Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Mother Knows best [Privado]
Vie 15 Sep - 17:19 por Clauster Disouls

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:22 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Lun 21 Ago - 9:13 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Un encuentro ocasional [Privado]
Sáb 29 Jul - 19:35 por Honlon Takanashi

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Dom 23 Jul - 21:23 por Lily Flowerfield

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

» Semana festiva. [Libre]
Jue 20 Jul - 2:10 por Clauster Disouls

» Primera noche [Cerrado]
Lun 17 Jul - 20:38 por Blak Lowell

» Profundidades del Agua.[Semi-Privado]
Dom 16 Jul - 19:22 por Kai Nagisawa

» Pesar [Privado]
Dom 16 Jul - 19:13 por Blak Lowell

» Un afortunado reencuentro [Privado]
Dom 16 Jul - 18:04 por Kotoha Crosszeria

» Pocas Palabras. [Privado]
Dom 16 Jul - 8:08 por Etsu Horie

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Vie 14 Jul - 19:48 por Blak Lowell

Septiembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930 

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Julio
Los posteadores más activos del mes
Clauster Disouls
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Sáb 13 Mayo - 21:13

Había pasado un tiempo desde aquel pequeño experimento y ya iba llegando la hora de encontrarme con mi estimada clienta, en parte se debía a la curiosidad por conocer el estado de mi paciente, pero debía admitir que el motivo principal para reencontrarme con ella era fijar apropiadamente su medio de pago, aunque para hacer eso era necesario fijar un lugar de encuentro.

Paseando la mirada por distintos puntos de un rudimentario mapa de los adorables continentes mágicos, podia hacerla volver a Luin, pero como decirlo, sentía que ya habíamos tenido demasiadas interacciones en ese lugar, era momento de un cambio de aire –supongo que será lo más practico- comente para mí mismo mientras marcaba con un plumón rojo la ciudad central, de seguro agilizaría nuestro encuentro si seleccionaba un punto medio como ese, sin contar que de por si tenía que pasarme por ahí a reunir algunas provisiones.

Habían pasado un par de días desde que le había hecho la invitación todo para darle tiempo de viajar si es que se encontraba en algún otro lugar, podia ser impaciente pero no era tan irrazonable como para esperar que se teletransportara mágicamente botando toda actividad que estuviera haciendo para responder a mi llamado, al menos no todavía -¿estas perdida pequeña?- una voz desconocida interrumpió mis pensamientos, de alguna forma había terminado acostumbrándome a este tipo de situaciones.

-Ah…- “debí haber esperado en la recepción” un pensamiento así paso por mi cabeza mientras que liberaba un pequeño suspiro, con una maleta a mi lado, mirando de vez en cuando los alrededores, sin un “adulto” cerca, de seguro para un extraño se veía como si me hubiera separado de mis padres, esperando que aparecieran en el horizonte -no, solo espero por alguien- considerando que la forma más rápida de alejar a aquel individuo era mostrarme cordial, así que le dirigí una sonrisa y una pequeña reverencia formal levantando levemente los costados del vestido que había decidido usar para el día -gracias por preguntar- aparentemente el notar que no estaba desesperado por ayuda tranquilizó a la dame que me había dirigido la palabra innecesariamente y la dejo alejarse tranquila –¡oh!- en cuanto aleje la mirada de aquella persona pude notar la silueta de quien estaba esperando incitándome a dar un par de saltitos mientras que agitaba mis brazos para llamar su atención, después de todo ya me había ocurrido un par de veces… el que no me vieran por mi estatura.


vestido:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Lun 15 Mayo - 16:47

Aproximadamente después de una semana había citado por Lily, un evento casual que estuvo sin duda muy lejos de causarme sorpresa, después de todo, el pago por sus servicios aún estaba pendiente y desconocía los detalles de los métodos que utilizaría para ser remunerado. Aun así, a los pocos días de la operación de Rin envié un correo electrónico a su persona con todas las capacitaciones laborales con las que contaba actualmente. Graciosamente, para esto tuve que investigar un poco más en el registro civil, ubicando así a un par de personas con las cuales trabaje en tiempo pasado, aun cuando no recordará del todo aquellos días; de todas formas, aquel suceso me ayudo a obtener ciertas informaciones más que interesantes, hasta el punto de causarme algo de inquietud el descubrir ciertas cosas de mi persona. Actualmente me dedicaba exclusivamente al modelaje, pero en su tiempo participe como relacionadora pública en centros de publicidad y relacionados. Parecía casi un chiste el pensar que además de ello ofrecía servicios como mercenaria. ¿Tan salvaje era para recurrir a dicho trabajo? Ciertamente, una media del noventa porciento trabajo de ello al menos una vez en su vida, así que por lógica no debería sorprenderme de ello. Otra cosa curiosa de descubrir fue el hecho de que trabaje incluso para el centro de investigaciones cercano a la ciudad, en que exactamente no, pero el punto era que entrar y salir de allí era un poco más complicado que una carta de renuncia según tenía entendido. – La hora… - Susurre un tanto ida para luego mirar una de las reflexiones en los edificios que indicaban la hora, no faltaba mucho para mi encuentro con el pequeño elfo, por lo que tras despedirme de mis colegas de trabajo apresure el paso entre las calles de la ciudad.

La empresa de la cual participaba actualmente quedaba a un par de cuadras del punto de encuentro, por lo que en un par de minutos llegaría sin problema; previamente me había encargado de dejar todas mis labores del día hechas para poder retirarme antes de la hora de salida, el encargado de mi sección por lo general era bastante amable si uno cumplía con sus funciones, así que… Sí, me habían despachado antes. Comencé a caminar más lento a medida que me acercaba a el lugar indicado, buscando con la mirada a la pequeña criatura lila entre tantas figuras. Fue entonces cuando un movimiento persistente capto mi atención, y si, era el… Dando pequeños saltitos y agitando sus cortos brazos para indicarme su posición. Abrí un poco mis ojos con sorpresa para luego caminar hasta donde él estaba, bajé la mirada, tratando de mantener una distancia apropiada en la cual ambos pudiésemos mirarnos si torcer mucho el cuello. Mal día para usar tacones. ¿No? – Lamento la tardanza. ¿Has esperado mucho? – Exclame casi mecánicamente mientras ladeaba mi cabeza con algo de confusión. ¿Ese vestido…? Bueno, yo no era precisamente la más indicada para juzgar sus gustos personales, pero debía admitir que tal cual como una muñeca sacada de su estantería. ¿Tendría muchos problemas por su edad o sexo a la hora de hablar con las personas? Mi mano fue a dar a mi mentón mientras en silencio analizaba las posibilidades, el lucia verdaderamente adorable, lo suficiente como para querer colocarlo en una repisa junto a Meri cuan trofeo. En mi adentro, no podía evitar reír ante la idea que, por supuesto no exprese, era demasiado recatada para ese tipo de cosas, y no pretendía ser imprudente. - ¿Quieres ir a un punto en específico para hablar del pago? ¿O está bien aquí? – Retomando el tema central de nuestro encuentro giré mi cabeza en busca de diferentes lugares para sentarse y charlar, aunque bien, solo estaba esperando por sus indicaciones. Se notaba que su indumentaria llamaba mucho la atención´, ya que incluso antes de llegar a su lado recibía miradas de los transeúntes del lugar. ¿Pensarían que era un niño? O niña más bien… - Tengo el resto del día libre, por lo que no hay apuro alguno por mi parte, Lily. – Explique finalmente para luego acomodar detrás de mi oreja uno que otro mechón travieso que se había escapado de su lugar. Digamos que... No me gustaba verme desarreglada, aun que estaba lejos de atraer miradas como las que atraía él. Es decir… ¿Acaso por podría el verme así si saliera de mi zona de confort en la ropa? Bueno, consideraba que mi estilo estaba entre lo casual, sobrio y sofisticado, pero… Las cosas tiernas lograban revolver ciertos sentimientos de emoción en mi interior.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Lun 15 Mayo - 18:08

Levantando levemente mi dedo índice y poniéndome de puntitas para alcanzar a llegar lo más cerca posible a sus labios con este, me esforcé por dejarle claro de una manera un tanto juguetona que deseaba que guardara silencio por unos instantes -antes que nada- alejándome un par de pasos di una vuelta en el lugar dejando que la falda se levantara levemente por el movimiento antes de sostener los extremos de está dirigiéndole una pequeña reverencia y una sonrisa a mi invitada -¿Cómo me veo?- pregunte de buen humor mientras que me balanceaba suavemente de un lado a otro dejando que la falda del vestido hiciera lo mismo, para mí una de las partes más divertidas de usar ese tipo de ropa era ver sus movimientos -confeccione un conjunto nuevo pensando en que me encontraría con usted, creo que siempre que nos hemos encontrado he tenido que estar con una bata de laboratorio en algún momento- no era solo lo que quisiera verme lindo para la ocasión, tenía otros motivos, principalmente que, si nos veíamos más a menudo era mejor ser “sincero” y esas cosas, no iba a usar “ropa de hombre” todo el tiempo que ella estuviera cerca simplemente porque ya conocía mi género –debo decir que usted se ve increíble como siempre- agregue aquello con una renovada sonrisa para no concentrar toda la conversación en mí, era importante mostrar algo de consideración, especialmente después de haber desviado el tema.

-Me estoy quedando en el hotel- comente ya dignándome a responder sus preguntas mientras que señalaba a aquella edificación -creo que me sentiría más cómodo si hablamos en mi habitación- disponiéndome a partir de inmediato levante un poco mi bolso pero -Hm…- era un tanto pesado para mi gusto, no había tenido que preocuparme mucho de ello porque había conseguido que el chofer que había contratado lo cargara por mi hasta el momento, supongo que aun podia pedir en la recepción por ayuda del personal pero existía una solución un tanto más rápida frente a mí, así que, retirando la llave del cuarto de uno de los bolsillos interiores volví a levantar aquel objeto extendiéndolo hacia ella y ladeando levemente mi cabeza en gesto interrogante mientras que la veía a los ojos, suplicándole por ayuda con la mirada mientras que mis brazos terminaban cada vez más abajo por el peso del paquete -¿me ayudaría con esto?-

Una vez el asunto del bolso se vio resuelto, solo quedo guiarla por las escaleras hacia la susodicha habitación, cosa que no daba para quejarse ya que estaba solo en el segundo piso… por si en algún momento debía escapar lo la ventana, no necesariamente de ella, pero en el pasado ya había tenido que realizar fugas sorpresa de lugares parecidos así que era prácticamente una costumbre, en el interior de la habitación casi todos los muebles se encontraban cubiertos con mantas o plástico, simplemente no me gustaba la idea de tocar cosas que habían entrado en contacto con demasiadas personas, usar las sillas de los restaurantes ya era todo un desafío cuando sacaba a Joshua a alguna cita, así que si tenía la oportunidad de hacer algo al respecto no cabía dudas de que lo haría –siéntase libre de tomar asiento- comente mientras que señalaba al interior de la habitación -puede retirar la lona si quiere-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Lun 15 Mayo - 22:49

Abrí mis ojos con cierta sorpresa al sentir el tacto del genero de sus guantes en mis labios, cerrando mi boca al instante y mirándole fijamente. ¿Qué? ¿Su vestido?... ¿Qué? Parpadee rápidamente mientras retrocedía un paso para mirarle con más detención; aun que, ciertamente ya había llevado mi atención a tal detalle con anterioridad, por lo que en esta ocasión me tome la molestia de observar con un ojo más fino los detalles de su indumentaria. En mi rostro se dibujó una sutil sonrisa para luego cruzar mis brazos con calma frente a mi pecho. – Luces bastante bien Lily, me cuesta creer que lo confeccionaras tú, aunque, honestamente no tengo por qué no creerte. – Reí ante mis palabras mientras mi índice se posaba sobre mi mentón al alzar la mirada, en mi cabeza rondaba muchas ideas varias, por lo que a la hora de hablar tuve que sintetizar lo mejor posible que procesaba mi cerebro. – Y gracias por el cumplido; considero también que de algún modo, este tipo de ropa te favorecen. – Agregue de buen humor para acto seguido prestar atención a sus palabras. Últimamente los hospedajes de los hoteles se disparaban en cifras que incluso yo consideraba altas, pero esto al ser un tema tan aburrido y monótono no salió de mis labios. Miré a Lily con cierta intriga hasta ver como sus pequeños brazos extendían su bolso hacia mí en espera de una respuesta. Extendí mis manos para tomar cuidadosamente el mencionado objeto que amablemente Lily me pidió cargar, honestamente su actuar tierno no era un factor con el cual manipularme, pero consideraba bastante prudente ayudarle considerando su tamaño, sonreí ligeramente y acomode aquel bolso en uno de mis hombros junto al mío. – Esta bien, no hay problema. – Una vez dicho esto me limite a seguirle en silencio hasta la habitación correspondiente.

La mayoría de los muebles permanecían cubiertos por un manto blanco, el cual generalmente se colocaba cuando los objetos no estaban en uso para evitar que el polvo los deteriorara, pero, asumiendo que Lily opto por sentarse sobre estas lonas, esto se trataba de una preferencia meramente personal. Tome asiento, sin retirar nada para luego cruzar mis piernas una sobre la otra. – No pareces muy a gusto con este alojamiento. – Mencioné vagamente mientras desviaba mi mirada de rincón a rincón, pero aquello no duro demasiado, ya que en un simple suspiro volví a retomar el motivo de nuestro encuentro. Cruce mis brazos, y plante mis ojos sobre los grandes orbes bi color que poseía el joven elfo. – Volviendo a lo nuestro, debo decir que Rin ha tenido una recuperación bastante satisfactoria. – Explique moviendo mis manos y embozando una sonrisa en mi rostro. – Le ha costado acostumbrarse a tener seis colas peludas, pero poco a poco se va adaptado, en cuanto a sus poderes… – Tosí un poco para aclarar mi garganta. – Los selle con un conjuro temporalmente ya que casi termina quemando su habitación. – Una vez hechas estas aclaraciones pase una de mis manos por mi rostro para dejarla ubicada en un desliz sobre mi cuello. ¿Algo más que debiera comentar? No, no lo creo, Rin no era muy problemático, a lo mucho, su gato iba a arañarle sus nuevas amigas peludas, pero eso sería todo. Tomé aire y proseguí entonces con la conversación. – Entonces, Lily. ¿Has decidido el método de pago? – Yendo directamente al grano ubique mis manos sobre mi regazo en busca de una posición más cómoda, manteniendo la mirada, y pestañando de forma lenta. – Espero que recibieras el correo con mi curriculum. – Agregue casi para finalizar soltando una sutil pero agradable risa, después de todo, ni siquiera había tenido tiempo de revisar si había recibido una confirmación de este hecho por su parte.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Mar 16 Mayo - 0:51

-Muchas gracias- le dedique una nueva y pequeña reverencia al verla sostener el paquete, era un problema menos del que preocuparse, en verdad era una mujer considerada, en parte, por eso, decidí tomar su mano mientras que la guiaba a la habitación.

-Por supuesto que no- respondí rápidamente mientras que inflaba levemente mis mejillas, el único lugar en que me encontraba relativamente cómodo era en mi hogar… y desde que Joshua había llegado ya no era lo mismo, aunque ese era un precio que estaba dispuesto a pagar por su compañía, aunque en verdad era algo molesto cuando volvía a casa después de un tiempo relativamente largo y encontraba la ropa que no había dejado bajo llave sucia por sus intentos de… calmarse… -se perfectamente para que suelen usarcé los hoteles, fuera de dormir- me explique mientras que desviaba la mirada con las mejillas infladas, más que nada molesto por el hecho de que al volver a casa mis sabanas y ropas solían estar sucias que por cualquier otra cosa –si puedo evitarlo, no voy a usar muebles sucios- también podia usar un hechizo de purificación o limpiar personalmente, pero las lonas eran algo más fácil que no requería que gastara mana para funcionar -por eso también, cuando vengo a un sitio como este, lo primero que hago es pasar a comprar sabanas nuevas-

Al escuchar las anécdotas del estado de mi paciente, no pude evitar liberar una pequeña carcajada mientras que cubría levemente mi boca con ambas manos -ya veo, me alegro de que se encuentre estable- tras revisar que la puerta se encontrara bien cerrada organice un poco mejor la habitación acomodando las sillas y mesa que había en el lugar como para crear una pequeña sala de estar -me gustaría hacerle una revisión uno de estos días- lance aquel comentario al aire aunque a este punto aquello ya despendía más de la disposición del chico suicida.

-¡Oh!- junte mis manos en un único aplauso al ser recordado del motivo de nuestro encuentro -claro- me dirigí al ropero, abriendo la pequeña caja fuerte que se encontraba escondida en este, diseñada para aquellos viajeros que no confían en el personal de servicio al cuarto -la verdad ya lo había decidido antes de revisarlo- tras sacar la carpeta que se encontraba guardada en aquella caja volví a aproximarme a mi invitada de buen humor -en parte elegí esta fecha porque me daría tiempo de retirar los documentos necesarios- comente emocionado mientras que escondía mi rostro tras aquella carpeta  -pero necesito su aprobación- con cuidado deposite los documentos y un lápiz en la mesa, frente a ella.

-¿Le gustaría ser mi madre?- pregunte de golpe mientras que me acomodaba en una de las sillas, estaba preparado para recibir un “no” como respuesta, pero aquello podría ser algo inconveniente para elle ya que de seguro esto provocaría que mis exigencias se hicieran algo más irrazonables -no se casi se lo comente- tome algo de aire antes de explicar, debía hacerlo antes de que me preguntar algo como “¿Qué opinan tus padres sobre esto?”, aunque podia ser que ella ya había supuesto en algún momento sobre mi situación familiar -llevo años siendo huérfano y de por si nunca tuve espacio para desarrollar un vínculo con mis padres- explique con calma antes de bajar un poco la mirada mientras que balanceaba mis piernas para distraerme un poco, ya estaba tan acostumbrado a que mis pies no tocaran el piso al estar sentado estas cosas -cuando la vi con Meri no pude evitar volver a preguntarme como sería tener… parientes mayores… que si se preocupen por cuidar de mi- un pequeño suspiro escapo de entre mis labios, la mayoría de las cosas en el mundo me causaban una completa indiferencia, siempre era… ¿irritante? si, de seguro esa era la palabra correcta, mientras más lo analizaba más me convencía de que los odiaba -en si… me gustaría algo de apoyo extra… necesito referencias para entender cómo cuidar de los pocos que me interesan…- se suponía que en las relaciones amorosas muchas cosas estaban relacionadas con los padres, o más bien la crianza que se había tenido y yo no quería un ejemplo tan horroroso de base al momento de estar con mi Joshua.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Dom 21 Mayo - 23:19

A pesar de la sorpresa, mis manos tomaron rápidamente los documentos en la mesa mientras con mucha atención oía una a una las palabras de Lily, de cierto modo, tenía mi cerebro divido en dos partes, por un lado, trataba de procesar lo mejor posible lo que Lily decía, mientras que, a su vez, leía una a una las líneas de un sistema de adopción propio de esta ciudad, una vez terminado su relato, y la lectura en cuestión, espere en silencio para tratar de yo misma darle un sentido a todo lo ocurrido. ¿Lily no era ya un adulto? En sí, su cuerpo no aparentaba para nada su verdadera edad, aunque ciertamente, yo no era la más adecuada para juzgarle. Es decir, multiplicaba su edad las suficientes veces como para ser un ancestro muy lejano a su persona. Aun con todo esto, todos sus argumentos para desear tener una madre eran completamente válidos, sin embargo, su repentina propuesta aun me daba vueltas en la cabeza. ¿Cuáles serían las ventajas y desventajas de todo lo que acontecería en un futuro? Mis ojos volvieron a las letras impresas, pero para mi muy humilde sorpresa, la línea entrecortada que indicaba donde había que firmar en cada una de las hojas de los documentos ya tenían mi firma. – Oh, creo que ya firme. – Solté en voz alta por inercia, mientras dejaba lentamente la lapicera entregada por el sobre la mesa. ¿Estaba siendo impulsiva? Reí para mí misma mientras cruzaba mis brazos frente a mi cuerpo y dedicaba una mirada más cuidadosa a quien, de ahora en adelante seria mi hijo. ¿Sería por su apariencia? ¿O solo deseaba manifestar aquellos tan mencionados instintos maternales? – Bueno, supongo que está hecho, pero me imagino que hay muchas más cosas que ver, lejos de trámites legales. – Mencione con cierta gracia en mis palabras, quizás… Hacía falta conocernos un poco más.

Mis manos fueron a mis bolsillos, buscando mi móvil, para luego en el mismo localizar el número de Lily y modificar su nombre, algo precipitado quizás, pero era mejor adelantar camino. Una vez hechos los cambios necesarios, guardé aquel aparato y procedí a volver mi vista al pequeño elfo. – Lily, si gustas podemos hablar un poco más de… Nosotros. – Dudé por unos segundos sobre mis propias palabras, y del cómo tratarlo, pero poco a poco fui buscando el método de sentirme más cómoda. – Considero que, es importante el saber más cosas uno del otro, si pretendemos convivir. – Alce mi dedo en un acto de expresar mejor la idea. – Por supuesto, también esto nos ayudará a evitar entorpecer las acciones del otro. – Una vez dicho esto, gire mi rostro hacia una de las ventanas, algunos rayos de la luz solar se colaban entre las cortinas, al parecer, aún quedaba buena parte del día. – Además, necesito saber más de ti, para poder ayudarte en todo lo que necesites. – Más que por él, por mí, dentro de mí no vivo corazón, tenía la necesidad de atender las necesidades de quienes estuvieran en mi cuidado, algo egoísta de algún modo, pero siempre y cuando no lastimará a alguien con ello, no le veía el problema. – Tengo un departamento aquí en ciudad central. Si te sientes más cómodo, podemos ir allí, después de todo, sería como ir de visita a el hogar de tu madre. – Casi en un tono de broma solté entre risas, aunque, técnicamente, si, era eso, una visita a la casa de su madre… O sea, yo. ¿Ya era madre? Pensé que nunca podría tener un hijo registrado como tal, después de todo, mi cuerpo estaba muy lejos de ser viable para la generación de vida. Ya fuese esto una ventaja o desventaja, la idea de adopción me resultaba interesante; más aún si se trataba de un pequeño y suave ser como lo era Lily. Esperen… ¿Ya lo estaba viendo como una pequeña cosita a la cual cuidar? La cosa avanzaba más rápido de lo esperado, pero, con esa indumentaria, difícil que no fuese así, prácticamente me estaba pidiendo a gritos que lo abrazara y mimara cuando madre primeriza. Suspire con un poco más de calma, y en mis labios dibuje una sutil sonrisa para quien ahora sería mi retoño.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Mar 23 Mayo - 6:09

Una pequeña risa escapo de entre mis labios al escuchar aquel comentario, aparentemente mi propuesta había sido simplemente irresistible para ella -puede llegar a ser bastante impulsiva- había muchas facetas que no conocía de ella y no cabía duda de que sería interesante ir descubriéndolas de a poco, quizás el que no nos conociéramos tanto en verdad hacia acelerado aquello de la adopción, pero técnicamente yo ya no era menor de edad, al estar técnicamente ya emancipado no tenía ninguna obligación de hacerle caso o mantenerme en contacto si terminaba desagradándome tener una nueva figura materna, aunque al menos, de momento no parecía que ese fuera a ser el caso.

-¿De nosotros?- ladee levemente la cabeza al escuchar su ‘propuesta’, claro, era lógico que nos conociéramos si seriamos madre e hijo, según lo que había investigado en trabajos de ficción y algunas familias reales usadas de referencia, se suponía que los padres supieran de sus hijos, los cuidaran y cosas así, eran características que podía asociar con una ‘madre’ pero no venían con facilidad a mi mente al pensar en ‘mi madre’ -me encantaría saber más sobre usted- sin tener que diseccionarla –y por supuesto que estoy dispuesto a compartirle información sobre mi persona- agregue aquello mientras que apoyaba la mano izquierda en mi pecho como una forma de señalarme a mí mismo.

-Así que convivir- repetí aquella palabra asociándola inevitablemente a una intención de compartir un techo -no sé qué opinaría mi esposo sobre eso…- comente aquello en voz baja antes de volver a un tono normal y proseguir con una pequeña explicación de mi opinión en el asunto -no tengo problemas con que nos veamos más seguido, pero si se refiere a vivir juntos tendré que negarme- le entregue una pequeña sonrisa antes mirar un poco alrededor como si estuviera verificando que nadie estuviera espiando nuestra conversación, luego de lo que me incline un poco hacia adelante llevando ambas manos a los costados de mi boca dejándolas levantadas como si estuviera por susurrar un secreto a su oído a pesar del espacio entre nosotros -supongo que entenderá que una pareja recientemente casada requiere de bastante tiempo a solas- obviamente existían más razones para sentirme reacio a una mudanza, pero aquella parecía ser fácilmente comprensible y de paso con ello adelantaba el informarle sobre mi estado civil.

Di un par de rápidos pestañeos intentando procesar sus palabras ¿cuidar de mí? El concepto de tener una madre que se preocupara por mi bienestar era… extraño, por decirlo menos, sabía que aquello supuestamente era la norma, pero incluso visualizarme en una familia relativamente funcional (en lo que respectaba a las figuras paternas) me resultaba difícil y no era como si pudiera pedirle ayuda a Joshua para comprender esas cosas -siéntase libre de preguntar lo que desee- tenia cierto nivel de emoción… curiosidad por saber qué clase de influencia debía tener una madre presente, y creo que aquello llego reflejarse en mis ojos como cierto brillo, no pude evitar fijar la mirada en ella como si fuera a realizar algún mágico truco que haría que todo cobrara sentido, quizás así entendería porque mis sujetos de experimentación a veces llamaban a sus madres o padres al sentirse en peligro, antes de conocer a Joshua, al pasar por ciertas situaciones que la mayoría clasificaría como extremadamente negativas nunca sentí la necesidad de llamar a nadie, para empezar esa acción no tenía sentido, no era como que los gritos fueran a hacer que dicha persona se materializara por arte de magia e incluso si lo hacía, nada garantizaba que esta pudiera hacer algo al respecto, cuando se trataba de mí, viéndolo en retrospectiva tampoco era como si tuviera a alguien quien llamar, nadie que conociera en esa época se hubiera arriesgado por mí, aun cuando aquel par continuaba con vida, definitivamente, intentar llamarlos hubiera sido simplemente una pérdida de aliento, pero la mujer frente a mí ya había demostrado que estaba dispuesta a actuar por el bien de quienes le importaban y que era capaz de priorizarlos, definitivamente emanaba cierto aura ‘maternal’ según la visión que podían tener criaturas con familias funcionales.

-Bueno… ya estamos aquí y estoy algo ansioso por conversar, creo que ahorraría tiempo si solo nos quedamos- le di un par de palmaditas a la lona en el asiento que me encontraba usando –y siempre que no deba usarlos directamente estaré bien- aclare al pensar que su propuesta podía venir del comentario que había hecho anteriormente sobre no sentirme cómodo en el lugar -pero lo dejare a su elección-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Blak Lowell el Lun 26 Jun - 19:07

Con mi diestra cubrí mi boca, dejando escapar una sutil y pertinente risa desde mi garganta, la causa de peso de esto se debía principalmente a la mal interpretación de mis palabras, pero en primer lugar, también era en parte mi culpa pues no había sido del todo clara. Arrugue mi nariz, mientras miraba con detención a Lily posando mi rostro sobre una de mis manos, abrí y cerré mis labios, tratando de humedecer los mismo para hablar con mayor comodidad, era curioso el cómo ahora meditaba con cuidado mis acciones, pero ya no tardaría más en responder a mi ahora, hijo adoptivo. — Entiendo, pero, realmente me refería a convivir en el sentido de vernos más seguido, para llevarnos bien dentro de lo posible. — Explique moviendo mis manos, asintiendo con mi cabeza, como si tratara de reafirmar mi postura; se me era impensable interrumpir su vida matrimonial, aun que bien, esto era una sorpresa para mi, cuestionaba en mi cabeza las posibles respuestas pues. ¿Quién sería el enamorado de Lily? ¿Alguien con similares características físicas a él para no sentirse incomodo? ¿Un hombre alto bien fornido para sentirse protegido? O quizás, alguien completamente normal, sin nada especial en particular que se topó con él en alguna situación que los unió por ciento motivo. Mire a Lily con una creciente curiosidad mientras parpadeaba rápidamente, y me disponía a hablar una vez más. – Me encantaría saber sobre quien es el afortunado o afortunada de ser tu pareja Lily. – Mi emoción era clara, pero trate de disimular lo mejor que podía.

Con sorpresa, sacudí mi cabeza en negación, haciendo énfasis con mis manos para dejar en claro que, a mí en lo particular, no me molestaba el hecho de estar en tal alojamiento. – Entonces supongo que nos quedaremos aquí. – Dicho esto, por mi cabeza bailaron pensamientos oportunos, hablar de mí, de él, era algo si bien relativamente simple para la mayoría, bajo mis ojos toda una hazaña por hacer. Tomé aire y mis ojos pasearon de arriba a abajo antes de hablar una vez más. – Bueno, supongo que podría partir por decir que… No vivo sola. – Era necesario decir aquello si algún día recibía una visita de Lily. – Comparto piso con algunos amigos en el centro de la ciudad como bien sabrás. – Una sonrisa se dibujó en mis labios. – Pero por favor, no pienses mal de ellos, son buenas personas, dentro de lo posible. – Claro, muy dentro de lo posible; no podía clasificar a Matt como un ciudadano pacifico, o a Charlotte como alguien del todo cuerda. Detalles poco relevantes. Me moví en mi propio asiento, con cierta alegría mientras trataba de transmitir la información que mi cerebro preparaba. – ¿Qué otra cosa podría decir…? ¡Oh! Bueno… ¿Puedo contarte un secreto? Mi cabello no es en realidad de este color. – Era un dato… Curioso. Pero se me hacía divertido comentar ese tipo de cosas a veces. – Claro que si soy pelirroja natural, pero no con estos tonos tan… Llamativos. – Me sentía como un mago revelando un viejo truco, aunque no era nada impresionante en el fondo, más bien, era algo un tanto aburrido. Posé mi índice en mentón y ladee la cabeza indecisa. – ¿Te he dicho mi edad ya? – Por primera vez estaba siendo muy habladora. – Tengo, actualmente setecientos cincuenta y nueve años, en enero del próximo año cumpliré los setecientos sesenta. – Con algo de ilusión aparte la mirada recordando la época en la que me críe. – Londres ha cambiado mucho desde aquel entonces. – Un pensamiento broto de mi boca en conjunto a una risa, al final, solo marque una pausa cruzando mis piernas, una sobre la otra lentamente. – Pero dejando el pasado de lado… Te diré que actualmente trabajo como modelo de pasarela en una de las empresas de esta ciudad, creo que… – En mi bolso, rebusque con cuidado alguna revista que fuera evidencia de ello, al encontrarla, la estire y busque una página donde al menos aparecieran algunas fotos de yo y mis compañeras. – Aquí. – Entregué el mencionado objeto, apuntando con mi dedo en donde estaría yo de pie. – Aun no soy del todo reconocida, pero creo que con la fama que tenemos en la comunidad es suficiente. – Una modestia de mi parte, pero era la verdad, me sentía cómoda con no aparecer en todos lados, y así, recibir menos peticiones de traslado a otros países. Entrecerré mis ojos, cargando mi espalda en el respaldo del sofá con cuidado. – Creo que he hablado mucho de mí, lo siento. – Reí con nerviosismo, tosiendo y retomando mi actitud habitual. – Cuéntame más de ti Lily, además de la medicina, investigaciones y pues… Tus planes malignos. – Fue inevitable el sentir ternura al recordarlo alzar los brazos entre risas malvadas. - ¿Hay algo de lo que quieras hablar? – Curiosa me incliné hacia el frente expectante, hace siglos que no tenía una conversación así.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Blak Lowell
Dhampir
Dhampir


Ver perfil de usuario http://the-return-paradise.foro-gratuito.com

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Te unirías a nuestro juego? [Privado]

Mensaje  Lily Flowerfield el Mar 4 Jul - 22:13

-Debía asegurarme- comente antes de liberar un pequeño suspiro, aunque fuera solo socializar más seguido, aun me preocupaban los celos de Joshua -¡oh! ¡Tengo una foto!- comente emocionado mientras que rebuscaba en mi bolso por aquello que le había comentado, una tierna imagen de él durmiendo en su forma de serpiente con un lazo adornando la punta de su cola, la cual le entregue casi de inmediato -¿no es hermoso? Sus escamas son tan lindas- comente aquello mientras que llevaba una de mis manos a la mejilla de buen humor al solo pensar en lo adorable que era –imprimí esa porque me gusta ver la cara que pone la gente cuando les digo que él es mi pareja, la verdad no me interesa tomar muchas fotos, prefiero verlo en vivo, aunque conociéndola, de seguro ya se ha encontrado con él, su nombre es Joshua- rebuscando en mi celular puede encontrar una foto donde estábamos juntos en una cita, apropiadamente en forma humana, esta vez –ahí esta- esta vez extendí el teléfono a ella para que pudiera verla, no era la mejor fotografía del mundo, pero bueno.

-Hm…-  me quede mirándola a los ojos sin ver la necesidad de mantener una sonrisa en mi rostro mientras que analizaba sus palabras, considerando sus acciones pasadas -de momento, me tomare la libertad de dudar de su concepto de “buenas personas”- concluí volviendo a sonreírle, dejándola continuar con sus explicaciones, dándole pequeños gestos para indicarle que estaba escuchando y realizando alguna pequeña intervención de vez en cuando -es un secreto interesante- comente al escucharla hablar sobre su cabello y más tarde di un pequeño saltito de emoción al escucharla mencionar su país de procedencia -así que viene de ese lado del mundo, hasta donde sé, mis antepasados lejanos vienen de Irlanda, aunque yo personalmente no he tenido oportunidad hasta ahora de viajar a esos continentes- era algo complicado conseguir visa siendo esencialmente un criminal -se ve fabuloza como siempre- comente aquello con una sonrisa tras observar aquella página de la revista.

-¿Acaso existe algo en la vida fuera de los planes malignos?- pregunte haciéndome el desentendido al escucharla darme la palabra –bueno…- desvié la mirada mientras que desidia de que hablar, en parte mi incredulidad al escucharla desechar la ciencia y medicina como tema de conversación no eran una mentira, me costaba pensar en un tema no relacionado con eso en mi existencia -supongo que debo ponerla al tanto de cómo fue mi crianza para que comprenda de donde vienen algunas de las malas costumbres de su hijo- comente mientras que analizaba desde donde empezar, a veces olvidaba que tenía una vida que iba más allá de investigar y hacer experimentos -desde que tengo uso de razón, recuerdo que solo veía mis padres una o dos veces a la semana cuando vivia en su casa, supongo que nuestros horarios no coincidían, así que aprendí a cocinar y hacer las cosas del hogar bastante temprano- cerré mis ojos intentando recordar mi edad en el evento que estaba por relatar -fui exiliado de Oclide a los 11 años y pase un año en un orfanato antes de optar por independizarme… oh bueno, la verdad más bien me expulsaron, no me querían porque dope y castre al sujeto que quería comprarme, aun no entiendo porque se enojaron, si él fue él dijo que me sintiera libre de jugar con su entrepierna- infle mis mejillas de mal humor mientras pensaba en la situación -¿acaso es mi culpa que no especificará lo que quería? Todos son iguales, me dan instrucciones vagas, permisos ambiguos y después se quejan cuando los tomo en el sentido literal, o los interpreto a mi manera, pero bueno- negué con la cabeza antes de dejar escapar un pesado suspiro -en parte por eso- usando mi diestra cubrí la mitad correspondiente de mi rostro -perdí mi ojo derecho a los 12 y tarde unos cuantos años en encontrar un remplazo compatible- junte mis manos en un único aplauso y volví a sonreír al recordar el comentario de la vampiresa sobre su cabello -oh si, hablando de colores, mis ojos solían ser de un rosa pálido, mi ojo izquierdo termino de color Lila porque ese día termino reventado, pero este pude regenerarlo con ayuda de la magia porque no lo habían arrancado- dirigí mi vista al techo buscando algo más que contarle mientras que balanceaba mis piernas -¿Qué más? ¿Qué más? Oh… supongo que puede decirse que tuve problemas de adicción a la “morfina” por un tiempo… aunque creo que no puedo llamarlo adicción porque si la necesitaba para poder hacer algo fuera de revolcarme temblando por el dolor, era algo molesto, elegir entre estar todo tembloroso y estar  atontado por la droga, eso fue en la época en que necesitaba de una silla de ruedas para desplazarme- termine volviendo a librar un malhumorado suspiro -fue tan molesto, mis piernas tardaron más de lo que me hubiera gustado en recuperarse lo suficiente como para ser funcionales- dicho esto subí mis piernas a la silla donde me había acomodado abrazándolas con suavidad  -pero aun duelen bastante en los días malos- cerré mis ojos por unos instantes antes de darme cuenta de un pequeño detalle en el que no había caído hasta el momento -oh, supongo que todo eso fue negativo- ahora que lo analizaba quizás debí haber actuado más con tristeza o algo así al mencionar ese tipo de eventos, pero bueno, ya estaba hecho -hm… ¿algo bueno?- ladee mi cabeza mientras que intentaba encontrar algún detalle que pudiera considerarse positivo para una buena cantidad de personas -ah sí, soy millonario, supongo, de vez en cuando vendo patentes e investigaciones para que otros se encarguen de su fabricación y distribución, yo ye desarrollado la fórmula base de algunas de las pastillas de medicina natural que se distribuyen hoy en día, aunque las han variado por eficiencia de costos y otras cosas, también he ayudado a desarrollar unas cuantas líneas de cosméticos y algunos artículos de aseo como lociones, jabón y shampoo, supongo que puede decirse que supe surgir a pesar de mis circunstancias- tome algo de aire antes de continuar hablando -uso la mayor parte de las ganancias para mantener una de mis clínicas, en esa no cobro los tratamientos- una pequeña sonrisa se formó en mi rostro antes de mencionar el último detalle -con dinero-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.