Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Día largo [Privado]
Jue 2 Nov - 3:16 por Caius Haiiki

» LAS ARAÑAS SE ESCONDEN MENOS QUE TU ¬¬ [Off Topic]
Sáb 14 Oct - 13:37 por Frank Da Silva

» Volviendo a viejos tiempos [Privado]
Sáb 14 Oct - 13:30 por Ishbahn

» Un encuentro ocasional [Privado]
Vie 6 Oct - 21:29 por Eberhard Baumeister

» Mother Knows best [Privado]
Jue 5 Oct - 20:36 por Lily Flowerfield

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Jue 5 Oct - 18:53 por Ishbahn

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Jue 5 Oct - 18:49 por Ishbahn

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Jue 5 Oct - 18:41 por Ishbahn

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Jue 5 Oct - 2:11 por Clauster Disouls

» Registro de canto
Miér 4 Oct - 23:51 por Frank Da Silva

» Registro de voces
Miér 4 Oct - 23:46 por Frank Da Silva

» Tomemos un respiro [Libre]
Miér 4 Oct - 23:42 por Frank Da Silva

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Septimenbre
Los posteadores más activos del mes
Caius Haiiki
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Jue 9 Mar - 23:52

No llevaba mucho tiempo en el instituto. Todo esto fue un gran cambio para mí, no solo por tener que estar rodeado de gente desconocida casi todos los día sino también porque tenía una habitación y también un lugar donde poder comer todos los días. Esto último no me importaba, yo no necesitaba alimentarme o al menos no sentía hambre como los demás. Lo que si me había agradado era tener una habitación y lo mejor de todo era que solo estaba yo en ella.

Tenía entendido que la mayoría tenían compañeros de habitación, pero yo al parecer había tenido suerte por haber tardado más de lo normal en matricularme. El tener la habitación para mí solo me relajaba bastante, después de pasar todo el día rodeado de tantas personas me relajaba encerrarme en mi cuarto, disfrutar de la soledad, de la tranquilidad. Me olvidaba de todo y me hacía sentir seguro, pero eso era antes, ahora todo había cambiado. Hace unos pocos día me llamaron a la recepción para hablar sobre un tema, en un principio pensé que tenía algo que ver con mis faltas pero al final no fue eso.

Me llamaron para avisarme de algo, iba a haber un cambio con las habitaciones. De solo oír eso ya me pude imaginar de lo que me iban a decir, iba a empezar a compartir habitación con alguien. Pero no me imaginaba que fueran dos personas. En ese momento no dije nada, ni siquiera llegué a mostrar cara de desagrado, solo asentí y volví a encaminarme hacia mi habitación. Cuando llegué a esta, cerré rápidamente la puesta, como si eso evitara que cualquier persona pudiera llegar a entrar. Miré a mí alrededor, pronto no estaría tan vacía como ahora, en unos minutos dos personas aparecerían, compartiríamos cuarto, los vería todos los día y ellos me verían a mí todos los días. De solo pensarlo sentía como se formaba un nudo en mi estómago. Caminé hacia la ventana para abrir las persianas y después las ventanas para dejar que tanto el aire como la luz corrieran por la habitación. Normalmente me gustaba estar a oscuras, en el mayor silencio posible pero eso iba a cambiar pronto tendría unos nuevos compañeros, los cuales dormirían conmigo, justo en las camas de al lado.

Me giré hacia las cama de al lado, justo las que estaban más cerca de la puesta, ya no estarían tan vacía como ahora ¿y si alguno prefería mi cama? Salté rápidamente de esta y me alejé como si se tratase de algún tipo de amenaza ¿Cómo serán? No quería empezar a perder los nervios, pero me era imposible dejar de pensar en ello ¿y si eran agresivos? Tendría que dejar mi cuarto, a lo mejor los echaron porque tenían un mal comportamiento, les hicieron algo malo a sus antigua compañero, pero ahora yo sería el compañero. Fui hacia el baño, quería ver que todo estuviese perfecto, en orden para cuando llegaran. Yo no era alguien desordenado, incluso podía jurar que todo estaba en el mismo sitio desde que me instalé en la habitación. Suspiré mientras pasaba mi mano por mi cabello el cual en este momento se encontraba suelto. Ahora mismo no sabía qué hacer, no me atrevía ni siquiera a volver a mi cama, puede que pronto dejase de ser mi cama, no sabía que tantas cosas podrían llegar a cambiar. A lo mejor solo estaba exagerando, esto no tendría que ser algo malo, a lo mejor terminábamos llevándonos bien o simplemente podríamos no dirigirnos la palabra mientras estuviéramos juntos.

Esa última opción no me convencía mucho, normalmente la gente no era tan rara como yo. Me senté en el suelo, apoyándome sobre la pared justo en frente de la cama se en medio, doble mis rodillas para hacerlas a mi pecho y poder apoyar la cabeza sobre ellas. Mi mirada estaba fija en la puerta, no me quedaba nada más que esperar a la llegada de ambos  y ver qué pasaba. A partir de eso ya vería que hacer.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Vie 10 Mar - 22:55

Un comportamiento problemático, ignora persistentemente los protocolos de la institución en cuanto al uniforme y carece de respeto a las normas en general, ¿porque eran cosas que seguía escuchando de forma continua? yo no soy ningún rebelde ni pretendo serlo ¿cómo es que potencialmente me había convertido en uno? era una situación que me costaba trabajo asimilar, tomando en cuenta que en principio la idea era pasar lo más desapercibido posible con el fin específico de que no se metieran en mis asuntos durante mi corta estadía en este lugar ¿cómo esperaban que siguiera al pie de la letra todo aquello que ellos tienen preconcebido como buen comportamiento si no me lo explican claramente? “-Es tu culpa por no leer el libro de reglamento con atención y eso que pasas casi todo el tiempo encerrado en la biblioteca-” regaño Mask –¡Pero esa cosa es aburrida! Solo está llena de cosas divertidas que no te dejan hacer- expliqué mientras hacía un leve puchero a la par que columpiaba mis pies, sentado sobre una silla en la propia oficina del decano “–En efecto!-” dijo ella bastante molesta como si estuviese obviando algo totalmente evidente.

Llevábamos un rato allí y esperábamos por el destino que nos aguardaría, ya que al parecer tenían alguna especie de planes especiales para mí después de aquel “pequeño incidente” con mi antiguo compañero de cuarto al cuál parecía haber llevado al límite de su paciencia
–¡Yo no hice nada malo! si él no puede soportar un par de bromas inocentes y se excusa con que desde que comenzó a vivir conmigo sufría de severos problemas cardiacos no es mi culpa, es el quién no tiene sentido del humor y aparte de todo es un débil- dije intentando convencerme del asunto, aun sabiendo que talvez me había pasado un poco –De todos modos yo nunca quise un compañero. Si por mi fuera hubiera instalado con gusto mi habitación en medio del invernadero, pero… pero esa idea no les terminó de parecer del todo bien- di un suspiro largo, era frustrante no poder hacer nada sin preguntarle antes a alguien al respecto de tus acciones, no es algo a lo que esté acostumbrado, siempre me rendí cuentas a mí mismo, ni siquiera a Mask quién es la que pasa la mayor parte del tiempo conmigo.

Luego de un rato, uno de los prefectos se acercó a mí para explicarme como procederían las cosas a partir de ahora y las medidas que se tomarían al respecto. Al parecer no era el único que tenía algunos problemas para “adaptarse al sistema”, según entendí había un par de compañeros que también tenían dificultades con el asunto y el director decidió que lo mejor sería juntarnos a los tres de alguna manera, pensaba que eso nos ayudaría a aprender a convivir sanamente con otros
–¡Yo no tengo problemas para adaptarme!- protesté levantándome brusca y exaltadamente de la silla. Pero el afirmó que algunos profesores, sobre todo aquellos supervisores que me veían frecuentemente, veían como casi no interactuaba con otros alumnos, más que para asustarlos o agredirles, lo que preocupaba bastante sobre mi convivencia escolar –Insisto, debe de ser un error. No es que tenga problemas para adaptarme, es que simplemente no me interesa- dije con total sinceridad, pero mi respuesta no terminó de gustarle a prefecto. Al final no llegamos a tranzar en ningún acuerdo, todos estaban empecinados en hacernos convivir, como una manera fácil de deshacerse de nosotros supongo, ¡muy astutos!

Con la disposición de retirarnos de la oficina para ser guiado con mis nuevos compañeros de habitación, cogí la pequeña maceta que cargaba conmigo, una nueva amiga que Mask y yo habíamos hecho en el invernadero
–Ven Donna, vamos a nuestro nuevo hogar- le dije a nuestra nueva mascota la cual mordió un poco mi cara intentando quitarme un mosquito de la misma –¡Aww! Yo también te quiero Donna- le expresé acariciando con cuidado sus hojas.

“–¿Donna, Porque Donna?-” preguntó Mask con una mueca de confusión mientras éramos guiados de camino a nuestra nueva habitación –Es el nombre de la especie ¿no es así? o eso leí por ahí, creo…- le contesté ahora un tanto inseguro “-¡Dioniaea, Idiota! ¡Dionaea muscipula, una atrapamoscas! eso te pasa porque nunca vas a clases de biología, ¡al menos estudia un poco si te vas a pasar encerrado en la biblioteca antes de que se te pudra el cerebro!-” hinché las mejillas enfadado por su regaño –¡Ya lo sé!, Dioniaea, Donna. Es solo que Donna suena más bonito no lo crees? pero ya lo sabía- le refuté con insistencia.

En medio de nuestra discusión de pronto el prefecto se paró en seco haciéndonos chocar contra él
–¡Hey! ¡¿Que sucede?! ¿Ya llegamos?- pregunté frotándome un poco la cabeza debido al golpe contra él –Está cerrado, que extraño… ¿Hola?-gritó el prefecto, esperando alguna clase de respuesta, pero para mí era evidente lo que sucedía, estaba acaparando la habitación antes de que los demás llegáramos, ¡se había adelantado! muy listo, pero no lo suficiente.

No sería paciente con la situación, estuve esperando casi todo el día que me tramitaran por esto y ahora quería descansar mínimamente un poco
–¡Abre esa puerta ahora! ¡No sabes con que fuerzas del más allá te estas enfrentando criatura mortal! No oses hacerme enojar- dije gruñendo mientras azotaba fuertemente la puerta para poder entrar, pero al ver que no era suficiente porque al parecer le habían echado seguro, no tuve más remedio que transformarme en mi imponente forma con tentáculos y echarla abajo creando un gran estruendo, fue entonces cuando pude ser capaz de ver la cara del que sería uno de mis nuevos compañeros –¿Eh? ¿a ti no te he visto antes?...- pregunté al chico, que parecía ahora un tanto inquieto por las acciones que me vi forzado a tomar, enserio se me hacía bastante familiar, pero ¿dónde lo he visto?

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Miér 5 Abr - 3:13

Contaba los segundos que llevaba ahí sentado, el cuarto estaba en completo silencio y todo lo oscuro que se podía con las persianas bajadas y las cortinas corridas ¿Les agradaría la luz? Ya había pensado las mil y una maneras en las cuales todo puede llegar a cambiar. No quiero una habitación muy iluminada ¿y si olían raro? No me gustan los olores raros. También podrían ser escandalosos ¿Y si me tenía que cambiar de cama? Las otras no me gustaban, se encuentran demasiado cerca de la puerta. La cual no podía dejar de ver como un enemigo mortal. El silencio que reinaba en la habitación solo lograba que todos esos malos pensamientos resonaran en mi mente con mayor intensidad y que pudiera oír aún mejor los ruidos del alrededor. A cada segundo escuchaba pisadas que se acercaban peligrosamente a donde yo me encontraba pero rápidamente volvían a desvanecerse. De seguro solo era mi mente intentando jugarme una mala pasada como en muchas otras ocasiones, pero incluso sabiendo esto, no podía estar del todo tranquilo. Cada 30 segundos llevaba la mirada hacia la puerta, para asegurarme de que ninguna fuerza maligna hubiera osado quitarle el seguro a la puerta.  Sabía que eso no me libraría en lo absoluto de conocer a mis nuevos compañeros pero me daba algo de tiempo, aún estaba intentando hacerme a la idea, todo había sido demasiado repentino más en el fondo lo esperaba. Poder disfrutar de una habitación solo para mí sonaba demasiado bonito desde un principio ¿Por qué tenía que matricularse nuevos alumnos? Terminé por levantarme del suelo, sentía las piernas entumecidas por la falta de movimiento. Había contado 1803 segundos. –A lo mejor no viene nadie.- Me dije a mí mismo con las intención de que el suave sonido de mi voz me tranquilizase aunque solo fuera un poco pero no fue así. Seguía contando los segundos, prácticamente estaba igual que en un principio, solo había cambiado la posición pero nada más. Superé con algo de pesar, ya había pasado demasiado tiempo lamentándome y pensando en tonterías, lo mejor sería ser maduro por una vez y aceptar las cosas tal cual son. A lo mejor era unas buenas personas con las cuales podría llegar a llevarme bien, una vez escuché que el roce hacía el cariño, creo que se referían a algo parecido, aunque no le encontraba el sentido.

Me acerqué hacia la venta, no sería mala idea dejar que entrara un poco de luz para cuando llegaran mis nuevos compañeros todo esto no pareciese tan lúgubre. Empecé a levantar la persiana, lentamente  y sin muchas ganas, pero cuando esta no iba siquiera por la mitad volví a escuchar pasos. Eran muchos más claros que los otros que había oído. Tapé mis orejas, como si eso fuera a detener los pasos. Me acerqué hacia una de las camas, escondiéndome detrás de esta. Quería seguir pensando que todo esto era solo mi imaginación burlándose de mí y volviéndome aún más paranoico. Quería levantarme, acercarme a la puerta para poder escuchar mejor los ruidos del exterior pero rápidamente me detuve a medio camino. El pomo de la puerta hizo un brusco movimiento, alguien estaba intentando entrar
-¿Hola?- Esa voz consiguió paralizarme por completo, lo más sensato sería ir y abrir la puerta o como mínimo responder a la persona que se encontraba al otro lado de la puerta. Pero no fue lo que paso, ni mucho menos, Volví a mi antigua posición, volviendo a agacharme detrás de la cama esperando que esta me sirviera como una barrera y me protegiera de los “intrusos” del exterior.

Un fuerte gruñido resonó de detrás de la puerta junto con unas amenazadoras palabras las cuales solo consiguieron inquietarme aún más ¿Pero con qué clase de loco me habían juntado? Ahora sí que se me había quitado las ganas de abrir la puerta por completo. No quería levantarme pero sabía que debía hacerlo, no podía hacerlos esperar de por vida. Antes de poder llegar a hacer algo la puerta comenzó a sacudirse con fuerza como si alguien desde el exterior la estuviera golpeando. Mordí suavemente mi labio ¿Qué está pasando? No lo entendía que estaba pasando, entendía que pudieran estar molestos por la espero pero ¿tanto? Ahora no podía acercarme aunque quisiera, en cualquier momento la puerta saldría volando y si me encontraba cerca, a lo mejor yo también. No iba a resistir mucho aunque lo que más deseaba es que terminaran aburriéndose y la tranquilidad volviera a reinar en la habitación. Tal y como pensé, la puerta no pudo resistir, tapé mis oídos intentando opacar el fuerte sonido pero no sirvió para nada. Miré la ahora destrozada puerta, me hacía sentir tan culpable, si no hubiera puesto el seguro ahora la puerta no estaría destrozada.
-Eh- La pregunta de la cosa enfrente de mí me resultó algo extraña ¿nos conocíamos? Es cierto que era normal en mí olvidar cosas pero sería muy difícil olvidar algo así. Mi rostro se encontraba completamente serio, no se mostraba ningún tipo de emoción, todo esto era demasiado extraño ¿Y si era un sueño? A lo mejor me había quedado dormido. Me levanté, me sentía casi hipnotizado por el extraño ser que había enfrente de mí. –¿Eres un pulpo?- Mi voz sonaba muy mecánica, todo esto era surrealista.
-¿Eres mi nuevo compañero? – Lo miré de arriba abajo, parecía que se estaba derritiendo ¿cómo sería tocarle? El otro señor parecía estar más preocupado por la puerta. –No te conozco.- Por el tono de voz que usé no parecencia estar muy seguro de lo que acababa de decir. Creo que eres el primer ser con tentáculos que conozco.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 5 Abr - 23:40

¿Es posible que me hubiese confundido por un breve instante? tampoco es que fuese una duda que me quitaría el sueño, solo una sensación incomoda de tener una idea en la punta de la lengua y no ser capaz de soltarla, ¡estoy seguro de haberlo visto!, es algo frustrante –Puede que entonces te esté confundiendo con alguien más, talvez tienes un rostro más común del que crees, no me culpes por ello- contesté al chico en un tono un tanto seco y de mala gana, habiendo sido capaz de saborear su dulce terror por un segundo, dulce en el sentido literal de la palabra ¡¿por qué todos los potenciales blancos que encuentro últimamente me torturan con su desagradable almíbar?! para mi desdicha las presas más sencillas de las cuales conseguir alimento contaban con este patrón común, una verdadera molestia.

Era obvio que ninguno de nosotros dos estaba del mejor humor posible y yo aún peor, sabiendo que desde ahora tendríamos que convivir y vernos probablemente a diario, estaba bastante claro para mí, por la forma en que temblaba, que yo simplemente no terminaba de agradarle, puede que así fuese una relación más sana, si no nos agradábamos no interferiríamos en la vida del otro y solo nos limitaríamos a vernos las caras en pocos momentos
“-¿Sabes que estas sacando conclusiones apresuradas verdad? cualquiera se asustaría visto tus pasionales reacciones, no quiere decir precisamente que todo el mundo te odie-” replicó Mask intentado disuadirme de mi primeras impresiones y… -¿Eh? ¿pulpo?- su pregunta en cierto modo terminó distrayendo mis anteriores pensamientos recelosos que me limitaban a interactuar más de lo necesario y acabé soltando una sonora carcajada hasta el punto en que mi estómago comenzó a doler y solté un par de lágrimas que luego limpié sutilmente con mis tentáculos al poder recuperar el aliento, seguro era una escena poco usual de ver a un supuesto “pulpo” derritiéndose, riendo con todo lo que podía – Supongo que puedo ser un pulpo si quieres tomarlo de esa forma, también puedo ser muchas otras cosas que te puedas imaginar y al mismo tiempo muchas otras que talvez en la vida te has llegado a imaginar- contesté guiñando un ojo de manera soberbia, dándome aires de importancia y misterio con una amplia sonrisa de picardía arrogante dibujada en todo el rostro “-¡Creo que alguien se ha entusiasmado de conocer a alguien nuevo que le ha caído en gracia!-” canturreo Mask divertida con mis reacciones, como intentando hacerme ver que no estaba siendo completamente honesto –¡No estoy contento! solo estaba aclarando algo, eso se llama ser cordial. Es obvio que él reconoce mi imponente aspecto!- negué con todas mis fuerzas un tanto avergonzado “-Si tú lo dices…-” contestó ella no convencida del todo.

En medio de nuestra discusión sentí unos golpecitos en el hombro, me volté y vi al prefecto poniéndome mala cara y señalando el desastre que había causado. Ya habiendo hecho que la puerta se desplomase en medio del suelo pude quedarme en plena calma ¿pero que más podía hacer ahora para que no me regañase?, a veces es necesario desahogarse sobre todo cuando se ha tenido un mal día como el que particularmente me había tocado enfrentar hoy, pero probablemente, quizás me había emocionado un poco respecto al triste trozo de madera que tenían por puerta en aquella habitación
–Emm… tampoco es para tanto ¿no? si lo pongo de esta forma parece como nuevo… casi…- afirmé intentando persuadir al prefecto sobre que no era la gran cosa, levantando la puerta y poniéndola donde se encontraba anteriormente con ayuda de uno de mis tentáculos, esta vez con algo más de cuidado y delicadeza que antes, aunque quizás demasiado tarde puesto que en el instante en que la toqué parecía bastante maltrecha, debido a los fuertes azotes, y ahora al simple contacto casi se había desintegrado en un instante volviéndose un montículo de aserrín.

Al ver tal triste escena me quedé pasmado un segundo, con ojos grandes como si estuviese acorralado sabiendo que no traería nada bueno, intercalé una mirada patética entre observar el montoncillo de aserrín en medio del suelo y al prefecto que suspiraba reprobatoriamente, una y otra vez sin saber que decir, miraba a uno y al otro
–Igual y se ve mejor sin puerta ¿no creen?- contesté entre risas nerviosas, a lo que el prefecto me dio un fuerte jalón de oreja que me hizo perder la concentración para mantenerme en mi octópoda forma y regresar involuntariamente a mi apariencia habitual. Afortunadamente recibiría algún castigo más tarde, puesto que me darían tiempo de acomodar mis cosas y adaptarme al nuevo espacio y a mí nuevo compañero de cuarto, el prefecto acabó retiradose.

Me froté la oreja, hinchando las mejillas de enfado, dignándome finalmente a entrar y  acomodar mis cosas, que afortunadamente no eran muchas, en una de las camas disponibles, colocando con cuidado a Donna en unas de las ventanas para que tuviese vista en el exterior, seguro allí se sentiría cómoda, pronto traería más amigas para decorar el ambiente y hacer que se sintiera más como en casa, mi preciado bosque
–Y bueno… ¿cuál dijiste que era tu nombre?- pregunté tímidamente al chico intentando aligera el ambiente y cambiar de tema, ya que me sentía incómodo de que me hubiese visto en esa situación de antes, donde había sido tratado como un simple crío problemático –Yo soy Cluster, ya que somos compañeros supongo que puedo dejar que me llames simplemente como Clau… así es como me llaman mis amigos- le dije al chico “-Pero tú no tienes amigos-” interrumpió Mask –¡Creí que habías dicho que nosotros éramos amigos!- repliqué molesto con ella “-¡Mentí, muajaja! … solo es una broma-” contestó ella entre risas, intentando tomarme el pelo, a veces es verdaderamente desesperante.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Jue 6 Abr - 4:39

Aún seguía sin entender muy bien lo que ocurría, no sabía que en el centro habían este tipo de seres y encima decía que me conocía, a lo mejor me había visto por los pasillos ¿de verdad soy tan distraído? Un ser así es difícil pasar por alto. Me era difícil apartar la mirada de él durante mucho tiempo, demasiado llamativo para mi gusto, no me agradaban las cosas que me llamaban la atención, me distraían y no quería bajar la guardia delante de él. Su tono de un momento a otro cambió, no sabría decir si se encontraba molesto o simplemente era su manera de actuar. -Oh, vale.- ¿Culparle de qué? No entendía anda ¿por qué debíamos empezar tan mal? En ese momento no sabía ni siquiera lo que podía hacer, no era bueno hablando por lo que esa opción estaba completamente descartada, podía seguir mirando la puerta pero eso no haría que se arreglase y volviera a su posición y tampoco podía mirarlo eternamente, sabia lo incomodas que eran las miradas fijas. Di dos cortos pasos hacia atrás antes de girar sobre mis talones y darles la espalda. Había dejado la persiana a medio subir, con un poco de suerte podríamos llegar a compartir el mismo gusto por los lugares oscuros pero por el momento, las persianas se iban a quedar subidas.

Por el momento a ninguno de los dos parecía agradarle la situación, solo de saber que él también se encontraba molesto me hacía sentir más incómodo. Suspire mientras me apoyaba sobre el marco de la ventana.
–Eh.- ¿No era un pulpo? Miré hacia el prefecto el cual seguía centrando su atención en la puerta, no entendía que era lo que le causaba tanta gracia, mi rostro serio cambió rápidamente a uno de disgusto tan pronto empezó con la estridente risa. Esto era malo muy malo.–Eres todo lo que esperaba por el momento.- Volvía a mi refugio detrás de la cama, ahí me sentía algo más seguro sobre todo ahora había una moderada distancia entre nosotros y si se acercaba me daba tiempo a actuar. –No le veo el sentido.- Mencione nada más acabó con su discurso.   –Eres extraño.- Crucé los brazos sobre la cama y apoyé mi barbilla sobre ellos sin apartar la mirada de él. Recién me fijaba en la planta que llevaba con él, incluso la planta se veía algo rara, aunque no sabiendo nada sobre ellas podría decir que todas eran raras ante mis ojos.

Volvía a hacerlo, otra vez me estaba confundiendo con sus palabras ¿se suponía que estaba hablando conmigo? Si era así, entonces me había perdido, no recuerdo haber mencionado nada sobre su estado de ánimo.
-¿Se supone que tienes que ser imponente?-   Ladeé levemente la cabeza, se veía interesante pero no sabría decir si e era imponente.      –Eres curioso.- Podría llegar a acostumbrarme, no tenía siquiera que mirarlo, podríamos hacer nuestra convivencia lo más amena posible.  

El prefecto llamó su atención para remarcar el desastre que había causado, en realidad ya no importaba, no había nada que se pudiera hacer, la puerta ya estaba destroza y yo tenía tanta culpa como mi nuevo compañero pero el prefecto solo le llegó a llamar la atención a él. S no recordaba mal le estaban cambiando de habitación porque tuvo unos problemas con su antiguo compañero, luego me gustaría saber qué fue lo que pasó, solo esperaba que no fuera por comportamiento agresivo, por ahora me había demostrado ser bastante impulsivo.
–Vamos a necesitar otra puerta.- Aunque intentaba volver a ponerla en su lugar, estaba muy claro que ya nada podía hacerse con ella, se caía literalmente en pedazos dejando un verdadero desastre en el suelo y el caso es que también tendría que limpiarse el aserrín, pero esperaba que eso fuera después, lo importante era conseguir otra puerta para poder volver a aislarme.

Ahora se le notaba nervioso, a lo mejor se sentía algo culpable por lo de la puerta.
–Bueno, ya da igual, no debí haber puesto seguro.- No quería que cargase con toda la culpa cuando parte era mía, de seguro el asunto para él tampoco era nada cómodo, yo solo quería unos minutos de paz, con o sin puerta. Estuvo a punto de verse en mi rostro una expresión de asombro al ver como pasaba de ser un  ser extraño a un chico bastante corriente. Levanté las sabanas de la cama, pasando por debajo de ella, quedando acostado a lo ancho de la cama y abriendo un pequeño agujero para poder seguir mirando al chico, era una manera de acortar las distancias por unos pocos centímetros y al mismo tiempo poder permanecer en mi refugio a prueba de personas. Ahora sí que me sonaba, estaba completamente seguro ¿pero de qué?

Ahora que el prefecto se había marchado sentía que podía empezar a entablar una conversación con mi nuevo compañero, vi cómo se acomodaba en una de las camas disponibles y colocaba la planta en silencio absoluto, no tenía nada que decir por el momento. Él fue el primero en hablar. En ocasiones como esta me resultaba ridículo lo mucho que me costaba entender algunas cosas, su nuevo tono tímido era más agradable que el de un principio.
–Caius.- Mencioné con el sonido ahora siendo opacado por las sabanas que cubrían mi boca. En el momento que mencionó su nombre caí en quien era, por supuesto que lo conocía, incluso habíamos llegado a hablar en una ocasión. –Si.- Esa era la respuesta a la primera pegunta que me hizo nada más entrar.-Eres el de la cafetería, el que se peleaba con la de cabello azul.- Era extraño que me hubiera acordado al parecer existían los milagros. –Clus.- No me había dicho que podía llamarlo así pero me sonaba mejor que Clau. Me senté sobre la cama, sin despegarme en ningún momento de las sabanas, estás eran las que me hacían sentir seguro. –Clus ¿con quién hablas?- Llevaba haciéndome esa pregunta desde hace un rato, no parecía estar hablando conmigo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Miér 12 Abr - 19:49

Su repentina afirmación me sorprendió de pronto, lo que provocó que inconscientemente arqueara una ceja mostrando un tanto de confusión ¿enserio había parecido en ese entonces que estaba discutiendo con aquella chica? por su parte supongo que habría asumido eso o talvez que había hecho un simple “berrinche” como me hizo ver la peliazul por entonces, pero solo intenté decirle lo que pensaba ¿acaso eso estaba tan mal? o puede que simplemente tenga problemas para expresar lo que quiero decir con la intencionalidad correcta –No recuerdo haber “discutido” con ella precisamente, solo fui honesto. Si ella se ofendió no creo que sea mi problema, en realidad apenas nos conocimos en esa ocasión– le expliqué encarecidamente hinchando las mejillas y procurando excusarme en lo mayormente posible.

Podía empezar a comprender porque no había dejado de tener un problema tras otro desde que Mask y yo habíamos llegamos a este lugar, pero aun así no es que estuviese planeando cambiar solo porque me lo dijesen, sobre todo porque en realidad no sentía como si hubiese hecho nada malo ¡estoy rodeado de sensibles! y ¡¿porque de pronto este chico me hace pensar en estas cosas?!
–Agh…– dejé escapar un suspiro denotando algo de frustración en este. Al menos ahora sabía de donde venía esa sensación de haberle visto antes, no eran ideas mías ¡no estoy loco! “–Un poco si, lo estás… considerando que todo el tiempo hablas sol… olvídalo–” se interrumpió rápidamente Mask a sí misma como si sintiese que sus palabras en ese momento fueran un total despropósito por mucho que las pronunciase.

Regresé la mirada hacía él al volver a escuchar su voz, la cual era bastante suave y cuyo tono se apaciguaba aún más al ocultar su boca tras esas sabanas, casi llegaba a ser complicado escucharle con claridad así que me aproximé inclinándome levemente en su dirección como buscando respuestas de su parte
–¿Eh, que dijiste? …es difícil entender si pones esa cosa sobre tu boca ¿sabes?... – le aclaré señalando las sabanas con la mano izquierda y al mismo tiempo poniendo mi diestra alrededor de mi oreja intentando escucharle con el mayor esfuerzo que podía –¿Caius dices? es un nombre bonito, breve y sencillo, será fácil de recordar– le regresé una sonrisa que tal vez podría ser interpretada como maliciosa, pero ¿acaso había otro motivo por el cual reír? estaba claro para mi fortuna que había dado con un compañero cuya personalidad sería fácil de manejar a mi antojo, estaba seguro de que no me causaría mayores problemas, aunque resultaba una lástima que fuera tan empalagoso como otras criaturas que ya había conocido, a diferencia de mi antiguo compañero, era un desperdicio no poder alimentarme de él pero tampoco me quejaría, en cierto modo me sentía afortunado de… –¿Eh, Clus? – de pronto ¿me había llamado por un apodo amistoso? no pude evitar ruborizarme levemente de la emoción, pues si bien no era la primera vez que alguien me llamaba por un apodo, sin cortar al odioso de Lily, sentía que la intención de Caius era otra completamente opuesta a la del elfo, como si a su propia manera intentara hacer un esfuerzo por llevarse bien conmigo.

Desvié la mirada sutilmente un tanto apenado
–C-claro… Clus está bien, como sea…– contesté de manera arisca, aunque en el fondo no me molestaba realmente la idea, hasta ¿sonaba lindo? lo cual resultaba algo inquietante considerando que se aplicara a una criatura aberrante como yo –¿Que con quién hablo? ¿Con Mask con quién sino?– respondí a su nueva interrogante curiosa, señalando a mi compañera sobre mi cabeza. Aun no puedo entender porque otros no pueden escucharla tan fuerte y claro como yo siendo tan molesta como puede llegar a ser, quizás su tono era igual de suave que el de Caius y hasta ahora no había podido darme cuenta. Sí, creo que era la posibilidad más razonable. Y por cierto ahora que caía en cuenta ¿sería correcto que una chica estuviese compartiendo cuarto con dos chicos, que potencialmente luego se volverían tres? no creo que fuese correcto ni decente, conmigo en principio estaba bien porque bueno, somos prácticamente como hermanos, casi siameses y antiguamente mi ex compañero de cuarto había llegado al punto de casi ni querer acercarse a verme por el trauma, así que teníamos la habitación para nosotros solos, pero ahora todo sería bastante diferente, tendría que buscar una solución provisoria para ella pero me preocuparía de eso más tarde –Bueno, supongo que aún no los presento formalmente. Caius, esta es mi compañera Maskeréin aunque yo le llamo simplemente como Mask, tú también puedes llamarla de ese modo si quieres. Ella espera que ahora que somos compañeros podamos llevarnos bien y… ¿Cómo que cabeza hueca? ¡Él no debe cuidar de mí! ¡¿Porque de pronto le pides algo como eso?!– era irritante pero ni siquiera podía acabar de presentarla y ya estaba sermoneándome y pidiéndole al pobre Caius unos favores que me avergonzaban, simplemente no puedo con ella, es una fortuna que aparentemente no pueda escucharle, de alguna manera habíamos acabado en una nueva discusión lo cual era incómodo.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Jue 13 Abr - 0:39

El asunto aún me mareaba un poco, lo que más me preocupaba era la puerta, sin ella cualquiera podría llegar a entrar. Pese a que hace unos pocos minutos me había demostrado que no era un remedio infalible contra las personas, me hacía sentir mucho mejor verla en su sitio, así al menos me ocultaba de la vista de los demás, ahora solo me quedaba esperar a que trajeran otra, esperaba que a eso hubiera ido el prefecto. La voz de mi nuevo compañero me hizo girar hacia él y olvidar por un momento el tema de la puerta. - ¿Eh? - Incliné un poco mi cabeza hacia un lado confundido por sus palabras, no tardé mucho en darme cuenta de a que se estaba refiriendo. -No lo decía por tus palabras, lo decía por tu tono, sonaba algo brusco, al igual que el suyo. - No recuerdo apenas de lo que estaban hablado en ese momento, pero lo que si recuerdo es el tono tan antipático que ambos usaban con el otro, eso me dio a entender que no se trataba de una conversación amigable, de seguro pensé demasiado mal en el momento. A lo mejor solo era el tono que solía usar al hablar, a mí me habían mencionado que mi tono normalmente denotaba desinterés cuando no era así en lo absoluto.

Un sonido por su parte me hizo sobresaltar ¿se ha enfadado? No recordaba haber hecho o dicho nada malo, apenas había abierto la boca, fruncí un poco el ceño mientras lo miraba ¿cómo iba tratar con él de ahora en adelante? Relacionarme con las personas no era lo mío y aunque no teníamos que tener una sólida relación por el hecho de ser compañeros de cuarto, aun así, tendríamos que tratarnos de ven en cuando y lo último que quería era problemas entre los dos.
-Te pido disculpas por si llego a ser una molestia. - Cuanto antes se lo dijera mucho mejor, quería dejarle claro que no quería que tuviésemos una mala relación y que si llegaba a molestarlo no lo hacía a posta. Nunca había tratado durante mucho tiempo con la misma persona por lo que desconocía como era tratar conmigo durante un prolongado periodo de tiempo.

Sentía su mirada clavada en mí, no era precisamente molesta, pero a lo mejor demasiado notoria. También me giré para mirarle. Esperando que tuviese algo que decirme.
-Oh- Sabía que mi tono de voz normalmente era muy suave y en ocasiones no apenas perceptible ante los demás, debería haberlo pensado antes. -Lo siento. – Igual que en la ocasión anterior el suave sonido de mi voz fue opacado por la sabana que ahora recubría la mayor parte de mi rostro, esto era una molestia. Aparté la sabana de mi rostro y la coloqué encima de mis hombros. Así le sería mucho más fácil oírme a la par que podía seguir sintiendo la seguridad que estas me brindaban ¿bonito? Rápidamente un sonrojo apareció en mi rostro ¿eso era un elogio? No acostumbraba a que nadie mencionara algo bueno sobre mí por lo que siempre me resultaba algo bochornosos por muy tonto que fuera el comentario. Llevé mis rodillas hasta mi rostro apoyando mi barbilla sobre ellas, levantando levemente la mirada para poder verle. Su sonrisa me tranquilizó un poco, era como una señal que indicaba que a lo mejor las cosas acababan saliendo bien, o simplemente no terminaban saliendo mal. Una leve sonrisa apareció en mi rostro. Ahora me sentía mucho más tranquilo, aunque era un poco ridículo sentirme así solo por una sonrisa de su parte. Levante rápidamente mis rostro ¿no le gusta Clus? Él desde un principio mencionó que me podría llamar Claus pero nunca dijo nada sobre Clus, no había mucha diferencia entre los dos motes pero podría no agradarle. Abrí a boca con la intención de disculparme pero él se me adelantó indicándome que le parecía bien que le llamara por ese mote.

Dejé que las sabanas se escurrieran por mis hombros hasta caer sobre la cama, creo que ya no era necesario mi escudo, por el momento. Al fin hubo una respuesta a la pregunta que me llevaba haciendo desde hace un rato. Me había mencionado algo parecido el día que nos conocimos, o eso creía recordar.
-Disculpa pero no puedo escucharla. - Hice una leve mueca con mis labios, era una pena no poder escucharla y también algo bastante extraño ¿tendrían una conexión especial? Al parecer ahora tenía dos compañeros de cuarto por lo que pronto tendría tres, por alguna razón ya no me parecía tan malo como antes, al menos con mask no tendría que preocuparme por el ruido. La presentación llegó muy de improviso, pero ya que seriamos compañeros de cuarto, resultaba algo adecuado. Ladeé mi cabeza, otra vez confundido pero en esta ocasión por lo que Mask estaba mencionando, entendía que quisiese que nos lleváramos bien pero ¿Cuidar de Clus? Ambos comenzaron lo que parecía ser una disputa algo extraña. Me despojé por completo de las sabanas y me bajé de la cama acercándome unos cuantos pasos hacia Clus y Mask-Es un placer conocerte Mask.- Esa parte me parecía imprescindible, la educación ante todo. -Yo también espero que podamos llevarnos bien.- Sonreí suavemente pero en esta ocasión de una manera algo más notoria, no quería que les llegase a resultar incomodo ver que mi rostro siempre mostraba una expresión tan seria, quería parecer algo más amigable. -Puedo cuidar de él si eso es lo que quieres. - Me resultaba una petición algo extraña pero tampoco me costaba tanto. -Bueno, puedo intentarlo. - Mencioné en un tono algo más suave, bajando mi rostro hacia el suelo junto con un leve sonrojo, apenas podía cuidar de mí mismo ¿podría cuidar de alguien más?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Jue 13 Abr - 23:32

¿Mi tono era particularmente antipático? supongo que no me había dado cuenta hasta ahora que lo había mencionado, pero no era nada especial, yo solo hablo así con Mask todo el tiempo, aunque analizándolo bien nosotros también peleábamos todo el tiempo por lo que me hacía bastante sentido que lo pensase, es difícil perder viejas costumbres supongo. Que me lo hubiera dicho no me molestaba realmente, lo que si me enfadaba era su manera de auto compadecerse, no recuerdo haber mencionado que fuera una molestia, además si lo decía de ese modo ¿qué sentido tenía? así perdía totalmente la gracia y no me darían ganas de discutir con él a futuro si simplemente lo ponía tan sencillo ¿no era parte de la dinámica el quejarte o discutir a veces con tu compañero? ¡Eso era lo divertido! o al menos eso era a lo que yo había estado acostumbrado durante prácticamente casi cien años, desconozco otro tipo de relación así que sería algo complicado, con él tendría que aprender prácticamente de cero ¡que molestia! ya veía venir el tener que salir de la zona de confort “–¿Porque de pronto reprochas ese rasgo en su forma de ser? Conozco alguien que se auto compadece hasta con la misma frecuencia. Bien dicen por ahí que es odioso vernos reflejados en otro ¿no es cierto?–” dijo Mask defendiendo a Caius, ¡tch! ¿a que se refería con eso? no recuerdo a nadie que fuera así ¿estaría hablando de ella misma? pero bueno, eran detalles sin importancia que simplemente podía dejar pasar por esta vez ya que al momento en que nuestra conversación comenzó a desarrollarse de manera más orgánica hubo muchas cosas de él que acabaron captando mi atención como para prestarle atención a pequeñeces.

Me agradaba la manera en que se relacionaba con Mask, normalmente soy algo sobre protector con ella, pero Caius parecía muy inofensivo como para representar una amenaza que me preocupase lo suficiente e impedirles formar una amistad o algo, creo que no tengo problema en que se llevasen bien solo que sería algo complicado si no podía oírle, no había más remedio que hacer de mediador ya que Mask igualmente parecía contenta de poder interactuar con alguien además de mí, por muy ingrato que eso pudiese resultar
–Mmm… no tengo ni idea de porque suceda eso, yo la escucho claramente. Puede que talvez ¿hable incluso más bajito que tú?– le expliqué mi teoría sintiendo algo de duda sobre lo que realmente sucedía –No hay problema, yo seré su interprete para tí– dije con una amplia sonrisa, de algún modo me sentía feliz de poder participar en todo esto como si los tres guardásemos una especie de secreto cuidado minuciosamente, no pude evitar reír con algo de malicia al pensar en una idea como esa que en cierto modo me parecía algo perversa aunque de perversa “aun” no tuviera nada realmente.

Pude darme cuenta para mi sorpresa que a pesar de que Maskeréin en principio parecía una chica tímida, puede que incluso tuviese un potencial sociable muy escondido, no le había tomado ningún trabajo contestar las preguntas de Caius o desenvolverse con naturalidad, seguro era considerablemente más sencillo hacerlo para ella al tener un intérprete
–Mask dice que también está encantada de conocerte– lo que siguió de su conversación me avergonzó un poco ¿enserio se había tomado de manera literal las palabras anteriores de mi compañera? ¿porque se lo tomaba como si de pronto le hubiesen hecho un encargo obligatorio? en su lugar yo me hubiese negado sin pensarlo. No pude evitar volver a sentirme apenado, lo que provocó que me exaltase durante un momento –¡N-no no! ¡Ella no lo dijo en un sentido literal, solo se refería a que esperaba que todos nos llevásemos bien! no tienes la obligación de cuidarme, no soy un niño pequeño– intenté dar explicaciones lo más aprisa que pude haciendo que mi voz se volviese un tanto tartamuda por las prisas de justificar todo aquello. Inhalé profundo para poder calmarme un momento y hablar con normalidad –Además me veo más cuidando de otros a que alguien cuide de mí si soy sincero, me cuesta visualizarme en un situación inversa– contesté un tanto cabizbajo, quiero decir ¿por qué iba a hacer algo como eso por las buenas si apenas nos estábamos conociendo? Ni siquiera mis propios padres se molestaron en tomar una labor tan básica en medio de la obligación implícita que tenían conmigo y él decía tenía intención de hacerlo, me resultaba ridículo. Es cierto que ahora tengo una nueva madre que se “preocupa a su especial manera” pero a veces desearía que no se “tomase tantas molestias” las cosas siempre se ponían  muy raras en todo lo que involucraba a ese elfo.

Decidí cambiar el tema, tenía otras dudas que quería preguntar a Caius y ahora que ya no faltaban las presentaciones no había inconvenientes para proceder
–Y bueno… ¿tienes alguna idea de como es que acabamos juntos los tres? me refiero al otro chico también. Tu no pareces precisamente problemático ¿sabes? entiendo que quisieran deshacerse de mí, no conozco al otro chico, pero ¿porque juntarte con una mala influencia como yo?– pregunté riendo mientras me sentaba junto él a la orilla de su cama y comenzaba a balancear mis pies que quedaban suspendidos en el aire debido a la altura en relación al suelo.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Miér 10 Mayo - 16:44

La tranquilidad que de un momento a otro reinó en la habitación me pilló de improviso, y aunque en un principio era lo que más ansiaba, ahora que habíamos entablado una conversación, se me hacía algo incómodo el que no dijera nada. Yo también podría intentar comenzar una conversación pero eso siempre ha sido algo que se me ha dado mal. Bajé la mirada mientras juntaba mis manos  en un intento de distraer mi mente para que de ese modo el tiempo no pasara tan lentamente. Al parecer lo que le dije le dio que pensar, y eso podría ser malo, no sería la primera vez que algo que digo acaba molestando u ofendiendo a otras personas, lo peor de todo es que no suelo darme cuenta de lo que está mal hasta que me lo mencionan y en muchos de los casos ni se molestan en hacerlo. En su caso no estaba seguro de si mi comentario sobre su tono de voz le podría llegar a resultar ofensivo o molesta. Lo miré de reojo pero  su rostro no me decía mucho, mas eso no era un indicio de que no pudiera estar enfadado. Bajé la mirada nuevamente esperando algo por su parte, cualquier cosa, esto era algo incómodo, no decía nada en absoluto ¿estaría hablando mentalmente con Mask? Había demasiadas posibilidades pero no sabía si alguna era correcta. El silencio me ayudaba a pensar y terminar de hacerme a la idea de cómo podía terminar todo pero al mismo tiempo pensar me hacía caer en conclusiones no muy agradables. –¿Eh?- Su comentario me sacó rápidamente de mis pensamientos. -¿Tú crees?- Yo siempre había creído que tenía un buen, llevé mis manos hacia mis orejas, tocando suavemente la punta de ellas siempre había pensado que eran así de grandes para ayudarme a oír mejor. –Yo pensé que te hablabais por telepatía.- Él tampoco parecía estar muy seguro de la razón por la que no podía escucharle, eso hacía que no descartara del todo la posibilidad de la telepatía. –Interprete.- Repetí intentando comprender a lo que se estaba refiriendo , sonaba algo tedioso pero su gran sonrisa me hacía pensar que para él no era molestia alguna. –Suena bien, siempre y cuando a ti no te resulte una molestia.-lo último que quería era hacerle sentir obligado. –Es muy amable por tu parte Clus.- Le devolví la sonrisa, aunque a comparación con la suya la mía apenas se notaba. Era agradable el que volviéramos a hablar y que nuestras conversación fuera tan amena.

Ahora me sentía bastante más tranquilo, las ridículas ideas que hace poco no dejaban de rondar mi mente se habían disipado en solo unos instantes. Todo esto no era tan difícil como yo pensaba. Pasé una mano por mi cabello, recordando que aún lo tenía suelto ¿dónde había dejado la coleta? Me resultaba algo incómodo el estar así frente a alguien más, no me gustaba que mis orejas estuvieran expuestas. No la podía ver en la mesa de noche ni en los alrededores por lo que tendría que hacerme con otra. Volví a sonreír al escuchar sus palabras o mejor dicho las palabras de Mask.
-Me alegro de que sea así, yo no soy muy bueno socializando por lo que podamos llevarnos bien.- O que al menos no nos terminemos odiando como mínimo, pero decir eso no sonaba tan bien, no quería quedar como alguien pesimista. Pero al parecer de un momento a otro pareció exaltarse ¿dije algo raro? Su explicación fue bastante apresurada, se le notaba bastante nervioso, no entendía del todo la razón por la que se ponía así hasta que terminó su explicación, por alguna razón me pareció algo gracioso, sobre todo por lo nervioso que se veía. Tapé mi boca con ambas manos para intentar ocultar la sonrisa que se estaba formando en mi rostro, pero eso no pudo evitar que se diera a oírla una corta carcajada , y aunque fue poco audible de seguro pudo oírla. –Bueno, en realidad te ves como un niño.-  Mordí mi labio para intentar que la sonrisa desapareciera. –Discúlpame Clus, no socializo mucho y en ocasiones me cuesta entender a los demás.- La sonrisa no había desaparecido del todo pero no era muy notable. –pero para mí tampoco sería una gran obligación.- Esperé a que se relajara para poder continuar con nuestra conversación, aunque a mi parecer exageraba un poco. -¿Cuidando a alguien más?- Pregunté sin llegar a comprenderlo del todo. -¿Estás acostumbrado a cuidar de otras personas?- A simple vista no lo parecía pero podía ser todo lo contrario. -¿Entonces no debo cuidarte?- No me había quedado muy claro del todo si debía cuidarlo o no, ya que había mencionado que no me importaba hacerlo. Al poco tiempo de haber dicho eso se le veía algo menos animado, o eso me pareció. Ladeé la cabeza, confundido sin llegar a comprender lo que le hizo cambiar de ánimo tan de repente. –He dicho algo inadecuado ¿verdad?- Estaba bastante segur de ello, aunque también podría haber sido por una conversación con Mask

Otro cambio repentino por su parte y todo parecía volver a estar bien, esto era confuso, mas eso quedó rápidamente en segundo plano al verle acercarse. Lo seguí con la mirada hasta que se sentó a mi lado en la cama y formuló su pregunta.
–Eh…- No estaba seguro de tener una respuesta, yo llevaba preguntándome lo mismo desde que me dieron la noticia de que tendría compañeros de ahora en adelante. –No lo sé, yo antes estaba solo, a lo mejor es por eso.- Lo más probable es que al no haber más habitaciones en las cuales meterlos a ambos, decidieron incluirlos en una habitación poco ocupada. -¿A qué te refieres con mala influencia? Te ves como una buena persona.-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Clauster Disouls el Mar 23 Mayo - 1:32

Mis ojos se abrieron de par en par, de alguna manera seguía siendo un tanto impresionable ante ideas como las que proponía mi compañero—¡¿Telepatía?! ¿Tú crees? eso sería algo genial—pero entonces ¿eso quería decir que podía utilizarla con otros también? ¿Cuáles eran los límites para usar una habilidad como esa? medité durante un momento —Mmm… ¡Hey Caius! ¿Puedes oírme ahí dentro?— pregunté intrigado regresándole una mirada de total concentración que talvez llegaba a ser un tanto ridícula, sujetando las cien de mi cabeza con los dedos índice de ambas manos como si de algún modo intentara invocar un poder psíquico de carácter místico, pero simplemente no parecía estar funcionando, al menos con él —Quizás necesitamos descansar un poco, podríamos intentarlo más tarde, pero tu teoría me parece algo completamente racional— concluí asintiendo de manera talvez un tanto arrogante con aires de madurez, como si tuviese realmente idea sobre lo que estaba hablando, pero bueno, tampoco era una posibilidad que quisiese descartar del todo –Y por cierto ¡no es molestia en absoluto! después de todo vamos a necesitar tu ayuda para llegar al fondo de esto— expresé entusiasmado mientras mis ojos se iluminaban un tanto por la emoción y al mismo tiempo le regresaba una sonrisa amistosa a Caius.

Me deje caer sobre la cama de espaldas acomodando mis brazos por detrás de mi cabeza relajándome un momento, era agradable tener alguien con quién charlar cosas tan simples de vez en cuando, volví a dirigir mi atención hacia él con la mirada
—Oh, esas orejas…— menee las cabeza cayendo en cuenta que había hecho el comentario en voz alta —Lo siento, no es nada…— sus rasgos me recordaban un poco a los de mommy, pero me abstuve de hacer preguntas, definitivamente no era la mejor idea presentar a ese par si es que estaba dentro de mis manos, un instinto me hacía tener un mal presentimiento sobre eso.

Me parecía curiosa la manera en que parecía tener interés en llevarse bien conmigo ¿enserio le importaba tanto algo como eso?
—¿Enserio aun te preocupa llevarte bien con alguien tan problemático como yo?— pregunté casi incrédulo de sus palabras, le había hecho pasar un susto nada más llegar aquí, era tachado como problemático, hasta de cierta forma le había amenazado y pese a eso aun él tenía ese tipo de preocupaciones —Tu eres un caso único Caius— afirmé divertido mientras dejaba escapar una leve carcajada mientras sujetaba un poco mi estómago para contenerme, respiré profundo y luego de limpiar un par de lágrimas que había salidos de mis ojos producto de la risa, deposité mi diestra sobre su hombro y me di un par de palmaditas —Por mi parte, creo que ya te has ganado mi simpatía con un comentario como ese— mi sonrisa se tornó algo siniestra —Solo por eso procuraré no quebrar tu cordura demasiado rápido— le enseñe la lengua sutilmente de una manera picara dando a entender que no hablaba enserio —Solo es una broma… en parte. Y por cierto, no soy un chico— contesté entonando un tono un tanto cabreado con su apreciación, hinchando un poco los mofletes, aunque se lo dejaría pasar por esta vez —Mira, te contaré un secreto…— me acerqué a su oreja y le susurré suavemente —¿Sabes que en realidad tengo casi cien años? ¿Y que en realidad soy un lord?—comencé a alardear un poco mientras extendía mis brazos y los meneaba de manera misteriosa jugueteando con mis mangas largas como si fuesen alas o una especie de capa, manteniendome completamente de pie sobre la cama para darle algo de dramatismo al asunto —Así es, soy el amo y señor de los bosques de Trinsfer, naturalmente alguien como yo es perfectamente capaz de cuidarse so…—un mal cálculo del área me hizo perder el equilibrio y caerme de cara al suelo, me levante rápidamente conteniendo las ganas de sollozar por el dolor y pretendiendo que nada había sucedido, volviendo a ponerme de pie sobre la cama, esta vez con más cuidado —Como estaba diciendo… naturalmente puedo cuidarme solo y al mismo tiempo cuidar de otros ¿impresionado?— le expliqué alardeando un poco con un semblante más arrogante “—¿Sabes que probablemente se crea todas tus sucias mentiras? No deberías de jugar así con la gente—” reprochó Mask, pero no comprendí de qué hablaba, yo no estaba diciendo ninguna mentira o al menos no recordaba haber mencionado ninguna, solo estaba “exagerando un poco la realidad”, eso no es un crimen.

Di un salto y floté con suavidad de regreso al suelo, dejándome rodar hasta acabar debajo de mi propia cama, dejando a la vista únicamente mis ojos que brillaban por debajo del catre
—Mmm… creo que este lugar será bastante cómodo— quise evadir su pregunta ya que al parecer había proporcionado información innecesaria y de alguna manera estaba predisponiendo sus apreciaciones—Supongo que tendrás que hacerte con tu propio criterio sobre eso— continué acomodando mis cosas atrayéndolas esta vez bajo de la cama, ya empezaba a hacerse algo tarde pero ciertamente aun no tenía mucho sueño, al menos ahora con su compañía no tendría que quedarme solo en medio de la oscuridad, eso no me agradaba nada —Hey Caius, ¿ya estás cansado? ¿Hay algo que quieras hacer?— tampoco quería obligarle a desvelarse, mañana tendríamos clases temprano y seguramente tendrían los ojos puestos sobre nosotros para ver como avanzaban las cosas —Aun no quiero dormir… que aburrimiento— dejé escapar un suspiro mientras que de mala gana me resignaba a que la noche ya hubiese caído sin percatarme siquiera de ello.

_________________
...I'm used to be alone...

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos compañeros de cuarto [Privado]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.