Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Día largo [Privado]
Jue 2 Nov - 3:16 por Caius Haiiki

» LAS ARAÑAS SE ESCONDEN MENOS QUE TU ¬¬ [Off Topic]
Sáb 14 Oct - 13:37 por Frank Da Silva

» Volviendo a viejos tiempos [Privado]
Sáb 14 Oct - 13:30 por Ishbahn

» Un encuentro ocasional [Privado]
Vie 6 Oct - 21:29 por Eberhard Baumeister

» Mother Knows best [Privado]
Jue 5 Oct - 20:36 por Lily Flowerfield

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Jue 5 Oct - 18:53 por Ishbahn

» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Jue 5 Oct - 18:49 por Ishbahn

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Jue 5 Oct - 18:41 por Ishbahn

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Jue 5 Oct - 2:11 por Clauster Disouls

» Registro de canto
Miér 4 Oct - 23:51 por Frank Da Silva

» Registro de voces
Miér 4 Oct - 23:46 por Frank Da Silva

» Tomemos un respiro [Libre]
Miér 4 Oct - 23:42 por Frank Da Silva

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Lun 14 Ago - 23:55 por Lily Flowerfield

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Septimenbre
Los posteadores más activos del mes
Caius Haiiki
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

Día largo [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Día largo [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Dom 1 Oct - 11:07

Elevé mi vista a toda la extensión del edificio con los dormitorios, y luego suspiré. Tan centrado me quedé a lo largo del día en tantas cosas sin importancia, y algunas más demasiado importantes, que no caí en cuenta de que desconozco cuál es mi dormitorio. Podría ir, quizá, a las oficinas por ese dato pero tan cansado como estaba, no me creí capaz de avanzar siquiera la mitad del camino. Suspiré otra vez y entonces dí una rápida mirada sobre mi hombro. La mayor parte de mi tiempo la ocupé en resolver aquel problemario de electricidad, y el encuentro con Kotoha, que resultó ser mas agradable de lo que esperaría en un inicio. Lo mas probable seria que papá no me creyera si le digo que he hablado, en mi primer día, con una chica. Nunca lo había hecho antes de hoy, y resultó ser a partes iguales agradable como aterrador. Volví a dar un vistazo sobre mi y entré al edificio con resignación. Una de las instrucciones que papá me dio, además de hacer amigos, fue el ir en busca de Ishbahn cada que necesitara su ayuda. Esto fue extraño, pues nunca lo creí capaz de aceptar un trabajo como maestro. Tal vez sea la edad, no le falta mucho para cumplir los 121, ¿No? Nada más entrar me pegué a las paredes del recibidor, con un gran sentimiento de resignación. Si estuviese en casa, esto no abría pasando. De estar de vuelta en Brasil, estaría bien, tranquilo y feliz, pero no puedo dar marcha atrás. ¿Por qué las exigencias de mi padre siempre me resultan tan difíciles? Caminé hasta un rincón de este sitio y, sin esperar a más, me dejé resbalar por el hasta quedar sentado en el suelo, con las piernas pegadas a mi pecho y abrazándolas con ambos brazos, para finalmente quedar dormido al recargar mi cabeza contra mis rodillas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Dom 1 Oct - 12:36

Aunque había tenido mucha suerte con mi compañero y este no solo resultaba ser ya alguien conocido, sino que bastante más agradable de lo pensado, me seguí resultando difícil mantenerme en la misma habitación que él. En parte me frustraba ya que no podía encerrarme a solas en mi habitación como antaño pero por otra parte también resultaba  agradable saber que al llegar podría encontrarme con una agradable compañía, alguien con quien poder hablar de vez en cuando y con el cual no debía sentirme desconfiado. EL pensar en ello me hacía pensar que no fue una gran idea salir de la habitación para aislarme en el lugar más solitario del patio ¿fue un gesto descortés de mi parte? ¿le habré hecho sentir despreciado? ¿y si ahora está molesto? Me levanto antes siquiera de darme cuenta y comienzo mi camino hacía el edificio. El patio está más desolado de lo normal, por lo que me resulta más cómodo moverme, sin tener que esquivar a nadie ni preocuparme por la cercanía de los demás. Nada más dar un paso en el interior mi mente vuelve a activarse. Si no recordaba mal mi compañero había mencionado que antes tenía otros compañeros pero ¿y si también le agrada la soledad? A lo mejor necesita tiempo a solas para habar con su amiga ¿y si mi presencia le molesta? Mi paso se va ralentizando de a poco hasta que me detengo por completo. Pensar siempre me deprimía ¿por qué siquiera lo seguía haciendo? Me quedo ahí parado, con la vista fija en el suelo. El pensar tanto en mi compañero me hizo recordar que aun debía esperar a uno más ¿cómo sería este último? ¿Daría problemas? ¿Podríamos llegar a tener una buena relación? Un leve gemido escapó de mis labios mientras llevaba ambas manos a mi rostro, tapando todo lo posible de este ¿A dónde voy ahora? Levanto la mirada, dándome cuenta en ese momento que no me encontraba solo en el lugar. Un chico se encontraba en un rincón, aparentemente ¿dormido? Fijo la mirada en él, esperando algún tipo de movimiento por su parte. –Mhh…- Avanzo lentamente hacia él, sin querer llegar a sobresaltarlo.Disculpa ¿te encuentras bien?- Hablo suavemente, casi en un susurro mientras me inclino hacia adelante, para quedar a su altura.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Dom 1 Oct - 23:14

Di un pequeño suspiro y me acurruqué más en el rincón para después abrir lentamente los ojos. La estancia seguía sola, y en casi completo silencio. Llevé mis ojos a un reloj al otro lado del lugar sólo para notar que he dormitado durante diez minutos. Con pesadez, volví a cerrar los ojos y cambié un poco mi postura, recargándome hacia el otro lado. Haberme quedado en esta posición solo me provocó sentir mi cuerpo más cansado y adolorido. Casi cada pequeña cosa que ocurrió me hace volver a sentir el deseo de salir de aquí y tomar un vuelo a casa. Papá se molestaría mucho si lo hiciera, así que por eso no lo haré, pero ganas no me faltan. Quizá sí debí de ir a buscar a Ishbahn, aunque lo más probable es que se hubiese burlado de mí, para pedirle ayuda a ubicarme en este tan enorme instituto. Supongo que las burlas de Ish serían preferibles a dormir en el suelo, pero ya es tarde para ello. Volví a suspirar, luego pasé mi mano derecha por mi cabello, desatándolo y peinádolo un poco con los dedos para volver a abrir y cerrar los ojos. La postura no dejó de ser incómoda, pero mi cansancio fue mayor, por lo cual nada más recargar mi cabeza contra la pared volví a quedar dormido. Entre el sueño, fui capaz de percibir apenas un par de murmullos, de los cuales ni siquiera podría estar seguro de si ocurrieron o no, y luego, tras un rato de completa inconsciencia, escuché un pequeño murmullo cercano. Apreté los párpados, como negándome a despertar, pero entonces escuché más clara esa voz, en esta ocasión incluso hizo una pregunta. Con pereza abro los ojos. Todo me parecía borroso, pero antes de fijarme en la persona dueña de la voz delante de mí, lo hago en el reloj. He dormido durante otros quince minutos más. Con la vista recuperada, me fijé entonces en la persona, y sentí el deseo de retroceder debido a su cercanía. En un inicio pensé que se trataba de una chica, pero habiéndolo visto con mayor detenimiento, no lo es. Vamos Frank, ¿No habría sido demasiada buena suerte el hablar con dos chicas el mismo día? — Oh, hola... sí, estoy, estoy bien. — Y lo hice de nuevo, volví a parecer alguien tímido al no saber cómo responder. Tomé una larga inhalación antes de hablar mientras me enderezaba en mi sitio. — Es solo que no sé cual es mi habitación. — Confesé, con la mirada baja. Haberlo dicho en voz alta lo hizo sonar peor. — Pero recuerdo el nombre de uno de mis compañeros, Haiiki, ¿Lo conoces? — Pregunté, ligeramente esperanzado a que este chico, quien parece uno o tal vez dos años menor que yo, lo conozcca. De esa manera, podré ir a esconderme del resto de las personas y los edificios en sí.

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Mar 3 Oct - 21:47

El andar dando vueltos casi todo el día me había hecho aprender casi por completo las instalaciones, eso acompañado de mi gran oído me había facilitado el trabajo a la hora de buscar lugares aislado. La nueva acción me resultaba algo extraña ya que antes siempre había tenido mi habitación, pero al final no había resultado tan estresante como yo pensaba, incluso podría merecer la pena. Esa era una hora idónea, podría decirse que la mejor de todas. Todos parecían estar ocupados y no era común encontrarse a nadie por los pasillo, podría haber sido esa la razón por la cual bajé tanto la guardia y tardé mucho más de lo que era común en sentir a la persona que se encontraba cerca de mí, o mejor dicho ver, ya que mis otros sentidos parecían encontrarse apagado en ese momento. De seguro fue por estar pensando en tantas cosas al mismo tiempo. Por una parte resultaba algo vergonzoso pero por otra parte muy diferente me asustaba el solo pensar que podría haberse acercado sin que me diera cuenta. Tardé unos segundos en darme cuenta de lo inmóvil que se encontraba ¿estaría así desde un principio? Acercarme no fue una opción desde un principio pero algo dentro de mí me decía que no podía dejarlo ahí solo ¿y si necesitaba ayuda? ¿Sería ruin de mi parte dejarlo a su suerte? ¿Y si terminaba convirtiéndose en la causa de mi muerte? Lo último que se me pasó por la cabeza n ayudó a aclarar mi mente, todo lo contrario. Me quedé parado, mirándole durante unos segundos, al parecer respiraba ¿eso era algo bueno?
 

Dejé de pensar en ello mientras me acercaba, para ser sincero, no había sido bendecido con el don de tomar buenas decisiones, por lo que si salí mal, solo debía añadirlo a la lista junto con todas mis otras malas decisiones. Me acerque con paso vacilante, no parecía en lo absoluto peligroso, ni alerta, pero aun así conseguía ponerme nervioso. Cuando estuve a una distancia prudencial fue cuando me digné a dirigirle la palabra. Mi voz sonaba algo tembloroso y en un principio pensé que a lo mejor había resultado demasiado baja para ser escuchada más cuando alerté un movimiento de su parte pude deducir que mis palabras habían sido oídas. Sus ojos se abren con pereza, su mirada no logra decirme nada, ni siquiera me está mirando. De reojo diviso el objeto que ha captado su atención, el cual resulta ser un reloj ¿llegará tarde a algún lugar? Como era de esperar, su vista no tarda en fijarse en mí. Lo observo fijamente, manteniendo la mirada. En realidad lo único que quería hacer era salir corriendo del lugar, pero ahora me sentía incapaz de hacerlo. Lo primero que hizo fue afirmarme que se encontraba bien, lo que consiguió aliviar una arte de mi mente. –Oh.- Es lo único que puedo llegar a decir, por una vez parece que he acertado. –Mhh…- Intento pensar en algo que decirle, para poder ayudarle, pero nada sale de mis labios. El verle me hizo al día en que llegué me encontraba igual o más perdido que él, un poco de ayudo me habría venido bien en ese momento. -¿Disculpa?- ¿Había escuchado bien? -Haiiki- Susurré mientras comenzaba a enderezarme. -¿Eres mi compañero de habitación?-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Mar 3 Oct - 22:42

Traté de enderezarme correctamente una vez hice aquella pregunta al chico, pero lo único que hice fue moverme apenas una nada y soltar un quejido. Mi espalda y cadera están adoloridas... ¿sonará muy extraño si llamo a papá más noche y le menciono esto? Posiblemente. Vamos Frank, sólo llevas un día lejos de casa, en otro continente, rodeado de personas que no conoces, y sin saber qué hacer, tienes los motivos pero es muy pronto para entrar en pánico. Muy a pesar de tenía esta conversación interna, no dejé en ningún momento pasar desapercibidas expresiones del chico, quien parece no sólo confundido sino algo nervioso. Le sonreí tras reparar en ello, habiendo sentido un desconocido hasta el día de hoy sentimiento de simpatía por él. Exactamente esa debió de ser mi expresión al estar hablando con Kotoha mas temprano en el día, completamente invadido por el pánico y la incertidumbre. Frotando mi ojo izqierdo, recargué la palma derecha en la pared y comencé a ponerme en pie lentamente. Una vez hecho esto, noté que el chico albino delante mío es en realidad bajito. También, antes hacer cualquier otra cosa, me puse a reparar en los detalles físicos de él: tiene un cabello blanco bastante suave a la vista, y que además forma pequeñas curvas, unos ojos azules llenos de pánico, un cuerpo muy delgado, y un aroma a naturaleza manando de él. Si no ha sido su naturaleza, tal vez lo sea por haber estado en algún sitio rodeado de naturaleza aquí mismo. Mientras él balbuceaba, yo estiré mis brazos por encima de mi cabeza. Al poco se escuchó un ligero crujido provenir de mi espalda, lo cual me alivió bastante el dolor provocado por la postura. Luego de ello, escuché entonces sus preguntas, afirmándome ser él la persona a quien he mencionado. Graciosa coincidencia. Apreté los labios antes de hablar. — ¿Tú eres Haiiki? — Pregunté, en voz baja. Pareció mas bien que tenía miedo de usar el tono de voz equivocado. — Entonces supongo que sí, somos compañeros de habitación. — Tras esto, cubrí mi boca con la mano izquierda para ocultar un bostezo. Estoy cansado e inusualmente emocionado, o al menos algo similar a ello. — Yo... yo, bueno, me llamo Frank Da Silva. Es mi primer día en el instituto y la ciudad... — volví a apretar los labios y armándome de una valentía que no conocía extendí mi mano derecha a él. — Es un placer conocerte, Haiiki. Es-espero que nos llevemos bien. — ¿Si es este el modo en el cual debes de presentarte ante una persona que verás diario? Espero que si. Cuando menos, luce tan perdido como yo que me hace sentir el nerviosismo bajo mientras la emoción alta... ¿Quién sabe? Tal vez papá tuvo razón al enviarme a este sitio.

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Jue 5 Oct - 21:08

Intentaba  hacerme una idea de la razón por la cual se encontraba durmiendo en un lugar como ese ¿tan cansado se encontraba? ¿Cuánto tiempo llevaría dando vueltas por el centro? El extraño movimiento por su parte acompañado con el quejido me hizo retroceder de manera involuntaria, por un momento pensé que iba a levantarse pero al no ser así solo pude quedarme uno segundos con una mirada desconcertada. –Ehmm…- Lo que iba destinado a ser una pregunta terminó como un leve quejido y una mirada algo preocupada. Según él estaba bien pero no me lo parecía, aunque tampoco podía considerarme alguien meramente normal. Aparte de los leves ruidos que hacía, podía notar que era bastante callado ¿o estaría pensando en algo? Daba igual, en todo caso el que me mirara sin mediar palabra alguna me ponía bastante nervioso.  Por muy peligroso que me pudiera resultar el apartar la mirada de una persona desconocida, sentía que no podía seguir manteniendo la mirada, por lo que lentamente la bajé hasta el suelo. No parecía ser el único que se encontraba algo nervioso. Levanté la mirada tímidamente, encontrándome con una sonrisa de su parte. Era lo último que esperaba de su parte. Sin estar consciente de ello, dejo que mi rostro se relaje, sin llegar a darme cuenta siquiera de la sonrisa que aparece segundos después en mi rostro. Aunque esta tampoco dura mucho y un segundo después ya ha desaparecido por completo, como si nunca hubiera estado ahí antes. Antes siquiera de poder volver a bajar la mirada siento un movimiento inesperado por su parte, sorprendiéndome de tal manera que ni siquiera puedo llegar a alejarme, solo me tenso en el lugar mientras le observo fijamente. No entiendo su acción hasta que un crujido se escucha provenir de él.  Frunzo los labios, sintiéndome obligado a bajar la mirada de nuevo, ante su intensa mirada. Por un leve momento olvidé la razón por la cual seguía arado enfrente de él.  –¿Eh?- Levante la mirada, confundido por sus palabras. –oh, si, soy yo.- Me apresuro a decirle, no quería hacerle perder más tiempo, lo único en lo que pensaba era en volver a la habitación, con o sin compañía. –¿Estás cansado?- Esperaba que fuera eso, porque lo otro que podía significar el bostezo era aburrimiento. Tenía pensado llevarlo de una vez a la habitación pero su voz me detuvo. –Frank Da Silva.- Mis labios se movieron, mencionando su nombre en un susurro casi inaudible, luego debía apuntarlo para que no se me olvidara. –Un placer conocerte.- Rápidamente estreché su mano, antes de que se cansara de esperar. –Caius Haiiki.- Recién recordaba que no me había presentado. –Yo también espero que podamos llevarnos bien.- Sonreí tímidamente, no queriendo que se notara lo nervioso que estaba. –¿Te parece bien si vamos a la habitación? Se te nota cansado.-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Sáb 14 Oct - 12:20

Escuché un pequeño quejido de su parte, obsevé una mirada de preocupación, y desvié la mirada al suelo. ¿Lo estaré poniendo nervioso? ¿Algo incluso peor que el nerviosismo? No lo sé, pero ante el sonido lo único que he podido hacer ha sido ver el suelo. Me siento repentinamente abrumado. Ahora no sé nada de lo que debería hacer o no hacer con tal de que esta persona no se sienta... de la manera en la cual se sienta. A diferencia de con Kotoha, aquí no tengo ni la más remota idea de lo que podría decir. Con ella, al haberse mantenido haciendo constantes preguntas, fue sencillo mantener los intervalos de silencio y voz sin que ninguno resultara molesto. Además, las preguntas formuladas por ella, dejaban cabida la formulación de otras nuevas, todo en base a un seguimiento de la temática anterior. Pero ahora hacía todo lo contrario. Sentía que en cualquier momento entraría en pánico, no estaba seguro de la razón del pánico, pero sabía que lo tendría. Ya no sólo aparentaba nerviosismo, me sentía nervioso. Muy nervioso. Mi mente comenzó a correr a gran velocidad, buscando cualquier cosa que pudiera decir o hacer. Ya ni siquiera sentía cansancio. No podía, pues este pánico no me lo permitía. De hecho, ni siquiera me fijé en la sonrisa de su rostro (si es que verdaderamente existió), pues luego de creer que había visto una, ya no estaba. Posiblemente fue efecto de mi imaginación, o un medio de defensa de mi mente ante mi mismo pánico. Lo único que me salvó de este estado, igual de desconocido que sentí el día de hoy, fue que escuché nuveamente la voz de Haiiki hablándome y luego preguntar algo. Dejé este estado extraño y desconocido para volver a verlo, aunque al poco mi mirada se desvió al suelo. Pánico, no regreses. — Muy cansado. — Mentí, pues el cansancio ya se había esfumado. Fue como si, en la protoboard de mi cuerpo, se hubiese desconectado el cable de corriente del cansancio para dejarle el lugar al miedo. — Nunca antes había caminado tanto tiempo... ni hablado tanto con personas. — Susurré eso último, no quería que se sintiera incómodo, pero no quería seguir mintiendo tampoco. Será mi compañero de habitación, y quería ser educado e iniciar de buena manera. Su voz, para gran alivío mío, siguió hablando. Asentí cuando dijo mi nombre, y procuré no usar mucha fuerza en ese fugaz apretón de manos. Cuando sonrió, yo lo hice igual, aunque procurando no observarlo por mucho tiempo y volví a asentir, al escuchar su pregunta. — Por favor. Dormir en el suelo no es cómodo. — Respondí, y me estiré una última vez. — Por cierto, ¿Tu nombre es Haiiki o es Caius? — Pregunté, queriendo saber la manera en la cual llamarlo. Me sentí tonto luego de un segundo de haber preguntado. Definitivamente, socializar no era lo mío.

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Sáb 14 Oct - 22:28

No estaba seguro de cómo definir la situación, esto por supuesto no podía considerarse una conversación completamente normal, por mucho que intentáramos no parecer incómodos ante el otro, clara era la tensión del ambiente, casi era posible palpar la incomodidad que ambos sentíamos. Era frustrante, incluso más que en las anteriores ocasiones en las que apenas podía mantener la mirada con alguien. Él iba a ser mi compañero de habitación, mínimo debía intentar que nuestro primer encuentro no resultase desagradable para ninguno de los dos. Hubiera encantado poder sonreírle, hablarle sin sentir un nudo en la garganta y sin que mis palabras se entrecortasen, pero no podía, me resultaba imposible ¡mínimo mirarlos a los ojos durante al menos un minuto! Quería gritar ¿pero eso ayudaría? Lo más probable es que no, de suero solo conseguiría asustarlo y eso era lo último que quería. Miré su rostro, fue solo durante unos segundos, quería confirmar algo y así lo hice, nada más levantar la mirada pude notarlo. -Siento si te hago sentir incómodo. – Mi voz era poco más que un leve susurro, si nos hubiéramos encontrado en el exterior había sido fácil confundirla con una mera brisa. -No se me da bien comunicarme con las personas. - Junté mis manos de manera lenta, como dudando si era una buena idea o no. Procuré que mis uñas no tocaran mi piel, más de una vez había sido descuidado y ya suficiente mala impresión le había dado. -Lo siento.- Las disculpas salieron de manera natural, ni siquiera tenía pensado disculparme, pero ya se me había hecho costumbre y me era difícil en ocasiones contenerme a soltar alguna. -Nuestro otro compañero no es como yo.- Apreté mis manos, ese era como el pequeño rayo de esperanza. -Es un poco extraño en ocasiones, pero es muy agradable, de seguro te llevarás bien con él.- Con lo que estaba diciendo quería conseguir que se le quitara esa expresión del rostro, y el que supiera que no tendría que tratar solo conmigo podría llegar a ayudar aunque fuera solo un poco. Una respuesta por su parte me hizo sentir como si me quitaran un gran peso de mis hombros. -Cuando lleguemos a la habitación podrás descansar todo lo que quieras.- Su siguiente mención fue curiosa ¿cuánto tiempo llevaría perdido? Me intrigaba , pero no quería hacer más preguntas, al menos hasta verlo un poco más tranquilo. -lo siento.- En esa ocasión si fue una disculpa intencionada ¿nunca había hablado tanto con nadie? ¿significaba eso que tenía algo de culpa en todo eso? Cuando el apretón de mano terminó pude alejarme, de manera lenta, queriendo guardar las distancias todo lo posible. -Caius.- Me apresuré a decirle. -Pero puedes llamarme como gustes.- No sería el primero que no me llama por mi nombre, y si eso era lo que quería por mí perfecto. -¿Vamos?- Pregunté mientras indicaba levemente con mi cabeza la  dirección que debíamos tomar para llegar a nuestro destino.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Jue 19 Oct - 0:33

¿Qué se supone que debería de hacer? A cada segundo, esta sensación de incomodidad parecía aumentarse en potencias consecutivas. Primero al cuadrado, luego al cubo, y así sucesivamente por la infinidad de los números. Asustado, moví con desesperación mi vista por todos lados posibles, menos su mirada. Pensé que al vernos, la incomodidad aumentaría a niveles peores de los que ya se encontraba. Sentí mis manos comenzar a sudar, por lo cual las restregué por mi pantalón. Con mi mente concentrada en mis manos, rápidamente comencé a jugar con el esmalte de mis uñas. Lo raspé con fuerza, al punto en que comencé a quitarlo sin necesidad de recurrir al acetona. Mi mente jamás había trabajado tan rápido en búsqueda de una solución al problema que se me presentó. Quizá de no ser por la voz de Haiiki disculpándose, yo pude haber seguido en ese estado hipnótico más tiempo. Sacudí con ligereza la cabeza y lo vi. Antes de hablar mordí mi labio y dejé de apretarlo hasta que el sentí un pequeño dolor. — No,  yo siento si te causo estas molestias. — Conforme a su voz, los nervios desaparecieron. Descendió desde un nivel de inestabilidad hasta un estado prácticamente nulo. De pronto, me parecía que incluso sabía lo que tenía que decir; él pensó lo mismo que yo hacía. — Yo tampoco soy bueno comunicándome... Es la primera vez que salgo de mi casa, de hecho. — Nunca necesité salir, para absolutamente nada. Lo más lejos que alguna vez estuve de casa, fue dentro de su mismo perímetro: el jardín, la reja, la bodega donde me escondía a jugar... — Así que sólo habló... hablaba, con papá, un amigo suyo y algunos de los sirvientes. — Volví a morder mi labio. ¿Por qué dijo eso? Podría empeorar las cosas al ir por ahí contando esto. La desesperación volvió a apoderarse de mí y paseé mis ojos por todo sitio de nuevo. De hecho, apenas y escuché su segunda disculpa. La tenue voz de Haiiki se perdió al ser superada por el ruido de todas mis inquietudes interiores. Pero eso sí, ante la mención del otro compañero me volví a él. Observé sus ojos unos dos segundos y después el suelo. No estaba seguro de por qué, pero no me gustó saber que era un chico extraño y también "más agradable". ¿Para este chico qué significaría agradable? Si fuese alguien extrovertido, seguro y las cosas no saldrían bien al inicio. Hice una mueca y negué suavemente. No debía pensar ni apresurarme hasta no tener a esa persona enfrente. — Gracias. — Ya no tenía sueño, pero aun quería ir finalmente a la habitación. Para su tercera disculpa, yo asentí y sonreí. Parecía que le gustaba disculparse. Para cuando el apretón terminó y lo vi alejarse un poco, yo me pegué a la pared por reflejo. En ese punto, ya no sabía quien de los dos estaba más nervioso que el otro y a la defensiva. Asentí una siguiente vez al confirmarme su nombre. — Caius. — Repetí en voz baja, como él hizo con el mío antes, y al verlo señalar la dirección a tomar y preguntar, sonreí muy débilmente. — Sí, vamos... gracias — Respondí, separándome de la pared. Antes de caminar tras él, estiré mis brazos una última vez. Como ya no tenía sueño, tal vez podría practicar un poco los últimos conjuros memorizados, seguir trabajando en ese libro de electricidad y magnetismo, o leer un poco más sobre los sistemas analógicos... ¿A él le gustarían las ciencias? ¿Sería muy extraño preguntárselo?... ¿Es siquiera correcto al estar conociendo recién a una persona?

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Caius Haiiki el Jue 2 Nov - 3:16

Las cosas no estaban saliendo bien ¿siquiera debía sorprenderme por ello? Las cosas no suelen salir bien, todo al principio suele ser más complicado de lo que deberían, y por supuesto esa vez o era la excepción. Notaba como sus ojos recorrían nuestro alrededor ¿buscaba una vía de escape? ¿Creería que iba a atacarle? ¿O estaría buscando una excusa para alejarse? Llevé mi mano izquierda a mis labios, morderme las uñas era menos peligroso que morderme los labios. Siempre los terminaba haciendo sangrar más de lo debido, y eso podría resultar bastante extraño. Lo último que quería era ponerle más nervioso. Levanté la mirara y aunque lo intenté de cierta manera no pude mirarle, en su lugar miré el espacio vacío a su lado. Quería decirle algo, pero no podía ¿y qué podría decirle? En momento como ese nada se me pasaba por la cabeza. Lo único en lo que podía pensar era en huir, salir lo antes posible del lugar. Correr sin mirar atrás aun sabiendo que lo más probables es que mi compañero no hiciera nada para detenerme. Aun con la idea en mente, permanecí en el lugar, no me moví ni un centímetro, incluso dudaba de si había estado parpadeando. -¿Eh?- Me era difícil saber cuándo una a comenzar a hablar, aun viendo que eran mis comentarios los que le incitaban. Todo eso me hacía sentir tan culpable. -No causas molestias en lo absoluto. Igual tenía que ir a la habitación. - Mis labios trabajaban más rápido que mi cerebro, aun cuando hablaba tan despacio. Pasé una mano por mi rostro, despejándolo de las blancas ondulaciones que caían libremente. -Lo siento. - ¿por qué? Daba igual, por si llegaba a ser necesario, nunca parecía ser suficiente y no tenía problemas, podía pasarme todo el día disculpándome, las primeras veces que hablaba con alguien pasaba, tendría que empezar a arreglar eso.
Dicen que tener cosas en común con una persona es algo bueno, pero dudaba mucho que en ese caso fuera igual.
-¿Por qué saliste de casa?- No quería hacerle más preguntas, ni siquiera quería hablas más, pero lo que me dijo me confundió demasiado como para aguantar la pregunta, si tenía casa, un lugar seguro donde estar ¿por qué no se quedó? Yo no me encontraba onde me encontraba por las ganas de aprender, ni mucho menos por las ganas de socializar. Lo único que me anclaba al lugar era la habitación. Aunque si hubiera sabido que iba a tener que compartirla a lo mejor habría dudado en un principio. -¿Papa?- Repetí con curiosidad. No era una pregunta, al menos no del todo. No esperaba una respuesta por su parte ni mucho menos. Conocía la palabra. -Oh- Seguía sin dirigirme a él, sobre todo porque no estaba hablando con él.
Cuando volví la mirada hacia él, parecía más nervioso, incluso mordía su labio inferior ¿lo haría sangrar? Miré sus labios unos segundos, esperando algo que no sabía si llegaría en algún momento. Por suerte, no tardó en responder afirmativamente a mi última pregunta, lo que ya me dio en algo más en lo que pensar. Sin perder un segundo me encaminé hacia los dormitorios. Mi paso siempre ha sido silencioso y lento, pero teniéndolo a él cerca eso debía cambar. Aceleré un poco el paso, no podía decirse que estuviéramos andando a un paso rápido, a o mejor para mí sí, pero la mayoría andaban a esa velocidad.
-¿Vas a necesitar que alguien te muestre el centro?- Las palabras salieron con dificultad de mil labios, estaba resultando más difícil de lo que esperaba, pero quería brindarle toda la ayuda posible, la misma ayuda que yo no recibí mi primer día. No tardamos en llegar a las habitaciones. La nuestra estaba la última de todas, se podía distinguir sobre todo porque la puerta se notaba más nueva que las otras. Es una larga historia, pero si no pregunta no tiene que Salir. De solo recordarlo casi me hace sonreír. Miro a Frank antes de pararme enfrente de la puerta. -Es aquí. - es algo obvio, pero el silencio me estaba agobiando demasiado y si comenzaba a ponerme nerviosos de verdad las cosas se pondrían peores. Abrí lentamente la puerta, esperando encontrarme con clus, pero al parecer no estaba dentro. -Parece vacía.- Apreté los labios y respiré profundamente, como si estuviera a punto de enfrentarme a algo nuevo y estresante. -Adelante.-

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Caius Haiiki
Homúnculo
Homúnculo


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Día largo [Privado]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.