Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Cosechas lo que siembras, aprovechas lo que cosechas [Privado]
Ayer a las 23:00 por Lily Flowerfield

» Mientras más tentáculos mejor...♡ [Privado]
Sáb 16 Dic - 23:51 por Meri Kytte

» Mother Knows best [Privado]
Vie 15 Dic - 20:01 por Lily Flowerfield

» ☾✧~El consuelo del sueño eterno~✧☽ [Libre]
Miér 13 Dic - 6:53 por Mayura Mystic

» Día largo [Privado]
Jue 2 Nov - 3:16 por Caius Haiiki

» LAS ARAÑAS SE ESCONDEN MENOS QUE TU ¬¬ [Off Topic]
Sáb 14 Oct - 13:37 por Frank Da Silva

» Volviendo a viejos tiempos [Privado]
Sáb 14 Oct - 13:30 por Ishbahn

» Un encuentro ocasional [Privado]
Vie 6 Oct - 21:29 por Eberhard Baumeister

» Obtienes lo que mereces [Privado]
Jue 5 Oct - 18:53 por Ishbahn

» Un pésimo primer encuentro [Privado]
Jue 5 Oct - 18:41 por Ishbahn

» Registro de canto
Miér 4 Oct - 23:51 por Frank Da Silva

» Registro de voces
Miér 4 Oct - 23:46 por Frank Da Silva

» Tomemos un respiro [Libre]
Miér 4 Oct - 23:42 por Frank Da Silva

» Cazar o ser cazado, esa es la cuestión~ [Privado]
Jue 14 Sep - 2:42 por Clauster Disouls

» (╥︣﹏᷅╥) Picnic macabro, una historia basada en hechos reales (?) [Privado]
Miér 13 Sep - 23:35 por Clauster Disouls

» Playa desolada (Privado)
Miér 30 Ago - 0:11 por Caius Haiiki

» Encuentros inesperados [Privado]
Lun 21 Ago - 9:19 por Caius Haiiki

» Paseo bajo el crepúsculo [Libre]
Lun 24 Jul - 1:02 por Adrien LeBlanc

» Falta de sueño [Libre]
Sáb 22 Jul - 21:37 por Kula Diamond

» Cielos obscuros, blancas intenciones [Privado]
Vie 21 Jul - 19:07 por Meri Kytte

Diciembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Calendario Calendario

Personajes más activos del mes de Septimenbre
Los posteadores más activos del mes
Clauster Disouls
 
Lily Flowerfield
 
Meri Kytte
 
Mayura Mystic
 

¿Quién esta en linea?
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 39 el Lun 4 Sep - 12:46.

Volviendo a viejos tiempos [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Volviendo a viejos tiempos [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Jue 5 Oct - 16:37

Desde el momento en que recibí ese mensaje, no dejé de observarlo casi cada minuto. Siempre encontrándome con las mismas palabras escritas en él. El número del contacto es desconocido, y ni siquiera con mis propios programas para burlar y desencriptar programaciones y contraseñas logré dar con la identidad. El mensaje es claro, corto y no deja lugar a discusión. Tanto el contenido como el hecho de haber sido enviado ya dieron una clara idea de quién es, pero no por ello hizo que me sintiera satisfecho con mi poca capacidad de rastreo. Deberé de leer más sobre programación, encriptación y seguridad... maldición Ishbah, ¿Por qué me das más tarea de la que ya tengo por hacer?


En el gimnasio, a las 03:00 p.m. No te atrevas a llegar tarde.


Me puse en pie desde mi cama en el dormitorio, y sin hacer más que darle una última leída al mensaje, salí. Esto lo hice a las 02:53 p.m. y, debido a mi lento andar, llegué tarde como era de esperarse. Crucé la puerta principal del gimnasio para cuando dieron las 03:06 p.m. e Ishbahn ya estaba ahí; de pie, recargado levemente contra una de las paredes, y con su característico ceño fruncido. Hoy no vestía su usual vestimenta negra con tanto adorno plateado, sino un sencillo atuendo negro y gris... incluso ha adoptado la finta de un profesor de instituto. Nunca me ha gustado hacerlo, pero sonreí por ser él y porque, aunque no se lo diré, lo extrañé en una cierta forma. — No te ves bien con esa ropa, pierdes algo de tu toque. — Hablé, acercándome a él y sentándome en las gradas a su lado. Quizá si no fuera porque lo conozco desde mis cuatro años de edad no me atrevería siquiera a verle. Hablarle con toda esta confianza sería una total locura. — ¿Papá te ha enviado a vigilarme otra vez?

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a viejos tiempos [Privado]

Mensaje  Ishbahn el Jue 5 Oct - 19:21

De todo lo que podía pasar al entrar a trabajar en esta escuela, tal vez el encontrarme con la asistencia de Frank Da Silva ha sido lo más inesperado, pero a su vez más agradable. Al estar revisando las listas de alumnos, me extrañó ver su nombre en los registros de inscripción, por lo cual llamé a Alberto, su padre, un temido y respetado narcotraficante en Latinoamérica con el cual he trabajado por largos años, al punto de considerarlo una clase de camarada. Por igual, conozco a su hijo desde que es un infante, de eso hace trece años, habiendo además servido como guardaespaldas a lo largo de su vida. Lo conozco lo suficientemente bien como para saber que el hecho de que Frank se encuentre lejos de casa es tan extraño, como si repentinamente comenzaran a volar las ranas. Al llamar a Alberto, me ha confirmado que, en efecto, Frank está ahora estudiando en Yggdrasil, aunque no por deseo propio sino del mismo Alberto; esta revelación me ha hecho notar que, siendo así, Frank no debe de haber cambiado en estos dos años que hemos dejado de frecuentarnos.

Junto a esta información, he recibido además un nuevo trabajo de parte de Alberto; tal y como antaño, tengo la misión de velar por la seguridad de su hijo. Me había convencido de no aceptar ningún otro trabajo en el transcurso en el que durara en este sitio, pero he hecho una excepción por ser ellos. Los Da Silva, junto aquel idiota francés al que debo llamar amigo, son los únicos humanos por los que siento algo que no me es desagrado o indiferencia.

Antes de retirarme de la sala de profesores, he enviado un rápido mensaje a Frank para encontrarnos en el gimnasio (que es el sitio menos concurrido que he notado por aquí), claro que no sin antes ocultarle mi identidad. Sé  que sabrá quién soy, pero uno nunca sabe cuando un chiquillo asocial puede mejorar sus habilidades de hackeo. Le he pedido que nos veamos a las tres en punto de la tarde, y así como lo he pedido, es como he llegado. Llego y el gimnasio está vacío, como también era de esperarse. Debo esperar seis minutos antes de que este muchacho se digne a presentarse. Sigue igual, en especial por la frescura con la cual me habla, salvo por un detalle. — Te has vuelto más alto. — Yo ruedo los ojos al escucharle. — No recuerdo que alguna vez hayas tenido un buen sentido de la moda. Eres la última persona de la cual deseo escuchar eso. — Una vez Frank toma asiento, yo lo hago también, a una distancia prudente, pero no tan alejada. — Alberto me ha pedido que no te deje meterte en problemas ni nada que suponga un riesgo a tu persona. Además, ha dicho que necesitabas pedirme algo. — Cruzo mi pierna izquierda por sobre la rodilla derecha y me giro a verlo, alzando una ceja. — Dime, ¿es otra de tus usuales demandas de chiquillo rico y mimado? — Hasta donde sé, esta demanda tiene algo que ver con sus estudios sobre magia, pero siento que no es realmente esto en su totalidad. Si Alberto desconoce completamente lo que desea, significa que Frank no desea que él se entere de sus planes... ¿Qué tienes en mente, mocoso malcriado?

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Ishbahn
Nefilim
Nefilim


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a viejos tiempos [Privado]

Mensaje  Frank Da Silva el Jue 5 Oct - 20:01

Mi sonrisa solo se hizo más ancha al escucharlo. Sí, crecí diez centímetros desde la última vez que nos vimos, pero no me parece algo importante. Tras ese reclamo, rodé los ojos ahora yo y poco a poco desaparecí mi sonrisa, aunque no por ello he dejado de encontarme alegre por contar nuevamente con su compañía. Mientras Ish hablaba, contándome lo que mi papá le ha pedido, yo jugué con mis uñas, quitándome el esmalte tono menta para luego volver a pintarlas al regresar al dormitorio. Es una costumbre y gusto mío desde que tengo doce el pintar mis uñas. Seguí haciéndolo, y no paré, no hasta no escuchar que papá le ha revelado ya que tenía la intensión de pedirle algo. — Bueno... — Comencé, sintiéndome repentinamente nervioso de revelar esto. Sabía que Ish no me recriminaría nada, pero no es algo de lo cual debería andar completamente orgulloso, supongo. — Quiero aprender magia más avanzada, pero ya no de los diarios de mamá ni del abuelo... — Estaba ya harto de la magia blanca, y por eso quería irme al otro extremo. — Quiero aprender magia negra. ¿Puedes conseguirme un mentor que me enseñe esta magia? — Apreté los labios luego de decir esto. Tanto mi mamá, como toda su familia, fueron brujos entregados a la luz. Si no quiero decirlo a papá es debido a que siento que estoy traicionando la memoria de mamá. Sintiéndome desesperado, paseé mis ojos por todos los sitios posibles del gimnasio antes de volver a verlo. — Ish... ¿qué tal te ha ido este tiempo? ¿Por qué dejaste de visitarnos? — Pregunté, regresando a desprender el esmalte de mis uñas, y sin querer verlo de vuelta. Lo extrañé y por eso quiero que me ponga al corriente de su vida.

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a viejos tiempos [Privado]

Mensaje  Ishbahn el Sáb 14 Oct - 13:30

He esperado pacientemente a que comenzara a hablar. Aun siendo yo, es más, el mismo Alberto, Frank tiende a titubear al momento de tener que desvelar algo suyo. A la fecha, no estoy completamente seguro de si es costumbre suya o un reflejo al detestar hablar sobre sí. Si algo tengo por seguro es que timidez no es. La indiferencia es algo que puede llegar a ser confundida con timidez si se tiene la torpeza de este niño, por lo cual sólo da una patética representación de alguien sin confianza, que el verdadero hecho de una persona con nulo interés en asuntos de otras personas. Oh, ¿no es por esto que Alberto lo ha obligado a tomar clases lejos de casa? Siempre ha hablado que le haría mal a su hijo recluirse tanto... Me sorprende que le haya costado catorce años aceptarlo y tomar medidas necesarias. Frank vuelve a retomar la palabra y yo escucho, con el ceño fruncido, y sin obervarle a él sino el techo sobre nosotros. Una vez concluye, yo lo observo. — Comprendo. Bien, conozco a algunas personas, pero no será conveniente confiar en ellas. Alberto se preocuparía demasiado de hacerlo, y como sabes, primo los deseos de él sobre los tuyos. — Aunque, y esto lo saben sólo ellos, la seguridad del chiquillo va antes que todas las demandas del padre en prioridad. — La única persona de confianza a quien acudir es un mago luminoso, pero es seguro que él nos dará una solución mayor. — Aún siendo un usuario de magia luminosa, Adrien no es ajeno a su contraparte y otros tipos de magia. Es demasiado ambicioso como para dedicarse a una sola cosa... No me había detenido a pensar en esto como lo hago justo ahora, pero tal vez sea este rasgo, pequeña demostración de superioridad ante los demás, lo que me hace notar su presencia menos desagradable de lo que un humano debería hacer. Como sea, no es tiempo de pensar en ese enano sabelotodo. En la mirada de Frank, he notado un ligero entusiasmo. — Iremos el sábado a su hogar, así que asegúrate de estar a tiempo para ello. — Ni siquiera pienso en ocultar mi tono duro al decir la frase «estar a tiempo» — Él también detesta la inpuntualidad, pero es más condescendiente que yo. — Todo por no insultarlo sin su presencia como es debido y correcto.

Hay un ligero silencio que se propaga entre nosotros. Yo no hago nada para evitarlo. En su lugar, me mantengo pensnado en los motivos por los cuales Frank pudo haber sentido esa necesidad de dedicarse a la magia oscura. No es extraño que un joven la sienta, pero sí que lo haga quien toda su vida se ha empeñado en estudiar la magia que su familia profesa. Lo más sentato es, posiblemente, que se deba a que ha leído algo que lo haya inspirado demasiado sobre ésta. Los segundos corren, veo de reojo a Frank desesperado, y al cabo de los segundos rompe el silencio. Ha hecho dos preguntas bastante triviales. Ni siquiera siento el deseo de responderlas. — Todo ha marchado como siempre. Me he dedicado al trabajo y ha sido éste quien me mantuvo ocupado. — Respondo, sin interés, ni intensión de seguir con la conversación. Cuando menos, no con ésta. — Por cierto, tus habilidades de hackeo siguen siendo pésimas. — Sonrío de medio lado al hablar, con burla. Lo observo por unos segundos y, tras ellos, regreso mi mirada al techo del gimnasio. — Además de éstas, no te vendría mal comenzar a trabajar tu físico. Te ves incluso más escuálido. — Ahora, no detuve la acción de fruncir mi nariz con desagrado al observarlo. Con su tiempo libre, podría gastarlo en algo que al menos le asegure no morir en soledad.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Ishbahn
Nefilim
Nefilim


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volviendo a viejos tiempos [Privado]

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.