió un poco más de lo normal… creo- guarde silencio por unos instantes analizando un poco la situación -la verdad estaba tan ansiosa de que terminara que se me hizo eterna… tenia ganas de verte- creo que termine echando humo por unos instantes tras pensar mejor en lo que había dicho, no se en que tono de rojo termino mi rostro pero de seguro fue lo suficientemente fuerte para ser evidente a cualquiera -ah… perdón- me disculpe haciendo una reverencia antes de cubrir aun más mi rostro utilizando mis manos -no quiero hacerte sentir incomodo…- me exprese en voz alta, diciéndoselo tanto a él como a mi misma ¿Qué rayos estaba haciendo? Era culpa de la emoción, la emoción me hacia mal, la felicidad definitivamente no era buena al momento de analizar las cosas.

-Oh, como es hora de almuerzo- dije intentando cambiar de tema -¿no quieres alimentarte de mi?- ladee levemente mi cabeza mientras que preguntaba aquello, tenia hambre ¿verdad? podía presentirlo… a demás de que de seguro era complicado para él conseguir comida sin meterse en problemas en un lugar como este -estoy segura de que si cierro los ojos y pienso sobre la vida obtendré suficiente pánico para dejarte satisfecho- comente con una sonrisa emocionada por la idea de poder ayudarlo, si, era verdad, bastaba con que cerrara los ojos y me distanciará un rato con el plano terrenal para que todos los horrores existencialistas que podían existir comenzaran a asomarse por mi cabeza, comenzar a sentirme más decaída me hizo recordar -oh.. oh espera- baje la mirada al recordar algo importante -verdad, mi sabor era desagradable para ti, olvida mi propuesta- baje la mirada bastante decepcionada de no poder ayudarlo en ese aspecto ¿Qué podía hacer? ¿Qué podía hacer? ¿secuestrar a alguien, dejar que lo asustara y tomar la responsabilidad después? Eso.. eso no sonaba muy bien, no quería hacer sufrir a otro… al menos no por mi… pero si era por él… o por ella, entonces quizás, el bienestar de un cualquiera se volvería irrelevante… negué rápidamente con la cabeza intentando sacar aquellos pensamientos de mi cabeza, no estaba bien, no estaba bien, admitía que el bienestar que los que me importaban era mucho más prioritario que el de cualquier otro, pero no por eso lastimaría activamente a otras personas… a no ser que fuera el ultimo recurso, en el caso que los eliminaría aunque implicara una vida plagada de dolor y arrepentimiento… creo que encariñarme me hace mal…

Mientras mantenía la mirada baja cuestionándome las carencias de mi propia personalidad, recordé algo importante que había planeado para el momento y que quizás me ayudaría a salir un rato de mi espiral de negatividad -pude ver en tu pasado que…- me detuve por unos instantes ¿Qué estaba haciendo? No podía decirlo asi, quiero decir, era verdad, pero sonaba raro y lo menos que quería hacer era hacerlo sentir más incomodo de lo que ya estaba, no quería que me odiara ¿Qué haría si perdía a mi princesa? A mi primer posible amigo, tenia a mi Onee-sama, pero ella era más como bueno… una hermana mayor, un tanto como una figura materna, era completamente distinto, trataba de ser lo más amable posible, no me agradaba el cinismo ni las mentiras, pero continuaba siendo un ser débil dispuesto a mentir para protegerse, soy un simple y maligno ente de la obscuridad, no podía evitar hacer actos despreciables de vez en cuando, como no devolver el dinero cuando me daban vuelto extra los días que no me alcanzaba para llegar al fin de mes, o… o quitar un poco del dinero de las carteras que encontraba botadas antes de entregarlas a la policía para poder llevar algo de comida a la mesa, o equivocarme al dar dirección y llevar a las personas por el camino correcto, o tomar la fruta de los arboles de casas que salen por fuera de la cerca, o patear por instinto a alguno que otro tipo que quizás buscaba levantar mi falda o-o incluso a veces mentía sobre mi raza… a-ah y también estaban las ocasiones en que soy maleducada y finjo que no escucho a las personas porque no tengo ganas de responderles -digo… supuse que ya que lo dulce no te agrada, debes sentirte más atraído por lo salado- comente finalmente mientras que tapaba mi rostro con las manos nuevamente, intentando ocultar mi culpa y vergüenza -y bueno, es hora de almorzar- repetí sin darme cuenta en un principio antes de levantar la bolsa que había tenido colgando de mi muñeca todo es tiempo -pedí esto prestado en el club de repostería- tome algo de aire antes acomodarme en el suelo y sacar una pequeña maquina a baterías que originalmente estaba diseñada para preparar pop cakes, pero pensé que podría funcionar -y un conocido me ayudo a conseguir los ingredientes- comente mientras que le mostraba los ingredientes contenidos en la bolsa recuperando de a poco mi sonrisa -¿te gustaría preparar takoyaki conmigo?- poco después de hecha esta pregunta, fue que pude verla, una canasta abandonada en el suelo -o-oh… p-perdón- tartamudeé sintiéndome pésimo por haberle hecho una propuesta así cuando…  -ya habías preparado algo-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Jue 9 Mar - 6:16

Para mi sorpresa no acabó burlándose de mí en absoluto ¿por qué no lo hacía? es que simplemente no la entiendo, no lo comprendo porque hasta yo mismo me hubiera burlado de mí en tal situación, pero en fin, supongo que era un alivio y podía respirar tranquilo de no haber sufrido una inevitable humillación y al contrario, parecía haber tomado mi comentario con total naturalidad –En realidad no, acabo de llegar- Mentí descaradamente, sabía que le había permitido sentirse importante de alguna manera, pero también tengo otras ocupaciones, no es como para que se lo tuviera tan creído, pensé un tanto receloso –E-espera, ¿qué?- había estado pensando en mí durante este tiempo ¿hasta volver a vernos? ¿Cómo se supone que debía reaccionar ante tal comentario?

Arrugué la cara durante un momento con una expresión de dolor y comencé a echar espuma por la boca
–Demonios… demasiado… azúcar…- mirar su rostro sonrojado no contribuía en nada a los altos niveles de empalago que invadían mi cuerpo, por el contrario, comenzaban a hacer querer convulsionar. Esta mujer definitivamente quiere matarme, ¡tengo que escapar de aquí en cuanto tenga la oportunidad! todo fue una trampa desde el principio y yo ingenuamente queriendo agradecerle ¿Por qué demonios no está aquí Mask cuando le necesito?

Durante un rato fui capaz de esquivar la mirada para que el efecto no fuese tan dramático y poder resistir a sus ataques agresivos en lo que durara nuestro encuentro, hasta tener la oportunidad de ejecutar alguna maniobra evasiva, sin embargo, fue inevitable mirarle fijamente con ojos de plato en cuanto me hizo una oferta cuanto menos inusual
–¡¿Q-q-que?! ¡¿C-co-comerte?!- ¿que pretendía decir con eso? ¿era literal verdad? desde aquella experiencia en el laboratorio con Lily definitivamente había dejado de ser el mismo, ahora estaba contaminado con pensamientos que me hacían sentir como una criatura lujuriosa y desagradable, por culpa de aquellos videos horribles que me obligó a ver. ¿Porque de pronto debido a sus palabras no era capaz de visualizar a Meri con más que una fruta en la boca? si, usando únicamente eso, pero aun así seguiría teniendo un sabor dulce, cosa que no me agradaba, pero a una parte de mí ¿porqué de algún modo le resultaba atrayente?

Entré en pánico y agarré una botella de agua que convenientemente llevaba en la cesta que cargaba, la abrí con prisas y la eché bruscamente directo a mi cara para espabilar antes de que mi cabeza estallara como una olla a presión
–N-no… no tengo mucha hambre en realidad, gracias- contesté de manera extremadamente tímida, lo había conseguido, de pronto me sentía totalmente cohibido y no pude más que sentarme en una de las banquillas más próximas abrazando mi piernas un tanto intimidado.

No estaba seguro de que si ella estaría totalmente consiente de los comentarios potencialmente mal interpretables que podía llegar a hacer, ya que esta no era la primera vez que sucedía, en la biblioteca ocurrió algo similar y por culpa de aquello la señorita Blak se habrá hecho ideas equivocadas sobre nosotros… ¿o quizás…? ¿Solo quizás lo hacía a propósito? puede que bajo esa piel de oveja ¿se esconde realmente un lobo que busca provocar para conseguir sus malignos propósitos? Seguramente estaba probando a ver si cedía pero no lo iba a conseguir tan fácilmente, no soy tan estúpido para caer en ese juego.

De alguna manera me molesta que parezco ser el único incomodo con toda la situación, para cuando me di cuenta ya había cambiado de tema como si nada
–¿Eh? ¿Qué se supone que viste? Ni modo, no hay remedio con eso...- contenté como fingiendo sorpresa, en realidad ya estaba muy al tanto de que tenía el hábito de escudriñar en los recuerdos de otros, pero me había dicho que no lo hacía con la intensión de espiar ¿verdad? solo que sencillamente no podía evitar enterarse de las cosas, no valía la pena esconder nada, con ella siempre terminaría siendo como un libro abierto, de todos modos terminaría averiguando lo que fuera eventualmente. El pensar sobre eso de algún modo me hizo sentir más relajado ya que no tendría que estar sometido a la presión de aparentar nada en absoluto, lo que quiere decir que si está aquí ahora por su propia voluntad significa que lo hace porque…de alguna manera extraña, puede que ¿le agrade? Sentí una mezcla de escalofríos y alegría al mismo tiempo, pero la idea definitivamente me resultaba algo embarazosa. Es por cosas como estas que odio los vínculos, al final son un problema y no sé cómo actuar ante este tipo de situaciones ¿Qué se supone que hacen los amigos?

Volví la mirada nuevamente hacia ella, quién me preguntó algo que captó completamente mi atención
–¡¿Takoyaki?!- mis ojos se iluminaron de par en par y una sonrisa se apoderó de mi rostro –¡Tu si sabes lo que es bueno! No tienes idea de hace cuánto tiempo no como eso. ¿cómo sabes que es mi comida preferida? yo… yo..- noté que me había exaltado como solía hacer cuando me emocionaba, sacudiendo mis brazos inconscientemente ¿por qué tengo que reaccionar de ese modo? es bastante incómodo y nada genial, solo parezco un crío cualquiera –Cof, cof… digo, supongo que está bien. Creo…- dije mientras me aclaraba la garganta y acomodaba las gafas volviendo a darme aires de interesante, nadie se había dado cuenta, solo había sido un breve lapsus nada genial –En realidad lo que hay en esta cesta es todo para ti. Tómalo en parte como agradecimiento por los servicios prestados, cortesía de la buena de Mask- le expliqué mientras le estiraba la mano para entregarle el presente –De todos modos no hay nada allí que me interese, así que puedes disfrutar totalmente de su contenido sin cortarte en absoluto- me sentía algo más conforme luego de sentirme un poco más a mano con ella, como dije anteriormente, no me agrada nada estar en deuda con otros.

En ese momento pensé, si íbamos a disfrutar de takoyakis, ¿sería la ocasión para hacer uso de aquellas extrañas píldoras? ¿o una circunstancia tan frívola sería un error? Pero rayos, tenía tantas ganas de probar eso que llevaba tanto tiempo sin ser capaz de degustar y en principio podría comerlo, pero no saborear más que un sabor insípido a menos que recibiera ayuda por parte de algo que estaba al alcance de mi mano
-Creo que solo por esta vez…- cogí pequeño empaque que desde entonces llevaba siempre en mi bolsillo, con entusiasmo de tener la oportunidad para probar sus efectos, saqué una de las capsulas y cogí nuevamente lo que quedaba de aquella botella con agua para finalmente acabar tragándola con facilidad, afortunadamente eran bastante sencillas de consumir –No le prestes especial atención a esto…- expliqué a Meri –No es más que un medicamente temporal para la gripa...- esperaba que no le  diera mayores vueltas al asunto, después de todo no era algo tan relevante pese a que quizás estaba consumiendo algún tipo de medicina experimental, pero la curiosidad sencillamente podía más que yo.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Jue 9 Mar - 17:16

-O-oh… p-perdón- agite mis brazos desesperada mientras que lo veía sufrir por mi culpa ¿Qué podía hacer? ¿Qué podía hacer? Si entraba en pánico simplemente seria peor para él, a este ritmo terminaría teniendo un coma diabético -perdón, perdón, perdón- me disculpe una y otra vez mientras que hacia una reverencia tras otra intentando ganarme su perdón ¿Por qué había sugerido algo tan estúpido como eso? ¿Por qué  no podía controlar mejor mi pánico? Si seguía así solo lo haría sufrir -¿de verdad es tan desagradable?- pregunte algo desanimada al verlo actuar con tanto recelo, podía entender que no le gustara, pero aun así dolía un poco ver como se alejaba tanto por el desagrado… aunque, no entendía muy bien porque había llegado a sonrojarse en un momento.

-N-n-nada….- respondí nerviosa mientras que evitaba su mirada al escucharlo preguntar que había visto y no era como que lo hubiera hecho apropósito, no era mi culpa… no era mi culpa ¿verdad? ah… pero mentir al respecto si era mi responsabilidad, de verdad era una pésima persona y de seguro también una pésima mentirosa.

Mi humor cambio a sobremanera al verlo tan feliz  por mi propuesta, quizás había cambiado su actitud poco después pero seguía feliz, seguía feliz ¿cierto? -me alegro que te guste la idea- dije con una sonrisa en el rostro antes de volver mi vista a la cesta, teniendo repentinamente la imagen mental de un grupo de amigos esforzándose por preparar los platillos favoritos de un compañero que se encontraba en el hospital –em…- desvié la mirada temiendo que se llegara a sentir mal si rechazaba el regalo que había puesto esmero en… bueno… robar… pero igual se había esforzado, al menos en considerar mis gustos –hoy… me gustaría comer algo salado también- dije excusándome un poco mientras que pensaba en que podía hacer para devolver aquel canasto a sus dueños después.

Pensando que seria mejor idea preparar la comida un tanto más lejos del suelo, deje el aparato en uno de los bancos y lo active para que comenzara a calentar su superficie y no tuviéramos problemas para cocinar cuando llegara el momento, mientras que ordenaba un poco los implementos, un sonido llamo la atención y dirigí la mirada hacia él, sintiendo que mis ojos prácticamente hacían zoom en el símbolo en la esquina del paquete de medicamentos que había sacado -eso es de…- me interrumpí a mi misma sin ganas de continuar, lo había sentido, lo presentía, la vil aura de ese ser lo infectaba sutilmente, si.. mientras que estaba lejos de mi se habían encontrado, había conocido a esa cruel e infame criatura -Clauster… em… esto…- me aproxime hacia el algo dudosa -¿quieres un abrazo?- desvié la mirada intentando hacer pasar desapercibida la lastima que debía haberlos inundado, es que siempre era una desgracia conocerlo, no importaba que pareciera útil o amable, después de un tiempo cualquiera se arrepentiría de ese encuentro, estoy segura, completamente segura -creo… que te mereces uno- como si el pobre no estuviera lo suficientemente traumado, tenia que ir y relacionarse con una criatura como esa, quizás por eso quería verme, necesitaba expresar el dolor de aquella horripilante experiencia -puedes llorar en mis brazos si quieres-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Sáb 11 Mar - 1:32

Incliné la cabeza hacía un lado y le miré un tanto sorprendido –¿Eh? pues si eso es lo que quieres…- seguro hasta las criaturas hechas de azúcar gustan de comer algo salado de vez en cuando, no puedo culparle de tener un relativo buen gusto en ocasiones ya que ni yo mismo podría comerme las aberraciones de contenido que traía por comida esa canasta, pero que a ella en principio le gustaban entonces ¿por qué?. De alguna manera me hacía sospechar que estaba poniendo un montón de impedimentos con el único fin de que no quedemos nunca a mano –¡Nnnngghaa, eso no es justo! – primero intentaba engatusarme con sus “dudosas técnicas de brujería” y ahora estaba sobornándome con takoyaki que evidentemente no rechazaría y acabaría terminando aún más en deuda con ella por el simple hecho de que me invitara un almuerzo y no a la inversa, ¡que molestia! ¡Que problemático! pero… pero… -Que aroma tan delicioso- deje escapar como comentario, completamente por inercia al sentir la esencia de la comida, una vez que Meri comenzó a preparar la primera tanda, seducido completamente por el olor de los bocadillos calientes que hacía emanar agua de mi boca, efecto de haber descuidado los hábitos alimenticios durante más tiempo del que realmente me hubiera gustado y en realidad tenía planeado en un inicio.

No había remedio, esta vez lo dejaría pasar y ayudado con las pastillas que me dio Lily sería un momento aún más disfrutable, lo cual me emocionaba ¿quién lo diría? ese enfermo había sido útil después de todo, supongo que tendría que agradecerle en algún momento a “mamá”, pensé a modo de ironía, ya que sabía en el fondo que eso solo sucedería si tuviera la mínima intención de volver a verle, lo que no pretendo al menos por voluntad propia.

Me había distraído un momento y para cuando me percaté Meri estaba nuevamente muy cerca de mí con una expresión bastante seria y determinada en el rostro. Tragué saliva un momento y contuve la respiración mientras le miraba directamente a la cara, ¡¿Por qué demonios le gustaba tanto hacer eso?! es que acaso se deleita viendo mi muecas de agobio y mis ojos gigantes abiertos de par en par cada vez que lo hace? se supone que yo debo asustarle a ella, no al revés. No podía estar seguro de si esa mirada iba dirigida a mi ¿o estaba poniendo su atención a otra cosa en particular? su flequillo muchas veces resulta un problema en este tipo de situaciones, era imposible saberlo con claridad si escondía su rostro de esa manera y…
-¿Q-qu-queeeeee?!!!! Abrazarme…- ¿así de la nada? no entiendo, ¿habría mal interpretado la situación? ¿Se estaría sintiendo obligada a actuar como en una cita solo porque el contexto hacía pensar algo equivocado? De todos modos yo no sé de estas cosas, pero si no iba con cuidado quizás terminaría haciéndole sentir mal al igual que la última vez y sería como un bucle infinito en donde intentaría enmendar un error que... –¡¿Llorar?! ¿Yo?- me sentí un tanto descolocado, seguramente lo estaba mal interpretando todo de nuevo ¿verdad?

Arque una ceja y fruncí la boca en una expresión de confusión y molestia
–¡Yo, yo no lloro! Los hombres no lloran. No te hagas ideas raras solo porque esa vez te pareció que me viste llorar. En realidad solo estaba sudando por los ojos ¡¡Sí!! Las noches de verano cuando vuelan las luciérnagas es natural que haga bastante calor, así que no te hagas ideas equivocadas, no seas tonta ¡jajaja!- le di un golpecito en la frente con las puntas de mis dedos y dejé escapar un risa sonora y forzada, todo para contener un poco la congoja que me provocaba por algún motivo el haber mal interpretado sus acciones, es evidente que no me ve más que como un crío llorón y quejumbroso, ¿porque alguien iba a hacerse ideas equivocadas sobre tener una cita con un chico? ni siquiera soy tan genial como para eso, era ridículo hasta para mí mismo si lo pensaba detenidamente, además ahora había notado que su atención realmente no iba hacia mí, sino a las pastillas que cargaba conmigo ¿las conocería de algo? tal vez para sus hechizos, no lo sé.

En realidad no es que me interesen en lo más mínimo ese tipo de cosas ¡para nada! pero de algún modo sentía mi orgullo ofendido, no solo por haberme equivocado sino porque era el único que se sentía nervioso en esta situación ¿por qué solo yo? y en realidad no podía obtener ninguna reacción que yo esperase por su parte, tampoco había podido asustarle hasta ahora ¡¿por qué?!  y sin tener a Mask conmigo me siento más desorientado que de costumbre, normalmente es quién me dice que hacer en momentos como ahora.


-Meri, dime una cosa. ¿Acaso no me tienes ni un poco de miedo?- le dije acorralándola de pronto mientras le miraba con seriedad –¿No sabes de lo que puedo llegar a ser capaz?- transformé mi rostro en una especie de bestia carnívora con una boca gigante de la cual emergían otras bocas dentro con un sinfín de hileras de dientes pequeños y afilados –¡¿Un monstruo como esto te parece algo abrazable?!- pregunté molesto con una voz distorsionada de mi tono habitual. No lo entiendo, siempre que estoy con ella acabo más incómodo, enojado o avergonzado de lo habitual, ahora me sentía particularmente más enfadado, pero algo me decía que si no hacía esto de una manera más agresiva no tomaría enserio lo que le estaba diciendo –¡¿Y bien que piensas al respecto?!-

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Jue 6 Abr - 2:36

-¿Eh?- ladee la cabeza confundida ante aquella afirmación -los hombres también lloran- bueno yo… yo probablemente lloraba demasiado… pero desahogarse es sano… a veces los hombres se quedan encerrados en esos pensamientos anticuados, no buscan ayuda por su orgullo… y por eso terminan muriendo antes de tiempo… no pude evitar liberar un pequeño suspiro mientras que me mantenía mirándolo, de cierta forma él era una prueba tangible de ello, aunque por lo que había llegado a ver, sus circunstancias eran un tanto especiales -Clauster… con ese cuerpo… ¿siquiera puedes sudar?- infle mis mejillas algo molesta por sus excusas, sabía que me consideraba torpe, pero hasta yo tengo algo de capacidad para lo lógica… a veces… cuando no estoy muy ocupada con el pánico y la ansiedad -si vas a llamarme tonta al menos has el esfuerzo de buscar mejores excusas- me cruce de brazos y desvié la mirada mientras que inflaba mis mejillas un poco más -ya podrías haber dicho que se te metió algo al ojo- aun dentro de todo era una explicación más lógica para sus lágrimas, de verdad, a veces lograba molestarme con sus excusas… pero en cierta forma… por eso me agradaba, siempre estaba demasiado ocupada sintiéndome culpable, como para enojarme con nadie.

Planeaba acercarme a la comida para dar vuelta las bolitas de pulpo y evitar que se quemaran, pero de un momento a otro había terminado siendo acorralada por algún motivo, normalmente pensaría que estaría a punto de ser atacada de alguna forma y me pondría extremadamente nerviosa… pero, lo sentía… tan inofensivo, y no era por su apariencia, o porque fuera bajo, o que dudara de su poder, es que simplemente su aura no emanaba agresividad alguna… solo algo de ¿frustración? Bueno… paso años en un bosque, formándose la idea de los fantasmas deben ser criaturas que intimidan a los mortales, especialmente por cómo se alimentaba, quizás no intimidarme dañaba su autoestima… pero… si me asustaba… quizás le terminaba provocando un coma diabético… a un fantasma… hm…

De seguro no lo notó, pero cerré mis ojos mientras que intentaba encontrar una forma de liderar con la situación, en verdad no había una respuesta correcta… socializar es tan complicado, después de escucharlo seguir hablando abrí mis ojos… después de todo me pedía que lo mirara ¿debería quitar mi cabello del medio para hacerlo apropiadamente? Tome algo de aire, intentando concentrarme en no espiar a su pasado o indagar mucho en sus sentimientos antes de apartar algunos mechones, aprovechando de paso para usar algo de magia en la comida para que se volteara sola y no terminara como un trozo de carbón por un lado y cruda por el otro –C-Clauster…- me esforcé, de verdad me esforcé por mantener la compostura, pero mi voz termino quebrándose de todas formas –eres…- lleve una de mis manos a mi boca para aparentar un poco la expresión de mi rostro, de seguro le molestaría, estaba segura de que le molestaría –eres… tan… lindo…- ¡¡¡KYAAA!!! Era tan adorable que dolía, no debí haberlo dicho, debí quedarme callada, para empezar, no era normal que ese tipo de cosas me parecieran adorables, pero después de verlos por todos lados los monstruos habían comenzado a resultarme tiernos… claro, aun me asustaba que pudieran atacarme… pero cosas como gatos… e incluso insectos inofensivos como las mariposas podían llegar a provocarme el mismo sentimiento de incomodidad… ahh…. No pude contenerme y terminé abrazándolo, mi linda princesa era también un monstruo adorable de tentáculos ¿Cómo podía ser más perfecto?

-¡¡¡OH POR DIOS!!! ¡¡¡ESE MONSTRUO SE INTENTA COMER A UNA CHICA!!!- Una voz desconocida interrumpió de la nada y solo alcance a ver la espalda de algún otro chico mientras que salía corriendo despavorido, gritando a todo pulmón tras ver a Clauster -AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH-

Sonrojándome un poco al notar que continuaba abrazándolo, me separe un poco de él dándole de vuelta su espacio…. Quizás… había sido muy egoísta de mi parte abrazarlo de la nada, pero… él había invadido mi espacio primero… técnicamente… quizás estaba bien -pff… jeje- no pude evitar liberar una pequeña carcajada tras procesar un poco mejor la situación -p-perdón y no te preocupes… es que tengo gustos raros- comente en caso de que mi actitud hacia él hiriera demasiado su orgullo… es que… era tan lindo, e incluso para alguien como yo… llegaba a ser divertido molestarlo un poco… ah… soy una persona horrible -de seguro que eres apropiadamente intimidante para la mayoría- concluí con una sonrisa para ayudarlo a mantener sus ánimos arriba, mientras que señalaba a la puerta de la azotea –a ese joven sí que le diste el susto de su vida-

-Perdon... otra vez, solo estaba preocupada, porque con esas pastillas confirmo que conociste a...- negué un poco con la cabeza, lo mejor era evitar el tema de momento, hablar de esa criatura del infiero arruinaría mi apetito... no, no podía ser así, de seguro había buenas criaturas en el infierno, saque la primera tanda de takoyaki sirviéndola en un platito que deje relativamente cerca de él antes de extender una pequeña cesta con los condimentos extra tipicos a Clauster para que los agregara a su gusto -espero que te agraden-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Jue 13 Abr - 3:29

¿Cómo se supone que deberá tomarme una reacción como esa? por un lado estaba molesto de sentirme incapaz de cumplir con el único propósito por el cual consideraba que existía y al mismo tiempo una parte en lo profundo de mí de alguna manera estaba contento de saber que algo como yo incluso en mis formas más grotescas podía simplemente parecerle ¿lindo? ¿Porque demonios de pronto estoy feliz y enojado simultáneamente? ¿era eso posible? y esto se volvía aún más confuso si ella me miraba con esos ojos ¿qué rayos era ese brillo? ¿estaba emocionada? ¡¿Porque?! a veces no podía comprenderla del todo, pero eso me intrigaba aún más en su persona.

Tragué un poco de saliva debido a los nervios en cuanto sentí que me abrazó nuevamente sin consentimiento alguno, pero de algún modo ya empezaba a acostumbrarme, aunque no por ello se hacía menos vergonzoso, sobre todo ahora que podía experimentar una sensación diferente al tacto gracias a las pastillas que comenzaban a hacer efecto y darme cuenta de lo suave que podía llegar a sentirse.

No podía evitarlo, tenía el impulso de querer tocarla debido a ello, normalmente no lo haría ya que es una sensación tan ajena a mí, los humanos normales no podía tocarme y en algunos casos ni siquiera llegar a verme, pero ella no era una humana normal, sino una bruja ¿sería esa razón por qué podía abrazarme con tanta naturalidad? me preguntaba que si podía llegar a sentir frío estando cerca de mí, había muchas cosas que quería preguntarle desde un inicio, pero me había distraído por culpa de esa maldita ansiedad y el pánico de sentirme “solo” por culpa de Mask ¿¡porque no puedo simplemente actuar natural!? Enserio a veces me molesta mi propia manera de llegar a ser, pero estaba a tiempo de cambiar la situación y ahora con estas nuevas capacidades que me habían sido regaladas podía tener un día como una persona ¿relativamente normal?
–Meri…– sentí mi respiración un tanto más acelerada de lo normal mientras inconscientemente había comenzado a corresponder su abrazo y acariciar su cabello con cuidado, era comparable a lo que recordaba como estrujar pequeñas motas de algodón o acariciar un cordero o… –Eres como una oveja…– le dije sin cuestionármelo demasiado, quizás no había sido buena idea ya que estaba evidenciando sobremanera que la estaba acariciando sin siquiera preguntarle, si esto seguía así yo… –¡¡¡OH POR DIOS!!! ¡¡¡ESE MONSTRUO SE INTENTA COMER A UNA CHICA!!!– gritó un desconocido de la nada haciendo que todo se volviera más raro e incómodo si ya era posible lo que provocó que ambos nos apartáramos lejos del otro haciéndome perder la concentración regresando a mi forma habitual, eso había estado cerca, creo que me había dejado llevar un poco, no pude más que suspirar aliviado.

Una vez él sujeto se marchó ella comenzó a reír, creo que al igual que yo podía darse cuenta que todo el contexto era muy atípico
–¿Con eso me estás diciendo raro?– le pregunté arqueando una ceja fingiendo seriedad y molestia como si el comentario me hubiese ofendido, aunque en realidad estaba a punto de largarme a reír igual que ella, evidentemente llego un punto en que no fui capaz de contenerme y la acompañe en una carcajada sonora, todo era tan surrealista que era imposible no hacerlo –Es broma… y ¡por supuesto que soy intimidante! ¿ya lo viste, la manera en que corrió? no me subestimes– contesté en un tono un tanto altanero dándole unos suaves golpecitos en la frente con las puntas de mis dedos –Y bueno, tú también me gustas aunque eso no te vuelve automáticamente rara como en mi caso…– le dije intentando soltar un comentario gracioso, pero luego me di cuenta que eso podría igualmente ser tomado como una especie de declaración –Q-quiero decir... ¡que me agradas, no en el otro sentido!… solo un poco…tampoco es para tanto, cof cof– desvié la mirada y cambié abruptamente el tema –Y sobre tu pregunta de antes ¿Cómo sabes que si estoy mintiendo? tal vez tengo un organismo que hace las mismas cosas que el tuyo, pero de manera diferente– contesté esbozando una sonrisa con picardía intentando justificarme, aunque era bastante obvio que no era más que una vil mentira, pero había encontrado cierto regocijo en hacerla enfadar, era divertido y la hacía ver linda.

Cogí otra de las bolitas de pulpo, la aderecé con un par de salsas y continúe comiendo, llenando mis mejillas como las de un hámster, después de todo aún tenía hambre y no quería que se desperdiciase, en ese momento no me había dado la gana de alimentarme de aquel sujeto intruso, el takoyaki era superior en muchos sentidos como para empacharse de otra cosa sin sentido.

Meri continuó acompañándome, aunque aún parecía algo intrigada por el tema de las pastillas ya que volvió a preguntar con algo de sutileza. Por un momento dudé sobre si hablarle al respecto pero no era un tema del que me agradase mucho conversar y comenzaría a preocuparse más de la cuenta como solía hacer hasta ahora, debido a su personalidad, además sigue sin entusiasmarme la idea de una madre adoptiva y…
–Por cierto Meri  ¿qué tipo de relación tienes con la senpai de caballo rojo?– pregunté una vez terminé de tragar el ultimo bocado de mi brocheta –¿Ella te trata bien? ¿No te ha hecho nada malo? Ya sabes… las madres a veces son un problema…– mi mirada se perdió a la distancia durante un momento mientras analizaba un par de cosas en mi cabeza –No tienes que contestarme si no quieres– me temía un poco que pudiese haber vivido situaciones similares a las que experimenté en ese laboratorio, pero si era posible quería escucharlo de su propia boca.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Miér 19 Abr - 19:02

Fue algo sorpresivo, que correspondiera mi abrazo, en lugar de ponerme nerviosa como pasaría con cualquier otro o comenzar a relajarme como me ocurría con mi Onee-sama, lo que comencé a sentir era una fuerte emoción que me llevaba a tener el impulso de comenzar a saltar en el lugar, pero debía contenerme, era como cuando al fin lograbas que un animalito perdido entrara en confianza y que se aproximara a ti, hacer movimientos bruscos borraría todo el avance y solo lograría asustarlo  -¿de verdad?- me distraje al escuchar su pequeño comentario, recordando un par de veces en que aquella idea se había cruzado por mi mente mientras que me miraba al espejo en las mañanas, así que una oveja -yo también lo pienso a veces- hice un poco de presión con mis dedos tocando su “hombro”… si podía llamarle así en esos momentos, antes de dejar escapar una pequeña risita -tú te sientes como una gelatina gigante- era blandito y algo frio, casi parecía que podía partirlo en dos si aplicaba demasiada presión, quizás eso era lo único que me asustaba de toda la situación.

Sostuve mi propio estomago mientras continuaba riendo por la situación, que él también riera por aquella intervención había hecho que fuera aún más complicado calmarme, o al menos eso fue hasta que el sonrojo tiño mis mejillas al escuchar su comentario haciendo que pasara a sostener mis mejillas con ambas manos “¡¡¡¡kyahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!” la emoción volvía a mí, esta vez no me resistí y di un par de saltos de emoción, se había retirado un poco, pero lo estaba confirmando, si le agradaba, ¡si podíamos ser amigos! -está bien Clauster, también me agradas- volví a tomar sus manos mientras que lo veía fijamente a los ojos en la medida de lo que podía con mi casquilla cubriéndolos -para mi es importante- dándome cuenta de que quizás volvía a ser imprudente con mis acciones retrocedí un par de pasos dejando ir -me es algo difícil llevarme bien con las personas- comente algo sonrojada mientras que rascaba suavemente mi propia mejilla.

-Oh…-  volvía a excusar sus mentiras, aunque fuera en broma, entonces… no habría problemas en que hiciera algo parecido –ya veo, entonces sudar por los ojos es simplemente la forma que tiene tu cuerpo de llorar- asentí con mi cabeza antes de volver a sonreír -lo tendré en cuenta-

Era lindo verlo comer con tanto entusiasmo, de seguro moría de hambre, aunque también era evidente que le gustaba mucho el plato –me alegro de que quedara bueno- comente con una sonrisa mientras cuidaba de que la comida no terminara quemándose.

-¿La señorita Blak?- pregunte dudando por unos instantes casi estaba hablando de ella, mientras que separaba algo de comida para mí, entregándole la mayor parte de la segunda tanda a Clauster, parecía necesitar mucha más comida que yo -ella me ha ayudado en unas cuantas situaciones complicadas- comí un par de las bolitas de pulpo mientras que  pensaba casi debía ser más específica, relatándote las anécdotas, pero de seguro me emocionaría y terminaría usando todo el tiempo del almuerzo en eso… y terminaría retrasándome al llegar a clases y me regañarían y me expulsarían y no podría volver a verlo y nunca conocería a otro ser con el que pudiera llevarme así de bien y…y… ¿de que hablábamos? Ah sí, mi Onee-sama -su aura me hace sentir segura, es como una hermana mayor para mí- tras revisar la hora en mi teléfono comencé a preparar la tercera tanda, parecía que aun tendríamos tiempo suficiente para eso -mi madre… no pude estar con ella mucho, pero no busco un reemplazo- la señorita Blak se había clasificado de esa manera, pero yo no podía hacer lo mismo y eso me hacía sentir algo culpable, tampoco quería que se sintiera tan responsable por mí -quizás es porque su fantasma me visitaba de vez en cuando y...- negué suavemente con la cabeza deteniendo mi explicación, no quería arruinar su comida con historias de mi pasado.

-No te preocupes Clauster- le serví algo más de comida antes de estirarme un poco para ayudarme a quitar la pesadez que había comenzado a presionar mis hombros -no tengo problemas en hablarte de ello, aunque preferiría que sea en otra ocasión- desvíe la mirada por unos instantes antes de dejar escapar un pequeño suspiro -creo que llorare si pienso demasiado en el asunto… y después debemos volver a clases- después de un pequeño silencio volví a dirigirle una sonrisa -otro día podemos juntarnos exclusivamente para hablar de ese tipo de cosas, tu puedes sudar por los ojos mientras que yo me dedico a llorar-


Última edición por Meri Kytte el Vie 28 Abr - 14:39, editado 1 vez

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Vie 21 Abr - 1:30

Me sentí más tranquilo de que no se hubiese molestado por mis acciones anteriores, no podía entenderlo, hasta parecía ¿feliz? no es que me molestase el hecho, solo me descolocaba ver aquello a lo que no estaba especialmente acostumbrado, supongo que era normal considerando que en la propia crianza fui enseñado a reprimir todas esas muestras de afecto porque son algo “fastidioso e innecesario” que no debo incomodar a otros con arranques de emocionalidad, me resultaba curioso como a ella no parecía resultarle de ese modo, muy por el contrario –¿Una gelatina?– me quedé con cara de pasmado durante un momento ¿eso sería algo bueno o malo? no cuestionaba el que me mereciese una comparación como esa en respuesta de mi apreciaciones previas, después de todo yo le había llamado oveja sin venir a cuento, tenía todo el derecho de desquitarse –Supongo que mientras no sea muy empalagoso puedo aceptar eso, ya tengo suficiente lidiando contigo– le dije guiñando sutilmente un ojo mientras le enseñaba la lengua en un gesto juguetón procurando no perder la oportunidad de molestarla de regreso, no pude evitar el dejar escapar una ligera y alegre risa en consecuencia.

De pronto y tomándome completamente desprevenido sujetó mis manos entre las suyas con firmeza, parecía muy decidida, hasta me pareció ver como sus ojos se iluminaban sutilmente por un brillo de determinación ¿serían ideas mías? eso nunca lo sabría o al menos no por ahora, era imposible con ese flequillo cubriendo parte de su rostro
–¿Q-qu-que sucede?– pregunté algo cohibido al tenerla tan cerca y por sus acciones tan repentinas –¿Eh? …que no te… pero eso no… tu eres…– hice un intento en vano por responder pero sencillamente no fui capaz de articular una miserable oración, era como si mi lengua de pronto se hubiese ido de paseo y estuviese balbuceando como un idiota mientras mis mejillas se teñían sutilmente de rubor causando que solo fuera capaz de mirarle de vuelta con una expresión igualmente idiota a medida que ella se expresaba. Entonces ¿yo le agradaba? vaya, eso sí que era algo inesperado, al menos para mí ¿y porque rayos era tan importante? debido al contexto de sus palabras pude deducir que se refería a ser amigos ¿por qué de pronto siento la necesidad de sonreír por ello pero al mismo tiempo me sentiría incómodo y como un completo tonto al hacerlo? no era sencillo digerir tanta información de la nada, más aun si veía agobiada mi concentración debido a los nervios e impedido de esconder mi ridícula expresión al no tener a Mask cerca para ayudarme.

Hice un esfuerzo enorme por intentar responder algo coherente
–¿E-es-estas segura de que no estas algo confundida? que me ayudaras a romper ese sello no nos convierte automáticamente en amigos ¿o sí?– pregunté como pude en un tono de desconfianza mientras tartamudeaba un poco –Para empezar ¿porque ibas a querer ser amiga de un monstruo como yo?– el mirarla directamente no me ayudaba en absoluto “¡No, no Cluster concéntrate! ¡No te dejes engañar por ese rostro encantador lleno de maldad! ¡MALDAD!” me decía a mí mismo para no caer bajo ese encanto de aura rosa que de pronto parecía rodearla, era evidente que todo era una trampa y quería salir huyendo lo antes posible.

En un intento desesperado de no sentirme acorralado, me acerque al enrejado de seguridad en aquella azotea y comencé a trepar rápidamente
–¡Esos trucos no funcionan conmigo! ¡Tendrás que atraparme primero! ¡¡AAAAAAAAaaahhhhhhhhhhh!!– fueron mis últimas palabras entre carcajadas nerviosas, antes de saltar al vacío desde el piso más alto de aquel edificio institucional en donde nos encontrábamos, muy probablemente mi rostro luciría como el de un loco en ese instante, no era para menos, en momentos desesperados sencillamente se tomaban medidas desesperadas, las leyendas cuentan como algunos estudiantes pudieron escuchar mis gritos de agonía mientras sucedía, y hasta hoy, aun eran capaces de oírlos, perturbador…

Al cabo de unos minutos regresé con Meri sacudiéndome un par de ramas y hojas que se habían quedado atoradas en mi cabello completamente desordenado
–Bueno, ya estoy bien ¿en que estábamos?– le dije desviando la atención pretendiendo que nada de lo anterior hubiese sucedido, solo me limité a sentarme junto a ella mientras dejaba escapar un largo suspiro  –Dime… ser amigos… esa idea tan absurda… es algo ¿qué te haría feliz?– Pregunté con algo de timidez mientras agachaba la cabeza y pretendía dirigir toda mi atención a una nueva pieza de tokoyaki que había cogido en ese momento –Si es el caso… creo que puedo seguir el juego por un rato, es lo menos que puedo hacer para agradecerte por, bueno, ya sabes…– intenté explicarle una vez trague el ultimo bocado de mi albóndiga –¡Pero no pienses que lo disfrutaré! ¡No te hagas ideas raras!– le dije hinchando mis mejillas haciendo un pequeño desprecio mientras volvía a ruborizándome por milésima vez ¿no iba a disfrutarlo cierto? ¿CIERTO?... –Solo que tengo una estricta política de quedar a mano, esa es la situación– le aclaré anticipándome a cualquier conclusión por su parte –Mientras sigamos las reglas de tu “juego”… – continué explicando mientras realizaba el ademan de las comillas con mis dedos para resaltar esa última palabra  –Supongo que puedes pedirme lo que quieras, soy un hombre de palabra. Estaré a tu disposición… solo por un tiempo. Tómalo como lo que es, una simple gratificación– concluí finalmente haciendo una pequeña reverencia digna de un mayordomo a modo de ironía.

Luego de todo aquello, me sentí algo culpable de haberle forzado a hablar sobre cosas que tal vez habían sido duras para ella, mi intención no había sido presionarla pero supongo que estaba algo preocupado… ¡quiero decir, no! ¿Porque habría de estarlo? Pero eso no era lo importante ahora, al menos sus palabras me había entregado algo de calma sobre la situación, no parecía correr peligro y me alegraba de haber juzgado mal a la senpai de cabello rojo, no todos tenían porque ser unos enfermos como ese elfo loco con complejo de madre
–Entiendo… creo que a partir de ahora también cuidaré de ti al igual que ella, ya sabes, por todo eso de meterse en el papel del “amigo” dentro del “juego” creo que sería algo que haría un amigo, a mi definitivamente no me importan mucho esas cosas, pero no me gusta hacer algo a medias así que… si te sucede algo pues, me gustaría que me lo dijeras ya sabes…– expliqué mientras frotaba mi cabeza despeinándome aún más debido a los nervios, creo que habían sido las palabras más cursis que habían salido de mi boca alguna vez, de pronto siento nauseas de mí mismo con tanto azúcar “¡eugh!” no pude evitar arrugar un poco la nariz y fruncir la boca al pensarlo –Y por milésima vez ¡ya te dije que es cierto! ¡Que yo no lloro! ¡El amo y señor de los bosques no llora! Se por la forma en que lo dices que no me estas tomando enserio– creo que tendría que considerar seriamente el aprender a mentir un poco mejor, me sentí algo apenado mientras jugueteaba con mis dedos, aunque me agradaba que hubiese hecho esa promesa conmigo, tenía su confianza y aunque no fuese el momento seguramente podría conocer un poco más sobre ella, así funcionaba ese “juego”, así comenzaba una “amistad” seguramente, siento mucha curiosidad y no termino de entender el porqué.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Vie 28 Abr - 16:11

Con su comentario sobre ser empalagoso de pronto entendí porque había lamido mi mejilla cuando nos conocíamos, la curiosidad por conocer qué clase de sabor tenía en esos momentos, pero de seguro le daría un ataque si hacia algo por el estilo y tenía que aprovechar que se encontraba relativamente tranquilo, mientras que lo veía no pude evitar preguntarme casi seria dulce… quizás estaba demasiado empalagado consigo mismo como para querer más dulces en su vida.

“Eres un monstruo adorable” de seguro no le agradaría escuchar algo por el estilo, se quejaría de que es un ser intimidante y que debo estar loca por considerarlo lindo, cuando yo creo que objetivamente innegable que es una tierna criatura que debe ser protegida de las crueldades del mundo -la verdad yo no te definiría de esa manera…- aunque entendía porque se llamaba a sí mismo “monstruo”, no me agradaba la connotación negativa de la palabra, le hacía feliz poder causar pánico en las personas, pero siempre que se clasificaba de esa manera no se veía exactamente alegre para mí, por lo que prefería que no lo hiciera –pero monstruo o no… me agrada tu compañía ¿es tan extraño querer entablar amistad con alguien que te gusta?- pregunte ladeando levemente la cabeza cuando caí en cuenta de que mis palabras podían ser interpretadas de otra manera, desviando la mirada y cubriendo mi boca con las manos mientras que su casi permanente sonrojo se contagiaba a mis mejillas -em… como persona… monstruo… fantasma.. cosa-

Podia presentirlo, cada vez estaba más nervioso por mi culpa, pronto ocurriría algo… -¡¿Clauster?!- llame su nombre sorprendida cuando lo vi escalando la reja de la azotea, no era como si esa caída pudiera “matarlo” pero aun así era preocupante verlo e esa forma, mira a mi alrededor mientras que daba pequeños saltitos en el lugar como buscando algo que me ayudara a detenerlo, quizás las palabras apropiadas para evitar que saltara, pero tarde demasiado, antes de que pudiera decir algo más se lanzó al vacío mientras que reía desesperadamente -¿acaso tengo algo que impulsa a las personas a tirarse de lugares altos?- suspire suavemente mientras que bajaba la mirada, mi presencia debía ser extremadamente molesta como para que fuera mejor tirarse de la azotea que socializar conmigo, con este tipo de pensamientos en mente me fui a una de las esquinas del sistema de rejas y me senté ahí mientras que abrazaba mis piernas, la luz del día no lo dejaba sentirse tan cómodo como las de una habitación… pero  bueno, era lo que había.

Pase de estar a punto de llorar por haber quedado sola a ser feliz de que volviera a enojarme por su forma de expresar las cosas y del hecho de que se hubiera tirado del techo desde un principio –ya que te rescate de tu bosque maligno encantado…. serás mi princesa- comente mientras que me levantaba con mis mejillas hinchadas con aire, desviando la mirada antes de continuar hablando sobre mis “exigencias” -también apodaré “Hime-chan”… de vez en cuando- tome algo de aire antes de aproximarme a él, sentía que debía evitar que volviera a escaparse y no debía haber problemas porque antes había hecho algo parecido conmigo así que lo acorrale contra la reja apoyando mis manos en esta, ubicando mis brazos por encima de sus hombros para no darle oportunidad de votarse a trepar, si se mantenía en su forma humana, podría usar una de mis piernas para bloquear su huida si intentaba utilizar los costados -escucha el resto de mis malignas exigencias- tome algo de aire, no era como si estuviera llena de confianza, estaba bastante nerviosa, mi corazón estaba como loco y si no tenía cuidado en cualquier momento comenzaría a tartamudear -me buscaras cuando necesites ayuda, me contaras tus problemas cuando te sientas preparado, dejaras que te abrace cuando te sientas triste y me contaras sobre tus gustos para que podamos encontrar intereses en común- de pronto comencé a sentir la misma necesidad de escapar que seguramente él había tenido, pero si me alejaba de seguro aprobecharia la oportunidad para hacer algo estúpido ¡y no se lo iba a permitir! “¡Que sufra con mi abrazo!” pensé mientras que lo rodeaba con mis brazos “¡¡¡SUFRE!!!”

Tras algo de tiempo para calmar mi cabeza me aleje un poco mientras que me mantenía sosteniendo sus hombros y desvié la mirada aun algo sonrojada antes de preguntar -ahora… em… ¿te gustaría pedirme algo? aunque sea “para agradecerme” la amistad no tiene que ser algo de un solo lado…-

El tiempo dio oportunidad de que llegara a relajarme, debo decir que estaba mucho más tranquila que antes aunque el tema de las madres fuera algo complicado, en esos momentos, su respuesta al asunto, de verdad me hizo feliz -nos cuidaremos mutuamente, tú también… asegúrate y buscarme si necesitas ayuda- una pequeña risa escapo de entre mis labios al verlo volver a actuar como siempre, de verdad era como un niño… me hacía sentir en el derecho de también ser un poco infantil, así que saque un tono burlón que creo que hasta el momento solo había sido capaz de utilizar en mi cabeza -lo que diga mi dulce princesa de los bosques-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 3 Mayo - 21:52

De pronto tuve la sensación, al ver sus reacciones, de que quizás ¿se había enfadado un poco conmigo? parecía como si mis maniobras de evasión no le hubiesen hecho especial gracia y francamente a mí tampoco en ese momento, pero no habían muchas opciones que tomar cuando te sientes prácticamente acorralado ¿tenía derecho a quejarse de que a veces “sobre actúe” un poco, solo un poco, si ella en principio me había puesto en ese tipo de situación? sé que puedo llegar a ser algo dramático pero si saben cómo me pongo ¡¿por qué invocar el mal?!

De todos modos no era como si me hubiese pasado nada malo ¿verdad? tampoco es como si pudiera morir o algo por el estilo ¿porque hace escandalo respecto a eso? es cierto que las pastillas habían causado que el porrazo fuese un tanto más “sólido” de lo que me hubiese gustado pero ¡tampoco era para tanto! creo… aunque, ahora que lo pensaba mejor, quizás si puede haberme hecho bastante daño, no tenía una idea muy clara de cómo reaccionaban esas medicinas experimentales de mommy en un organismo como el mío, solo me había limitado a actuar como siempre sin tomar en consideración las circunstancias, de todos modos ya estaba hecho, no es como que pudiese deshacer mis acciones aunque lo quisiese.

No pude evitar sentirme bastante culpable al verle casi sollozando por mi culpa, seguramente le hubiese causado un buen susto ¡sorprendentemente! pero esta vez no es algo que me produjera una sensación de satisfacción si solo se ponía de esa forma, más aun si ahora se suponía que debía actuar como lo haría un “amigo”, además tengo bastante conciencia de que hacer llorar a una chica bajo cualquier concepto te hará llevar las de perder, lo aprendí muy bien cada vez que Mayu lloraba por mi causa, o a veces incluso por motivos completamente ajenos a mí, pero de algún modo siempre terminaba llevándome la peor parte de toda la situación.

Dejé escapar un largo suspiro, solo quería hacerle entender que se estaba preocupando  en exceso, no soy tan frágil como en principio parezco, no debía subestimarme de esa forma
–¡Vamos, solo fue una pequeña broma! ¿No tienes sentido del humor? creo que estas exagerando un po…– mientras intentaba justificarme tuve la intención de extender mi mano hacia su rostro y de este modo quita el flequillo de su cara para poder evaluar la gravedad del asunto en base a su expresión, pero antes de poder hacer nada en absoluto su actitud cambió abruptamente tomándome con la guardia completamente baja y con algo de agresividad acabó acorralándome contra el mismo enrejado de seguridad por el que antes había trepado –¿M-Meri? ¡¡…!!– estaba tan cerca, tan cerca que prácticamente podía sentir su respiración tibia sobre mí lo cual no ayudaba en absoluto a tranquilizar mis sentidos de alerta ¿dónde rayos se había ido la oveja empalagosa y calmada que había conocido hasta ahora? sabía que en el fondo estaba planeando algo, pero esa fachada de esponjosidad siempre terminaba distrayéndome lo suficiente como para no tomar las medidas preventivas pertinentes.

Ahora la pregunta era ¿qué podía hacer para salir de aquella situación? ya no podía volver a arrojarme del techo si me impedía el paso de esa forma, las potenciales vías de escape se veían bloqueadas por sus brazos, posicionados con decisión por encima de mis hombros, sin considerar que los laterales podrían ser fácilmente bloqueados por sus piernas… y considerando que llevaba falda, quizás no sería una opción muy saludable para mi corazón un tanto sensible.

Deje caer mi propio peso apoyando mi espalda sobre el enrejado que me retenía por detrás, resbalando lentamente hasta alcanzar el suelo,  ya que de todos modos no tenía donde más moverme, retrocediendo todo lo que me permitía, mis propios gritos internos no me dejaban pensar con claridad, en otra situación simplemente le habría empujado o algo, como hacía con Lily, pero por algún motivo algo me impedía reaccionar con ella de la misma forma y me paralizaba por completo. Pensé en intentar gritar por ayuda o pedirle que se detuviese, pero para empezar ¿quién iba a acudir en mi auxilio? no es como que pudiese pedir ayuda a alguien, fuera de mi actual amiga la cual se había vuelto de pronto la potencial amenaza,  de todos modos mi voz por algún motivo no salió, por más que me esforzase, así que solo me limité a escuchar con atención cada una de sus demandas sin siquiera tener la chance de rechistar o emitir protesta, mirándole con los ojos bien abiertos como plato y el rostro más rojo de lo usual si es que aún era posible ¡¿de qué se trataba esto?! ¡¿Enserio de eso se trataban los vínculos amistosos?! ¡De pronto solo me siento un esclavo de sus demandas! De haberlo sabido talvez yo… yo…

Cuando al fin pareció conforme respecto a todo lo que tenía para decirme preguntó si había algo que quisiera pedirle, pero a este punto ya me encontraba demasiado aturdido como para decir algo coherente, lo único bueno es que mi voz había regresado por un momento
–S-si… s-solo un pequeño favor… ¿ya puedo irme a dormir?– contesté tambaleante para finalmente desplomarme en su regazo.

Al parecer debido a la presión y agobio del momento el pobre de Cluster había olvidado el reflejo involuntario de respirar, lo que había causado que perdiera la conciencia durante un momento hasta poder normalizarse, sin embargo de alguna manera su expresión se veía bastante serena mientras dormitaba, por lo que seguramente si hubiese muerto de nuevo en ese instante, al menos hubiese muerto de felicidad.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Vie 5 Mayo - 20:12

-¿Eh?- me sorprendí bastante al verlo caer al piso ¿lo estaba presionando demasiado? quizás debía aléjame… pero de verdad temía que terminara volviendo a hacer alguna tontería si lo dejaba mucho espacio -¿C-Clauster?- por instinto mientras que lo veía caer me esforcé por mantenerme a su altura preparándome para atraparlo si se caía a un lado o algo, parecía que se desmallaría en cualquier momento… y… aparentemente termino haciéndolo -p-perdón…- me disculpe nerviosa aunque probablemente no podría escucharme en esos momentos, no sabía que hacer… técnicamente… creo que solo lo haría terminar más nervioso si despertaba pero no pude contener el impulso de abrazarlo para evitar que se callera o algo, probablemente no se lastimaría por algo como eso pero aun así no podia evitar que me preocupara.

-Ah…- acomodando un poco su cuerpo me senté en el suelo apoyando la espalda en el enrejado y limpie un poco su cabello de la tierra y ramas que habían terminado ahí por su caída, en verdad ambos demasiado torpes en estas cosas, preocupándome de que no despertara le di pequeños golpecitos en las mejillas pero no hubo respuesta.

La campana no tardó mucho en sonar haciéndome dar un pequeño salto que casi me hace soltarlo y que callera al piso -quizás… debería llevarlo a la enfermería… e ir a clases…- y entonces recordé la identidad de “la” enfermera -..nos quedaremos aquí- nunca me había saltado una clase, de seguro el profesor terminaría odiándome y comenzaría a hacer mi vida imposible y haría un plan maligno para hacer que me expulsaran y usaría sus influencias para que nunca pudiera tener una educación formal, pero cuidar de mi princesa era más importante, no era justo que la dejara sola en sus momentos de debilidad especialmente si esos momentos eran mi culpa y de verdad no quería ver a esa criatura, así que me quedaría cuidándolo.

Con cuidado acomode su cabeza en mis piernas “mirando” hacia arriba, si le había faltado el aire o algo por el estilo… entonces de seguro estar entre mis brazos no le ayudaría mucho a recuperarse -…- intentando ahogar mi ansiedad por el hecho de que continuara inconsciente y porque cada vez estaba más lejos de alcanzar a salvar mi record de asistencia comencé a tararear una canción intentando concentrarme en la letra de esta en mi cabeza en lugar de mis pensamientos negativitas, hasta que terminara la canción… unos 3 minutos… si no se recuperaba en ese tiempo… buscaría ayuda… aunque fuera de… ese…

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Lun 8 Mayo - 22:32

¿Dónde estaba ahora? ¿qué había sucedido? la cabeza aun me daba un poco de vueltas como para aclararme del todo, creo que había tenido un sueño placido y agradable, aunque no podía recordar con toda la nitidez que me gustaría, solo visualizaba de manera difusa como podía estrujar algo muy suave, tan suave como un malvavisco pero que no terminaba de identificar que era, aunque casi parecía tan real que me costaba pensar que se trataba solo de una ilusión del subconsciente ¿podía ser talvez un caso de parálisis del sueño? era probable, ya que si estaba consciente de que me había dormido por un instante y podía mover mi cuerpo levemente aunque con algo de torpeza como si apenas empezara a reaccionar, intenté abrir los ojos con dificultad sin dejar de palpar lo que sea que estuviese tocando –*Suave, blandito*… ¿Eh, Meri?…– es cierto, me había reunido con ella en la azotea, habíamos quedado de merendar juntos hoy, me sentí más orientado al ver como su rostro me observaba desde arriba, pero extrañamente mi cabeza se sentía demasiado cómoda para simplemente estar apoyada en el suelo ¿me había puesto alguna especie de almohada? supongo que debía agradecer su consideración y… –¡¡…!!– oh vaya, no es lo que esperaba ¿entonces esa sensación habían sido sus piernas todo este tiempo? lo que quiere decir que había estado tocando eso entre sueños hasta ahora ¿verdad? me hace preguntar que si quizás he llegado a hacer cosas más raras en el pasado mientras dormía, eso es algo preocupante, solo pude tragar el nudo de mi garganta antes de justificar mis acciones –E-eh, esto no es lo que parece…– me levanté y aparté de sobresalto antes de que posiblemente me llegara una bofetada o algo por el estilo, de verdad no había sido algo planeado, aunque no podía negar que había sido una siesta agradable gracias a que… ¡que estoy pensando! ya estoy contaminado por culpa de ese estúpido video, pensando cosas que no debería ¡te maldigo Lily! aunque bueno, tampoco era culpa de mi madre el hecho de que mi amiga tuviera un buen par de suaves y cómodos muslos y… ¡¡Ahh!! Ya basta, esto no estaba bien, estaba desvariando en lo que realmente había sucedido, para empezar ¿cómo es que había terminado dormido? fue entonces, en el momento en que mi mente había espabilado un poco y me encontré en un estado más lúcido pude recordarlo –¡¡Oh es cierto, intentaste ultrajarme!!– contesté dirigiéndome a Meri mientras le miraba algo receloso y avergonzado retrocediendo lentamente hacia el enrejado nuevamente apoyándome en el mismo –Si querías hacer algo como eso en un lugar así al menos pudiste ser algo más gentil– contesté de manera tímida cubriéndome compulsivamente partes del cuerpo como si de alguna manera me sintiese desnudo o algo, pero era solo una forma de asegurarme de que todo siguiese en su lugar –y de ser el caso, debes atenerte a las consecuencia y hacerte cargo ¡¿me escuchas?!– exigí de manera caprichosa mientras hinchaba los mofletes, después de todo talvez podría terminar embarazado o algo por el estilo ¿o no era así cómo funcionaba? quizás sí debería empezar a ir a clases de biología, aunque suponía que la referencia que me había entregado Lily tendría algo de verdad ¿no es así?

Realmente quería explicaciones por su parte, pero había algo que me preocupaba severamente ¿Por cuánto tiempo había dormido? ¿ya habría sonado la campana?
–¡¿Espera que hora es?!– quise salir corriendo en ese momento de incertidumbre, en realidad no me alarmaba por las clases, sino por el hecho de que si llegaba tarde a la enfermería probablemente tendría que soportar los sermones de Lily que siempre daban para largo y no era algo que estaba dispuesto a soportar, o así hubiera sido, de no ser porque me había dado cuenta de que Meri podría haber hecho exactamente lo mismo, pero por algún motivo había sentido la obligación de quedarse conmigo, arriesgándose a ser regañada por los profesores, considerando su posición, en la que recaía cierto nivel mayor de responsabilidad, aun así… aun así, se había quedado conmigo para… ¿saber si estaría bien? no lo entiendo, debería preocuparse solo por ella misma y ya ¡¿porque?! enserio no entiendo nada.

Pensar en ello me había enternecido de alguna manera, haciendo que desviara la mirada y me llevara una de las manos al rostro para cubrir con sutileza mi expresión un tanto cohibida
–¡Vaya! Creo que de algún modo siempre acabo siendo algo problemático– le dije sintiéndome algo culpable de que tuviese que quedarse conmigo arriesgando su buena reputación –Supongo que es mi responsabilidad entonces, tendré que tomar cartas en el asunto– le extendí mi mano dándole a entender que la acompañaría a asumir lo que fuera que se avecinase –Puedes echarme la culpa si eso sirve de algo, o talvez podemos pretender que necesitaba tu ayuda en la biblioteca ¿te parece bien? yo no les tengo miedo, ya esto acostumbrado a ser regañado la verdad, jeje– saqué sutilmente la lengua, llevando mi mano diestra detrás de la cabeza en un gesto despreocupado mientras le regresé una sonrisa de complicidad intentado darle a entender que no debía darle vueltas al asunto, después de todo supongo que los amigos hacen aquello de cubrirse de vez en cuando –No lo sé, depende de lo que tú quieras, también podemos quedarnos aquí si no deseas enfrentarlos ahora mismo, nos preocuparemos por eso más tarde– dije sin cuestionármelo demasiado, pero luego caí en cuenta de que realmente podía ser una mala influencia, pero no había nada que hacer, tampoco sabía cómo cambiar ese rasgo propio, intentaba prometerme a mí mismo que solo sería por esta ocasión ya que se trataba de un caso especial.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Lun 15 Mayo - 19:40

El alivio de verlo comenzar a recobrar el conocimiento fue remplazado en poco tiempo por algo de vergüenza al sentirlo acariciar mis piernas, cubrí parte de mi rostro con las manos mientras que debitaba la mirada, no podia culparlo, de seguro que seguía medio dormido –em… es algo incómodo…- tampoco era como si pudiera quejarme demasiado, yo era quien lo había acomodado ahí en primer lugar, por su parte Clauster paso rápidamente de alejarse avergonzado a verme de forma acusatoria, aunque dentro de todo estaba bastante aliviada de que no estuviera intentando volver a tirarse del edificio.

-¿Ultrajarte?- su selección de palabras era… particular… lleve una de mis manos a mi mentón mientras que intentaba comprender a que se refería -¿eh?- puede sentir el rubor subir a mis mejillas en cuanto sus siguientes declaraciones hicieron más evidente a que se refería con sus palabras –s-supongo que si me haría cargo…- comente avergonzada mientras que desviaba la mirada, sería mi responsabilidad ¿verdad? ¿Clauster siquiera estaba preparado para ese tipo de cosas? -p-pero, pero- sentía el impulso de explicar que no había hecho nada raro… de ese tipo de cosas, aunque una parte de mi sentía que solo parecería que me estaba excusando y no quería evadir mi responsabilidad… por estresarlo -ah…- libere un pequeño suspiro dándome por vencida en mi búsqueda por una explicación, presentía que él ni siquiera entendía del todo de que estaba hablando -olvídalo…-  

Creo que nunca había agradecido tanto su capacidad para distraerse aunque mi tranquilidad no duro demasiado por culpa del tema que salió a flote, la hora… -e-está bien Clauster- respondí mientras que negaba rápidamente con la cabeza –d-desde el principio… fue mi culpa que te desmallaras- con una pequeña sonrisa intente indicarle que todo estaba bien –no tienes por qué tomar la responsabilizad por mí…- creo mi voz se escuchaba cada vez más insegura mientras que decía esto, la verdad no tenía muchos ánimos de enfrentarme a las consecuencias sola, pero no quería ponerlo en problemas –Clauster… n-no te eches la culpa pero…- tomando sus manos me esforcé por verlo a los ojos por unos cortos instantes antes de desviar la mirada –¿me… acompañarías a hablar con el profesor?-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Jue 18 Mayo - 3:37

Ciertamente me había tomado por sorpresa, aunque mis palabras hubiesen sido una simple especulación, el hecho de que no hubiese dudado ni por un segundo en asumir una responsabilidad hipotética había hecho que sintiera una repentina puntada en el pecho, lo cual provocó que sujetase el mismo con mi mano, apretando esa zona de mi suéter con fuerza al punto de arrugar un poco mi ropa –¿Eh?– me quedé un tanto pasmado viéndole por breves momentos antes de sacudir mi cabeza para volver a la realidad, hoy estaba muy raro, eso era un hecho ¿qué pasaba conmigo? debían ser efectos secundarios de esas mugrosas pastillas, mi falta de autocontrol ante la curiosidad ahora me estaba pasando la cuenta, ciertamente había sido una mala idea, decidí darme un par de palmaditas en el rostro para así espabilar finalmente –Tampoco estarías obligada a algo como eso… solo era una broma– o talvez no del todo… al menos si eso sucediese no me molestaría la idea de que fuese con ella y… ¡¿en qué estoy pensando?! ¡no era momento para eso!

Solté sus manos que me había tomado durante un momento y extendí mi diestra hacia su rostro, depositando mi dedo índice sobre sus labios silenciándola un momento
–¡¡Ssshh!! Eso no es tema de discusión, ya dije que yo asumiría ¿por qué me estas cuestionando?– contesté con un tanto más de seriedad, a veces me molestaba un poco esa tendencia a que se echase toda la culpa, puede ser que talvez fuese en parte responsabilidad de ambos pero ya había dicho que yo asumiría –¡No es justo! ¿Siquiera me darás la oportunidad de protegerte también?– pregunté apartando el flequillo de su rostro sosteniéndolo a un costado de su mejilla mientras le miraba fijamente –Y vas a mirarme cuando te hable, antes dijiste que nos cuidaríamos y confiaríamos mutuamente ¿cómo puedo creer en lo que dices si ni siquiera me miras cuando lo haces?– quizás estaba siendo algo severo pero… pero… quería que comprendiera que no era necesario ocultarse cuando estaba conmigo, así como yo entendía de algún modo que podía ser yo mismo cuando estaba con ella y eso me agradaba –¿Crees que no me he dado cuenta de porque lo haces? no soy tan ingenuo como piensas– contesté frunciendo un poco el ceño poniendo una expresión de desaprobación, de alguna manera sentía que me estaba subestimando –Si te escondes solo porque te desagrada verme la cara está bien, no hay remedio, pero si es por “miedo a ver otras cosas” que no deberías, ya deja eso…– me acerque un poco a ella y apoyé mi frente sobre su hombro mientras volvía a sujetar su mano intentando sacar todo el valor que podía para tales actos, que de por si me costaban bastante trabajo por culpa de mi personalidad de naturaleza más esquiva –Si eres tú, pues por mí está bien si te enteras de algunos secretos, de todos modos te los contaría eventualmente ¿no? así es como se supone que funciona, o eso creo– era una fortuna de que no estuviese viéndome fijamente en ese momento, sentía que mi rostro ardía, muy probablemente parecería algo similar a las luces rojas de navidad –Solo es un poco injusto, sabrás todo sobre mí bastante rápido mientras que yo tendré que molestarte haciéndote un sinfín de preguntas, espero que estés dispuesta a eso, pero ya es tarde para arrepentirse, después de todo fuiste tú quién quiso jugar a esto– susurré con suavidad antes de volver a ponerme de pie y al mismo tiempo ayudarle a levantarse, ya iba siendo tiempo de regresar.

Me adelanté un momento, pensando en jugarle una pequeña broma antes de marcharnos, procurando que no se tomase mis anteriores palabras como un regaño severo, sino como lo que eran, mis propias condiciones sobre todo esto, así como ella también había puesto las suyas
–¿Creo que puedo confiar en que guardarás mis secretos verdad? de lo contrario…– mi expresión se volvió un tanto maliciosa –Siempre puede chantajearte contándole a alguien sobre las cosas raras que intentaste hacerme aquí– le dije a modo de broma enseñándole la lengua y luego echando a correr, probablemente no habría muchos ánimos ni prisas por enfrentarse a las consecuencia de llegar tarde, así que quería distraerle de esa preocupación y si para ello tenía que enfadarse conmigo pues estaba bien, de todos modos me parecía linda la manera en que a veces se enfadaba –¿Que sucede, no vienes? Te acompañaré de regreso, aun debemos tomar un pequeño desvío para regresar todo esto ¿sabes?– expliqué mientras cargaba con dificultad todos los implementos que habíamos estado usando con ayuda de un par de fuegos fatuos, esperé por un momento a que me alcanzase sin dejar atrás esa sonrisa de picardía –Por cierto… hoy fue un día extraño, pero ha sido divertido ¿está bien si repetimos alguna vez? digo... no es que me emocione ni nada, solo es una sugerencia...–

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Mar 23 Mayo - 2:10

Negué rápidamente la cabeza al verlo intentar echar a un lado el tema mi punto por su nerviosismo -aunque fuera una broma Clauster- lo mire a los ojos con decisión, tenía claro que él no era del todo consiente de lo que hablaba, pero aun así -definitivamente tomare la responsabilidad- no definitivamente de algo por el estilo, yo lo había sacado de ese bosque, sentía que todo lo que le ocurriera en el exterior era en parte mi culpa, era por mí, quizás me gustaba molestarlo pero si en verdad lo llegaba a hacer sentir mal quería tomar la responsabilidad por eso, no lo dejaría de lado, nunca lo haría ni ignoraría sus sentimientos -estoy decidida a cuidar de ti-

De alguna forma no me sorprendió demasiado que se enojara, aunque mirándolo bien no sé si podía considerarlo del todo enojado… más bien frustrado, y bueno, lo entendía, obviamente era frustrante socializar con alguien como yo… no, no, no, golpee suavemente mis mejillas antes de terminar encerrada en mi negativismo, volviendo mi vista a él, quería entenderlo mejor, que de verdad nos pudiéramos llevar bien, que nuestras malignas inseguridades no molestaran una vez cada 5 segundos mientras interactuábamos, aunque… bueno, supongo que eso era inevitable, era parte de nuestra personalidad.

-¿Protegerme?- repetí algo sorprendida ante sus palabras, era un sentimiento confuso, de verdad me hacía feliz que quisiera cuidar de mí, pero la mera idea de que le ocurriera algo malo al intentar defenderme me provocaba un fuerte nudo en el estómago, en verdad no quería verlo lastimado, sé que es parte de la vida, pero, eso no quitaba ese pequeño pensamiento de que debía protegerlo absolutamente de todo, pero no… no, debo dejarlo continuar con su existencia, tiene derecho a ser libre… y-y sufrir si quiere y ser feliz con otras personas, no puedo simplemente encerrarlo en el ático o algo por el estilo… -hm...- deje escapar un pequeño quejido mientras que analizaba un poco a la situación, quizás mi primera prioridad debía protegerlo de mi misma… era consciente de que proteger mucho a alguien puede ser dañino –yo… no tengo problemas con eso… de hecho… me alegra… importante- el tono de mi voz bajaba cada vez más al igual que mi mirada, analizándolo más… no podía evitar sentirme culpable de hacerlo sentir inútil con mi actitud, podía entenderlo por completo, con mi onee-sama a veces me sentía así cuando la veía intentar encargarse de todo -pero solo si no te pone en problemas… en muchos problemas-

Fui sorprendida tanto por sus acciones como por sus palabras -¿e-eh?- Instintivamente intente volver a cubrir mis ojos, pero me detuve de golpe al analizar un poco mejor la situación, no podía hacer eso, no después de escuchar aquellas palabras -Clauster…- lleve mis manos a las mejillas, creo que había vuelto a terminar sonrojada, sabía que el punto de todo esto era que lo mirara a los ojos pero de todas formas no pude evitar desviar la mirada -y-yo..- en verdad no sabía que decir… nunca sabía que decir, pero ahora era especialmente complicado, mi corazón se encontraba demasiado acelerado, una parte de mí siempre había asumido que aquel poder solo podía hacer que me odiaran, de verdad, de verdad no sabía cómo reaccionar al escuchar que él lo aceptaba de la nada –g-gracias…- del enredo que tenía en la cabeza fue todo lo que llego a salir de mi boca mientras que podía sentir como un par de lágrimas me recorrían las mejillas… feliz, simplemente estaba demasiado feliz de escuchar algo como eso… ah… ¿Qué estaba haciendo? De seguro solo terminara preocupándolo con mis estúpidas reacciones –s-siempre he pensado… q-que mis poderes son horribles… y-y… q-que me dejaran sola para siempre- entre los constantes sollozos, el volumen de mi voz se disminuía cada vez más, como si las lágrimas se la estuvieran tragando ¿Por qué tenía que llorar tanto? Quizás era por pasar tanto tiempo sola, mis emociones eran un completo desastre, definitivamente no sabía socializar –g-gracias… por aceptarme…- al menos, al menos quería hacerle saber que no estaba triste, que no había hecho nada malo, yo tenía la misma sucia costumbre de culparme de todo así que podía entender que quizás lo había hecho sentir mal con mi estúpida reacción.

Tome una larga bocarada de aire y limpie un poco mi rostro usando la manga del uniforme antes de tomar su mano para ayudarme a levantarme, dejando escapar una pequeña risa al escuchar sus siguientes comentarios, supongo que esta vez quería hacer aún más evidentes sus pequeñas mentiras para ayudar a que subiera mi ánimo –podría decir lo mismo para ti ¿no?- ladee mi cabeza tras echa aquella pregunta siguiendo un poco su juego -en verdad no se quien sufriría más con ese tipo de rumores- casi por impulso desordene su cabello con una de mis manos.

Toda la emoción había hecho que olvidara por completo los materiales que habíamos pedido prestados –voy- limpie un poco el polvo que había quedado en mi falda usando mis manos antes de comenzar a caminar.

“Quizás debería conseguir un cintillo nuevo”, pensé aquello mientras que volvía a cubrir mis ojos ante la posibilidad de encontrarnos a alguien en el camino… en las ocasiones en que quedáramos a solas, seria lindo poder mirarlo adecuadamente –a mí me gustaría poder almorzar contigo todos los días-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Sáb 27 Mayo - 0:31

Mi concentración se perdió por un momento dejándome con una expresión de pasmado mientras mis mejillas volvían a teñirse de rubor sutil por la reafirmación de sus intenciones, los objetos que sostenía en el aire gracias a mis fuegos fatuos, casi se desplomaron en el piso por mi falta de cuidado, pero afortunadamente un rápido movimiento de muñeca logro que lo salvara por pocos segundos antes de caer al suelo y destruirse por completo mientras temblaba un tanto tambaleante debido a mi descuido, sujetando todo a la vez tanto como me era posible ¡¿por qué de pronto insistía en ese tema?! por mi parte entendía que ya le habría liberado de esa “improbable carga”, pero a pesar de que le aclarara que efectivamente solo estaba jugando al momento en que le había dicho tal comentario, parecía como si ella hubiese tomado un peso mayor a mis palabras, intenté disimular un poco mi nivel de impresión –Entonces… supongo que puedes hacer lo que quieras, aunque no es como que el amo y señor de los bosques necesite que le cuiden realmente ¿sabes?– repliqué en un tono orgulloso hinchando los mofletes –En realidad aunque no lo creas por mi apariencia, ya soy todo un hombre– le expliqué de manera que talvez podría pecar de ser un tanto soberbia –Soy perfectamente capaz de cuidarme so…– pero antes de terminar mi última frase acabé tropezándome con las agujetas de mis zapatos, provocando que los objetos que sostenía acabaran regados por el suelo de todas formas ¡que conveniente momento para tenerlas desabrochadas, a que sí! pensé de manera sarcástica mientras desahogaba mi enojo internamente.

Froté con cuidado mi nariz que se había dado contra el suelo, fingí que nada había sucedido a pesar de que permaneciese roja por el golpe, pero de todos modos mi rostro ya había permanecido de tal modo casi la mayor parte de nuestra conversación por lo que realmente no importaba, enserio ¡¡la maldigo por hacerme actuar extraño!! ¡¡también por hacerme sentir del mismo modo!! seguro seguía haciéndome víctima de sus juegos mentales, para empezar ¿desde cuándo he comenzado a ser tan considerado con otros?
–¿Quién hablo de preocuparse? de todos modos ¿es tan raro que me preocupe por alguien más? Si te parece algo desagradable mejor dímelo directamente…– exigí de manera esquiva mirándole de reojo, ya me había aclarado que estaba contenta del hecho, pero aun así no podía dejar atrás mi personalidad que tendía a ser un tanto orgullosa… –¡Y yo no me meto en problemas! Bueno… no demasiados…– contesté haciéndome un poco el ofendido, aunque dudando de mis propias palabras, quizás podría tener algo de razón en ese sentido, de todos modos ¡no era mi culpa! no es como que yo quisiese crear problemas, son ellos los que me quieren dar problemas a mí con sus infinitas reglas.

Volví a dirigir mi mirada con intriga hacia la de ella al darme cuenta que por fin comenzaba a escucharme aunque fuese por un momento, al no ocultarse bajo su flequillo nuevamente ¡bien! pensé, estamos progresando supongo, eso me hacía de algún modo tomar ventaja en este “juego de la amistad” ¿así es como se ganaba? ¿cómo se supone que podíamos saber quién iba ganando? realmente eran detalles sin gran importancia, los cuales hubiese preguntado a modo de entablar un nuevo tema de conversación para distraerle de sus preocupaciones pero…
–¡¿Eh?! ¡¿dije algo malo de nuevo?! ¡N-no… no, porfavor no llores!– soy un completo desastre pensé ¿es que acaso no podía abrir la boca para expresar mi opinión sin hacerle sentir mal o algo? ¡¿qué es lo que…?! –¿Q-que? ¡¿Quién rayos te dijo eso?!– fruncí el ceño denotando mi molestia mientras miraba a todos lados en busca del responsable –¡Dime quién fue y le daré el susto de su vida a ver si quiere volver a decirte algo como eso! nadie tiene derecho a molestarte de esa forma…– me erice y comencé a dejar salir gruñidos espectrales de manera inconsciente –Excepto, talvez yo...– añadí hinchado los mofletes nuevamente volviendo mi atención hacia ella un tanto resentido, como si estuviese reprochandole el hecho de que le permitiese a alguien más hacerle algo como eso.

Me acerqué nuevamente a Meri colocando ambas manos en su rostro de regreso, luego comencé a pellizcar sus mejillas de manera suave estirando y jugueteando con su cara para hacer que volviera a sonreír
–¡Escúchame! el amo y señor de los bosques piensa que el color morado es genial, demasiado genial para ser ocultado– expliqué aludiendo a sus ojos al mismo tiempo que los señalaba con mi diestra –y también piensa que tú eres genial, demasiado genial para esconderte por algo estúpido como eso y lo que el amo y señor de los bosques dice es ley así que no vamos a discutir de la veracidad del hecho, ¡quédate con mis palabras y punto! ¡¿de acuerdo?!– concluí finalmente respirando agitado por haber dado tal sermón casi sin pausa para recuperar el aliento y comenzaba a exaltarme más hasta el momento de terminar mi última frase, el intentar molestarle jugueteando con su rostro no había hecho que la situación me hiciese sentir menos cohibido, aunque esa fuese la intención inicial –Ya me hiciste decir algo tan innecesario y vergonzoso como eso… espero que estés conforme. Que esto quede entre nosotros, no me hagas volver a repetirlo nunca…– exigí, volteándome por completo dandole la espalda un momento, para evitar que así viese mi rostro ardiendo en vergüenza.

Sin volver a mirar hacia atrás sujeté su mano sin preguntar y la arrastré conmigo sin darle opción a rehusarse, reuní nuestras cosas con ayuda de mis fuegos fatuos y me dispuse a acompañarle de regreso
–Por cierto, quiero que me digas si alguien vuelve a molestarte con eso. Se lo pensará dos veces antes de volver a decirte algo conmigo dando vueltas por el lugar– expliqué con un tono de seriedad mientras apretaba un tanto su mano dándole a entender que no tenía por qué enfrentar esas cosas sola –N-no es que sea mi asunto ni nada, pero… es solo que me molesta ese tipo de personas que creen que pueden pasar por encima de otros, es todo. No te hagas ideas raras…– aclaré de manera esquiva, procurando que no pensara que me lo había tomado como algo tan personal, debido a su causa ¿no lo era, verdad?

Mientras bajábamos por las escaleras sentí un escalofrío al escuchar su respuesta sobre aquella broma de la que había hecho mención anteriormente, en realidad no me esperaba que la usase en mi contra como arma de doble filo
–¿Sabes qué? creo que tampoco hay que ponernos en ese plan ¿verdad? podemos pretender que nada ha sucedió ¿no es así?– reí nervioso mientras le regresaba un gesto que indicaba que mis labios estaban sellados, fingiendo cerrar una cremallera en mi boca, era divertido ver que me seguía el juego en ese tipo de cosas, aunque fuese un tanto cruel –Por cierto… mañana comienza el fin de semana y bueno…– la miré de reojo un tanto inseguro, finalmente me abstuve de preguntar al sentirme algo incomodo con ello –N-no, olvídalo no es nada…– no tenía por qué asumir que ella querría pasar más tiempo del necesario conmigo, incluso aunque fuésemos amigos, seguro ya era suficiente verme la cara en la escuela como para además intentar acaparar su tiempo libre y seguro estaría ocupada estudiando o algo, no como yo, quizás era imprudente preguntar algo como eso pese a que ella me había señalado lo contrario de algún modo, que extraño, me parecía que este fin de semana iba a ser más aburrido de lo usual, pero aun así decidí permanecer en silencio sin decir nada más.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Vie 7 Jul - 19:01

-¡¿E-estas bien?!- me encontraba un tanto dispersa y no pude reaccionar hasta que ya fue demasiado tarde, le verdad este día había sido un carrusel emocional, para ambos y aparentemente las emociones aun no planeaban detenerse -ah…- si continuaba tan distraída con mis propias inseguridades, de seguro no podría protegerlo adecuadamente, no podría cuidar de nadie, ya de por si sentía que apenas cuidarme a mí misma, pero, de alguna forma al mirarlo, no podía evitar sentirme motivada a volverme un tanto más confiada… y útil.

Lleve mis manos a las mejillas al escucharlo admitir a su manera que se preocupaba por mí, se sentían tibias… ¿había terminado sonrojada otra vez? -de hecho… me agrada- comente en voz baja, podía entender que desviaba esos temas porque se avergonzaba pero no quería que terminara creyendo en las excusas que formaba para sí mismo, quería que entendiera que me gustaba estar a su lado y que nos esforzáramos para cuidar de nosotros, en gran parte, porque yo terminaba haciendo las mismas cosas todo el tiempo, caer en el pensamiento negativo,  creer que no soy suficiente, pensar que todos están mejor sin mí, ah… de verdad, entendía más de lo que me gustaría, por eso pensaba que era importante dejar las cosas claras cuando estábamos juntos.

Ah… lo sabía, termine preocupándolo, pero de alguna forma, verlo intentar animarme desesperadamente… creo, que me hizo feliz, de verdad, debo ser una persona horrible, le estaba causando molestias pero mi corazón se sentía cálido al pensar, que de verdad se preocupaba por mi -Clauster…- ¿Cómo explicarle… que la persona que me decía esas cosas todo el tiempo… era yo misma? –está bien… tu si puedes molestarme- creo que en el momento en que se acercó a mí, mis estúpidas lagrimas… ahora eran producto de la felicidad de haberlo conocido, considerando eso, volver a sonreír fue algo fácil –tendré en cuenta, las palabras del amo y señor de los bosques- limpie mis lágrimas mientras me esforzaba por estabilizar mi respiración, tenía que tener cuidado si no quería terminar llorando otra vez.

No puedo entender bien el porqué, pero al momento de verlo darme la espalda, no pude evitar sentir que debía hacer algo para acercarlo, solo era otro, de mis miedos irracionales, miedo de que una de las pocas personas que sentía cercana fuera a dejarme, de verdad… entendía demasiado bien, ese tipo de inseguridades -te quiero- rodee su cuello con mis brazos abrazándolo por la espalda y suavemente apoye mi mejilla contra la de él esperando que no terminara asfixiándose con mi cabello o algo por el estilo -¿te esforzarías por decir más cosas vergonzosas para mí?- de una forma u otra termine apegándome más a él, las cosas que estaba diciendo se suponía que fueran vergonzosas también ¿verdad? No sé cómo me las ingeniaba para que salieran con naturalidad, quizás era porque ya había tenido mi momento de estrés antes y ahora ya estaba relajada.

No pude evitar reír un poco al verlo volver a intentar desviar el tema, creo que ya comenzaba a hacerse más que claro que debía tomar un tanto la iniciativa en esas cosas para que realmente pudiéramos seguir avanzando -ya veo…- tome algo de aire antes de pasar a sostener su mano dirigiéndole una sonrisa, esperando que no terminara escapando -entonces nos encontraremos a almorzar en secreto-

-Es verdad… - baje la mirada pensando en el fin de semana -¿te gustaría salir conmigo?- pregunte justo antes de que el mencionara que olvidara el tema -¿eh?- desvíe la mirada algo avergonzada por haber respondido tan rápido con algo así -oh… bueno… si no quieres- negué rápidamente con mi cabeza intentando alejar mi negatividad, ya me había decidido, debía ser más... bueno... más decidida -yo pensaba en ir a comprar un par de cosas y me gustaría que me acompañaras, quiero pasar más tiempo contigo Clauster- dando un par de pasos al frente quede frente a él y tome su otra mano apropiándome de ambas -conozcámonos mejor-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Dom 9 Jul - 18:49

Sus reacciones me hicieron caer en cuenta de que quizás me estaba involucrando demasiado, puede que mi forma de sobre reaccionar le hubiese indicado algún tipo de mensaje que en principio estaba intentando evitar, pero… ¡por un demonio! ¡¿cómo era siquiera posible lograr algo así, con ella allí, incitándome de algún modo a ser posiblemente un tanto más pasional de lo usual?! sobre todo sabiendo de manera casi exacta a que se refería con esos sentimientos que describía, incluso antes de que siquiera los explicase por completo. Era evidente el hecho de que teníamos más cosas en común de las que en principio pensábamos, aunque al mismo tiempo se hacía muy claro que nuestros métodos para enfrentar aquellas cosas que nos aquejaban se contrastaban bastante en comparación al otro, ella al menos era capaz de enfrentarlas directamente y admitirlas cuando era necesario, mientras yo… yo, simplemente soy un cobarde que rehúye de todo y eso sencillamente no va a cambiar de la noche a la mañana, no necesito que me lo digan, lo llevo bastante claro…

Pronto comenzó a calmarse,  lo cual al mismo tiempo me entregó tranquilidad propia, era imposible no sentirme responsable de sus lágrimas si cada vez que nos encontrábamos acabábamos de este modo, a veces me hacía dudar si mi presencia le hacía sentir tanto pesar, sencillamente era difícil verla de esa forma. En un sentido hipotético no tendría el derecho de reprocharle nada aunque así lo quisiera, sin embargo si con eso estaba en mis manos ayudarle aunque fuese un poco no me cortaría en hacerlo ni por un momento
–¿E-eh? …– había vuelto a reiterarlo ¿Por qué se empeñaba en volver a aclarármelo? –C-creo que pude comprenderlo antes… ¿porque empeñarte en repetirlo? Sé que soy algo distraído pero…– cada vez sentía mi estómago a la par de mi pecho apretarse más y más de manera persistente, como si mi interior estuviese hecho a base de nudos que me hacían difícil respirar y a este punto, esa sensación se acrecentaba con cada uno de sus gestos y palabras que de alguna manera me daban un fuerte remezón por dentro –V-vamos deja eso… ahora lo haces sonar como si fuera una especie de bully o algo por el estilo, talvez no logré explicarme bien, no era en un sentido literal ¿sabes? – reí nervioso, dándole un empujoncito en la frente con las puntas de mis dedos, dándole a entender que se lo tomara con calma ¡¿ella seguía bromeando conmigo como hace un segundo, verdad?! no lo sé ¡NO LO SE! las chicas son algo difíciles de leer, sobre todo ella… me hace sentir extraño, me agobia pero al mismo tiempo me hace sentir feliz y tranquilo en cuanto la tengo cerca ¡¿Cómo demonios sucede eso?! ¡¡NO TIENE NINGUN MALDITO SENTIDO!!! Definitivamente estoy enfermo… creo que no me siento muy bien… lo mejor será ponerse en marcha y… –¿P-po-por supuesto? …de hecho deberías escucharme más seguido, se lo que te digo…– contesté alzando una mirada de incredulidad arqueando levemente una ceja, para verla fijamente al llamarme por mi álter ego, era bastante poco usual escuchar a alguien más llamarme de ese modo y al ver su sonrisa tan sincera yo simplemente no… no puedo, ¡¡no puedo!! también tengo un límite de tolerancia a toda esta empalagosidad, es que sencillamente no estoy acostumbrado a este tipo de tratos tan…

Me giré rápidamente como una táctica para evadirla durante un instante, no tenía intención de abandonarla después de eso, solo quería un pequeño respiro, pero Meri sencillamente acabó dándome un inesperado ataque sorpresa por la espalda ¡¿es que acaso no se puede bajar la guardia contigo ni por un segundo?!
–¿E-eh?... ¿Q-qué? ¡¡¿Queeee?!! – me quedé en blanco, petrificado durante un rato considerable ¿había escuchado bien? ¿Por qué me decía algo así de la nada?  –¿M-Meri? ...N-no deberías decir esas cosas tan a la ligera, incluso si es una broma, quiero decir… yo talvez podría ser completamente lo contrario a lo que crees…– reaccioné a contestar una vez hube recuperado el aliento a duras penas, de cualquier modo era complicado lograrlo si se empeñaba en ahorcarme, además, si continuaba apegándose de ese modo tan insistente, era imposible ignorar como sin darse cuenta me daba un suave masaje en la espalda con sus… ¡¡¡AAAAHHHHHHHHHH Basta, basta!!! Debo guardar la compostura, no puedo dejar que mis gritos internos se apropien de mí y… –¡¿EH?! ¡¿Más cosas vergonzosas?! – ya no me quedaba duda de que estaba jugando conmigo, pero ya empezaba a pasarse un poco con el tema, fui ingenuo en pensar que por tener un momento la intención de ayudarla, simplemente iba a contenerse de tomarme el pelo, mi expresión de agobio se transformó en una mezcla de la misma pero con algo de molestia, frunciendo el ceño abruptamente  sin dejar atrás mi rostro rojo que ya comenzaba a asemejarse a un letrero de neón –¡¿Entonces quieres besarme?! – pregunté de manera desafiante con una mirada bastante seria pero al mismo tiempo determinada ¡¿porque rayos había dicho eso?! bueno, ella era la que quería escuchar algo vergonzoso ¿no? de todos modos era algo tarde para retractarse de tales palabras, supongo que también me causaba cierta intriga ver a donde nos llevaría el curso de este juego, sin mencionar que igualmente quería desquitarme con ella por sus bromas de mal gusto.

Hubo un silencio incomodo durante un momento pero finalmente decidí no entregar más pie a que se prestase para malos entendidos y agachando la cabeza contesté
–¿Lo ves? ¿De pronto la broma dejó de ser tan graciosa verdad? ¡no juegues conmigo de ese modo escuchaste!–  hinché los mofletes, desordené aún más su cabello para acto seguido enseñarle la lengua y casi al instante esconder mi rostro detrás de mis mangas haciéndome un pequeño ovillo sosteniendo mis piernas sentado en el suelo.

Pensé ingenuamente que con mis advertencias acabaría por dejar morir el asunto en el acto, pero en cuanto comenzó a hablar sobre invitarme a salir, o de nuestros encuentros “sospechosamente secretos” perdí un poco la paciencia por completo ¿era necesario que lo dijera de una manera tan provocativa? casi lo hacía sonar como si me estuviese pidiendo ser su n-novio… aunque sabía que esas estaban lejos de ser sus intenciones ¡que rayos! me levante bruscamente de sobresalto y di una patada al suelo
–¡¿Tienes idea de las cosas que dices?! ¡¿Alguna vez te has planteado la manera en que lo dices?! ¡¿Y para empezar porque decides por mí?! ¿acaso me he negado? aunque talvez debería por la forma de burlarte de mí y… y… ¡¡¡AAAAaaah!!! a veces simplemente me irritas– reconozco que no he sido bendecido con la mayor cantidad de paciencia pero… –¡¡Si vas a pedirme una cita dilo directamente!! – exigí sujetando de vuelta sus manos pero talvez de una manera más insistente con firmeza desde las muñecas para asegurarme de que no escapara –¡¿Y sabes qué más?! ¡¡Tú lo pediste!! Sírvete bien con esto…– esta vez fui yo quién acabó tumbándola contra el enrejado nuevamente, cerré los ojos con fuerza y sin pensar demasiado las cosas me aproximé a ella con la respiración agitada al encontrarme alterado para finalmente besar sus labios suavemente, deslizando mi diestra desde su muñeca hasta su cintura para acabar por fin estrechándola contra mí al mismo tiempo que con mi otra mano no pude resistirme a acariciar su cabello.

Así la sostuve durante un momento hasta que logré volver en mí mismo al necesitar tomar un respiro y caer en cuenta de lo que había hecho apartándome un par de pasos hacia atrás con lentitud y una expresión de pasmado, una sensación fría me recorrió la espalda mientras aún continuaba observándola sin saber que decir o que hacer… ¿Ahora vas a odiarme cierto? ¿Qué diablos acabo de hacer? ¿Por qué soy tan torpe?... era lo único que me cuestionaba en ese momento… enserio, ¡¿Qué mierda acabo de hacer?!...

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Miér 12 Jul - 4:55

-¿Eh?- no pude evitar sorprenderme un poco con su reacción ¿Por qué se exaltaba tanto?  -pero… no es broma- ¿acaso le desagradaba la idea de que lo quisiera? No, no, no, había decidido dejar un tanto de lado ese tipo de pensamientos, debía ser positiva de vez en cuando, pero ¿Por qué estaba tan sonrojado? ¿Fue el abrazo? De seguro lo sorprendió el abrazo, después de todo, es normal que los amigos se quieran, al igual que la familia, aunque… supongo que considerando de donde viene mi princesa, es algo sorprendente escuchar ese tipo de cosas, lleve mi mano al pecho, notando que tenía el corazón extrañamente exaltado ¿acaso había algo que estaba ignorando? Quizás solo estaba nerviosa de que rechazara mis sentimientos… si pero… ¿mis sentimientos de qué?

-¿Besar?- pregunte mientras que ladeaba un poco mi cabeza ¿se refería a un beso en la mejilla o algo así? Las voces en mi cabeza estaban algo alborotadas, era difícil escuchar mis propios pensamientos con tanto ruido, era un tanto molesto, me hacía más lenta de lo normal ¿lo molestaría eso? Aparentemente sí, pero no podía ver claramente lo que estaba ocurriendo, era algo que me pasaba a veces, en parte por eso me tropezaba con mis propios pies tan seguido -¿Clauster?- despeine mi propio cabello intentando calmarme, no sabía casi me estresaba porque él estaba estresado  o por mis propios pensamientos ¡¿Por qué tengo que ser tan rara?! -Aaah…- otra vez pensaba que solo lo estaba molestando, aun dentro de todo, no pude evitar inflar mis mejillas de mal humor, me estresaba que pensara que solo estaba bromeando, era yo quien sentía que no la tomaban en serio con esas cosas, aunque si, si, reconozco que no elegí las mejores palabras… quizás.

Sostuve mi propia cabeza dejando escapar un pequeño suspiro, empezaba a doler -pero tú dijiste que lo olvidara- comente antes de volver a hinchar las mejillas, supongo que simplemente habíamos hablado en malos momentos y nuestras palabras habían chocado, pero aun así, me molestaba un poco.

Estaba volviendo a ensimismarme en mis pensamientos cuando ocurrió algo que me tomo completamente desprevenida, mis mejillas se sonrojaron de inmediato al sentir el contacto de nuestros labios -je…- lleve una de mis manos a mi boca mientras que una sonrisa se formaba en mi rostro -ya veo… los sentimientos de Clauster eran así…- de verdad… era demasiado lenta a veces, entonces… eran románticos y yo convencida de que mi cabeza se estaba inventando cosas otra vez, la verdad me dice tantas mentiras que muchas veces no sé qué creer -quizás, debería escuchar más seguido- comente para mí misma mientras que volvía mi vista a él, estaba dándome la espalda, bastaba ver la parte de atrás de su cuello y la punta de sus orejas para saber que estaba rojo como un tomate, pero aun así parecía plagado de dudas, yo tenía claro, como era vivir con tantas inseguridades, pero ahora al menos… podíamos acompañarnos en eso ¿verdad?

Hice una pequeña marca en el suelo con mi pie justo antes de empujarlo al suelo, invocando a un solitario tentáculo que me ayudaría a sostenerlo por la cintura, haciendo la caída al piso algo mucho más lento y delicado, de seguro algo así no le haría daño, pero aun así, debía cuidar de mi princesita -ah… esto es malo- sin poder contener demasiado el impulso de ver su expresión en esos momentos, con la ayuda de mi compañero lo di vuelta, ensimismándome sobre él para asegurarme de que no escapara -perdón mi princesa…- utilizando una de mis manos eche mi cabello hacia atrás mientras la punta de mi amigo atrapaba las de mi adorable conejito para que no pudiera esconderse tras de estas ¿estaría siendo injusta? -a fin de cuentas no puedo ser el héroe que fue a rescatarte de tu encierro- sosteniendo suavemente su barbilla con el meñique utilicé mi dedo índice para acariciar un poco su labio inferior, se veía tan vulnerable -soy la bruja malvada que quiere quedarse con tu corazón- me acomode un poco más apoyando mi mano libre en el suelo mientras que me apegaba un poco más a él -metafóricamente…- aclare aquello antes de que me saliera con alguna locura como que pretendía comerme su corazón o usarlo en algún ritual satánico, y, para aclarar mi punto, esta vez fui yo quien beso sus labios, aprovechando después, que tenía su atención para mirarlo a los ojos -me gustas… ¿quieres tener una cita conmigo?-

Volvi a besarlo y dándome cuenta que quizás lo estaba incomodando con mi tentáculo, deje que este soltara sus manos antes de darle un par de golpes suavecitos en las mejillas para asegurarme de que no se hubiera desmallado -hey, por favor, no te desmayes ahora ¿ok?- con una sonrisa en el rostro, apoyando ambas manos en el suelo deje algo de distancia entre nosotros -te hice una pregunta clara, me gustaría una respuesta clara- definitivamente, estaba siendo injusta, considerando como llevaba mi día a día, o tenía derecho, pero de todas formas use uno de mis manos para apartar unos cuantos mechones de cabello de su rostro, para que no interfirieran en la vista -¿estarías conmigo para siempre? ¿Aceptaras que te observe todo el tiempo? Necesito saber que estas a salvo, dime, dime ¿puedo encerrarte un poquito? El mundo es feo y peligroso, construiré una torre bonita y divertida para mi princesita, tu podrás elegir como decorarla, te traeré tu comida favorita, no te obligare a comer ningún dulce - antes de darme cuenta, volví a sostener sus manos, aunque en esta ocasión fue con las propias -tus expresiones… de alguna forma… son tan inocentes- termine besando su cuello un par de veces antes de terminar comentando en voz alta -me hacen querer corromperte- ¡OH POR DIOS! ¡¿Qué rayos estaba haciendo?! Me aleje rápidamente golpeando mis mejillas para espabilar, Dios, Dios, de verdad me había dejado llevar demasiado, no, no, no, Meri, en la azotea no, después lo puedes llevar a un hotel para corromperlo con calma y privacidad… -¡a-ah! y-yo…- negué rápidamente con la cabeza tratando de alejar ese tipo de pensamientos, era solo que… tener ciertos instintos, era inevitable… -p-perdón… me pase de la raya- lleve una mano a la mejilla mientras que desviaba la mirada sonrojada –me hiciste feliz y… me emocione demasiado…-

Lleve una mano al pecho, percatándome de que mi corazón volvía a estar como loco y me sentía culpable otra vez… -yo… no quiero hacer nada que te desagrade… demasiado- volví a desordenar mi propio cabello para cubrir mis ojos otra vez, quizás… ya de por sí, lo había hecho pasar cosas desagradables –n-no quiero forzarte a nada- aprovechando que aún estaba por ahí utilice el tentáculo para ayudarlo a sentarse, dejando su espalda apoyada contra la reja para que no volviera a caer con tanta facilidad antes de dejar a mi compañero desaparecer -soy rara…-  a este punto, ya debía tenerlo claro… pero no podía evitar, que el hecho hiciera que me preguntara… -¿de verdad estas bien con alguien como yo?-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 12 Jul - 22:43

Creo que nunca me había sentido tan agobiado como ahora, enfrentar su reacción me daba miedo, quería huir de allí, pero el hecho de saber que me lo había buscado solo, me frenaba a hacerlo, entendería perfectamente si ella quisiera darme una bofetada en ese instante, después de lo que había hecho, sería lo normal, supongo que no debía ser agradable recibir un beso robado de alguien que ni siquiera te interesa en ese sentido, yo… yo… ¡enserio soy un tonto! ¡¿no puedo regresar y dar marcha atrás?! ¡¿no puedo simplemente regresar todo a como estaba antes?! justo cuando pensaba que había encontrado alguien con quién pudiéramos entendernos y simplemente lo había arruinado todo, siempre arruino las cosas tan fácilmente, es frustrante, talvez nunca debí salir de ese bosque, talvez estaba allí precisamente porque lo merecía… y aún lo merezco… Meri, lamento que tuvieras que lidiar conmigo, lamento que tuvieras que conocer a alguien como yo…

–¡Aahh!– Dejé escapar un chillido en cuanto sentí que me empujaba contra el suelo, aunque extrañamente había sido bastante más delicada de lo que me hubiese esperado, iba a golpearme definitivamente ¿verdad? supongo que también merezco eso, de todos modos el dolor del daño físico no iba a compararse al dolor de saber que me rechazaría en ese instante por mi propia estupidez ¿había sacado ese tentáculos para desquitarse mejor? reí para mí mismo internamente, resultaba irónico como hasta su forma de desquitarse acababa pareciéndome tan linda…demonios , soy simplemente un desastre…

En cuanto comenzó a subirse sobre mí no pude controlar el hecho de que mi corazón se volviese loco, con un roce, un abrazo, una caricia cosas tan simples me descolocaban y me hacían sentir tan inquieto si provenían de ella ¿cómo algo tan simple puede remecerme tanto? si vas a rechazarme no me hagas esto… no juegues así conmigo, con la poca cordura que me queda… yo… no reaccioné a otro instinto que cerrar mis ojos fuertemente temiendo lo que ya sabría que se venía cuando comenzó a disculparse y decirme que sencillamente “no podía ser el héroe que fue a rescatarme de mi encierro”, era de esperarse, no me sorprendía en absoluto por sus palabras
–N-nunca pedí que lo fueras, esa no era mi expectativa… hehe– reí forzosamente para evitar llorar delante de ella, no quería seguir preocupándole con el tema, pero era difícil contenerse al sentir como mi pecho se desgarraba poco a poco ¿qué extraño? creí que ya era completamente inmune al rechazo, pero veo que me equivocaba.

Entonces, en medio de esa espiral de resignación, de pronto sentí como su mano acarició mi labio con suavidad mientras aún perplejo intentaba asimilar lo que sus siguientes palabras intentaban decirme “Soy la bruja malvada que quiere quedarse con tu corazón”
–¿E-Eeh?– mi corazón dio un vuelco en el sitio de tal forma que me remecí por dentro ¿qué estaba pasando? Pero antes de poder siquiera procesar todo lo que me estaba diciendo o siquiera plantearme la posibilidad de responder acabó correspondiendo el beso que antes yo le había dejado caer sin advertencias –¿Q-que… yo… esto… ah?– solo pude balbucear como un tonto, de verdad quería responder a lo que me preguntaba pero me costaba trabajo asimilar que esto realmente estaba sucediendo ¿No estoy soñando? ¿Esto era enserio?

Continué estupefacto al momento en que me besó nuevamente ¡esto es demasiado para mí! si sigo pensándolo demasiado talvez explote ¡AAahh! ¡¿qué hago ahora?! en realidad soy un incompetente en este tipo de cosas, yo… decidí que en ese momento lo mejor sería cerrar los ojos y comencé a corresponder sus besos, esos besos tan suaves, tan cálidos que comenzaban a descontrolarme un poco y hacerme abrazarla con desesperación… e-esto… esto es malo, quizá deberíamos detenernos un poco, siento como si me ahogara en emociones.

Me aparté un momento para recuperar el aliento y continuar asimilando todo, sentí unos suaves golpecitos en la mejilla que me invitaban a espabilar, parecía preocupada de que volviese a desmayarme como la última vez, pero eso sería difícil ya que me sentía demasiado sobre exaltado como para acabar dormido otra vez
–Estoy bien, g-gracias…– tragué un poco a medida que fruncía y apretaba mis labios mientras tocaba los mismos, su saliva aún se sentía tibia y dulce sobre mi boca, era una sensación tan… ¡¡Aaah!! ¡Maldición, no soy un pervertido basta, basta! debo centrarme en otra cosa o yo… –¡¿Eh?! ¿q-quieres una respuesta… a-ahora…?– quise esconder mi rostro ruborizado al darme cuenta de que ella había acabado declarándose debidamente, pero ella terminó aprisionando mis manos impidiéndome lograr que lo ocultara, ¡¿Por qué eres tan cruel, porque me llevas a mi límite de ese modo?! vaya, realmente es muy superior a mí en estas cosas, en todo sentido de la regla, realmente no me habría dado oportunidad de hacerlo antes –Si accedo a lo que me pides sin protesta, entonces… ¿está bien? … ¿está bien si me quedo a tu lado?… ¿puedo quedarme junto a ti?– pregunté mirándole con ojos que talvez suplicaban un si por respuesta, de manera un tanto persistente ¡maldición! no, no quiero que se sienta obligada a… –¡¿E-EEH, c-corromperme??!– Mi rostro se ruborizó complétame, casi parecía echar vapor debido al ardor que me producía, que se supone ¡¿que estaba insinuando con eso?! ¡¿cómo debería tomarme algo así?! ¡¿Acaso me estaba probando o algo?! –¡No! tu no me estas forzando a nada, yo nunca dije que me desagrade, al contrario, fui yo quien hizo algo que pudo incomodarte en principio…– estrujé el pecho de mi camisa al sentir como empezaba a punzarme, por algún motivo arde, arde mucho –Creo que siempre... siempre… desde que nos encontramos aquella vez… no me di cuenta hasta ahora que…– detente Meri, me estas presionando demasiado, no puedo con todo esto que estoy sintiendo ¡yo no lo entiendo! hasta podría acabar haciendo algo que…–¡Ni siquiera lo digas! ¡No quiero que sea otra alguien si no es contigo! ¡No quiero, no quiero! ¡Antes preferiría que me exorcizaras y acabar en el más allá, antes de pensar si quiera en esa posibilidad...! – ¡Oh vaya! ¿Entonces siempre me sentí de ese modo? incluso para mí era una sorpresa, creo que de algún modo había pasado una eternidad engañándome a mí mismo, pero me alegraba saber que ella me habría hecho abrir los ojos de algún modo… una persona, solo una persona que fuera la indicada, basta algo tan simple para poder dar un nuevo comienzo y empezar a ser ¿felices juntos?

Era inútil intentar contenerlo, ya no podía más, comencé a sollozar y pronto mis ojos se humedecieron hasta dejar recorrer un par de lágrimas por mi rostro, mojando mis mejillas para luego desembocar  dejandose caer al suelo, me abalance sobre ella y la abracé fuertemente hasta hacernos rodar un poco de vuelta al suelo, deslicé mis manos desde sus muñecas hasta acabar entrelazando sus dedos con los míos sujetándole con firmeza mientras permanecía sobre ella
¡¡Meri… Meri… Meri… Meriiii~♥!! repetí su nombre varias veces un tanto agitado con desesperación casi como si pidiese a gritos que me escuchase, a medida que le besaba una y otra y otra vez, haciendo que cada beso se volviese más intenso que el anterior, de manera progresiva, hasta cierto punto en que acabé mordiendo con suavidad sus labios, o lamiendo un poco su cuello o… hasta jugueteando un poco con su lengua ¡no, no esto no está bien! ¡no estoy tomando las cosas con calma! –Meri… ¿me escuchas? M-Meri, me gusta llamarte por tu nombre, por alguna razón no puedo evitarlo, me gusta… me gusta cómo me haces enfadar, me gusta cuando me abrazas de la nada, me gusta cómo te preocupas de verdad por otros, me gusta tu cabello, tu esencia ¡Me gusta!– ¡¡AAAH!! Podría continuar todo el día haciendo una lista sobre eso, pero noté como empezaba a perder un poco el control, no está bien, no debo aprovecharme de la situación Meri por favor ayudame… ¡¿no vas a intentar detenerme?!

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Dom 23 Jul - 0:01

¿Estaba asustado? ¿Qué le asustaba? Él había tomado la iniciativa… un poco ¿se estaba arrepintiendo? Si terminaba saliendo con algo como “era solo una broma” de verdad me enojaría con él, pero bueno, la verdad no parecía que ese fuera el caso, no quería espiar en sus sentimientos, de verdad que no, quería que el fuera quien se expresara, aunque parecía demasiado nervioso para hacerlo apropiadamente, prácticamente solo podía balbucear ¿estaba siendo demasiado apresurada? ¿Muy agresiva? Quizás… pero no podía evitar pensar que no llegaríamos a ninguna parte si no tomaba la iniciativa y dejaba las cosas claras de algún modo, aunque tuviera que estresarlo un poco en el proceso -me alegro tanto, parece que no tienes problemas con estar con una bruja- ¿Cómo decirlo? El hecho de que no estuviera intentando huir era suficiente para indicarme que no tenía problemas con que permaneciera a su lado, al menos eso sentía en esos momentos, a pesar de que no respondiera con claridad, como si su cuerpo me digiera todo lo que necesitaba saber, estábamos conectados, él aceptaba que nos mantuviéramos juntos.

Asentí rápidamente con la cabeza antes de sostener sus manos aproximando mi rostro al suyo mientras mantenía la vista fija en sus ojos en espera de su respuesta, efectivamente, la quería… -ahora…- comente en voz alta mientras esperaba aunque fuera una señal pequeña, que asintiera o algo por el estilo, pero termino dándome una nueva pregunta, una para la que no había absolutamente ninguna duda de mi parte -por toda la eternidad… aunque muera mañana, volveré por ti y estaremos juntos para siempre, siempre, siempre, siempre, siempre- golpee suavemente mis propias mejillas ¿Qué me estaba pasando? Estaba demasiado… muy emocionada, no estaba bien, debía volver a calmarme, estaba bien estresarlo, pero de verdad no quería asustarlo.

Esta vez fueron mis mejillas las que se tiñeron de rojo, entonces ¿de verdad estaba bien con alguien como yo? Ah… ¿Por qué me pongo a pensar en esas cosas? Es lo mismo que él hace, de verdad, si seguimos encerrándonos en nuestras inseguridades no avanzaremos, es algo que tenemos que trabajar, no quiero que terminemos separados por alguna estupidez, ese típico escenario de “será más feliz con ese” o “estará mejor sin mí”, necesito… necesitamos más confianza, para estar seguros, de que está bien estar juntos -¿Claus…ter?- mientras que me encontraba ensimismada en mis pensamientos termine siendo yo quien yacía recostada en el piso, recibiendo esas… muestras de cariño, era algo… especial, aun teniéndolo arriba, en una “posición dominante” no podía evitar pensar que era adorable ¿sería por eso que no me asustaba? No… de seguro es solo, porque es él, porque aunque se estuviera dejando llevar seguía segura de que no continuaría con nada con lo que no me sintiera cómoda, aunque era algo peligroso, este tipo de confianza, impulsaba a simplemente cerrarlos ojos y dejarse llevar, si no tenía cuidado terminaría olvidando donde estábamos.

Su pequeño agarre se soltó un poco en el momento en que comenzó a hablar, permitiéndome liberar una mis manos sin mayor esfuerzo para acariciar sus mejillas -es lindo verte ser sincero- en esta ocasión volví a ser yo quien le robaba un beso -eres hermoso- acababa de decir que le gustaba así que no había problemas ¿verdad? Extendiendo mis brazos lo rodee con ellos atrayéndolo hacia mí –también me gustas- le dije al oído como si fuera un secreto entre nosotros, aunque la verdad a este punto no me importaba si el mundo entero se enteraba, aunque eso quizás sería un problema para él, después de todo se avergonzaba con facilidad.

Pasee mis dedos por su cabello intentando calmarme a mí misma, de verdad, de verdad, en verdad, no debía olvidar donde estábamos, sería un problema si avanzábamos demasiado aquí, para empezar… quizás debimos hacer todo esto en un lugar más romántico o algo por el estilo… pero la verdad, todo salió tan naturalmente, no era como si lo tuviera planeado… la verdad… probablemente nunca me habría dado cuenta que mi querer por él era romántico si no fuera por ese beso, el destino… si, debió ser el destino o algo así, pero bueno, ahora había otras cosas de las que preocuparse -¿quieres pasar la noche en mi habitación?- pregunte por impulso mientras que volvía a sentarme en el piso manteniéndolo entre mis brazos -si te transformas en algo pequeño podría esconderte en mi mochila y llevarte ahí….- simplemente no quería que nos separáramos aun -oh espera… - guarde silencio al darme cuenta de un punto importante -supongo que te pondría en problemas si pasan registro después del toque de queda y no estás en tu habitación-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Mar 25 Jul - 3:43

Creo que talvez me había emocionado un poco más de la cuenta, para cuando pude percatarme fue cuando comencé a preguntarme “¡¿qué demonios estás haciendo?! ¡idiota, si alguien llegara y nos viera de este modo podrías meterla en serios problemas! ¡ten algo de juicio por una vez para variar!” estaba completamente seguro de que Mask diría algo como eso, si me atrapase en una situación así, aun sin tenerle cerca en ese momento, lo cual hubiese resultado algo realmente “incomodo” por decirlo menos, sacudí mi cabeza intentando volver en mí, tanto como fuese posible, realmente no deseaba causarle problemas con mis acciones impulsivas pero, algo, algo en mi interior impedía que me alejase de ella –Lo-lo siento… talvez te estoy incomodando un poco…– realmente no quería que se sintiese amenazada o asustada, aunque de algún modo tenía bastante claro que por mucho que lo intentara, hasta ahora simplemente lograba un efecto completamente contrario en ella, lo cual extrañamente en este caso me hacía sentir un tanto más aliviado.

La sujeté por la cintura nuevamente mientras le abrazaba, haciéndonos girar hacia un lado causando que esta vez fuese ella quién quedase sobre mí
–¿Está mejor así? no quería aplastarte demasiado y al menos de este modo puedes estar segura de que no te haré nada raro…– expliqué en un tono tímido con las mejillas ruborizadas, enseñando un poco mi faceta más vulnerable, dándole a entender que no haría nada a menos que ella me lo permitiera –¿Está bien si nos quedamos así un poco más? es solo que… no quiero soltarte– confesé mirándole de reojo jugueteando un poco con su esponjada y larga cabellera.

Si bien no era el más indicado para criticar sobre ansias e inseguridades, creí que con aquella acción le calmaría un poco respecto al tema, sin embargo pronto pude darme cuenta de que había obviado cierto detalle importante
–Lo dices como si fuera algo malo…– fruncí el ceño, estaba algo molesto, aunque más bien conmigo mismo, ante aquella nueva duda que reiteraba con insistencia, no podía culparle del hecho, después de todo era mi responsabilidad por no decirlo con claridad desde el principio y aun había sido incapaz de responder adecuadamente, respiré profundo intentando con todas mis fuerzas exteriorizar aquello que quería decir, pero ¿por dónde comenzar? –Hmm… supongo que es mi turno de decirlo claramente ¿no?– titubé un poco en busca de las palabras adecuadas, quizás sería incluso buena idea ¿entrar en su propio juego? “¿al fin comprenderás si lo pongo con tus propias palabras?” pensé para mí mismo, como una táctica para enfrentar la situación –Tú no eres la bruja que robó mi corazón…– mi rostro comenzaba a tomar más colores a medida que terminaba aquella frase –Y-yo… q-quiero ser tu princesa, ¡la princesa que te lo regale!– ¡¡AAhh!! enserio, no podía creer que casi me hubiese prácticamente “obligado” a decir eso, había sido un poco humillante, pero ya estaba hecho y al menos lo había dejado muy claro, es solo que no pude mirarla a la cara después de pronunciar tales palabras, cubriendo mi rostro con mis largas mangas en un intento desesperado por ocultarme, cerré los ojos aun yaciendo en el suelo –Si quiero… quiero salir contigo… también quiero estar contigo siempre… siempre…– correspondí con sus mismas palabras, dejándome inundar por sus caricias y besos, “siempre” de verdad era más tiempo del que pudiésemos imaginar, pero no me importaba, tenía una eternidad para cumplir aquella promesa para ella.

En cuento recobré algo de confianza volví a mirarle a los ojos esbozando una sonrisa juguetona
–Debes saber entonces que este viaje es un callejón sin retorno, talvez sea peor que una maldición…– intenté aclararle, simulando una entonación creepy a medida que lo explicaba como si se tratase de una historia de terror o algo similar –Una maldición de amor ¡uuuh~ …! apuesto que eso suena muy aterrador– no pude evitar reír un poco con mis propias tonterías, tendía a hacerlo cuando me sentía algo nervioso en un modo de aliviar tensión, más aun sabiendo lo que preguntaría a continuación –Entonces… ¿q-quieres ser mi novia?– no estaba seguro de si estaba de más preguntarlo directamente a este punto, pero realmente no quería dar nada por hecho y sentía que también debía tomar la iniciativa en esas cosas, por mucho que la vergüenza me comiera por dentro –Aun puedes arrepentirte si quieres… pero creo que sería un poco cruel después de haberme hecho decir todas esas cosas tan cursis…– le aclaré hinchando los mofletes a modo de un pequeño berrinche, mientras volvía a estrecharla contra mí con insistencia.

Por un momento creí que el haber exteriorizado todos esos sentimientos me había entregado algo de calma ante aquellos “instintos” que talvez no serían demasiado apropiados en un lugar como ese, sin embargo el constante roce de tenerla sobre mí continuaba inquietándome un poco, hasta que de pronto pregunto algo completamente inesperado
–¡¡¿Q-qu-queeee?!!– “¡no me hagas esto!” pensé automáticamente, esas declaraciones no son buenas para mi mente hiperactiva, ni para mi sistema nervioso ¡¿qué se supone que pensara con un comentario como ese?! entonces ella realmente quería que… ¡no, no tengo porque pensar mal automáticamente! ¡¿verdad, verdad…?! talvez ella solo quería hacer una pijamada inocente y… no sé a quién engaño, no existía manera de que eso sonara bien en ningún sentido –M-Meri… ¿de verdad sabes lo que estás diciendo? sé por mi apariencia infantil que no parezco demasiado un chico pero… aun así lo soy y yo… n-no puedo prometerte que no suceda nada si accedo a lo que me pides…– expliqué de la manera más sutil que pude, ya de por si me resultaba complicado no propasarme aun sintiendo el constante roce al tenerla sobre mí, ¡estúpida adolescencia eterna, la maldigo! para empezar ni siquiera tengo hormonas ¿o sí? ¡¿porque me torturas de ese modo?! además, realmente sería la primera vez que me encontraría en el cuarto de una chica, exceptuando el de mi propia hermana, la cual vagamente era capaz de considerar como una –C-creo que han sido demasiadas provocaciones por un día… también tengo un límite…– comenté apartándome un poco mientras entrelazaba mis piernas haciendo algo de presión con los muslos en “esa zona baja”, como un intento patético por calmarme un poco, pero al menos si no la tenía encima no me vería tentado a hacer nada indebido ¡¿no estábamos yendo muy rápido, demasiado lejos?! no quiero que piense que la tomo por cualquiera, ¡ella es especial y…y!… pero para empezar yo no tengo idea de estos temas, quizás es algo normal yo… –¿D-de verdad está bien?– pregunté algo inseguro de mi propia pregunta, tragué saliva mientras le observaba nervioso con ojos brillantes, temblando como un gelatina y progresivamente adaptaba mi forma casi por inercia a la de una pequeña liebre con una larga cola fantasmal, seguramente debido a que de algún modo siempre me relacionaban con tal animal aunque no acaba de comprender el por qué, solo me pareció una forma conveniente en ese momento, de algún modo creo que estaba dando pie a algo que no debería pero… –S-supongo que no pasa nada si te acompaño un ratito… n-no, es como si estuviera pensando nada raro, no soy de ese tipo ¡no te hagas ideas equivocadas!– justifiqué antes de siquiera darle oportunidad de decir algo, escabulléndome ágilmente dentro de su cabello  –S-solo… un ratito… – reiteré para mí mismo intentando convencerme del hecho.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Meri Kytte el Lun 28 Ago - 3:19

Todo esto… de seguro sería malo para mi corazón, no pude evitar pensar algo por el estilo mientras que lo observaba bajo mis brazos, volviendo a esa posición por su cuenta -¡ERES DEMASIADO LINDO!- llegaba a ser frustrante ¡¿Qué no veía que me estaba esforzando por controlarme?! No podía evitar sentir el real impulso de rodar por la emoción mientras que chillaba por lo adorable que era pero no, no podía, ensuciaría mi ropa y bueno… de por si estar en el piso con él no me ayudaba a mantener la limpieza del uniforme –te quiero- repetí mientras que volvía a acomodarme abrazándolo con un poco más de firmeza dejando que su presencia me relajara, era extraño como podía calmarme y alterarme tanto al mismo tiempo, era una sensación curiosa, como si se llenara algo en mi pecho mientras que la tormenta de cosas que estaban constantemente en mi cabeza se despejaba un poco, creo que era eso, si… me sentía acompañada, no podía evitar llenarme de felicidad al pensar que no estaba sola.

-Tu nivel de ternura es injusto- infle mis mejillas mientras que lo miraba a los ojos fingiendo que me molestaba el hecho, pero una pequeña carcajada no tardo en romper mi acto, simplemente estaba demasiado feliz como para aparentar -estoy muy feliz de poder recibir su corazón- comente mientras que llevaba mi mano a su corazón apoyándola suavemente en su pecho -mi amada princesa- guarde una pequeña pausa, aproximándome más a él, dejando que nuestras frentes se tocaran suavemente -lo cuidare lo mejor que pueda- le entregue una pequeña sonrisa poco antes de robarle un nuevo y pequeño beso.

Si me ponía a pensarlo quizás estábamos avanzando demasiado rápido, quizás estaba forzando un poco las cosas, tras llevar tanto tiempo sintiéndome sola que ahora que tenía alguien a mi lado, no podía evitar sentir el impulso de apropiarme de él, quizás de amarrarlo de alguna forma, pero no, no, no, no, no, tiene que ser por su voluntad, debo respetarlo y no ceder al impulso de encerrarlo para siempre en una torre ¿el ático cuenta como una torre? Sintiendo esos impulsos volviendo a mi cabeza negué rápidamente antes de volver mi atención a él, haciéndome reír casi de inmediato con sus palabras –dicen que las maldiciones de amor son las peores- mirándolo a los ojos volví a tomar sus manos asegurándome de que nuestros dedos se entrelazaran –porque suelen durar por siempre- no pude evitar liberar un pequeño suspiro al ver como volvía parcialmente a sus dudas –si lo pones así…- una sonrisa traviesa termino formándose en mis labios -creo que comienza a darme el impulso de arrepentirme- usando mi índice le di un pequeño golpecito en la nariz –pero mi deseo por ser tu novia es más fuerte que ello- otra vez, deje que nuestros labios se unieran por unos instantes, me resultaba algo curioso, sentirme tan cómoda con ese tipo de cosas.

Lleve mis manos a las mejillas como intentando controlar el sonrojo en estas, sus nervios eran casi contagiosos –yo tampoco puedo prometerte que no suceda nada- no pude evitar agregar aquello tras escucharlo, en parte porque quería ver como reaccionaria y también porque era verdad, quizás era porque podía decir que era un fantasma, aunque a la vez era algo diferente, simplemente no podía evitar ser algo más… impulsiva, quizás era porque bueno… internamente, estaba el impulso, de devorarlo… literalmente, pero, pero, no debía haber peligro, siempre me contenía para no hacer ese tipo de cosas, que la naturaleza de mis poderes me diera cierto impulso de devorar espíritus y almas, no significaba que iría por ahí ofreciendo a las pocas personas con las que socializaba en sacrificios para fortalecer mi magia, especialmente no a mi nuevo novio, por eso quizás, hasta cierto punto quería distraer ese tipo de energía a otro lugar.

-¡Claro que está bien!- respondí rápidamente, acomodándome de pie antes de dar un par de pequeños saltitos para liberar mi emoción, no podía evitar sentirme energética, ahora que lo pensaba ¿estaba olvidando algo ¿Qué era? Oh si, las clases... pero… ¿a quién le importan las clases? –¡Oh!- exclame emocionada al pensar en una posibilidad -¡quiero mostrarte mi colección de cosas de tentáculos! no está completa, la mayoría está en casa, porque pensé que sería incómodo y tomaría mucho tiempo trasladar todas mis cosas, pero quería tener unas cuantas, nunca pensé que podría llegar a tener a alguien con quien compartir ese tipo de cosas- golpee suavemente mis mejillas tratando de calmarme un poco cuando lo vi cambiar de forma y escabullirse en mi cabello –tan cuidado Clauster, algunos accesorios de cabello nunca volvieron de ahí- comente entre rizas mientras que llevaba una de mis manos hacia él sin poder resistir el impulso de acariciarlo un poco, no fue mucho tiempo, pero no era complicado darse cuenta de que su nueva forma también era adorable.

-¿Donde deberíamos ir para nuestra cita?-
comente mientras que me dirigía a las escaleras lista a llevarlo conmigo a la habitación, después podíamos encargarnos de lo de las clases y de devolver los materiales de cocina, de alguna forma el estar tan concentrada en él hacia que el resto de las cosas dejaran de preocuparme.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 13 Sep - 23:35

Mis nervios comenzaron a disiparse un poco, la parte más terrible ya habría pasado, de pronto sentía como si me hubiese quitado una mochila de encima ¿por qué sería? comenzaba a sospechar que talvez no era del todo bueno guardarse esas cosas como siempre me habrían dicho ¿talvez es bueno molestar a otros con esos sentimientos fastidiosos de vez en cuando? había experimentado que confesarse siempre puede desencadenar potenciales infartos, pero en esta ocasión creo que llevaba una especial ventaja respecto al tema, después de todo “No puedes morir si ya estás muerto” lo llevaba bastante claro, pero de no haberlo dicho talvez ahora no podríamos vivir este momento y… “realmente me hace feliz que fuera contigo” –¡¿Eh?! ¿Acaso te has visto? Si hablamos de injusticias creo que en este caso estamos a mano– reí enseñándole la lengua con picardía y acto seguido acaricié su mejilla contra la mía, está vez aquel instinto de apegarme habría nacido de una manera natural, talvez comenzaba a coger un poco el gusto al contacto físico con una criatura tan suave como mi novia “me reservaré esta sensación solo para ti, aunque por ahora no lo sepas”…

Embelesado en medio de aquellos pensamientos de pronto espabilé ante su broma
–¡Oye, que enfadosa eres! ¡jo!– hinché los mofletes fingiendo molestia al ver como intentaba tomarme el pelo al mostrarse dudosa, pero inmediatamente me incorporé a su risa abrazándole de regreso y despeinándole repetidas veces, simplemente no puedo evitar que también me gusta esa faceta suya, esa forma tan peculiar y traviesa que es capaz de seguir el juego, me gusta, realmente me gusta, me intriga, me impide enfadarme realmente con ella aunque lo quisiese, creo que ese es el motivo que realmente nos llevará a entendernos “Quiero ver más de esas facetas tuyas” “Quiero entender más de tu mundo” “Te quiero” “Déjame estar contigo a partir de ahora” –Meri… quiero saber más de ti, quiero… quiero…–Me aferré con más insistencia, resultaba irónico como sentía que finalmente estaba “viviendo algo” aun después de la muerte, aunque en sí el hecho de que correspondiera esos sentimientos que ni yo mismo acababa de entender, me parecía aun una situación difícil de asimilar como real ¿era esto demasiada felicidad para ser real? palpé suavemente el rostro de mi preciada oveja para asegurarme, era suave como siempre al igual que ella, todo seguía en su sitio, me sentí aliviado al ver que seguía allí tan linda como siempre, no estoy soñando –¿Está mal?– pregunté tímidamente inclinando la cabeza hacia un lado con una expresión interrogante ¿estaría siendo muy invasivo? pero era extraño, realmente siento mucha curiosidad… "¿Que estas sintiendo ahora?" necesito saberlo.

Mi rostro volvió a ruborizarse sobre mi pelaje de liebre blanca lo que le volvía algo más evidente y molesto, pero al estar sobre su cabeza resultaba más sencillo ocultar el hecho
–¡¿Are?!  No tienes por qué ponerte a la defensiva, s-so-solo quise decir q-que deberías tener cuidado con eso…– tragué saliva, no es como si hubiese anticipado tal respuesta, quería creer que no hablaba enserio pero en caso de serlo ¿sería aprovecharse de la situación? ¡¡Ah!! de verdad no esperaba que Meri fuese tan ¿lasciva?… no, no tenía por qué hacer una idea equivocada solo por un comentario a modo de broma, solté una ligera risa nerviosa, no es que me estuviese quejando ni mucho menos pero… pero… Creo que necesito tiempo para enterarme de ciertas cosas, espero que puedas ser paciente conmigo, pero me esforzaré… comenté avergonzado en un tono bajito casi imperceptible, cubriéndome tanto como podía con ayuda de mi colita espectral, a veces me parecía como si se regocijara con mis reacciones ¿lo estaría imaginando?

Intentando terminar el tema de una vez desvié la atención tomando la iniciativa, si, ni siquiera yo mismo era capaz de  creer mis propias acciones, pero a veces los astros también se alineaban y sucedían cosas dignas del apocalipsis mundial, pero bueno, no era demasiado complejo pensar en algo que rápidamente se venía a la mente en cuanto comentó antes su curiosa afición, afición en la que de hecho podía coincidir
–¡Conozco un sitio genial! Estoy seguro de que te gustará, solo digamos que los instintos del inframundo me lo indican, va más allá del entendimiento mortal ¡¡no cuestiones al más allá!! ¡¡bujajaja!!– expliqué con algo de misticismo y arrogancia en mi entonación  ¿Por qué estaba asumiendo que sería así en efecto? ¿de pronto tengo sobre exceso de confianza? No, puede que simplemente me hiciese ilusión compartir esa experiencia con ella, esperaba que no se enfadara por decidirlo por cuenta propia, pero sería divertido darle una pequeña sorpresa –Confía en mí, ¿sí? será un lugar especial... ¿me acompañarás?– rompiendo un poco el dramatismo con el que solía jugar, sonreí con dulzura hacia ella impaciente de enseñarle a lo que me refería "esta vez es mi turno de hacerte feliz"

[Tema Cerrado]

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.